ERES LO QUE ESCRIBES

sábado, 12 de junio de 2010

MI ACTIVIDAD EN UNA LUDOTECA



CONTRIBUIR AL MUNDO DEL MAÑANA IMPLICA UNA GRAN RESPONSABILIDAD.


Este curso también he colaborado en un centro municipal de tiempo libre con dos grupos de chicos y chicas, de 6 a 9 años y de 9 a 13; las actividades han estado enmarcadas dentro del juego y el deporte.

Una ludoteca es un espacio para reunirse y disfrutar al que generalmente acuden los niños de un determinado barrio, cuenta con biblioteca y animación a la lectura, préstamo de juegos y libros, talleres manuales y otros entretenimientos destinados al grupo infantil y al grupo preadolescente. Se les enseña a cooperar y no discriminar, con valores solidarios, con tolerancia, intercambio y sin estereotipos, si bien las habilidades de cada niño son distintas, con el tiempo en la mayoría de los casos llegan a mejorar mucho. Las características de ese juego son el no tener un objetivo impuesto, ser flexible, espontáneo, cambiante, de participación activa y con una orientación no-literal; el entorno es seguro y los educadores se convierten en figura de referencia positiva que les ayuda en su formación como personas y ciudadanos.

Tan importante como las actividades con los chicos es la labor interna, la que desde fuera puede pasar desapercibida, tarea que es constante, con innovaciones, propuestas y de mucho trabajo, tiene que haber una directriz, se elaboran los medios, los fines y la forma de ejecución.
Al finalizar el horario se hacen las votaciones puntuando cada niño según su grado de satisfacción , algo muy importante para el centro ya que sirve de orientación para conocer si el trabajo del educador va por buen camino. También se realizan excursiones u otras visitas de interés.
Este año hemos visto algún cortometraje realizado por jóvenes, una obra de teatro, un musical y algún concurso de pintura donde los trabajos premiados de los chicos han sido de gran talento artístico.

Foto: Carnaval.


Utilizamos juegos de palabras para adquirir vocabulario, dedicamos tiempo a jugar al bingo, cuyo cartón contiene monumentos, países, banderas y personajes conocidos. Jugamos al tres en raya, juegos malabares, el golf y el futbolín, el pasa-palabra por parejas, juegos de aros, hacemos mímica, puzzles de cuentos famosos, juegos magnéticos e imantados, al trivial, a la cadeneta o a los palitos chinos del Mikado, un juego ancestral que sirve para controlar el moviendo de la mano y la coordinación entre ojo y brazo, a la torre de Hanoi, con piezas de madera, formas geométricas, seriación de colores y secuencias numéricas, a carreras de canguros corriendo con las dos piernas sujetas por una goma elástica, a juegos de preguntas y respuestas para adquirir conocimientos de cultura general, al mecano o al lince para agudizar la memoria visual, también les gusta mucho el dictiopinta, un juego en el que te dictan una palabra y tienes que dibujarla para que el compañero la adivine.
Si he de decir la verdad, los propios niños me instruían en las reglas de cada juego y modo de uso.

Como actividad fuera del centro fuimos de excursión a Jaca y estas son algunas fotos de ese día.

Fotos inferiores: Museo militar de miniaturismo. Entre las diminutas figuras se encuentran Asterix y Obelix, Mary Poppins o Wally, los niños disfrutaron mucho buscándolos.






Las tertulias han sido muy interesantes porque los niños son de diferentes países y cada uno explica curiosidades sobre costumbres y tradiciones de sus lugares de procedencia aunque todavía recuerdo cuando un niño de color preguntó si podía contar un chiste racista y se le respondió que no; o una niña musulmana que intenta engañarme diciendo que su religión le prohíbe comer sopa de arroz, cuando le digo que está mintiendo me pide perdón, y qué decir del día que llegó un niño nuevo que se sorprendió porque adiviné el nombre de su país antes de que me dijera que se trataba de Perú, muy extrañado me preguntó: ¿cómo lo sabes? y también al niño de Buenos Aires que tiene ganas de volver a su país natal cuando cumpla la mayoría de edad, entonces un niño colombiano me dice que le gustaría vivir en Argentina para hablar como ellos, deduzco que lo que le gusta es el acento, muchas han sido las anécdotas ya se sabe, con niños todo es imprevisible, se las saben todas; hubo un día en que un niño rumano explicó a sus compañeros un juego de Rumanía y otro día, las niñas de Cabo Verde comenzaron a hablarnos sobre las frutas tropicales y acabaron en una discusión sobre la ubicación de su país, una decía que está situado debajo de Canarias y la otra que al lado de Senegal, en una especie de juicio salomónico tuve que decirles que ambas tenían razón.

Foto: Asalto al castillo de Loarre. Vean la vesta, el escudo y la espada.



Por la tarde tuvimos un audiovisual sobre los castillos medievales en Aragón. Posteriormente se formaron dos grupos, la media luna y los cruzados los cuales iban representando las luchas de la época según las indicaciones del guía, fue un momento en el que se implicaron con total realismo y hasta el guía felicitó a los educadores por el buen comportamiento y por las preguntas infantiles llenas de ingenio.




No hay comentarios:

Publicar un comentario