Repite: El mundo está en paz y yo también.

sábado, 24 de abril de 2010

ARAGÓN AL NATURAL

Me estoy refiriendo a la exposición: Origen, adaptación y diversidad a través de la Red Natural de Aragón, una muestra en la que se investiga el origen, pasado y presente de la vida en el planeta.

En la “calle indiscreta”, aula de medio ambiente de la que ya os he hablado en alguna ocasión, se pueden aprender muchas cosas, por ejemplo que el oxígeno que respiramos no existía cuando se formó nuestro planeta, sino que se ha ido generando, poco a poco, como producto del metabolismo de diferentes tipos de seres vivos que han ido surgiendo a través de la evolución.



Recorrí las salas fotografiando todo lo que iba viendo para que los lectores, especialmente los de lejos, puedan apreciar las bellezas naturales de esta región, también fui anotando en mi libreta los datos de este texto.

Chiprana:

No se sabe con exactitud en qué consistió lo que podríamos llamar “el primer ser vivo”, cuáles fueron sus características y cuándo apareció. Pero parece ser que la Tierra se “echó a andar” hace 4000 millones de años. En la laguna de Chiprana (Zaragoza), han quedado testigos de cómo fue la vida en su estado más remoto.




El Rodeno:

Una vez que hubo alimento disponible sobre la tierra (las plantas), los animales “se prepararon” también para “dar el salto”, los primeros vertebrados que se independizaron fueron los reptiles.



Los fósiles aragoneses más antiguos que aparecen con abundancia para evidenciar la adaptación de los seres vivos al medio terrestre proceden de un tiempo que justo precedió a la aparición de los primeros dinosaurios.



Hace 245 millones de años atravesaban un paisaje árido los reptiles bajo un calor sofocante y también poblaban las tierras aragonesas las plantas coníferas. Hay rastros de pisadas cuadrúpedas, dejadas por un animal pesado y lento que deambulaba con unas extremidades bastante primitivas: un tipo de reptil de modo de vida herbívoro.

Ordesa:

El área donde se sitúan los Pirineos estuvo ocupada por el mar, este mar pirenáico no era sino una prolongación del océano Atlántico al pie de unos jóvenes montes Pirineos aún en formación. En este proceso, el brazo de mar fue cerrándose hasta surgir de sus aguas las rocas formadas en su seno, desapareciendo para siempre el último mar de Aragón (hace unos 35 millones de años), este mar fue un auténtico hervidero de vida, albergando una gran variedad de animales vertebrados e invertebrados, alimentados por sus aguas cálidas y poco profundas, magníficos ejemplos de aquellos ecosistemas se encuentran en Ordesa.



Ordesa es un lugar emblemático, el segundo parque nacional declarado en España y probablemente sus paisajes no tienen comparación, así las cascadas de Ordesa se extinguieron a la vez que los dinosaurios.



Foto: molusco que vivía sobre el fondo fangoso del último mar pirenáico ( hace 45 millones de años)



Foto: mandíbula inferior de cocodrilo marino en un bloque de roca caliza (hace 55 millones de años)

Ha colaborado en la exposición el Museo Paleontológico de la Universidad de Zaragoza.

Conviene destacar las increíbles fotografías de esta exposición realizadas por Esteban Anía y Antonio Ceruelo, las que están viendo ahora las hice yo, si pueden y viven en Zaragoza no se pierdan las originales de estos dos autores, esas sí que son maravillosas; en ellas podemos ver el Cañón de Añisclo, los Pinares de Rodeno, las Saladas de Chiprana, con una foto panorámica en 360º y pinos negros en la montaña de Sensa, en el Valle de Escuaín. Así es nuestra tierra, esto es lo que tenemos y mucho más, por eso he querido mostrarlo.

3 comentarios:

  1. super interesante, Loli. Muy buena entrada, me ha encantado, un saludo

    ResponderEliminar
  2. Viva nuestra tierra!!
    Disculpa mi ausencia estos días, he ido un poco liadilla pero no te libras de mí.
    Tu entrada, genial, como siempre.
    Besitos, amiga.

    ResponderEliminar
  3. Hola amigas. He querido que vean todos la grandeza de nuestra región, a veces áspera y a veces frondosa. No nos faltan aromas de romero, parajes africanos, ríos, campos de cultivo, bosques, ibones...,
    Gracias Marian por escribirme y a Emibel que espero que Emilio se vaya recuperando.
    Muy buenas entradas las vuestras de hoy. Besos a las dos.

    ResponderEliminar