Repite: El mundo está en paz y yo también.

domingo, 30 de marzo de 2014

SIETE DESAYUNOS CON POESÍA


El esfuerzo vale la pena cuando aprender es el motor de arranque. Escribir poemas no nos convierte en Walt Whitman, y no es que no tome en serio mis palabras, es que nada me autoriza a publicarlos sin atenerme a las reglas, escribirlos puedo hacerlo como cualquiera pero como decía un editor, más valdría cerrar los cajones hasta nueva orden si nuestras palabras no tienen la fuerza suficiente para que los demás se sorprendan.  Ha sido un esbozo, por ser el primero y porque puede mejorarse y también un atrevimiento, lo reconozco.




No hay en ellos experiencia vital en primera persona y además, convertir nuestra vida en tamaño A4, por muy entusiasta que se sea, no siempre es hacer buena literatura, lo saben bien los amigos de este blog y de mi persona, a quienes admiro porque sí la hacen y magistralmente.  



Macedonia de frutas, queso fresco y confitura de tomate

Su velero navega sobre aceite el día en que no soplan los vientos. Sabe que no todo está en sus manos, a pesar de los buenos ratos.  Mientras tanto, va sorbiendo el vaso del tiempo que aún no ha venido, en busca de un respiro de alivio, sin grietas, sin incidentes, sin peligro.  Loli


LA VIDA

La vida tiene  mucho de indescriptible remanso
bajo la gran falacia de la celeridad y el vahído.
El tiempo con su vuelo nos arrambla, agitado y en acción
mientras buscamos desesperadamente, el exilio interior.

Para lograr ese cambio, hay que ascender muy arriba
destapando el objetivo, mejorando en perspectiva,
allá donde la pupila deja de estar oprimida
y mirando al infinito, se dilata y vuelve nítida.

La vida tiene eso, silenciosa meditación, vibrante remolino,
la molesta discordia entre dos fuerzas que impulsan
a tocar suelo  firme, o arrojarnos hasta el  fondo
de un océano incierto, de oleajes y brumas.  
                                                                                                 Loli

Plátano asado, pastas integrales y requesón con pasas sultanas

La última palabra es muerte, por eso hay que decir, amor hasta mañana, cuando la noche nos coja con su llanto, si un momento triste nos une y cura la herida, cuando la vida se tiñe del color de lo ingrato.  Loli


AMAR

Amar es la realidad más apremiante,
un sentimiento de actitud acogedora.
Aguardar, volver, verte, anhelante,
con inquieto delirio, con ansia arrolladora.

Es una sorpresa inesperada, un golpe de fortuna 
nos llega en función del azar y del designio.
La fe puesta en el otro, cree alcanzar la luna
respondiendo a su manera, contra todo vaticinio.

Es visible, el más útil de todos los deseos
el motivo para perder o recobrar sentido,
la meta común, la urgencia del tiempo verdadero,
el sueño de la noche con el ser más querido

El amor es el sentido de la historia y lo eterno
por él empezamos a vivir para apartar la sombra,
con él decimos la penúltima palabra.
Medicina infalible, espíritu encarcelado a un cuerpo.  
                                                                                                  Loli


Huevo pasado por agua, brochetas de sandía y leche de soja con canela

Grande es todo lo que viene sin el progreso puramente material, por eso él al abrazarla le dijo que el hambre lo calmaba el amor y ella como respuesta a un apetito humano, aseguró que a esas horas necesitaba comer. Loli


EL HAMBRE ¿POR QUÉ?

Su palabra me provoca irritación y escándalo,
y yo atenta a quien sufre en su propia encrucijada,
más no pretendo dominar ningún misterio,
pero la fuerte tentación intramundana
no nos permite escuchar a los que claman.

Es doble impulso que no renuncia a nada
y entre las causas principales se señalan
la ausencia de justicia y mal progreso,
no falta quien desoye la cuestión y la soslaya.
Intentar explicarlo, resultaría muy complejo.

Es el fenómeno más grave de este tiempo
la razón más alta de la dignidad humana,
se somete a cuestiones analíticas, 
a un conjunto de personas y sistemas
que pretenden responder a esta pregunta.

No me interesa más el sueño de ideales
ni quiero que  sea la idea o la conciencia
quien venga a determinar las circunstancias,
son muchas situaciones especiales,
y sigue habiendo motivos para preocuparse.


después de todo.....
el hombre es víctima y autor de esta desgracia.  
                                                                                             Loli


Jamón cocido, huevos revueltos y ciruelas

Te hinchó, pasó, te encrespó, fue temporal violento y hasta dejó su queja en un acto de rebeldía cuando las cosas no funcionaron como deberían. Y es que cualquier decisión es mejor que instalarse en el cómodo asiento de dejar que una buena protesta se convierta en lamento.  Loli


LA FELICIDAD

Te abres al horizonte en una afirmación
prisionera de afán, como labio sediento.
Es el tiempo camuflado bajo una ilusión,
el cultivo del más grande y mejor pensamiento

Activa y eficaz por su valor absoluto,
felicidad es relación mutua entre el yo y el mañana.
En tus manos te entregará su mejor tributo
dominarás la llanura desde la alta montaña.

Bendito misterio que viene y se presenta
sin explicar ni decir a qué ha venido,
nos envuelve con su nueva vestimenta
y deleita cual buen vino que espera ser bebido.  
                                                                                           Loli


Zumo de naranja, tostada de jamón con tomate y aceite y leche con cacao

Palpó el poder ilimitado, el poder insuficiente y no supo describir dicho fenómeno sin acudir a un plano más trascendente. 
Estaba atada a un íntimo interrogante que la hacía comprender, cuán necesario seguía siendo confiar.... por eso se rindió al deber de abrirse y de creer.  Loli


LA ESPERANZA

Cuando tiende mi esperanza a domeñarse
al tratar de presentir lo que yo espero
vuelvo mis ojos a una luz que aún no se ve
buscando la verdad entre lo incierto.

Esperar, esperar qué, esperanza concreta, material,
egoísta y no cumplida, por ser una ilusión,
nos predispone a buscarla más allá,
y es toda una experiencia de cada corazón.

Esperanza, gestada en el presente al predecir futuro
es el alma quien restablece aquí tu primacía
es no morir al respirar lo que el pulmón no pudo
y añadirle nuevas alas al ángel de la vida.  
                                                                                          Loli


Uvas, yogurt con nueces y tostada con miel

Entiende por qué se retrasa en cumplir su promesa, sabe que conviene tratarla sin mancilla y sin saña y no necesita asirse a su brazo porque cuando llega, es garra que apresa.  Loli


LA RUTINA

Sin salida te acorrala este aprisco del hastío
te ahoga la misma habitación, la propia asfixia,
te sientes como un árbol  por el viento abatido
y con esta amarga angustia que te llena cada día.

La rutina es mucho más que costumbre o hábito
es óxido que corroe, conducta de raíz pesimista.
Hay que saber enfrentarse al constante despropósito
de un cielo borrascoso y una espera conformista.  
                                                                                                  Loli



Queso brie, té con leche y muesli


Muchas veces se levanta áspero y triste, con el coraje de atacar nuevamente con su palabra escueta y seca y mientras los visillos filtran la oscuridad del mundo, él no quiere servir a su taza de café amargo, una cucharilla más de azúcar. Loli


EL ESCRITOR OLVIDADO 

Es fácil detectar su dimensión de asceta 
sus intentos fracasados le han vuelto retraído,
su aspiración más declarada es que le dejen tranquilo
por eso, a solas,  permanece tanto tiempo recluido.

Algunos autores del pasado le quisieron mentir,
leyó mil libros y le faltan todavía mil quinientos
y no es inmune al cebarse en el desengaño,
de esta realidad circundante, que tanto le hace daño.

Posee la  desbordante  locuacidad de un mesonero
y muestra la magia del fabulador que lleva dentro,
pero el sufrimiento le obligó a llenar cuartillas,
que delatan  su propio modo de entender la vida.

Escribir para él es contar, como cuentan los viejos
historias reales o ligeramente transformadas,
lo demás, dice,  es afectación y petulancia,
porque escribir es algo más serio que exhibirse.  
                                                                                               Loli



-¿Y dime, por qué has dedicado largos años a la escritura?
-Por necesidad, soy más desdichado si no escribo.

Poemas y fotos de Loli 

domingo, 2 de marzo de 2014

A LOS GOBERNANTES DE LOS PUEBLOS



Si te llaman a guiar
un breve momento
del milenario paso
de las generaciones,
aparta el oro,
el sueño, el nombre 
y la hinchazón vacía
de las palabras,
la vergüenza del vientre,
de los honores.
Impondrás la verdad
hasta la muerte
y sin la ayuda de los consuelos.

No esperes nunca
dejar recuerdo,
pues sólo eres 
el más humilde
de los que sirven.
El desvalido
y los que sufren,
son para siempre
los amos únicos.
Excepto Dios,
que te puso
bajo los pies de todos.

Salvador Espriu
Poema traducido del catalán por Enrique Badosa



Nunca los versos tan humanos, de un romance breve de arte menor, fueron más urgentes,  decisivos y concluyentes.  Es una composición poética cuyo asunto lleva su orden y necesidad, de los que no admiten aplazamiento.  Son las instrucciones, el modo de empleo, o tal vez, lo que en medicina es la posología, la dosis es muy importante a la hora de conseguir el efecto terapéutico.  Estas palabras van dirigidas a los dirigentes políticos o religiosos, no importa.  No hay redundancia al mencionar la dirección del directivo, el dirigente dirige, gobierna, manda o guía y sabemos que puede ser tan malo el mando como la trayectoria.
Aquí viene un poema cuyo fundamento estriba no en su simbología, que la tiene, ni en sus múltiples opiniones, diversas y bien surtidas.  Salvador Espriu las hace abundantes dentro de su seriedad y discernimiento y si me apuran, hasta difíciles, no en este caso, ya que encontramos  una proclama poética de las fáciles, un canto escrito hace más de 40 años, hoy convertido en actual.  Estoy hablando del poema 24 de la obra “la piel de toro”.  Si hace medio siglo Espriu escribió en un momento oscuro, hoy merece la pena recordar a todos los dirigentes  las palabras que nos dejó y recuperarlas cuando nos volvemos a encontrar en otro momento oscuro, hoy que la democracia en nuestro país, se siente fatigada y en baja forma y ya no es precisamente una chiquilla llena de ilusiones.
Estamos hablando del ejercicio del poder público que no debe estar sometido a la voluntad de la personas y de un Estado que es legítimo cuando existe un consenso de los miembros de la comunidad política, con pilares que se sustentan sin coacción, con validez, justicia y eficacia y nada irá bien si sigue habiendo muchos lugares en los que faltan esos cuatro puntos cardinales tan necesarios en la brújula. 



Comienza el primer verso: “Si te llaman a guiar”  es un proyecto a llevar a cabo, pensemos que los gobernantes son elegidos o deberían serlo por votación popular, de acuerdo a sus capacidades y méritos.  El dirigente según Espriu debe contar entre sus cualidades con la humildad.
Confieso que no conozco muy bien ley de Hondt, la que nos habla de los escaños que se asignan por orden, nunca me preocupé en aprenderlo, tal vez me interesé más por el sentido religioso de la zarza que se quema sin consumirse, arbusto que lleva espinas, se expande, escala paredes y tiene fuertes raíces, el fuego es símbolo de divinidad y  purificación, también puede ser de destrucción y es que cuando el poder se le otorga a una persona y ésta se dedica a manejarlo en exclusiva, a su libre elección y con sus diferentes alternativas, existe un peligro para la nación que aspira a sobrevivir y más si las decisiones son erróneas, por eso son algunos actos los que hacen perder el honor.
¿Es que el alfarero no es dueño de hacer de una misma masa unas vasijas para usos nobles y otras para usos despreciables?
(Romanos, 9:21).

En el poema le siguen algunos pecados capitales que los dirigentes deberían evitar.  A Espriu le preocupa la soberbia, el orgullo, la arrogancia, la altanería. Cuando habla del sueño se refiere a la pereza y cuando lo hace del vientre, a la gula. Nada dice de la envidia, aquella que paraliza el progreso y nos nace de nuestra propia insatisfacción, en esos momentos en que nos vienen motivos para criticar aquello que envidiamos en alguien.  Tampoco Espriu dice nada de la ira, aquella que vimos en una escena evangélica con los mercaderes del templo donde a golpe de látigo se consigue derribar cuanto se encuentra al paso, a esta ira se le llamó ira santa por ser inevitable, las cuerdas de los ganaderos hicieron el resto, en la huida se desparramó el dinero por el suelo y se dieron a la fuga los usureros, aquel templo era sede de ladrones.  Ahora entiendo por qué la furia del viento es un atenuante y lo mismo que la ira nos disminuye la responsabilidad.  Qué ciertos estos versos cuando hoy no triunfa el más íntegro e intachable sino el fuerte, cuando hoy el político aspira a su propio éxito y a su múltiple reelección.  Pobre de aquel que quiera ser profeta porque será visto como provocador y acabará siendo mártir.
"Impondrás la verdad hasta la muerte" porque la vida está muy por debajo de la claridad y la certeza, es mucho menos que la existencia real sin duda y sin rebozo.
Los grandes líderes siempre han estado dispuestos al sacrificio, un sacrificio que consiste en la renuncia, el relevo e incluso el vituperio, eso los diferencia de los líderes mediocres que amenazan nuestro futuro, a quienes no les importa ni la degradación ni la afrenta, los que se apoderan del mundo y producen calamidades, lo estamos viendo, de modo que podemos sentir a Espriu no como un poeta profético sino como un buen crítico que aborreció la mentira.  La profecía renace cuando el pasado comienza a volverse posibilidad nueva, pero resulta que la injuria es un delito despenalizado, igual que cuando exponemos a una persona al desprecio a través de la deshonra y el descrédito causándole perjuicios.  Los políticos saben que los cargos pueden causar muchos ruidos, rumores y revuelos y unas veces pueden ser de manera obligada cesados de su cargo y otras abocados voluntariamente a la renuncia.  "Sólo eres el más humilde de los que te sirven" porque a mayor responsabilidad, más alta debe ser la honestidad de un servidor responsable y más denso y laborioso su trabajo. El que sufre no es el que manda pero sí hay que socorrerlo, y bien quisiéramos que estos versos límpidos de un gran poeta, con sus indicaciones y reglas, pudieran aliviar tantas privaciones.

Disculpen mi ausencia y falta de actualización.  Causa de fuerza mayor me lo impidió.  Gracias por vuestra compañía.