A mis seguidores los busco con horas para vivir, no para matar las horas.

ERES LO QUE ESCRIBES

miércoles, 20 de enero de 2016

MACHADO Y EL PAISAJE SORIANO

Soria.  El Mirón y el río Duero

El pasado día 11 mi blog cumplió siete años y desde aquí, quiero empezar compartiendo este pequeño viaje y agradeceros con esta entrada vuestra amistad, así cada día de todos estos años he podido dedicar un rato a pasearme por el mundo desde esta ventana, y llegar hasta vosotros, hombres y mujeres y llenarme de gratitud, con el corazón ensanchado cada cada vez que me llegaba un nuevo amigo, y he sentido el silencio, el pasado rico en experiencias, el caminar ligero de equipaje, la huella en la piel de unos y otros, la distancia, con vista a lo lejos, el amor por las fronteras, el cariño por las tierras generosas y buenas, la torpeza para escuchar, el no esperar nada, la ayuda en alguna tarea, el contacto sereno con el mundo, la sombra del amigo cercano y tierno en este camino que todos vamos pisando, en fin... creo que no alcanzarían las páginas para mencionar a todas las personas, cada cual con su historia personal tejida de ese algo que impulsa a salir en busca del otro, por eso hoy son muchas las personas queridas que desfilan por mi mente, seguidores de este espacio que siendo muy mío no tiene nada de especial pero sí está lleno de testimonio de vida, de comentarios y discusiones.  En mi nombre, felicidades y gracias de verdad por lo mucho que habéis aportado.



Para esta celebración he preparado un post sobre Machado y espero que os gusten mis fotografías.

Podía haber puesto por título:  ¡Menudo panorama! porque así lo sentí al recorrer esta ciudad retratando su hermosura.
El Mirón es una zona que da al río Duero y al monte de las ánimas, el que inspirara al poeta Bécquer su popular leyenda, y cuenta con vistas a la ermita y al casco antiguo de la ciudad de Soria.


Este es el Monasterio de San Juan de Duero, levantado por los caballeros hospitalarios, un lugar excepcional para los amantes del románico. Sus arcos trenzados del claustro merecen la pena, así como sus capiteles labrados.  Bellísmo, misterioso, inspirador 

Desde el verano de 1909 hasta el verano de 1912, Antonio Machado pasó los días más felices de su vida en esta ciudad, junto con su joven esposa Leonor.  La historia de su amor y de su temprana muerte nos llevará al Paseo de San Saturio, el Instituto, el casino, la iglesia donde se casaron, el cementerio del Espino...



Hay que iniciar el recorrido a pie para conocer esta ciudad sencilla y sobria, con sus edificios, plazas y paseos.

El Monasterio de San Polo fue fundado por los templarios en el siglo XIII, hoy residencia privada, a la cual corresponde la ventana que vemos.


Machado alquiló una casa en el Mirón, cuando Leonor enfermó de tuberculosis, confiando en que el sol y el aire puro podrían curarla, sin embargo cada día se volvió más débil hasta acabar en silla de ruedas.


A la derecha:  lápida de mármol blanco con un breve epitafio.  Dedicamos buen rato a leer poesía sobre la tumba.  A la izquierda, moderna escultura de Leonor que hay  junto a la portada de la iglesia de Santa María la Mayor, donde se casó con Machado y donde tres años y tres días después, se celebró su funeral.  En bronce aparece tal como iba vestida y peinada el día de su boda.  Tenía 15 años y el escultor con buen criterio le ha añadido 5 años más por lo menos para que parezca una señora de más edad.





Junto a la iglesia, un olmo seco.  Para Leonor, sabido es que no hubo "otro milagro de la primavera".







A la izquierda el busto del poeta.  A la derecha el Juglar del Cid.




Visitamos también el Palacio de los San Clemente, en cuya iglesia se encuentran los enterramientos de la familia Marichalar.


San Saturio fue un noble visigodo que en el siglo VI dividió su riqueza y se fue a vivir a estas cuevas.  Es el patrón de la ciudad.






"Camino de mirar.  Mirón.  Miradas de antiguo amor a la ciudad dormida que tiende sus blancuras, confiada del viento a las caricias....".  Antonio Machado


Iglesia de Santo Domingo dorada por el sol de la tarde, de bellísima portada y una de las más ricas del románico español.  Machado no era un habitual de las iglesias, pero venía a ella por amor, acompañando a Leonor. 


En la calle peatonal El Collado


En la mesa, tomando su café, otro poeta, Gerardo Diego, quien subió a Soria a soñar.



La Casa de los Doce Linajes, hoy Ayuntamiento




Iglesia de San Juan de la Rabanera.








"Al olmo viejo, hendido por el rayo y en su mitad podrido, con las lluvias de abril y el sol de mayo, algunas hojas verdes le han salido".   Antonio Machado


Por este paseo, Machado escribió los mejores poemas de Campos de Castilla.


Estos chopos del río, que acompañan
con el sonido de sus hojas secas
el sol del agua, cuando el viento sopla,
tienen en sus cortezas
grabadas iniciales que son nombres
de enamorados, cifras que son fechas.
¡Álamos del amor que ayer tuvisteis
de ruiseñores vuestras ramas llenas;
álamos que seréis mañana liras
del viento perfumado en primavera;
álamos del amor cerca del agua
que corre y pasa y sueña,
álamos de las márgenes del Duero,
conmigo vais, mi corazón os lleva!

Ermita de San Saturio erigida sobre dos grutas naturales.

La plaza Mayor con sus edificios nobles.

Son muy recomendables la librería Las Heras y la pastelería Nueva York para llevar un recuerdo comestible (mantequilla dulce, paciencias y la típica costrada de hojaldre y crema). 



Pasear sin prisas por Soria es una experiencia que no todo el mundo ha vivido.  Esta ciudad moderna y actual sigue conservando bellos tesoros de su pasado artístico.  En Soria el verano se nos hace primavera.



La alameda de Cervantes es un parque llamado por sus habitantes "La Dehesa", cuenta con cafeterías, biblioteca al aire libre, una ermita y una hermosa rosaleda.  Arriba a la derecha vemos un palomar.


Siluetas de Machado y Leonor.  Un sencillo monumento de la pareja, recortado en metal.
"No ves Leonor los álamos del río, con sus ramales yertos?
Mira el Moncayo azul y blanco, dame tu mano y paseemos".   Antonio Machado

miércoles, 6 de enero de 2016

FELIZ DÍA DE REYES



El villancico es argentino y lo hizo muy popular Mercedes Sosa.
Significado de chango: muchacho, chico
Significado de chinita: muchacha, señorita.

Esta noche, contemplando al Niño descubriremos una vez más la urgencia de cuidar a los débiles, frágiles, pequeños, pobres y vulnerables.  No puede ser que el valor de una vida esté condicionado por el lugar dónde naces y por cuánto tienes.





Muchas personas se ven abocadas a vivir sin hogar o a no encontrar sitio en la posada. Los juguetes hacen mucha ilusión pero no hay nada como el calor de una madre, verdadero, seguro, como tónico que cura lo dañado, sin riesgo, dictado por el corazón.







Tenemos que proteger a los niños de un sistema económico en cuyo centro ya no está la persona, sino el dinero. Hay que recordar a los niños que pidan poco y sean felices con cosas intangibles, pues de adultos y sin autocontrol, será difícil vivir bien.



Mañana el consumo nos dejará los sentimientos vacíos, con sabor a aburrimiento. La publicidad anunciaba estos días:  "Vuelven los cheques mágicos, todo lo que compres te lo devolveremos para tus próximas compras......"


Más allá del mensaje consumista, nos queda el dar y compartir, que es la verdadera multiplicación del pan y de los peces.





Aquella huida nos recuerda la que hacen ahora millones de personas desde los conflictos armados, atravesando fronteras y en busca de refugio.  Son aquellos que no tienen excesos, riqueza, bienestar ni sobreabundancia.



No hay oscuridad que no pueda ser iluminada por un faro cuando vamos de camino. Esta noche de Reyes viajamos a un momento histórico, donde la palabra es luz y sólo ella, en forma de astro, puede acompañar nuestros pasos. 
Hoy como diría Rubén Darío, todo lo sabemos por la divina estrella: 

"Gaspar, Melchor y Baltasar, callaos, 
triunfa el amor, 
y a su fiesta os convida..."

martes, 22 de diciembre de 2015

VUELVE LA NAVIDAD

Os felicito la Navidad con estas fotos en las que estoy con "Portos", un cachorro de Terranova, de un año de edad y de 50 kilos de peso.

Decimos con frecuencia que la belleza de lo simple hay que sentirla, hoy comenzaré escribiendo sobre la Navidad tras la llegada de las últimas tarjetas de felicitación, en alguna puede leerse: "La Navidad es unión en un amor inmenso que logre la paz", en otras sencillamente me dicen: "Lolita, siempre estarás acompañada mientras yo te quiera como te quiero", que es lo mismo que decir, seguiré a tu lado.  "Querida Loli, como siempre me has ganado, pero en mi pensamiento ya estabas", "amiga mía, mi recuperación ha sido muy pequeña, con mis dolores sigo, sé que me aprecias mucho", " si no nos vemos, que tengamos salud", recibo también un correo que me hace exclamar: ¡cuánto tiempo!, y sin embargo, el afecto no decrece, pues el recuerdo de su acogida en un país lejano, aún perdura.  Estoy segura que las muchas obligaciones del día a día nos van distanciando, seguimos con el mismo trabajo, que no es poco y también con salud y más allá del plano personal está la crisis, palabra en la que confiamos que tarde o temprano acabe pasando o que llegue a ser la máxima expresión del cambio que hace falta.  Nuestra sociedad parece haber olvidado muchas cosas.... todo son mensajes en los que hay que referirse a la amistad, admirar a cualquier persona aunque no tenga tras de sí una lista de éxitos, personalmente me basta con la honradez de la gente de verdad, con esa naturalidad que es una bendición, no hace falta nada especial, por eso me gustan tanto las personas imperfectas, porque en realidad, todos lo somos.

Siempre habrá gente nueva que venga a nuestra vida, o gente que se fue y nos dejó una huella permanente, y familia con la que disfrutar, personas con las que reencontrarse, o amigos que nos recuerdan en la distancia, cuya lejanía no nos impide compartir.

El muérdago según la tradición se debe regalar y colgarlo en casa de la puerta de entrada para que toda la familia tenga salud y buena suerte, tal como lo he colocado yo, al año siguiente hay que quemarlo y debe ser sustituido por otro nuevo.  Dicen que la pareja que se da un beso bajo una rama de muérdago tendrá la felicidad asegurada toda la vida.

Un nuevo año está a la vuelta de la esquina, por eso será bueno plantearse la búsqueda de la felicidad moderada de quien todo todo lo comprende, porque entender la vida tal como es te hace estar más preparado y eso no te lo enseñan sino que lo aprendes mientras vives.
Seguro que algún objetivo cumplido nos ha dejado sumamente satisfechos, y otros fueron como jarros de agua, pero llega Diciembre y es tiempo de inventarios y debemos repasar nuestra vida entera y situación, para mirar las cosas con otro espíritu y desde ese ángulo que nos permita una visión completa del escenario.




Hagamos posible la Navidad... Todos los niños del mundo merecen una sonrisa. Regala la tuya y ofrece tus brazos. 
Queremos recibir cuando pedimos, que nos abran cuando llamamos y encontrar cuando buscamos, y no quiero hablar de soledades, angustias, enfermedades y fracasos, sino de toda la fuerza superior a las fuerzas humanas, aquella que parece tener oídos atentos a la escucha para remediar todos los pesares.  
Necesitamos ser portadores de esperanza y alegría para los demás.  A veces no se sabe cómo agradecer la generosidad de un abrazo infantil tan sincero.

Estar agradecidos con la vida no quiere decir que no nos pase de todo....... la vida es muy inestable, en la salud, en el trabajo, en las relaciones, por eso hay que entregarse a lo que realmente nos gusta, aquello con lo que disfrutamos y buscar lo que nos haga sentir bien.  Es Navidad y hay que disfrutar de la alegría interior, de la libertad de espíritu y de tantas cosas que nos hacen especial ilusión, o incluso en ese silencio, que es la base de todo recogimiento.


Fácil de hacer.  Un pequeño nacimiento en una vasija de vidrio para plantas, acompañado de unas plumas


La vida la comparo con una pista de patinaje, todo parece deslizarse hasta que en alguna ocasión acabamos en el suelo.  Y no nos creamos importantes, no somos nada.

El mundo se cubre de llanto, dolor y pena y a nuestro alrededor, injusticias, atentados, muertes y pueblos que sufren a diario unas guerras devastadoras que nos conmueven. Este año hubo imágenes para no conciliar el sueño pero me decía una persona con más frialdad que el mes de enero: "pues yo no siento nada", "no me afecta lo que veo" y lejos de pensar en que tenía suerte, me pareció que ser así era una tremenda desgracia, porque mal andará el mundo si ya no nos afecta ver como otro ser humano padece gran sufrimiento.  Cuántas guerras sin cielo despejado cuajado de estrellas, sin gente que se asome a esta ventana invernal, lugares destrozados sin calles con encanto, donde un día hubo jardines con hibiscos, así es el día a día de mucha gente, sin el desayuno en la mesa cada mañana y sin el ambiente relajado que necesita todo ser humano, guerras donde la mayor desgracia de la vida no es morir sino malvivir.

Mi calle y sus árboles desnudos

Mis cestos de leña, que pronto llegará el invierno.  Seamos previsores.


Este año he preparado unas tarjetas que dicen: cada persona que ves, está luchando una batalla de la que tú no sabes nada.  Sé amable siempre.  Cuando me encuentre con personas malhumoradas, aunque no las conozca, abriré el bolso y se la ofreceré.



Me encanta la melodía de estos pueblos nevados, donde hay ciervos,  abetos, niños en trineo,  carrusel y noria


Y algún escaparate con sus fuentes de chocolate




Foto:  dando un paseo matutino por la ribera, margen izquierda del Ebro, hace tan solo unos días.


Que estos días nos llenen de esperanza y nos hagan capaces de superar las trabas. Personalmente quiero que elogien mi resistencia y me sigan diciendo: "esta mujer está en todo". Quiero ser una persona con ganas, seguir adelante con una sonrisa, que sea fruto de la paz interna y la madurez, y rodearme de gente más que amigable, y huir de todo aquello barnizado y postizo. Que mi lucha sea en buena compañía y mis genes me hagan avanzar.

Uno de mis belenes


Hay cosas que para mi son la felicidad absoluta, cualidades que valoro, cosas que borraría y faltas que sabría disculpar fácilmente, conozco mi mayor error y mi mayor acierto, cuál es mi ilusión soñada, mi deseo incumplido, la mayor desgracia y lo que me repugna más.  Hay algún don natural que quisiera tener, aprecio algunas conquistas de la humanidad y sé cómo quisiera morir, también hay cosas que rechazo de esta sociedad y otras que echo de menos, tengo claro cómo me gusta que me recuerden.



Que cada día del nuevo año podamos decir que merece la pena levantarse, tan sólo porque la mañana alberga la emoción de vivir, la que se esconde en nosotros.  Vamos a poner pasión en nuestro recorrido y a tratar de ganarnos el afecto, haciendo de nuestra alma, un hogar para invitados y extraños, lo demás es circo y escaparate, velas en las que no prende la llama. En este nuevo año no seremos felices levitando, sino despertando y luchando contra todo obstáculo, sea cual sea el pronóstico, y no olvidemos que también se hace Navidad, cuando la palabra hermano recobra todo su potencial, por eso hoy me atrevo a decir que sólo los que aman podrán sobrevivir.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Compré unas flores y me hice estos pequeños y sencillos centros de margaritas para adornar las mesas

Volvamos a las fiestas permanentes, las de cada día, las que nos demandan poca bulla pero bastante energía y vigor.  Aún estamos para trotes y el espíritu es jovial....


Villancicos y viandas

Aquí me puse a preparar estas figuras navideñas hechas con pasta de sal, con las propias manos y poniendo en ello todo el cariño.   No faltan las estrellas, utilizadas como guías desde el comienzo de los tiempos, son un amuleto muy potente, atraen la esperanza y en Navidad su poder mágico se multiplica.
Hay que hornear las piezas durante 3 horas a 100º C


Y también me puse a hacer adornos para el árbol.  Corazones que en muchas culturas son símbolo de amor, en otras se relacionan con el sitio donde reside el alma, atraen la energía y mueven la compasión.




He hecho estos lazos rojos, fáciles de preparar con 5 metros de cinta con alambre.

Cómoda en mi casa, entro en la cocina para presentaros esta corte de alfajores que tanto me rechiflan, y también el dulce de membrillo, llevaba días maquinando algo nuevo de repostería, embarcada en una nube de azúcar glass.





Ya tengo terminados estos cilindros con almendras, avellanas y miel.  Típicos por Navidad en Andalucía y Murcia. Su nombre proviene del árabe y significa "el relleno".  Llevan cilantro, ajonjolí, clavos de olor y canela.



Después de esto no queda otra que subir de talla echando por tierra el propósito de mantener la línea.  Ya sabéis que estos placeres los sirvo cada año en compañía de la  mejor música.


IL DIVO.  HALLELUJAH (ALELUJAH)


Un soldado a casa hoy regresó
y un niño enfermo se curó
y hoy no hay trabajo en el bosque de la lluvia.
Un desamparado se salvó
por causa de una buena acción
y hoy nadie lo repudia.

Aleluya, Aleluya.....

Un ateo que consiguió creer
y un hambriento hoy tiene que comer
y hoy donaron a una iglesia una fortuna.
Que la guerra pronto se acabará
que en el mundo al fin reinará la paz
que no habrá miseria alguna.

Aleluya, Aleluya......

Porque la norma sea el amor
y no gobierne la corrupción
sino lo bueno y mejor del alma pura.
Porque Dios nos proteja de un mal final
porque un día podamos escarmentar
porque acaben con tanta furia.

Aleluya, Aleluya....



 La Navidad es para compartir nuestra humanidad  y nos recuerda una misión en el mundo de la que hemos de ser partícipes.  Que tengamos ayuda en el trabajo, fortaleza al vacilar y sostén en la caída.  Todo esto que deseo para mi, os lo deseo a todos vosotros y vuestras familias en esta Navidad y el Nuevo Año. Que disfrutéis con buenas vibraciones de estos días de urdimbre celestial.