Repite: El mundo está en paz y yo también.

viernes, 11 de junio de 2010

MI EXPERIENCIA EN LA DISCAPACIDAD Y TIEMPO LIBRE


LOS DISCAPACITADOS NO REPRESENTAN POCA INTELECTUALIDAD Y FALTA DE PROGRESO.

Hoy quiero contar mi experiencia en una asociación de tiempo libre que trabaja con personas adultas con discapacidad intelectual, mostraré las fotos de los lugares a los que hemos asistido en nuestras actividades pero ninguna de los usuarios, a fin de preservar su identidad y por mi deber de confidencialidad.
Estas actividades me parecen un gran avance ya que hace años ni siquiera existían porque el ocio es esencial, un derecho que nos hace dedicarnos a lo que nos gusta y por tanto, satisfactorio y fuera de obligaciones, sin embargo mantener amistades que perduren es uno de los mayores retos que deben afrontar los jóvenes discapacitados así como ser invitados a casa de sus compañeros durante los fines de semana o en fiestas para poder relacionarse, por eso estos Centros cubren áreas de trabajo ocupacional, de apoyo a la integración laboral, de información y orientación, de estimulación precoz, de ocio y tiempo libre y de educación especial.

Recuerdo que lo primero que anoté en mi diario de campo fueron mis propias dificultades pues desconocía las situaciones que viven diariamente las personas con discapacidad, puse mucha atención en la percepción de detalles pero por ejemplo fruto de mi interés por integrar a todos, les animaba a realizar tareas por encima de sus capacidades, asegurándoles que podrían hacerlas cuando en realidad no era así, con frecuencia olvidaba que el hecho de que una persona tenga una discapacidad no supone que necesite todo el tiempo la ayuda permanente, eso sí, cuando no entendía bien por algún problema en el habla, pedía que me lo repitieran porque ese es uno de los fallos más comunes, solemos hablar en tono más elevado de lo normal y en vez de mirarlos a ellos, miramos al acompañante; mis impulsos me llevaban a prestar ayuda sin saber la necesidad concreta, pulsar un botón, leer en un tablón o coger una silla, estos son los errores habituales que cometemos la mayoría, errores como el tratamiento con sobreprotección. Salvo excepciones, que también las hay, se considera que su autonomía les permite valerse por sí mismos. Supe que hay que tratarlos como adultos que son, respetar su ritmo cuando tardan en comprender e insistir para una mejor comunicación.

Cuando comencé necesitaba familiarizarme con el proceso formativo fuera de clase, era consciente de que antes de incorporarme sólo tenia dimensión teórica, interrogantes, dudas, era más incompleta, me faltaba la toma de contacto en un entorno más laboral y menos académico, al terminar tienes que hacer tus conclusiones, hay que atenerse a la rigurosa realidad, con profundización, para eso es una experiencia viva, sin simulación, la cual abarca muchas tareas y cuestiones.

En la foto inferior vemos una tarde en las boleras, actividad en la que destacaría las reglas del juego, el aspecto lúdico y competitivo, la moral alta de los participantes, los comentarios positivos, daba gusto ver el choque de manos ante el éxito, los saltos de alegría y los gestos de victoria.


Foto: los bolos

También se conjugaron la agilidad física, el equilibrio y el tono muscular. Este juego de ocio activo supone para los discapacitados un gran entretenimiento en el que cada cual puede aplicar su astucia, el dominio de la técnica, cálculo de la dirección del tiro y sobre todo la fuerza.




Foto: el monitor con el nombre de los jugadores y puntuación.

En las fotos inferiores vemos una tarde en el laserdromo en el que utilizamos como materiales: el aparato láser con forma de pistola, se trata de un juego de táctica y simulación de combate entre dos equipos de colores diferentes y tiene como objetivo acertar con los disparos en los sensores-receptores colocados en los chalecos de los jugadores, mientras se registran los impactos. Algunos lo hicieron mucho mejor que yo.




Entre los asistentes, tres de ellos padecen epilepsia motivo por el que se solicitó que apagaran las luces con destellos del laberinto de juego.



Estas fotos que veremos a continuación corresponden a un día en el Parque de Atracciones en el que nos distribuimos en tres grupos: atracciones más arriesgadas, atracciones más suaves y un grupo de paseo para los que no pueden acceder a los aparatos de feria por diversos motivos.




Todas las atracciones utilizadas fueron de libre elección. Comimos bajo la carpa y posteriormente un tiempo de reposo y sobremesa.




Ahora veremos las fotos del día de la excursión a Calatayud, siempre con alternativas por si la climatología impide el plan señalado.





Visita guiada a las iglesias de S. Juan y S. Pedro.



Foto: Museo de Arte romano


Foto: Museo del Mesón de La Dolores. El ciego de la copla.





Fotos: azulejos de las calles de los barrios antiguos (cristiano, árabe y judío).

Como puede apreciarse ha sido un año muy intenso, salidas al cine, meriendas, reuniones, y recientemente la asistencia a la grabación de un programa en TV Aragón.
Fueron muchos los momentos de diversión, la ayuda de los educadores y la buena convivencia en este periodo de tiempo en el que he aprendido sobre enfermedades neurológicas y cerebrales, trastornos del comportamiento, del lenguaje, vías motoras y sensoriales, todo ello sin la teoría de los libros.
Muchas cosas han pasado desde aquel primer día en que ayudé a Diego a montar el Belén y el árbol de Navidad, acompañé al lavabo a Teresa o ayudé a ponerse los zapatos a Fabiola; también el día en que me asusté en una de las frecuentes caídas de Pedro y supe que no había que ayudarle a levantarse, se pone nervioso y se enfada por eso continuamos como si no sucediera nada; hoy acompaño a Miguel a su casa mientras me habla de su trabajo y de su familia , Manuel me relata sus confidencias hablándome sin parar de muchas cosas, Vanesa y yo, cómplices absolutas, nos abrazamos todas las mañanas para desearnos un buen día y Verónica, tomándome del brazo me explica con detalle la receta para hacer una buena pizza.
Como es normal ha habido incidencias, situaciones inesperadas, reacciones insólitas que sería largo mencionar. He aprendido a evaluar el funcionamiento y desarrollo de los grupos. Poco sabía yo del grado de coordinación, del estado de salud, cansancio y emociones de los usuarios. Mi diario ha sido una herramienta personal muy útil, narrando de manera minuciosa mis reflexiones, evitando sacar conclusiones precipitadas sobre inteligencia, carácter, etc., por mi parte nunca he querido tomar nota en su presencia por considerar que puede ser una situación incómoda sobre todo para ellos, al sentirse analizados. Todas las actividades han sido beneficiosas para estas personas que tienen desventaja debido a un déficit personal, aún es posible mejorar porque la normalización no se da en el sentido de igualdad con el resto de ciudadanos, lo he visto con mis propios ojos y lo he sentido tan cerca cuando aquella señora nos gritó según ella porque podíamos ensuciar el escaparate de su tienda o aquel señor que en el autobús dijo que los discapacitados debían trasladarse en taxi y no utilizar el transporte público porque molestaban a los demás viajeros; por eso si tuviera que explicar mi decisión de hacer prácticas en este sector sería suficiente decir que me interesaba ver qué se está haciendo en equiparar sus oportunidades, sin segregación, viviendo con ellos situaciones cotidianas. He conocido desde dentro la forma de organización, el beneficio del baile, el teatro y la musicoterapia y sobre todo los problemas, ambiciones y demandas que me han expresado los padres, compartiendo conmigo sus recuerdos y opiniones, a su vez me ha servido para ampliar el grupo de conocidos y vivir de cerca esta problemática. No podía imaginar lo cortas que son las distancias cuando no existe rechazo y si no, basta con conocer las actitudes de los clubes deportivos y asociaciones cuando no aceptan a personas que padecen algún trastorno, cognitivo, fisiólógico o motórico.
Por eso pienso que por encima de todo hay que saber amar y comprender la influencia que puede proyectarse en los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario