ERES LO QUE ESCRIBES

jueves, 14 de enero de 2010

LA ALJAFERÍA (CASA DEL REGOCIJO O PALACIO DE LA ALEGRÍA)


De las bellas artes, para mi la ornamentación islámica es la más espectacular. A pesar del largo periodo que los musulmanes permanecieron en España, en Aragón no hay mucha representación monumental, eso sí, hubo extraordinarios alarifes o maestros de obras como Galli. Vean los que nunca anduvieron por estos lares lo que nos dejaron en Zaragoza para la posteridad. Sin duda es el monumento que más he fotografiado. No coloco todas las que tengo porque sería excesivo.


Me ha sorprendido que este año vengan a estudiar 2000 alumnos de los cinco continentes; los italianos dicen que esta ciudad es buena para vivir, bien comunicada con Europa y que sus distancias son cortas, los chinos hablan de nuestro carácter amable; los argentinos destacan la tecnología que poseen nuestras facultades, además de asegurar que los tratamos de diez y que Zaragoza es una ciudad relinda, así lo leí en la prensa poniéndome orgullosa de ello.


Vale la pena conocer nuestro pasado para entender nuestro presente por eso hablaré de un monumento clave en esta ciudad, el único que representa a una civilización que irradió una personalidad propia tanto para Occidente como para Oriente porque en esta tierra hubo encuentros, cruces culturales y fecundos mestizajes. Me estoy refiriendo a La Aljafería, un castillo cuya torre del trovador inspiró a Verdi su famosa ópera "Il Trovatore", una quinta de recreo en pleno campo, edificada entonces a extramuros que se le llamó la casa del regocijo o también el Palacio de la Alegría cuando Zaragoza tenia por nombre, en árabe, Saraqusta Al Baida, es decir, Zaragoza la Blanca, debido al color de sus edificios.



Nos queda esa numerosa presencia de población mudéjar y morisca, con el ejemplo de esta obra maestra del mudéjar aragonés en la que podemos apreciar el ladrillo geométrico y la cerámica vidriada, se trata del Muro de la Parroquieta de La Seo.


ARRIBA FOTO DEL CIMBORRIO CATEDRAL DE LA SEO
Mudéjar significa “domesticado” es un musulmán español que vivía en territorio conquistado por cristianos pero manteniendo su lengua, costumbres y religión mientras que Morisco es un cristiano nuevo, un musulmán español bautizado y convertido al catolicismo en cualquiera de sus dos formas: voluntaria u obligada.


FOTO DEL MURO DE LA PARROQUIETA DE LA SEO
Todos sabéis que mi rincón favorito es el patio de naranjos con sus dos albercas, así que después de ver estos monumentos, acomodo la popular frase, la compongo, la cambio, algunos dirán que haciéndola mía la destrozo pero no se me ofendan los granadinos, que no hay mayor desgracia también que la de ser ciego en Zaragoza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario