Repite: El mundo está en paz y yo también.

sábado, 9 de septiembre de 2017

EL FOTÓGRAFO JULIO MARIN ÁLVAREZ


Su nombre es Julio Marín Álvarez y es fotógrafo. (las imágenes son de su propiedad)




Uno de sus lugares favoritos en Zaragoza, la que es su ciudad natal, es la terraza del Centro de Historia, siempre con una buena cerveza. Le gusta frecuentar el Centro Cívico de su barrio, practicar senderismo, comprar libros de fotografía y ver danza contemporánea.



Interesado tanto en el arte radical y vanguardista, como en las costumbres populares, asiste al teatro independiente y conoce cada rincón donde haya graffitis.  Para quien no lo sepa, no se pierde por nada del mundo la recreación histórica de los Sitios de Zaragoza.



Su menú preferido es la carne a la brasa, el pan de pueblo y el buen vino, también se le puede ver en los bares de tapas y entre gente campechana, no exagero si digo que puede presumir de tener muchos amigos. 
Es asiduo a los festivales que derriban fronteras, sabe de carnavales, de fiestas y de reivindicaciones, adora las tecnologías y conoce su intrincado uso, escucha a los cantautores y la música folk. 




Ama la naturaleza y a su vez mantiene un diálogo intenso con la gran urbe. Sencillo y discreto en su trabajo, nos ofrece la captura del movimiento, las imágenes escondidas y los rastros y rostros más humanos. Hoy entrevistaré a un hombre al que la calle y la fotografía, le dan la vida.





Quise formularle preguntas para hacer más entrañable la entrevista y que los lectores pudieran conocer por dentro al fotógrafo, pero él es de los que creen que los personajes, en el tipo de preguntas personales, nunca dicen la verdad.  Acaso puede decirse que Julio Marín es bastante reservado y guarda sus cosas íntimas muy ocultas, cree que a nadie le interesa dónde ha sido más feliz o si le gustan más sus ojos o sus orejas.

Loli S.- El fotógrafo Cocco dijo en una ocasión que una foto no cambia el mundo pero puede despertar conciencias.  ¿Usted también lo cree así?

Julio M. -  Sin ninguna duda, y no hace falta que sea una imagen demasiado violenta o dulce, cualquier persona que tenga un mínimo de sentimientos, le producirá sensaciones varias.

.- ¿A qué edad le entró el gusanillo por la fotografía? 

Muy joven sobre los 13 años, mi padre ya era aficionado, incluso se preparaba él mismo los "caldos".  La pena es que apenas tengo fotos y negativos de ese tiempo, debido a diversas circunstancias.



.-  Hábleme del poder de una imagen.

Anteriormente ya hablábamos de las sensaciones, qué mayor poder que ese.... Si nos metemos en otros temas más banales, puede destruir la carrera, la imagen  de una persona etc.

.- Seguro que tiene algún referente al que admira  ¿A quien le gustaría parecerse?

Referentes muchísimos, pero todos intentamos ser diferentes, y es muy difícil destacar, yo sigo intentándolo a pesar de los muchos años que llevo en este arte.

.- Tengo entendido que no le gusta el photoshop

Me gusta para revelar, lo mismo que hacíamos con el químico. Lo que no me gusta es la cantidad de efectos, filtros que aplican en algunas ocasiones, convirtiendo la imagen, en meras ilustraciones, por lo irreal del resultado, aunque en numerosas ocasiones mejore la foto.

.- Si tuviera que viajar para recoger y documentar una historia.  ¿Qué país elegiría?

Son tantos, que prefiero no citar ninguno, así no me hago ilusiones.

.- ¿Qué le exige el trabajo de fotógrafo?

Actualmente nada, ya no vivo de la cámara y lo que hago es por afición y para mis amigos.

.-Dígame qué equipo fotográfico  lleva y por qué le gusta

Llevo muchos años con NIKON, he usado varias marcas, tanto en químico como digital y todas las marcas son buenas.   Mi recomendación a la hora de comprar una cámara  de cierta calidad, pensar más en la óptica que en el cuerpo.

.- ¿Qué temas le parecen más atrayentes?

Prácticamente he tocado todos los temas, salvo la submarina y alguna otra cosa más.  Creo que hablaremos de ellos más adelante, pero donde más disfruto, sobretodo con el reportaje, especialmente callejero

.- ¿Cómo se siente cuando vuelve a casa con la cámara al hombro y la memoria llena?

Pues contento y satisfecho, por varios motivos principales, el primero, que lo he pasado muy bien, que los temas han dado lugar a disparar abundantemente y que con tanto material, seguro que un par de tomas, estarán bien.

.-  En sus obras hay color y blanco y negro.  ¿Por dónde van sus gustos?

Yo creo que según el tema que estés trabajando resulta más efectivo el blanco y negro, pero teniendo en cuenta, los temas que me ocupan actualmente, pasacalles, humoristas, teatro callejero, yo veo la vida en color y es lo que predomina.

.- ¿Cuál es el mayor riesgo de un fotógrafo?  

Salvo reporteros de guerra y conflictos diversos, todos los demás, no hay mucho peligro físico



.- Quién fue su maestro y qué cualidades tenía

 Nombrar a uno, no me parece bien, llevo 36 años perteneciendo a la Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza, y he conocido a muchos, que salvo alguna excepción, todos me enseñaron algo.

.- Esta pregunta se la hicieron a Salgado.  ¿Con qué ojo enfoca?

 Aunque el autofocus es un genial invento.   El izquierdo es con el que mejor veo, con la edad se va perdiendo vista. 

.- Qué sería capaz de hacer por obtener una buena foto?

 Con el tipo de foto que ahora me gusta (reportaje), no hace falta asumir riesgos, ni es especialmente fundamental conseguir la buena, lo fundamental es poder contar con las imágenes de lo que has visto.




.- ¿Qué herramientas tecnológicas le ayudan en su trabajo?

 Las propias de un fotógrafo, e Internet y Redes sociales, sobre todo por la rapidez de comunicación.




.- Cuando algo de lo que ve no le gusta, ¿cómo se protege del malestar?

 Pienso en porqué, simplemente.




.- Cuénteme la historia de la que considera la mejor foto de su vida.  


Como alguien dijo, todavía no la he hecho, sería muy difícil elegirla, y además espero seguir fotografiando unos cuantos años más, sobre temas sociales, prensa local, etc.





Además de ser un buen amigo, es un hombre que sorprende por su sencillez y generosidad, no he olvidado que a él le debo tener un blog.  Es tolerante, paciente, valiente, audaz, de poco dormir y ninguna pereza.  Lleva sobre su cabeza, fuertes aguaceros y saludables caminatas, y en la disyuntiva de mar o montaña, prefiere siempre "tirarse al monte", hay que desistir en invitarle a darse un baño en el río, su negativa es rotunda, tampoco es futbolero y nada bailarín, a pesar de mis proposiciones, me dice que no cuente con él, que prefiere esperarme a la salida del baile. Un día me explicó la técnica del trampantojo y lo que es un harajuku, palabra que procede de un barrio de Tokio, donde se reúne la gente con diferentes maneras de vestir, digamos que un harajuku es un desfile de ropa alternativa. Ayer mismo, fotografió una carrera subido a una escalera de bomberos, le pareció genial, no le asustan las alturas, allí, en la cesta sólo pensaba en una cosa, en las imágenes que esa tarde iba a realizar, por eso se le ocurrió decirnos a los amigos: "he ascendido tanto en fotografía, que a partir de ahora, tenéis que tratarme de usted".





Con el fin de recaudar fondos para Proyecto Hombre de Zaragoza, se organiza una vez al año, de viernes a lunes, una divertida exposición llena de expresión, sentimiento, calidad y nivel,  la cual lleva por título "Postales en el limbo".  La mencionada  ONG ayuda a rehabilitar a personas con problemas de adicción y la exposición se pudo ver en la calle Coso, 50


Julio Marín participante como fotógrafo, aporta dos imágenes para que veamos que esta muestra consiste en juntar artistas y clientes para un fin benéfico, tal como se hace en Nueva York desde hace muchos años.


Más de 800 artistas realizan una o varias postales y son tanto artistas consagrados como emergentes. Cada obra es única y su precio también, el día de la inauguración el precio es de 30 €, el siguiente es a 20 €  y el día de la clausura a 10 €, puesto que cada día con las ventas se van perdiendo posibilidades de elegir, quedando un número menor de postales.  El día que la exposición abre al público, las obras son anónimas, la incógnita es la gracia, ya que hasta que no se compra la postal no descubrimos quien es el autor, tan sólo hay que dejarse llevar por la fascinación que sintamos al mirar cada una de ellas, teniendo la suerte de comprar un original de una primera figura o de un artista novel.


Participan artistas plásticos, ilustradores, diseñadores gráficos, diseñadores industriales, cocineros, escultores, fotógrafos, todo aquel que desee expresarse de manera sencilla o compleja, pero eso sí, con técnica libre.


Por lo bajo, sin que nadie se entere me ha confesado quien es su musa, la chica a la que más le gusta fotografiar, la cual aparece en esta entrada. Yo le digo, que este hobby es siempre aventura, aunque no haya enredos amorosos, conflictos armados ni largas expediciones. Él no lo dice pero nunca haría fotos de catástrofes, siempre está dispuesto para el humor, la danza y las mujeres, no en vano hace tiempo se dedicó al desnudo artístico, lo que me da pie para hacerle una pregunta: ¿cómo lo vive el fotógrafo? ¿se pone nervioso?, me asegura que nunca, tal vez porque existe química entre la modelo y el profesional de la cámara. 
Me propone uno de esos retratos al desnudo, sabiendo que ni a él le gusta desnudar su alma ni a mi desnudar mi cuerpo y como soy una experta en evadir respuestas indeseadas, le lanzo una sentencia de buena amiga: "....posar a mi edad sería un fracaso para tu prestigio".  Le digo que voy a enviarle un desnudo mío, y él que me conoce bien, intuye que será de bebé y en la cuna, por eso primero me llama cobarde y después tramposa.

Nota: 
Como quiera que las fotos que aquí se muestran, no han sido seleccionadas sino escogidas al azar, dejo la dirección donde recomiendo entrar para visitar todos sus trabajos agrupados en carpetas. www.juliomarin.magix.net


martes, 23 de mayo de 2017

EL PODER EVOCADOR DE LA MÚSICA




Acompañando a personas con demencia senil, me di cuenta de que entre los recuerdos del pasado hay uno muy poderoso, es el recuerdo musical.


Con los ancianos con los que hice voluntariado, había que ver cómo se animaban con los boleros, yo iniciaba la canción y si veía que no era reconocida, pasaba a otro tema, entonces aparecía la pupila dilatada por la emoción y aquel anciano que permanecía estático en su mecedora mirando al jardín durante horas, recobraba no digo la memoria pero sí un punto de luz, salía de su apatía y comenzaba a seguir la letra con buena entonación.  Era todo un milagro, llegué a la conclusión de que además de alegría, les evitaba otros pensamientos menos gratos. Yo me sentía feliz de poder recuperar un pedazo de los recuerdos en aquella cabeza en vertiginoso deterioro.


Aquí me tienen acompañando a los mayores en bus.  ¿Acaso no hemos cantado más de una vez cuando vamos de excursión?

De manera intermitente venían a la mente de muchos de ellos, eslabones abiertos de una cadena que a veces no resultaba fácil interpretar. Pero lo que he podido comprobar en más de una ocasión es cómo la música, el recuerdo de un baile, los instrumentos, o la persona con la que se bailaba en locales y fiestas de juventud, estaban presentes con una nitidez asombrosa, aunque no recordaran lo que habían cenado ayer o tal vez, ni siquiera su nombre.



De repente te sorprendes tarareando una canción que hace muchísimo tiempo no habías oído, como si la tuvieras ahí, esperando la salida, y puede que te evoque, aquel momento en que ibas de viaje, aquella clase de gimnasia rítmica, aquel ensayo para cantar en el coro, la primera nana o el tentetieso colgado de tu cuna y todas ellas se asocian lo mismo que al buen olor del jabón de tocador o a los guisos de una madre.















Y no necesitaba saber por qué el apagado y el encendido del tejido cerebral no era uniforme y se activaba para proporcionar, una veces la nada y otras, recuerdos, emociones y una alegría poco habitual en esas edades y condiciones.  Aun con la memoria muerta, la música nos trae al presente, de golpe, el estado emocional de muchos años atrás, episodios con todos los detalles, quedando más que demostrados sus beneficios en la inteligencia, por eso mismo, hasta se dice que tocar el violín puede ser muy útil para el aprendizaje de los idiomas, es decir, que los sonidos que escuchamos influyen en el desarrollo intelectual.
La música ha ayudado a personas como a esos jóvenes que han vivido en la calle, a buscar una afición y alejarse de peor vida, y ya sea en el metro o en un conservatorio, es calmante remedio, integración, halago para el alma y puente en las relaciones humanas.



Se ha cantado en la iglesia y alrededor del fuego, hasta se han detenido batallas, llamamos música a un concierto sacro en la catedral y al himno de una nación antes de un encuentro deportivo.  En la actualidad hemos recuperado otro concepto cuando utilizamos la música para acompañar en la enfermedad (en la ansiedad, en la depresión, en educación especial, en Parkinson, en Alzheimer, o tras un ictus), porque con ella se puede recuperar el habla, el equilibrio al andar y la respiración abdominal.


Es posible que a todos no nos guste la misma pieza, pero nos devuelve el instante en que la oímos por primera vez y es tal la intensidad, que aparecen en ella lugares, momentos y personas, por eso la música nos une en un sentimiento de comunión, saca lo mejor de las personas, nos toca el corazón, así son los encuentros de folklore, mucho más que espectáculo y cultura, y por eso nos produce una carga emotiva, bien puede no ser siempre una emoción de entusiasmo, pero mayoritariamente suele conmover y no digamos a quienes llevan tiempo en soledad y tristeza, a esos mayores a quienes he visto palpitar tras las notas de un acorde.

(Estas fotografías las realicé en el mes de septiembre durante el festival internacional de folklore  celebrado en Zaragoza hace dos años)

jueves, 20 de abril de 2017

MI CUMPLEAÑOS





Este año ha coincidido mi cumpleaños con la Semana Santa y llegado el 14 de abril, recibí una canción que lleva por título mi nombre, María Dolores, escucho que suena la guitarra de Joan Baez, y la letra dice así: "Dios te ha dado la gracia del cielo, María Dolores y en tus ojos, en vez de mirada, hay rayos de sol....". 

Mi tocaya y amiga me despierta con su música un profundo sentimiento cuando escucho las sevillanas cantadas por Ecos de las Marismas..."Por qué a ti te dicen Lola, si tú te llamas Dolores, con Lola rima amapola, con Dolores todas las flores..." 

Agradezco también haber sido por unos días, la musa del nuevo taller marbellí, de mi amiga la artista Olga Díaz, quien al pastel, me ha hecho tan maravillosos retratos de niña a mujer.




Gracias a todos, los que me recordáis desde lejos, los que me enviáis conciertos, reflexiones, las más bonitas frases del día, los buenos augurios, los regalos, las simpáticas tarjetas, los vídeos y poemas, gracias a los que me llamáis para hablar un rato, a todos, por prestarme nuevos ojos y darme a conocer el verdadero viaje. 




-.-.-..-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.






Semana Santa, no es la de Roma, ni la de Jerusalén, ni la de Sevilla ni la de tu pueblo, Semana Santa es la que consigue quitar alguna estación del Vía Crucis, alguna hora de agonía y de tortura.  Menos caídas y menos lágrimas, menos crueldad y menos injusticias.  yo soy el Rey, pero no de oros, copas, bastos y espadas ¡NO!.  Yo soy el Rey de Corazones y no vengo a hacer esclavos sino hermanos.

Dedícate a abreviar los días y las horas de la Pasión, para que lleguen antes y sean más largos los días de la Resurrección.  El mundo está de luto, luchemos contra la avaricia, la hipocresía, la desidia, la corrupción.


Debajo del antifaz
distinta se ve la vida
exento de vanidad
llevas el alma escondida  

Es tiempo de hacerse nuevo, de saberte y sentirte amado, de escuchar la Palabra, de demostrar afecto, de ayunar de caprichos con aquellos que ayunan de verdad.

Estás solo en un desierto,
en medio de la ciudad.
La procesión va por dentro

Este es mi libro de salmos, todos ellos capaces de hablar al alma de los hombres y mujeres de todos los tiempos y lugares, en ellos se encuentran las experiencias personales de quienes los escribieron... Hablan de manera tan extraordinaria de nuestra vida, que parecen escritos en nuestros días y para nuestro presente caminar.

Hay saetas en cada esquina

y suspiros y plegarias,
hay peticiones y ruegos,
piropos y acción de gracias.
Coloco el libro sobre mi atril y hago un análisis y una plegaria para conectar mi mundo con una fuerza superior.  Ahora leeré un salmo para las ocasiones especiales. Según la religión judía, el día de cumpleaños hay que leer el salmo que corresponde a tu número de años más uno.


En Cuaresma, buñuelos de viento rellenos de crema


Llegamos al pueblo para pasar la Semana Santa, siempre he dicho que en vigilia, es costumbre en casa hacer algún guiso que lleve bacalao.  Es importante habitar en la casa a gusto, sin protocolos ni códigos estrictos, que en ella se pueda relajar y curar el ánimo.


 Los geranios sollozan

tras de las rejas
y es la brisa suave
como una queja



Pongo en la bandeja algunas monas de Pascua.  Me temo que durarán poco


Como en la vida misma, luchar contra las aspas del molino que no son sino nuestras batallas.


Redobles de tambores 
y toques de cornetas
lloran por los rincones 
que es primavera

Sigo preparando los postres....  Bendigo la mesa antes de comer para tomar conciencia de la fuente de nuestro sustento, es dar un sentido espiritual al acto mundano de comer.  Bendecir es como pedir permiso y agradecer.



Cuando se cumplen años es costumbre realizar un buen acto.  
Mi recuerdo para Amelia a quien he podido acompañar en el hospital hasta su último día.

Es Viernes Santo

y en silencio, la noche
enjuga su llanto

El Cristo de la Salud

recorriendo doloroso
el camino pedregoso
de la Cruz.



Su uso es personal e intransferible, lo llevo como colgante al cuello, es un objeto muy especial que me han regalado, un llamador de ángeles con el que me siento protegida, en su interior lleva una amatista del tamaño de una canica. 






Cuando llegué a casa por la noche, los iris estaban perfectamente cortados y colocados en agua. Al pie del florero había una nota....
Siempre espero impaciente el mes de abril para colocar un ramo de perfumados lirios morados sobre la mesa, flor altamente resistente, cada año podemos recogerlos en mi campo, en un paraje llamado "Barranco Hondo", en cuyo subsuelo hay agua abundante, fueron plantados por mi padre hace bastantes años, sin ningún cuidado y aún siguen floreciendo para mi en todas mis primaveras.




Me han regalado este libro traducido a ocho idiomas, lleno de sabores, aromas y matices, es un sincero canto a la amistad. La confluencia de tres grandes religiones-musulmana, judía y cristiana- hacen de Jerusalén un auténtico crisol de las cocinas del mundo.
Con este plato a base de verduras y frutos secos me inicio en la cocina de Oriente Medio y hago mi homenaje a un país que necesita un soplo de vida, lo dedico a Siria y a su gente, comparemos el dolor de los niños con la Pasión de Cristo.



Tomo en mi mano una copa especial de Kidush o cáliz que suelo tener sobre una mesita, y con ella hago la bendición del vino alzando la copa.  Es una tradición llenarla de vino dulce o mosto hasta que desborde para simbolizar gratitud y siempre antes de la comida festiva de celebración.  Es un rito religioso que puede llevarse a cabo por personas que no practican el judaísmo.



Enciendo todas las velas de la casa antes de la puesta de sol, es un momento para orar por todo lo que anhela el corazón.  La velas dan una atmósfera serena y apacible, cada plegaria lleva su significado e intención y trae luz al mundo. 

Y cuando todo ha pasado,
al volver a la rutina,
nos ha quedado en el pecho
clavada como una espina, 
la mirada de Esperanza
de los ojos de María

Que el amor se sobreponga a todas las cosas, y todos los seres del mundo sean bienaventurados.

domingo, 5 de febrero de 2017

UN LIBRO SOLIDARIO

"SE DEBE PEDIR A CADA CUAL, LO QUE ESTÁ A SU ALCANCE REALIZAR"

El libro se titula: "La carrera de la vida" y hoy vengo a presentaros el caso de Jaime, un niño de Zaragoza que ha sobrevivido después de ser gran prematuro, quien diría que nació con problemas diversos, hubo que centrarse en la visión, el habla, el oído, la movilidad, el equilibrio, y sin embargo, atento a los sentidos, es en el tacto, el oído y en la vista donde el niño busca información.
El libro fue editado en diciembre de 2015 y ha sido escrito por su madre, Isabel, una madre coraje, guía amorosa y acompañante en esta carrera tortuosa, salpicada de victorias y de retrocesos, quedan secuelas irrecuperables y sufrimiento pero también hay vida, sin dejar de mencionar a Jaime, que es como se llama el padre y al hermanito Hugo, los cuatro son la familia al completo.


En su día, todo el que quiso pudo colaborar con la compra del libro para que esta familia pudiera conseguir su objetivo, que no es la curación del niño, ellos lo saben, sino la adquisición de una máquina que podía lograr importantes avances en su desarrollo.  No podían imaginar que el niño algún día sería feliz, sobre todo cuando el médico les anunció que todo estaba perdido, que el niño se iba a ir al cielo. Tuvieron que pasar más de trece meses de ingreso permanente, de tubos, de aparatos, de incubadora, de complicaciones y la verdad es que una persona no sabe de lo que es capaz hasta que la vida te pone en esa situación.  Quien ha dicho:  "Yo no podría aguantar"....
En las páginas de este libro hay mucho más que penas, hay preciosas fotos, amor y sonrisas.  Los padres lo llevan de excursión, de cumpleaños, a la piscina, al colegio, a los carnavales, a fisio, a musicoterapia, juega con su hermano, disfruta de las Navidades y ayudado por sus padres participa en alguna carrera consiguiendo llegar a la meta, que no es sino el símbolo de un esfuerzo... En este libro hay opiniones médicas de gran valor para quienes viven situaciones similares, y sobre todo, ilusión por ese hijo, las ganas de salir del hospital en las primeras etapas y volver a casa, la lucha desesperada por apartar a ese niño del dolor.
Ninguna mujer en estado sueña con otra cosa que no sea un embarazo sano, una esperanza buena y nueva, una tripa grande y un bebé rechoncho y llorón, después la experiencia puede ser muy diferente al resto.  Y cuando el bebé está conectado a una vida artificial, lo miran y siguen viendo al niño más guapo del mundo y esperan llevarlo al hogar, para mostrarle la casa donde vivirá, la familia que le espera, y su propia habitación.
En la enseñanza, hay objetivos en proceso, otros conseguidos y algunos logrados sólo a veces.  La verdad es que viendo las fotos el niño es precioso, y así me lo aseguran quienes lo conocen en persona, el caso es que sin tanta dedicación es casi seguro que no se hubieran conseguido tan buenos resultados, puede que para él seguir viviendo sea una carrera, pero para el resto es toda una lección.  Gracias


WWW.EDITORIALCOMUNITER.ES