ERES LO QUE ESCRIBES

sábado, 17 de enero de 2009

CARIES EN LOS NIÑOS BOLIVIANOS

Al llegar a Bolivia, en la ciudad de Cochabamba se anunciaba un programa de salud bajo el título “Sonrisa de Mujer” en alusión a la gratuidad de las prótesis dentales.
Verónica, la odontóloga me dice que en el gabinete que tiene instalado en una guardería, por cierto muy digno, atiende a los niños por las tardes pero con frecuencia los cortes de luz le impiden trabajar. Comenta que son atendidos los niños que asisten a las dos guarderías del barrio además de todos los que viven en la zona de Ticti Norte siempre que pidan cita con 3 días de antelación. La odontóloga recibe el salario de la Fundación “Wiñay Mujo” que en el idioma indígena quechua significa “Semilla Creciente” que costea la atención dental en la infancia apoyados por Christian Children. Aunque el gabinete a mí me pareció muy digno, ella se lamenta de la precariedad de medios, comparando con la abundancia de instrumental y materiales de nuestra sociedad así como del estado bucal de los niños que ya llevan caries desde muy temprana edad tanto en los dientes temporales como en los definitivos. En cuanto al coste de los tratamientos pagan una cantidad simbólica, una obturación, conocida comúnmente como empaste, cuesta el equivalente a 1€ o dos billetes de autobús en Bolivia ya que acceder a la sanidad privada sería un imposible para determinados sectores. Gran parte de la población desconoce la importancia de la higiene bucal y digo gran parte porque hay desigualdades entre el centro y la periferia, a la que se han sumado recientemente campesinos y mineros, por tanto es la falta o mala higiene oral la causa de las enfermedades como la caries, un mal muy frecuente en niños pequeños. La escasez de cepillos de dientes hace que pueda llegar a durar un cepillo más de un año por lo que la recomendación de los tres meses de uso no se lleva a cabo.
En las campañas son las Universidades de Odontología las que participan en colegios y escuelas próximos a esas universidades, haciendo controles de placa bacteriana y estudiando el porcentaje epidemiológico de caries en niños de edad escolar. Los dentistas salen a las calles para informar, especialmente sobre la necesidad de modificar los hábitos alimenticios ya que Bolivia es un país con una dieta basada en el consumo de hidratos y no de proteínas, como debería ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario