Repite: El mundo está en paz y yo también.

martes, 22 de diciembre de 2015

VUELVE LA NAVIDAD

Os felicito la Navidad con estas fotos en las que estoy con "Portos", un cachorro de Terranova, de un año de edad y de 50 kilos de peso.

Decimos con frecuencia que la belleza de lo simple hay que sentirla, hoy comenzaré escribiendo sobre la Navidad tras la llegada de las últimas tarjetas de felicitación, en alguna puede leerse: "La Navidad es unión en un amor inmenso que logre la paz", en otras sencillamente me dicen: "Lolita, siempre estarás acompañada mientras yo te quiera como te quiero", que es lo mismo que decir, seguiré a tu lado.  "Querida Loli, como siempre me has ganado, pero en mi pensamiento ya estabas", "amiga mía, mi recuperación ha sido muy pequeña, con mis dolores sigo, sé que me aprecias mucho", " si no nos vemos, que tengamos salud", recibo también un correo que me hace exclamar: ¡cuánto tiempo!, y sin embargo, el afecto no decrece, pues el recuerdo de su acogida en un país lejano, aún perdura.  Estoy segura que las muchas obligaciones del día a día nos van distanciando, seguimos con el mismo trabajo, que no es poco y también con salud y más allá del plano personal está la crisis, palabra en la que confiamos que tarde o temprano acabe pasando o que llegue a ser la máxima expresión del cambio que hace falta.  Nuestra sociedad parece haber olvidado muchas cosas.... todo son mensajes en los que hay que referirse a la amistad, admirar a cualquier persona aunque no tenga tras de sí una lista de éxitos, personalmente me basta con la honradez de la gente de verdad, con esa naturalidad que es una bendición, no hace falta nada especial, por eso me gustan tanto las personas imperfectas, porque en realidad, todos lo somos.

Siempre habrá gente nueva que venga a nuestra vida, o gente que se fue y nos dejó una huella permanente, y familia con la que disfrutar, personas con las que reencontrarse, o amigos que nos recuerdan en la distancia, cuya lejanía no nos impide compartir.

El muérdago según la tradición se debe regalar y colgarlo en casa de la puerta de entrada para que toda la familia tenga salud y buena suerte, tal como lo he colocado yo, al año siguiente hay que quemarlo y debe ser sustituido por otro nuevo.  Dicen que la pareja que se da un beso bajo una rama de muérdago tendrá la felicidad asegurada toda la vida.

Un nuevo año está a la vuelta de la esquina, por eso será bueno plantearse la búsqueda de la felicidad moderada de quien todo todo lo comprende, porque entender la vida tal como es te hace estar más preparado y eso no te lo enseñan sino que lo aprendes mientras vives.
Seguro que algún objetivo cumplido nos ha dejado sumamente satisfechos, y otros fueron como jarros de agua, pero llega Diciembre y es tiempo de inventarios y debemos repasar nuestra vida entera y situación, para mirar las cosas con otro espíritu y desde ese ángulo que nos permita una visión completa del escenario.




Hagamos posible la Navidad... Todos los niños del mundo merecen una sonrisa. Regala la tuya y ofrece tus brazos. 
Queremos recibir cuando pedimos, que nos abran cuando llamamos y encontrar cuando buscamos, y no quiero hablar de soledades, angustias, enfermedades y fracasos, sino de toda la fuerza superior a las fuerzas humanas, aquella que parece tener oídos atentos a la escucha para remediar todos los pesares.  
Necesitamos ser portadores de esperanza y alegría para los demás.  A veces no se sabe cómo agradecer la generosidad de un abrazo infantil tan sincero.

Estar agradecidos con la vida no quiere decir que no nos pase de todo....... la vida es muy inestable, en la salud, en el trabajo, en las relaciones, por eso hay que entregarse a lo que realmente nos gusta, aquello con lo que disfrutamos y buscar lo que nos haga sentir bien.  Es Navidad y hay que disfrutar de la alegría interior, de la libertad de espíritu y de tantas cosas que nos hacen especial ilusión, o incluso en ese silencio, que es la base de todo recogimiento.


Fácil de hacer.  Un pequeño nacimiento en una vasija de vidrio para plantas, acompañado de unas plumas


La vida la comparo con una pista de patinaje, todo parece deslizarse hasta que en alguna ocasión acabamos en el suelo.  Y no nos creamos importantes, no somos nada.

El mundo se cubre de llanto, dolor y pena y a nuestro alrededor, injusticias, atentados, muertes y pueblos que sufren a diario unas guerras devastadoras que nos conmueven. Este año hubo imágenes para no conciliar el sueño pero me decía una persona con más frialdad que el mes de enero: "pues yo no siento nada", "no me afecta lo que veo" y lejos de pensar en que tenía suerte, me pareció que ser así era una tremenda desgracia, porque mal andará el mundo si ya no nos afecta ver como otro ser humano padece gran sufrimiento.  Cuántas guerras sin cielo despejado cuajado de estrellas, sin gente que se asome a esta ventana invernal, lugares destrozados sin calles con encanto, donde un día hubo jardines con hibiscos, así es el día a día de mucha gente, sin el desayuno en la mesa cada mañana y sin el ambiente relajado que necesita todo ser humano, guerras donde la mayor desgracia de la vida no es morir sino malvivir.

Mi calle y sus árboles desnudos

Mis cestos de leña, que pronto llegará el invierno.  Seamos previsores.


Este año he preparado unas tarjetas que dicen: cada persona que ves, está luchando una batalla de la que tú no sabes nada.  Sé amable siempre.  Cuando me encuentre con personas malhumoradas, aunque no las conozca, abriré el bolso y se la ofreceré.



Me encanta la melodía de estos pueblos nevados, donde hay ciervos,  abetos, niños en trineo,  carrusel y noria


Y algún escaparate con sus fuentes de chocolate




Foto:  dando un paseo matutino por la ribera, margen izquierda del Ebro, hace tan solo unos días.


Que estos días nos llenen de esperanza y nos hagan capaces de superar las trabas. Personalmente quiero que elogien mi resistencia y me sigan diciendo: "esta mujer está en todo". Quiero ser una persona con ganas, seguir adelante con una sonrisa, que sea fruto de la paz interna y la madurez, y rodearme de gente más que amigable, y huir de todo aquello barnizado y postizo. Que mi lucha sea en buena compañía y mis genes me hagan avanzar.

Uno de mis belenes


Hay cosas que para mi son la felicidad absoluta, cualidades que valoro, cosas que borraría y faltas que sabría disculpar fácilmente, conozco mi mayor error y mi mayor acierto, cuál es mi ilusión soñada, mi deseo incumplido, la mayor desgracia y lo que me repugna más.  Hay algún don natural que quisiera tener, aprecio algunas conquistas de la humanidad y sé cómo quisiera morir, también hay cosas que rechazo de esta sociedad y otras que echo de menos, tengo claro cómo me gusta que me recuerden.



Que cada día del nuevo año podamos decir que merece la pena levantarse, tan sólo porque la mañana alberga la emoción de vivir, la que se esconde en nosotros.  Vamos a poner pasión en nuestro recorrido y a tratar de ganarnos el afecto, haciendo de nuestra alma, un hogar para invitados y extraños, lo demás es circo y escaparate, velas en las que no prende la llama. En este nuevo año no seremos felices levitando, sino despertando y luchando contra todo obstáculo, sea cual sea el pronóstico, y no olvidemos que también se hace Navidad, cuando la palabra hermano recobra todo su potencial, por eso hoy me atrevo a decir que sólo los que aman podrán sobrevivir.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Compré unas flores y me hice estos pequeños y sencillos centros de margaritas para adornar las mesas

Volvamos a las fiestas permanentes, las de cada día, las que nos demandan poca bulla pero bastante energía y vigor.  Aún estamos para trotes y el espíritu es jovial....


Villancicos y viandas

Aquí me puse a preparar estas figuras navideñas hechas con pasta de sal, con las propias manos y poniendo en ello todo el cariño.   No faltan las estrellas, utilizadas como guías desde el comienzo de los tiempos, son un amuleto muy potente, atraen la esperanza y en Navidad su poder mágico se multiplica.
Hay que hornear las piezas durante 3 horas a 100º C


Y también me puse a hacer adornos para el árbol.  Corazones que en muchas culturas son símbolo de amor, en otras se relacionan con el sitio donde reside el alma, atraen la energía y mueven la compasión.




He hecho estos lazos rojos, fáciles de preparar con 5 metros de cinta con alambre.

Cómoda en mi casa, entro en la cocina para presentaros esta corte de alfajores que tanto me rechiflan, y también el dulce de membrillo, llevaba días maquinando algo nuevo de repostería, embarcada en una nube de azúcar glass.





Ya tengo terminados estos cilindros con almendras, avellanas y miel.  Típicos por Navidad en Andalucía y Murcia. Su nombre proviene del árabe y significa "el relleno".  Llevan cilantro, ajonjolí, clavos de olor y canela.



Después de esto no queda otra que subir de talla echando por tierra el propósito de mantener la línea.  Ya sabéis que estos placeres los sirvo cada año en compañía de la  mejor música.


IL DIVO.  HALLELUJAH (ALELUJAH)


Un soldado a casa hoy regresó
y un niño enfermo se curó
y hoy no hay trabajo en el bosque de la lluvia.
Un desamparado se salvó
por causa de una buena acción
y hoy nadie lo repudia.

Aleluya, Aleluya.....

Un ateo que consiguió creer
y un hambriento hoy tiene que comer
y hoy donaron a una iglesia una fortuna.
Que la guerra pronto se acabará
que en el mundo al fin reinará la paz
que no habrá miseria alguna.

Aleluya, Aleluya......

Porque la norma sea el amor
y no gobierne la corrupción
sino lo bueno y mejor del alma pura.
Porque Dios nos proteja de un mal final
porque un día podamos escarmentar
porque acaben con tanta furia.

Aleluya, Aleluya....



 La Navidad es para compartir nuestra humanidad  y nos recuerda una misión en el mundo de la que hemos de ser partícipes.  Que tengamos ayuda en el trabajo, fortaleza al vacilar y sostén en la caída.  Todo esto que deseo para mi, os lo deseo a todos vosotros y vuestras familias en esta Navidad y el Nuevo Año. Que disfrutéis con buenas vibraciones de estos días de urdimbre celestial.

martes, 24 de noviembre de 2015

CALENDARIO DE BOMBEROS 2016


"Las grandes oportunidades para ayudar a otros rara vez llegan, pero las pequeñas nos rodean todos los días".  Sally Kook


Un año más acudo a la mesa instalada en calle Alfonso para adquirir el calendario de bomberos y pregunto si el año pasado no se publicó, me dicen que no y tampoco el anterior, así que tras dos años sin él, vuelven con nuevas ideas pero un mismo fin, veremos alguna cara femenina entre los bomberos e imágenes de mujeres en distintas situaciones, también algún niño y varón adulto, y será en rescates, ya sea en viviendas, pantanos o carreteras.
Todas las escenas son recreaciones ficticias. En ningún momento se ha puesto en peligro la integridad física de las personas que aparecen.  Aviso a las compradoras jóvenes y no tan jóvenes, no esperen ver torsos desnudos, otra etapa quemada, ya lo dice el refrán: renovarse o morir.  El calendario es muy bonito, se titula:  "llamas solidarias" y las fotos han sido realizadas por Alberto Casas (www.albertocasas.com)


Este año se celebra el 40º Aniversario de la creación con bomberos profesionales del Servicio Provincial de Extinción de Incendios de la DPZ.  La Asociación Deportiva y Cultural Bomberos Diputación Provincial de Zaragoza es una asociación sin ánimo de lucro constituida por miembros del Cuerpo de Bomberos de la Diputación Provincial.  Esta entidad está dirigida a la participación en encuentros deportivos y culturales entre compañeros de otros parques de bomberos, así como en campeonatos nacionales e internacionales.


Esta asociación pretende fomentar el compañerismo y la amistad entre los miembros de los diferentes parques de la provincia a través del deporte y la cultura, ya no sólo a través de competiciones deportivas, sino también realizando excursiones o jornadas divulgativas.  De hecho, actualmente cuenta con varios equipos deportivos de diferentes disciplinas, como son fútbol, ciclismo, triatlón, duatlón, esquí de fondo, raid de aventura, carreras verticales de escaleras, atletismo, montaña...



En este grupo aparecen:  David Espinosa, Diego Arcal, Alfonso Ciudad, Óscar Revuelto, Rubén Acero, Jacobo Menéndez, Javier Romero y María Vicente de Vera


La asociación lleva años colaborando con causas solidarias para poder aportar su granito de arena a la sociedad y a aquellos que lo necesitan.  Este 2015, con el calendario que os muestro pretenden recaudar fondos para destinarlos íntegramente a la Fundación Aragonesa de Esclerosis Múltiple (FADEMA).

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica y degenerativa del sistema nervioso central que en Aragón afecta a unas 1300 personas.  Suele aparecer entre los 20 y los 40 años, justo en el momento que la persona se plantea su proyecto de vida: estudios, trabajo, pareja, familia... Es, tras los accidentes de tráfico, la segunda causa de invalidez en jóvenes adultos.  Y además sucede que en cada afectado suele manifestarse de forma distinta.  No tiene cura, pero existen varios fármacos capaces de ralentizar la evolución  natural de la enfermedad.

FADEMA  es una entidad sin ánimo de lucro que trabaja por la mejora de la calidad de vida de las personas con esclerosis múltiple, otras enfermedades neurológicas y sus familias.

Su principal objetivo es prestar servicios de atención integral directa por medio de su Centro de la C/ Pablo Ruiz Picasso, 64 de Zaragoza que incluye la neurorehabilitación ambulatoria, así como residencia y centro de día.

También trabaja por la sensibilización de la sociedad en general y de las Administraciones en particular.  Además, forma a profesionales sociosanitarios implicados en la atención de la enfermedad y se implica con los afectados velando por defender sus derechos.


viernes, 23 de octubre de 2015

NIÑOS ESTELARES

Ascen Falcón y Pilar Guallar
Pilar Falcón


No quiero comenzar sin enviar mi agradecimiento a Alicia Fontecha por facilitarme las diapositivas que ilustran esta entrada, por su amable correo y por el tríptico en PDF.  Algunas de estas fotografías las he tomado en la fiesta celebrada en el Centro Cívico Almozara.

Cayó en mis manos un  tríptico donde podía leerse: pequeños pies para grandes pasos y como titular decía: niños estelares.  Dicho así, las palabras niños estelares no me sugieren nada, excepto a que se relaciona con algo relativo a las estrellas o de gran importancia.  Por ese motivo he pensado en detallar el significado de una excelente labor que se está llevando a cabo en doble sentido, en el físico y en moral y lo realizan mujeres entusiastas y habilidosas pertenecientes al ámbito sanitario.


Hoy en día uno de cada diez partos es prematuro.  Esta estadística sigue creciendo.  El peso mínimo aproximado del prematuro extremo ronda los 500 gramos.  La edad gestacional mínima son 24 semanas.
Papá de una guerrera.  Mamá de un guerrero
bandanas con chupete.  La bandana es una pieza triangular de tela que se ata alrededor del cuello con fines decorativos o protectores.

Vamos a ver cómo se organizan, qué labores manuales llevan a cabo, por qué y para qué.  Desde luego, coincidirán conmigo en que las creaciones y diseños son siempre un arte, unas veces como ornamentación y otras, como prendas útiles.


Miré las fotografías de los cobertores, las fundas de colchones diminutos y las almohadas especiales para estos bebés. Me hizo sonreír un guante largo al que han puesto por nombre "Palmira", nuestra mano amiga, con ella se enrolla al cuerpo del bebé para que el niño sienta una suave mano que le sostiene y acaricia.  Todo ello realizado en colores pastel y en estampados infantiles.

 Hay también vestiditos para bebés en adopción y gorritos especiales para los niños con vías, las cuales se cogen utilizando unas estrellas acolchadas, pero aún quedan más, se hacen estrellitas para colocarlas en el techo de la UCI, con objeto de humanizar el entorno de una sala de hospital de cuidados intensivos.



Quizás muchos no lo sabemos porque no hemos visitado ninguna pero parece una idea preciosa, que hace más llevadera y agradable a la vista, la estancia donde se encuentra cada bebé con su familia, respetando siempre las normas y sugerencias dadas por el personal profesional.



Son trabajadoras en sus distintas categorías cuya dedicación es en prematuros, neonatos y UCI pediátrica y lo hacen tanto en el Hospital Miguel Servet como en el Clínico, ambos en Zaragoza.


Ellas nos dicen:  "Nos encantaría poder contar con vosotros en este proyecto y hacerlo muy grande, y así poder atender las necesidades de más niños".
Comparo en la fotografía que tengo ante mí y veo que probablemente la primera falange de mi dedo pulgar es más grande que toda la mano de la que fue la primera niña Estelar.  Una fotografía preciosa en la que su pequeñísima mano ya sabía aferrarse con fuerza a un meñique de una mano adulta.

Pulseras, estrellas y flores de distintos colores y tamaños.  Ideas llenas de imaginación.
Cada pieza es un acto de amor.




Aquí dejo un teléfono de contacto para quien desee colaborar:   655 46 29 09
E-mail: estelar.prematuros@gmail.com
Facebook: ESTELAR **
blog: misionestelar.blogspot.com.es
L-M-X-V en Pza. Ortilla, 8 local
Jueves en C/ Pomarón, 7 C.D. Ozanam (18-21 h)
Facebook: ESTELAR**
Twitter: @Estelar_prem
Instagram: Estelar_prematuros




Sabemos que son madres, trabajadoras con vocación, mujeres con el tiempo escaso pero muy solidarias.
Un beso y gracias por atender mi petición.

martes, 8 de septiembre de 2015

MI VIAJE A LA INDIA



Queridos amigos de este blog, mucho he tardado en poder presentaros esta nueva entrada, aquí la dejo y espero que os guste.  No creía que este año iba a viajar tan lejos pero cuando me lo propusieron dije que sí.

Encabezo esta entrada con una foto preciosa, pensando en que debemos pedir luz, cariño y oportunidades para estos niños, un porvenir para cada uno de ellos, y no olvidar las condiciones de esta cruda realidad.



Mientras el monzón descarga su furia como todos los años por estas fechas.

De este viaje se vuelve diferente, se produce un retorno físico pero después de leer en los ojos de la gente, de ver una pobreza heredada y la alegría pura que te roba el alma, esta vasta extensión con más de 1.267.500.000 habitantes, te deja en medio del ensueño y la pesadilla.

Curiosamente encontrarás en cualquier revista los placeres de este país, placeres que se ciñen a la vida de unos pocos, tal vez no te hablen de que el Gobierno de Indira Ghandi revocó casi todos los privilegios de los antiguos marajás, por lo que muchos de ellos optaron por transformar sus impresionantes palacios en hoteles de lujo, con ambientes de Las mil y una noches.  Los clientes podrán conocer las tradiciones vinculadas al cuidado del cuerpo, basadas en la ciencia de la longevidad, la llave para una vida muy larga, que allí llaman ayurveda.  Sin embargo, esa larga vida no se hace realidad y los cuidados del cuerpo, hasta los más básicos, no son conocidos por una mayoría.


El color naranja de la bandera representa el abandono de las cosas materiales, el blanco, luz, paz y sendero honesto que guía a las personas, el verde, la fertilidad y el amor por la agricultura.  Y la rueda, el poder para seguir adelante, tiene 24 radios, las horas del día.

Venía conversando con una compañera de avión, la cual llamaba a La India, "el país de las chanclas", otras dos jóvenes mochileras me dicen haber recorrido el país durante dos meses, habiendo llegado hasta Nepal, al parecer todo se ha reorganizado con relativa facilidad después del terremoto, casi pudiera parecer que no ha ocurrido nada, sin embargo, regreso sin poder resumir fielmente todo cuanto he vivido, hay que asimilar y adaptarse a todas las imágenes que han quedado detenidas.  Si bien creo que es un país al que hay que ir, pero no me atrevería a recomendarlo, es algo muy personal.  Mucha gente cuando llega del aeropuerto al centro de cualquiera de sus grandes ciudades, lo primero que piensa es volver por donde ha venido, pero yo creo que hay que verlo todo aunque no hubiera nada especial que visitar, en medio de todo eso, resulta molesto hablar de lujo y disfrute.  Todo lo que ves impacta por su desmesura.



Los marahajás eran señores feudales, capaces de transportar en inmensas vasijas de plata, toda el agua que iban a utilizar cuando se trasladaban a Londres, no querían otra que no procediera del Ganges.  Durante siglos fueron acumulando tesoros y el gasto de mantenimiento de estas familias era astronómico.
Hacía mucho calor y no llevando sombrero hubo que improvisarlo con un pañuelo



Atrás voy dejando la sorpresa que me produjo ver la profunda mirada de algunas personas, la sonrisa de los niños descalzos que corren saludando, la ausencia de lamentos, la vida resignada, la paciencia y la fe como puntales de un temperamento pacífico.


Nosotros, con nuestro trabajo, comodidad y prisa, damos un salto en el espacio para encontrarnos con otras vidas tan reales como la nuestra, donde los problemas son acuciantes.  El idioma, el funcionamiento personal y social, la raza, la religión  y los estratos, pero sobre todo existen dos sistemas, y uno de ellos es para el que puede pagar.  Pudimos ver absentismo escolar, analfabetismo, y puesto que sabemos que existe pobreza en el mundo, nos parece lejano de tanto oírlo pero es tremendo. También tenemos hospitales muy equipados y limpios pero falta la serenidad y la alegría de la mayor parte de las personas que hemos encontrado.  Allí está la vida, el dolor, la enfermedad, el peligro, personas que sufren y tienen miedo.  De este viaje estoy agradecida al respeto que he podido palpar pero no ignoro que a veces ese respeto no existe hacia la mujer y entonces la India de los cuentos da paso a un lugar muy peligroso para acampar y recorrerlo libremente.

Les cuento ahora una historia, que como todas las de India son alucinantes, cuando se construyó la Puerta de la India para recibir al Príncipe de Gales, los ingleses construyeron un hotel suntuoso al borde del muelle, en Bombay, (Mumbay en los planos), un día un indio intentó alojarse en este hotel y le prohibieron el acceso ya que estaba reservado para los occidentales.  El indio en cuestión, propietario del grupo empresarial más poderoso de la India, dueño, entre otros negocios, de la empresa automovilística Tata, acabó con aquella situación de un modo radical, compró el hotel y así nació la cadena Taj.

En la película Octopussy, el agente 007 se infiltró para lidiar con todo un harén de princesas.....y a día de hoy, cada veinte minutos una mujer es violada en India.  Me gustaría aclarar, que se admite como normal que la mujer de cualquier edad muestre el abdomen al descubierto, pero nunca las piernas, por lo que el pantalón corto no es la prenda más oportuna.

Encantadores de cobras

A unos emociona, a otros sorprende, el caso es no dejar indiferente a nadie, y al final del viaje, se quiere volver o se aborrece para siempre. Tal vez hay que seguir una pauta: la suciedad y las imperfecciones del entorno, no deben afectarnos.

Aunque el hinduismo es la religión dominante, los más alfabetizados son los cristianos.  Este país reúne los últimos tigres de Bengala y hasta frasquitos de plantas y aceites que contienen la suprema felicidad espiritual.

Observen la maraña de cables eléctricos en la foto de la derecha.

Desde el momento que pones el pie en su suelo, comienza la aventura del caos.  La primera impresión es difícil de describir.  A través de la ventanilla trataba de captarlo todo, miraba como loca los barrios marginales, los tenderetes, gente por todas partes, ruidos de bocinas, era todo tan fuerte, tan novedoso.  Las calles coloridas, sin asfaltar, transeúntes con móviles, antenas parabólicas en las casas, pavos reales en los parques, en este país de dioses monos, montañas sagradas, leyendas imposibles de creer y hierbas que sanan, hay gentes dormidas por las aceras o callejeando, camiones, motos, vendedores de limas...  Yo como casi todo el mundo, también me pregunté  en alguna ocasión ¿qué hago aquí? en medio de esta trama humana, de este trazado urbano cual laberinto, con calles anegadas de agua putrefacta, con esta lluvia y calor pegajoso, entre moscas y edificios mugrientos.


Hay una filosofía que considera lícito el placer individual de los privilegiados.  Artha son los bienes del mundo, primero hay que tenerlos y luego renunciar a ellos, ese es el perfeccionamiento interior aunque personalmente no creo que nadie que haya sido poderoso desee experimentar el salto del tener en abundancia y pasar voluntariamente a la nada más absoluta, tal vez sólo está destinado a los que no teniendo herederos, venden sus propiedades y se van a morir a Benarés.


Oficios:  Estampación de textil, costura, artesanía de marionetas, pulido de brillantes, incrustaciones en mármol, recortadora de alfombras.


En primer lugar quiero presentaros a nuestro guía, un inmejorable representante de su tierra, se llama Ram y estudió en España, como él dice:  " mi nombre es el mismo que una conocida marca de leche española".  Hay que decirlo, cuando llevas 10 días en India, dejas de ser blanco y al acabar el viaje llevas el sello de la negritud.  En algunos lugares se agrupan los jóvenes para pedirte una foto y te miran con la sorpresa del que no ve habitualmente a nadie de piel muy blanca y hacen comparar sus brazos y manos con las tuyas.


En algún momento comienzas a valorar la misticidad de esta tierra y te das cuenta que para ellos no es nada importante jugarse la vida al apearse en marcha o al subirse al techo del bus o del tren para viajar con "aire acondicionado gratis".  Mereció la pena compartir viaje con una chica india afincada en España, gracias a ella aprendimos otro punto de vista, muy noble por cierto, si se compara con los intereses de las personas que tienen negocios allí, para quienes su intención siempre es el dinero de una India rica.

Detalle de las pinturas en la fachada de un palacio (Bikaner).



Aquí me podéis ver con nuestro chófer.  Observen el volante a la derecha.

Para sentirse segura en una carretera de India hay que llevar un conductor tan excelente como él. Cada día llevaba un turbante distinto, era muy coqueto.  Practicante del sijismo y aunque siempre me ha parecido complicado entender la historia de las religiones, ellos usan barba y turbante y arriba hay una pequeña fotografía del gurú Nanak.  Esta rama del hinduismo pregona la ayuda a los demás, la igualdad, creen en la libertad, en el compartir los frutos de las cosechas y ser amables con los vecinos.



Aquí estoy con el bindi, un punto ornamental en la frente, entre las dos cejas, muy usado en el sur de Asia.  El sexto chakra, asiento de la sabiduría, allí se concentra la energía durante la meditación.
Mosquitera para dormir y babuchas para entrar a los templos, otras veces hay que llevar muchos calcetines para evitar el suelo mojado y sucio.


Las casas azuladas pertenecían a los brahmanes


vaca sagrada

Yo que soy una viajera valiente, les cuento mi visita al templo de las ratas, la experiencia es fuerte pero no quería pasar por alto este lugar tantas veces visto en los documentales, por eso solicitamos que nos llevaran a conocerlo.  No me parece oportuno presentar más fotos de este lugar en las que estoy rodeada de estos roedores.


Este templo se encuentra en Bikaner, en medio del Gran desierto Thar.  Es una curiosidad que muchos guías no quieren comentar para evitar la repugnancia de los viajeros aprensivos.  Estas ratas sagradas se llaman Kabas y se les da de beber leche.  Hay que descalzarse y el guía advirtió que no se podía gritar.  He leído que no todo el mundo del esterilizado Occidente puede soportar esta visita.  Buscando la rata blanca que es la de la buena suerte, no la encontré, ya es bastante suerte no haber tenido ningún problema de salud.  Soy fuerte, esa es la verdad.
Abluciones en el templo

vendedores de ofrendas (flores y cocos)


A la izquierda,  limpiando los templos, a la derecha, mujeres esperando que comience una procesión

Camello tirando del carro
Pareja en burro

En el Viejo Delhi, pude ver el Raj Ghat, en el que una losa de mármol negro señala el lugar donde incineraron a Gandhi, también es espectacular la mezquita Jama Masjid y el Fuerte Rojo, sin olvidar el Gurdwara Bangla Sahib, templo de la religión Sikh, la Puerta de la India, un arco de piedra en memoria de los soldados hindúes que perdieron la vida en la Primera Guerra Mundial y el Rastrapati Bhawan, la residencia oficial del presidente de la India, y a pesar de la lluvia, me gustó especialmente el Qutub Minar en la zona del Nuevo Delhi, donde las parejas de enamorados se hacen fotos, las ardillas corretean entre los visitantes y los árboles dejan caer sobre la hierba sus flores blancas.



Palacio del Agua a las afueras de Jaipur



Sólo puedo decir haber conocido la región del Rajasthán, queda mucha India inexplorada a mis ojos, tras el impacto inicial que supone siempre un antes y un después, he visto la subordinación de la mujer y me he enterado de que la esperanza de vida se acorta con respecto a la nuestra en casi 25 años.




Gitanos en camioneta

En las fábricas de alfombras


Al llegar a mi casa siento la necesidad de pasear de noche, por las calles desiertas y aspirar profundamente el olor a pino de mi humilde barrio.  Mis pulmones se han llenado en exceso de monóxido de carbono, casi me atrevería a decir que el combustible sigue adulterado como lo fue en otros tiempos, de ahí que las mascarillas formen parte del atuendo si se quiere prevenir el asma o cualquier enfermedad respiratoria.




Hombres jugando a las cartas

La peluquería

No es fácil transmitir los olores, los sabores, ni siquiera los colores, mucho menos el hedor de las aguas residuales de las calles, el calor húmedo que empapa nuestras ropas, los fuertes aguaceros del monzón, la ausencia de electricidad en el hotel, los cortes de agua, la gente inactiva tumbada en el suelo o en jergones al aire libre, especialmente los que se dedican al comercio.

Indios en carretera



Bailarinas

Madre e hijos

La foto de la izquierda es una de las miradas más hermosas que he tenido frente a mi en este viaje.  Es un sij y se dedica a dar de comer a los miles de pobres de Nueva Delhi. Juntó sus manos e inclinó su cabeza para saludarme y me insistió en que fotografiara para dar a conocer la labor que se viene realizando.  No son muchas las veces que nos encontramos con personas especiales que saben tocarnos el corazón.

Estas fotografías las hice al comedor gratuito.  Vemos a la derecha los cubos de lentejas y a la izquierda el pan plano sin levadura, se llama roti, naan, purís, chapati... y pueden ser de queso, de ajo, etc.


En estas fotos aparecen a la izquierda los comensales y a la derecha los voluntarios pelando cebollas.
Templo de la religión sij en Delhi
Mujeres en el mercado


A la izquierda, un templo, vean los zapatos en la entrada.  A la derecha, un estañador.  En ese momento me saluda un chico de Zaragoza, no podía creerlo, a 8000 km. y voy a encontrarme a alguien de mi ciudad.




El Palacio de los vientos de Jaipur
venta ambulante
Existe una costumbre que aunque no es legal, cuando se llega a un pueblo sus habitantes colocan una barra para cobrar "peaje" y hay que abonar el impuesto para acceder a la población.




Cuando dos varones adolescentes van de la mano, no significa que mantengan una relación amorosa sino que son simplemente amigos.
Una muchacha con cascabeles en los tobillos, baila y hace acrobacias sobre una tabla de pinchos.


Esta es la manera en que los hombres enrollan su turbante utilizando 12 metros de tela.
Peregrinos vestidos de naranja

El tuc tuc o tuk tuk es lo que aquí llamaríamos un taxi y llevan motor.  Hicimos una carrera a velocidad vertiginosa, por parejas, que resultó ser muy divertida.  Por lo demás, desplazarnos a otras ciudades son trayectos que duran horas y en los que hay que disfrutar con un paisaje que siempre depara cosas nuevas.




En Shekhawati, visitamos la zona y sus Havelis, casas de comerciantes con negocios prósperos, esta zona es conocida por sus coloridos frescos con una amplia variedad de objetos que van desde lo religioso a lo erótico.


Veremos tullidos, enfermos y ancianos que esperan una muerte cercana, y todo esto entre templos, ritos y ceremonias, las cuales me han sorprendido más por desconocimiento.  El color rosa pertenece a Jaipur, el blanco a Agra,  el verde a Delhi, el azul de Jodhpur.  Para quien no lo sepa, todas las palabras que acaban en pur su significado es ciudad.  En este último lugar, la ciudadela del sol está ubicada en lo alto de la montaña, con unas vistas espectaculares de la ciudad

Nuestro grupo sorteando los charcos y el barro

Hay puestos callejeros sin ninguna higiene y tráfico caótico que va sorteando vacas, cabras, búfalas y viandantes que cruzan sin temor a ser atropellados.  En India no hay normas, se puede conducir y los hay que conducen sin permiso, lo mismo que los varones pueden orinar en la calle.  Se puede pasar hambre y dar de comer a las ratas y a los cerdos.  Las basuras se acumulan en cualquier parte, de ellas se alimentan aves carroñeras y perros, no hay alcantarillado en muchas zonas, el agua de los ríos sagrados es insalubre, el picante y las especias, en alguna ocasión puede transformar el mal sabor de cualquier alimento.  También se puede circular por las aceras y viajar sin casco y en moto, toda una familia de cinco miembros.


Bikaner es una ciudad fortificada, conocida por tener la granja de camellos más grande de Asia, también recuerdo que en algún punto del camino nos hicieron mirar a la izquierda para ver el inmenso hospital veterinario destinado a las vacas, entonces pensé en una escala de valores que parece colocar al ser humano por debajo.  Ese día llegamos hasta el desierto para cenar en el Campamento de Raisar, a la llegada nos colocaron collares hechos con flores de jazmín que desprendían su agradable aroma, en una casa con techo de paja y grandes ventanales orientados hacia las dunas se improvisó el comedor, con música zíngara y bailes a la luz de las velas, en algún momento tuvimos que apartar con piedras a las vacas que bajaban por el sendero, alumbrando la noche oscura con nuestra linterna del móvil.




Las mujeres del campo retiran las malas hierbas, cargan leña y forraje sobre sus cabezas, los barberos trabajan en las calles, las máquinas de coser son esenciales en este país acostumbrado a la tarea textil, una tarea mal pagada por aquel empresario que calza la marca de mocasines más cara del mundo y el cinturón de Gucci.




Los notarios redactan en la calle con su máquina de escribir cualquier documento.  Huele a sudor, a ropa vieja, y a saber qué.., mientras la mayoría camina casi siempre con los pies libres, sin ataduras, sin calcetín, sin nada, pies sucios y renegridos, con los que andar una vida descalzos.  No hablar de esta parte de India sería obviar algo importante de su esencia.

Nuestros alojamientos.  Vean el llavero, se trata de un candado y una campanilla.

Uno de los hoteles y su arreglos florales.


Desde mi ventana

Pushkar es una de las ciudades más sagradas del hinduismo, famosa por su importante feria de ganado y por su templo dedicado a Brahma, es el único templo del país dedicado a esta deidad, nos acercamos al lago sagrado, donde la gente se daba un baño para purificarse y más tarde se realizó una ceremonia, donde en todo rito la campana es un objeto de culto, nuevamente tuvimos que colocarnos los calcetines, ya que no se permite ir calzado.  El mercado local me pareció único, al final del día, todos me llamaban por mi nombre.




 La mitad de la población no dispone de cuenta bancaria, el gasto militar es desorbitado, abunda la pobreza, la corrupción, la desnutrición, la inadecuada atención médica, el terrorismo.  Hay un sistema de castas y lenguas diversas y hasta mala relaciones con los vecinos de China y Pakistán.
Tardas en poder hablar del viaje con raciocinio, cómo explicar que una persona de la casta superior puede pegar al de la casta inferior sin derecho a réplica, nosotros cuando nos sucede una injusticia podemos expresar nuestra disconformidad, ellos ni se lo plantean.


Niños en el colegio (privado)


He participado de las ceremonias Aarti, mezclada entre los autóctonos y me dejó con la boca abierta, el Fuerte Amber, una imponente fortificación de la zona, cita obligada si se quiere profundizar en las raíces y cultura, no hay que olvidar la influencia de las culturas mogol y rajasthani.  Me ha gustado mucho el palacio de los Vientos, con 953 ventanas, desde esta fachada las mujeres del harén podían asomarse a la vida cotidiana de la calle de esta gran ciudad y fue muy interesante la explicación en el Observatorio astronómico Jai Singh, así como la ciudad fantasma, que no es otra que Faterhpur Sikri, levantada por el emperador Akbar, con su mezquita y su patio.


En el medio rural la boñiga de vaca se utiliza como combustible para cocinar, y cualquier niño gitano ofrece juegos de magia y sabe dar las gracias reiteradamente con la humildad de quien crece en la calle y se gana la vida en ella.  Cualquier pequeño te solicita un bolígrafo o un caramelo.

Una familia posa para mi


India también ha tenido políticos con delirios de grandeza que han levantado sus propios monumentos culto al egocentrismo, sus estatuas de bronce en parques que nadie visita, estos dirigentes no han sabido mirar a una nación superpoblada y a un pueblo moribundo.  Pero a pesar de todo, existen voluntarios que pelan cientos de kilos de patatas y cebollas cada día para dar de comer a los pobres de Delhi, y casas de la Madre Teresa, en Agra, que saben continuar su obra. Personalmente no me gusta fotografiar la miseria, siento que no tengo ningún derecho.




Hay niños uniformados, debidamente aseados, que practican deportes y estudian preparándose para un futuro exitoso, son la clase alta del país.  Aquí van esas dos partes antagónicas de una misma nación, frente a la desesperación de un vendedor ambulante entrado en años que muestra su mercancía o la mujer que lleva en brazos a un bebé dormido, que nunca despierta y mendiga con él con la oscura intención de obtener su provecho.  Todo eso dentro del increíble trajín de personas de todas las edades y condiciones.  Si bien, las tiendas de saris tienen potente aire acondicionado y nada tienen que ver con el resto de tiendas del bazar, allí las mujeres de mejor posición van eligiendo cómodamente las telas de seda de vivos tonos y demás aderezos para confeccionar su traje a medida.


Los peregrinos vestidos de color naranja llevan agua del Ganges, los dioses son muchos, los templos hinduistas en cartón piedra se asemejan a las Fallas de Valencia, los conductores de bicicletas (rickshaws) duermen sobre ellas para que no se las roben y para hacer más llevadero el trabajo de cargar a pasajeros durante muchas horas, mastican su droga diaria y la escupen al suelo.



Que un ser humano te lleve a tu destino pedaleando, me desagrada tanto como encontrar a las tejedoras de alfombras que entregan su vida a la rueca y al huso o el lujo de las tiendas de mármol y piedras preciosas, que más parecen turbios negocios que un establecimiento de trato serio, la insistencia es abrumadora, pero este es otro mundo y los indios, gente serena, resignada y buenos en su conjunto.



Para no ver con dolor las escenas rápidas y cambiantes que pasan tan veloces como el tráfico hay que llevar un escudo que impida sufrir por esas almas cuya dignidad ha quedado tan rebajada.





Mucho he aprendido de este viaje, he visto la casa de adoración Bahai, cuya arquitectura representa a la flor de loto y niños jugar al cricket, y lavanderos a las orillas del río Yamuna, sé que sanidad y educación son urgentes, que conviven judíos, cristianos y musulmanes con hinduistas y budistas y que dentro del hinduismo hay ramas como el sijismo y el jainismo.  Religión y filosofía sustentadas por Brahma, el creador.



Hay obras preciosas y reflejos en las aguas de los lagos que llaman sagrados y carga espiritual durante las ceremonias o en cualquier templo de la calle.  Hay ciudades muy bulliciosas y una frontera invisible donde sin los sentidos, no hay nada que hacer.



En cuanto al Taj Mahal, edificio igual por sus cuatro lados, parece mentira que no sea un palacio sino una tumba y que el estilo sea musulmán, pues musulmán era el emperador que lo mandó construir como homenaje a su esposa favorita que falleció dando a luz a su decimocuarta hija, próximo al Fuerte Rojo, donde fue recluido y falleció mirando los muros de mármol blanco y las cúpulas inmensas que por entonces eran de pan de oro.




Qué buscamos en India los que viajamos a ella, no se sabe, no basta con ser observador de un espectáculo pero sí es un  misterio amar y entender a esta muchedumbre que te llama hermano, el viajero sin dudas, tiene un perfil determinado y un espíritu y hambre de mundo que no acaba con la visita al Taj Mahal ni con subir a lomos de un elefante, cual turista convencional.  Hay zonas que son regalo para el cuerpo y el alma, atardeceres, nieblas, arrozales, nubes de incienso, lagos llenos de ofrendas, parajes deshabitados y secos y se ven devotos con sus abluciones purificadoras y se oyen los mantras que entonan los peregrinos.

A ver si averiguan dónde estoy

India es verde y desierto, es lujo y miseria, es rascacielo y chabola, y sólo en nuestros ojos existe una India cargada de secretos y belleza.
Gracias a los que con interés lean la crónica de este viaje.