ERES LO QUE ESCRIBES

viernes, 31 de diciembre de 2010

¿HOY LA VIDA ES UNA FIESTA?

Amigos lectores, hoy comienzo con esta primera foto que hice esta mañana a un músico de la calle; al acercarme a él me sonrió y continuó colmando el ambiente festivo con su melodía, lo dice la canción: "con una sonrisa puedo comprar, todas esas cosas que no se venden". Este hombre no se distingue con otros, ni por su tierra natal, ni por su idioma, ni según sus costumbres regionales o en el vestir y en el comer, aparentemente parece que sí, pero no habita en ciudad propia ni particular, no lleva una vida extraña, vive en su patria pero como si fuese extranjero, porque todos vivimos según lo que la suerte nos depara.

Soy optimista y como Albert Camus digo que "en medio de las plagas se aprende que en los hombres hay más cosas dignas de admiración que de desprecio".

Ahora quiero presentarles algunas fotos de la Navidad zaragozana. Los de aquí lo conocen sobradamente, merece la pena darse un paseo como yo lo hago cada año, cámara en mano, al mediodía de la noche más vieja.
Año tras año, tal día como hoy renace un continuo rebullir de deseos en los que se pide la mejor forma de vida posible, esta noche la entraña de la fiesta guarda relación con el sentido del trabajo, el esfuerzo humano y el resultado del amor. Hoy parece que hemos dado todo el amor posible, que todo lo que oímos era verdad, que todo lo que vivimos fue libertad, que todo lo contemplado fue bello, que todo lo que disfrutamos fue bueno. La vida se carga de expectativas para un mañana.



Si hiciéramos un repaso rápido por las noticias negativas de este año, no las que nos depara la vida sino las que brotan del corazón humano, podríamos ver la abundancia de culpables, personas que nos han decepcionado, aquellos a los que un día respetamos y que para nosotros ya no son de confianza, el que roba, el que engaña, la autoridad que reparte oportunidades sociales por amistad y sin méritos, el que fraudulentamente se beneficia de..., largo sería el listado por no hablar de la atracción de los sexos, que cada vez degenera en más crueldad, con planes para convertir al otro en instrumento, frases que consiguen hacer daño, promesas que se rompen, secretos que se descubren, defectos que se ridiculizan.., así lo es para muchas personas que andan por el mundo como perros perdidos sin collar.


Cada artículo que leo pone más de manifiesto cómo se produce el engaño de las masas de manera sofisticada, unas masas de las cuales se necesita el respaldo. Yo voy a pedir este año para el mundo el fomento intelectual y el cultivo del espíritu de los más jóvenes, que abra paso a nuevas generaciones menos duras y sin el sueño profundo de los sentimientos. Algunos dirán que en los niños de hoy vemos la evolución humana, yo también opino que esos niños que parecen más inteligentes que nosotros a su edad, son el futuro escrito con letras de fuego.


Van a pensar que no tengo sentido del humor, que soy un poco "aguafiestas" al considerar que hay muchas maneras de disfrazar los temores en este circo, pero no, soy consciente de que ser feliz es una ciencia y que con alegría la vida se inunda de sentido. La fiesta la podemos comprar, la alegría no, la que según Antonio Machado consistía en tener salud y la mollera vacía.

Si damos un repaso por las cosas positivas que han sucedido este año hay mucho que decir, todos tenemos a alquien que nos anunció la llegada de un nuevo hijo, el amigo que te hizo una visita inesperada, la persona que nos llamó para decirnos que había encontrado trabajo a pesar de la difícil situación. Este año hubo quien se enamoró, quien se fue para siempre dejando un recuerdo imborrable en los suyos, quien escuchó cosas bonitas, quien ganó un desafío, quien se recuperó de una enfermedad y quien se relacionó con todos, sin condiciones.



Hoy no se tapen los ojos y los oídos, vivan la fiesta sin culpabilidad colectiva, la noche es jocosa y sus protagonistas, héroes que no han advertido la tragedia. Permanezcan en vigilia para ver despuntar el nuevo día, yo hago caso a Tagore, él me enseñó que la felicidad está en todas partes, "en el invierno gris, en el azul sereno del cielo, en la carne viva que anima nuestro cuerpo.....". Mañana ese nuevo día será un tiempo que sigue abrazado a la eternidad y nosotros seguiremos sin poder adivinar los posibles derroteros de la historia, si mañana todo fuera diferente, transformado, con personas renovadas, un año que naciera para volver a hacer las cosas que nos parece mentira que pueden hacerse para bien.




Esta noche, alejados de los problemas de este mundo, sin lápiz y papel, sin limitaciones ni tristezas, encerrados en campanas de cristal, desearemos alcanzar lo que no tenemos y el futuro se nos convertirá mañana en presente, con sus luchas y trabajos. Hoy sólo es una pequeña tregua que nos atrapará con ruido, serpentinas, confetti y aroma de domingo.





Acariciénse el alma, tóquense la piel, compartan el mundo, derrochen dulzura, rían con sonoridad y miren con fantasía.


Y como la vida es una tómbola de luz y de color, antes de que la noche acabe y la puerta se cierre, derramen gotitas de felicidad a los que tengan cerca como si de un buen perfume se tratara. NO SE AGOBIEN, SEAN BUENOS Y MUY FELICES.

No hay comentarios:

Publicar un comentario