Repite: El mundo está en paz y yo también.

domingo, 8 de mayo de 2016

MI CUMPLEAÑOS


Hasta hoy no había podido publicar. 
 Hace un mes cumplí años y son bastantes los que me faltan  para cambiar de década, como decía una conocida periodista, miro el carnet y me miro al espejo y algo no cuadra.

Una amiga muy querida, me envía la noche anterior varios vídeos con fotografías acompañadas de excelente música, hace unos montajes preciosos y especiales, con una delicadeza que conmueve, admiro su dedicación a una tarea creativa con la finalidad de agradarme y darme una sorpresa, son fotografías inspiradas en obras famosas de los impresionistas que ella sabe que me gustan, música del compositor francés Gérard Jouannest, textos de Alejandro Jodorowsky y un poema de Lorca en la voz de María Dolores Pradera, todo ello lo une a un mensaje que dice:  “Las vísperas son más importantes que el corazón de la fiesta".  FELICIDADES CORAZÓN.

El despertar me da la bienvenida a un nuevo día y me preparo a vivirlo lo mejor posible.  Me envuelve el buen ánimo y una especie de euforia

Tras el descanso sereno me levanto a las siete, la radio anuncia que "hoy tenemos una bonita mañana en Zaragoza", y al abrir la ventana disfruto de una respiración plena; alguien me escribe unas palabras:  “Que seas muy feliz.  Me debes un desayuno, con tostada de pan y aceite, café con leche y zumo de naranja”. El siguiente mensaje me pide permiso: "Déjame interrumpir lo que estás haciendo para darte un abrazo así de grande".  Un amigo me canta el cumpleaños feliz y me desea "un día estupendo lleno de gratas sorpresas y muchos años dichosos por venir", y así se van sucediendo otros: "Mi querida Loli, que hoy y siempre consigas lo que más deseas", "Que este día esté lleno de pequeñas alegrías y este año lleno de inmensa felicidad".  El último mensaje llega con explosiones de millones de estrellas, como si se diera la bienvenida al año nuevo y  me hace sonreír tan divertida exageración cuando leo:  "El mundo entero celebra tu cumpleaños ..."


Cerrar los ojos unos minutos y mirar algo que me relaje, como esta pintura en seda, me despierta sentimientos y me aporta bienestar.  Va a ser verdad que nada hay en la mente que no haya estado antes en los sentidos.

Otra amiga me hace este precioso poema, como cada año. Nunca podré agradecer lo bastante ese detalle tan primoroso y el tiempo invertido en su creación.

A LOLI

Con encanto pastoril
la lluvia mimó las flores,
para ofrecer sus primores
sus bellezas, su perfil
a este catorce de Abril
cuando Loli cumple años
y el perfume es travesaño
de cariño y voluntad
¡Yo brindo por tu Amistad
y un muy feliz cumpleaños!

El olfato tiene para mi un gran poder evocador, el olor de una tarjeta o de un perfume me despierta emociones ligadas a los recuerdos
La temperatura no siempre es tan buena por esta fecha, hoy alcanzaremos 27º, unas ganas irresistibles de cantar me invaden nada más levantarme y con ellas doy rienda suelta a mi voz, canto en el baño, estreno albornoz de tirantes y elijo vestido azul, el color de la simpatía, del mar y el cielo, de lo divino y lo eterno.

El agua de la ducha me reconforta


Sobre mi mesilla descansa un jarrón con diez tulipanes  de color naranja que ayer por la tarde me llegaron junto con un zapato de chocolate, el regalo viene de quien sabe que toda la vida he tenido debilidad por la pastelería hecha arte.

zapato de chocolate. 

Ayer dejé preparado el menaje y una bonita taza, que diera un aire cálido a mi bandeja de desayuno.  El día en que se cumplen años, es el día en que se reconquista la infancia.
Comienzo el desayuno con zumo natural de remolacha, pepino y manzana.  Ha aparecido ahora en EEUU lo que llaman el juicing, que no dejan de ser jugos de frutas y verduras, con la promesa de que rejuvenecen, mejor calificarlos simplemente de saludables.



 En la cocina recupero la sencillez, el sabor auténtico e intenso


Voy abriendo regalos. Me gusta todo.







Sé que no fui bendecida con maravillosos talentos pero fui dotada de la escucha, y cuando escucho lo hago con alta percepción, sólo entonces sé lo que es verdadero o falso.

Muy temprano, mi atención se centra en el gorjeo de los pájaros que acuden a mi balcón, parecen hambrientos reclamando unas migas de pan, su canto me compensa como si escuchara un arpa con la más bella melodía, porque el sentido del oído es mucho más que percibir un sonido, es el que me permite conectar conmigo misma.





No soy sabia, y probablemente, alguna vez no habré sido ni justa ni correcta, pero no pido a la vida grandes cosas, mi casa tiene todas las puertas abiertas, y hasta me parece que hoy se duplica la luz. 

 Me rocío con las gotas de un perfume, y al estrenar bolígrafo escribo mi nombre y la fecha en una libreta, ahora que se habla y se plantea el fin de la escritura a mano.









Mientras riego las plantas del alféizar de mi ventana me doy cuenta de que nada está planeado, por sí solas crecen grandes y hermosas y de vez en cuando les cambio el tiesto, para que puedan desarrollarse, bien sabemos que igualmente, según cada hombre cultiva su germen  de vida, madurará en él y le dará frutos, así dice el discurso sobre la dignidad del hombre.  






Desde el móvil firmo una petición de las muchas campañas en las que colaboro con change.org para que no se me olvide.  Salgo de casa a caminar durante media hora y poder contemplar en mi trayecto, lo mejor que el mundo contiene,  hoy quiero habitar el cuerpo con plena consciencia, dejarme mecer por las sensaciones y aprovechar el oxígeno de la mañana.  Al pasar por el Canal, me detengo en el puente para ver a dos ocas comiendo hojas de lechuga, el fulgor de las aguas se refleja en el espejo de mis gafas, los cerezos japoneses van alfombrando el suelo y poblando las ramas con sus flores rosadas, la poca lluvia que ha caído se ha unido con el sol para  hacer desplegar un arco iris nítido superpuesto a otro menos intenso, que lucen espectaculares sobre la cúpula del templo castrense de San Fernando.  Sin detener la marcha paso por  una librería y el título de un libro me hace retroceder: “Los placeres ocultos de la vida", su autor es Theodore Zeldin, una de las grandes mentes de nuestro tiempo, así que le digo desde el escaparate: ¡volveré a por ti!

En el trabajo habrá que celebrarlo con unos aljamacicos, pastelillos mudéjares muy típicos de esta tierra, los cuales nos recuerdan la confluencia de culturas y religiones en Aragón, y por su forma, una estrella de ocho puntas, nos muestran un arte estético que reflejó la forma de entender la convivencia.  Sus ingredientes: almendra, aceite de oliva, canela, avellana y alberges (albaricoques), que nos recuerdan los sabores y saberes que aportaron las razas y culturas que por aquí pasaron.




Arriba, mi libro nuevo de crochet.  Estoy disfrutando mucho tejiendo una colcha.
Abajo, los trabajos de mis compañeros más aventajados



Sigo caminando y miro la sombra de mi cuerpo y mi paso garboso proyectados en el suelo, una bandada de palomas se posan sobre el recién sembrado césped para picotear las semillas, más adelante, contemplo por un momento a un grupo de diez jóvenes, que formando dos equipos, juegan en el patio del colegio a hockey sobre patines, como todos los jueves.
Esto viene a demostrar que siempre que queramos podemos abrir los sentidos a una fuerza que traspase nuestro ser entero, es la energía invisible a la que podemos abrirnos.
Llego al trabajo con un cuarto de hora de margen, el necesario para vestirme con el uniforme, conecto el hilo musical y suena al piano "la chica de Ipanema", al encender el ordenador del gabinete un mensaje me dice:  “Life is good”, sí,  la vida es buena y entonces pienso, también es un misterio, cuanto más la conoces más bonita te parece.





BALADA DEL VIEJO REBELDE.  
(hago mío este poema, con permiso del autor - de los poemas robados al agua- de Pako Aristi)

Yo soy fuerte porque
nunca he tenido reparos
para mostrar mi debilidad

Soy valiente porque 
no he tenido miedo
de reconocer mi cobardía

Supe lo que era la felicidad
porque jamás me resistí
a aceptar la desdicha

No cerré mis ideas 
a la crítica
porque ésta las enriquece

Nunca defendí el prestigio social,
no quise ningún disfraz
que oscureciera la luz




He luchado por la justicia
usando la fuerza contra el poderoso,
la ternura con el débil.

He sido soñadora,
porque nací demasiado mayor
para ser realista.

llegué a conocer el sentido del mundo
cuando supe olvidarme
de mi propio ego

Me he hallado a mi misma
porque supe estar allí
donde alumbraban los rayos de la plenitud


Me he mostrado desnuda
porque no quise
ocultar mis sentimientos.

He estado en paz conmigo misma
sin necesidad 
de dominar a nadie.

Nada me ha vencido,
ni el temor a la muerte,
pues siempre estuve lista para marchar.

Mi testamento estaba escrito:
La promesa de que sin nada se irá
aquel que sin nada nació.




Preparo para la ocasión unos merengues de limón


Y un flan casero tradicional


Sentados a la mesa la servilleta de papel nos deja su mensaje:




Es la hora del brindis con la magia del cristal.  Alzo mi copa y me dirijo a la juventud:

- A vosotros los jóvenes, que os sentís libres, capaces de divertiros, con la energía recorriendo el cuerpo y el entusiasmo por los nuevos retos,  ahora que vuestra vida está llena de inocencia y vitalidad podéis consideraros afortunados.  Aprovechad el tiempo y no olvidéis estos versos de "El club de los poetas muertos"

"Toma las rosas mientras puedas;
veloz el tiempo vuela,
la misma flor que hoy admiras
mañana estará muerta".  


                                              


Aprovecho la oportunidad para agradecer todo el afecto recibido estos días.
 Mil gracias por esta rosa, tu amistad y cariño, venidos de tan lejos.  Para ti y para todos ¡¡salud!!