Repite: El mundo está en paz y yo también.

lunes, 11 de enero de 2010

HOY ES EL PRIMER CUMPLEAÑOS DE ESTE BLOG


Sin saber muy bien lo que quería cuando empecé, me costó arrancar, tuve que cuidarlo y hacer que se volviera grande ( en tamaño, que no en magnitud ni excelencia) por eso hoy celebro con todos vosotros después de un año la naturaleza social del hombre y los deseos de concordia que puse en este espacio desde el primer día.
Nos interesa conocer cómo es una residencia de mayores, para qué sirve un Centro Cívico, dónde acudir para oír hablar a un personaje que nos atrape, dónde escuchar músicas que con sus letras hagan visiblemente palpables los sentimientos universales, leer libros que contengan otros mundos por descubrir, películas que nos hablen de seres reales que dejaron huellas imborrables, nos interesa saber quienes han sido los que han demostrado sobradamente su grandeza, qué actividades se llevan a cabo en una Casa de Juventud, los materiales didácticos que se utilizan, dónde acuden los familiares de enfermos, qué motivos nos llevan a manifestarnos con todo tipo de reacciones que la sociedad presenta ante determinadas circunstancias, cómo es nuestra ciudad con sus ofertas, protestas y propuestas, quienes fueron los artífices de nuestra riqueza monumental, cómo vivimos las fiestas aquí o en otros lugares, saber por qué para unos la calle es cultura y para otros un tránsito difícil y complicado o cual es el trabajo silencioso de las personas comprometidas, en definitiva, todo lo que represente un recuerdo y homenaje a la historia y al pasado y toda una cosecha de esperanzas para el presente y el futuro.
Me impuse la difícil tarea de no escribir con pasión desordenada ni atrevimiento, tratar de exponer más que de defender posturas sin alzar una sobre otra, porque hoy más que nunca necesitamos amansar crueldades y abundar en comprensión, es momento de escuchar más a los intelectuales y menos a los políticos y en esa búsqueda de la verdad conviene continuar con las mismas ganas de convertir las cosas equivocadas en las que creemos que son justas.

Sepan que no soy tan seria como aquí aparezco sino de sonrisa fácil, no recuerdo quien dijo que la risa la causa un chiste, una situación ridícula o la embriaguez pero sonreír es síntoma de estabilidad, sosiego interno y de estar en lo que se hace.


Antes de soplar las velas e invitaros a una ración de esta tarta simbólica y virtual, terminaré con una frase de Luis María Ansón:

“El mundo se salvará tal vez cuando los hombres de uno y otro lado terminen dándose la mano por debajo de los puentes cerrados con salvaje egoísmo al tránsito libre”.

5 comentarios:

  1. Cumpleaños feliz
    Cumpleaños feliz
    te desea Emibel
    Cumpleaños feliz

    No te lo canto porque ya conoces mis dotes cantarinas (jjajaj) y no es cuestión de que diluvie.

    Te conocí a finales de este año. Me pareció interesante tu blog así que caminaré junto a tí durante este año recién estrenado, si me lo permites.

    Un trocito pequeño, por favor! Mmmmm está rica ehhh
    FELICIDADES!!!!!!!!!!!
    Besos y un tirón de orejas

    ResponderEliminar
  2. Me has emocionado con tu simpatia de siempre y como lo haces cada vez que visito tus reflexiones. Es una muestra de que la red transforma positivamente las relaciones interpersonales. Tardé 4 meses en poner contador de visitas pensando en que nadie me leía pero yo seguí escribiendo para mí misma, ya sabes lo testarudos que somos los aragoneses.
    Tu compañía seguirá siendo muy valiosa y estimulante. Un millón de gracias.

    ResponderEliminar
  3. Pues eso, felicidades, yo no canto, solo te deseo muchos años más por aquí, contándonos cosas, que algunas ya las sabemos los maños, pero siempre es bonito que alguien las exprese por aquí.
    Felicidades mil.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas felicidades, y gracias por el trozo de tarta.
    Como puedes comprobar entro asiduamente en tu blog y leo todo lo que escribes.
    Besotes

    ResponderEliminar
  5. A Emilio, buen amigo, agradecerte el tiempo que me dedicas y las risas que me despiertan tus versos.
    Si no te preocupa el colesterol ni la glucosa aún queda algo de pastel de fresa que la vida tenemos que verla en rosa.

    A Julio: ¡Qué sorpresa!. Discúlpame este abandono, en 15 días tengo exámenes, este año lo tengo duro pero sigues estando en mi puente. Me han dicho que una vez más gustó mucho tu reportaje anual de senderismo; te felicito.
    ¡Ah! para tarta la tuya, esa que rocías de whisky.

    A los dos, todo mi cariño.

    ResponderEliminar