Repite: El mundo está en paz y yo también.

viernes, 20 de julio de 2018

UN LIBRO: LOS ABANDONOS




Los abandonos es el título de un libro que pone de manifiesto que sentir es más importante que analizar, está escrito por Cayetana Guillén Cuervo, la hija pequeña de dos monstruos de la escena en nuestro país. Cayetana estudió Arte Dramático y Periodismo ¿quién no la conoce?.  Hoy quiero hablar de su obra personal y vivencial, dedicada a sus padres, maravillosamente escrita.  Lleva el encanto de su larga melena y su sonrisa en la contraportada, y en el interior las ilustraciones son pinturas de José Luis Massó, actor, escenógrafo y acuarelista.


Cuenta con diez capítulos, fruto de pensamientos profundos inspirados por los recuerdos, la enfermedad, la vejez y la muerte de su padre, si los juntamos todos ellos, forman un desenlace amargo, porque angustia y tragedia es perder a quien lo es todo para cada uno de nosotros, por eso mismo cuesta tanto aceptar el dolor en una cultura como la nuestra que considera a la muerte como tabú, que ni se habla de ella ni se asume con naturalidad, siempre hemos oído que nuestro modelo cultural no favorece la renovación de la persona o el volver a empezar, cuando en realidad, todo viene a ser como una obra de arte, no se ve igual de cerca que cuando tomas distancia.




Llegamos a este mundo para vivir la mayor parte del tiempo luchando por subsistir y en unas pocas décadas desaparecemos.  Durante los duelos integramos en nosotros el deseo de trascender con una esperanza que nos haga madurar el proceso.  Cuando alguien de la familia está mal todos a su alrededor también lo están.
Oscura es la vida de los que viven en los manicomios, en los hospitales, en los que están solos, en los que tienen heridas abiertas o en cualquier vida llena de un esfuerzo sobrehumano.  Sabemos que una opinión negativa puede doler, que no es más débil quien parece que lo es, y que nos es suficiente con unas horas de sueño calmado.
Este país navegando a la deriva y nosotros en la cuerda floja y sin red donde caer. Un país necesitado de políticos entregados, con ganas de trabajar  para llevar a buen término la educación pública, el transporte, el abastecimiento de agua potable, la defensa, la limpieza de las ciudades, las autopistas, los aeropuertos, la sanidad, las pensiones..., de todo esto y mucho más habla este libro, de supervivencia, de nacer, pelear, sufrir, reír, soñar, consumir, estudiar, reproducirse, empeñarse, ser productivo, caer exhausto, mantener el sistema, envejecer, enfermar y por último irse de este mundo.

Entre las acuarelas hay plumas de aves y hojas de árboles, flores, algunas fotos, hombres y mujeres desnudos y solos, tal cual llegamos al mundo, tal cual nos vamos de él.  Desnuda y visible aparece la muerte, de la misma forma que  llega la vejez,  de improviso y de frente, sin máscara ni escapatoria, por eso mientras nos asomamos a sus páginas, se nos recuerda la necesidad de nacer de nuevo, de tomar conciencia de que en algunos momentos de la vida, no son suficientes los valores en los que nos hemos basado, y es que decir adiós definitivamente, en cualquiera de sus formas, implica comenzar con nuevas señas de identidad, apartando otras estructuras que no servirán en adelante. No desconocemos que la experiencia ya no es un valor, que lo que importa hoy en día es ganar dinero, que el sexo está sobrevalorado, que a los mayores los despiden del trabajo, que a los jóvenes los contratan bajo pésimas condiciones, que las cosas no andan bien y hay que ajustarse, que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, se nos acusa de que la culpa es solo nuestra.

Otro abandono es el cruce de frontera con rotundidad, en algunos momentos se derrumbará el paradigma de que con esfuerzo podemos conseguir cualquier cosa, en esta sociedad, positiva a ultranza que nos hace creer que con trabajo seremos dueños del mundo y nunca nos dice que gestionemos las ilusiones no cumplidas desde un lugar más interno que externo, ni nos advierte que no pasa nada si  no somos todopoderosos, al contrario estamos en una sociedad llena de exigencias. Transitamos por aquí entre batallas y ajetreos, pisando campos de minas, lo saben bien los que se han visto desahuciados, víctimas que han perdido la casa que compraron con ilusión.  Siempre tratamos de elegir la posibilidad más gozosa, buscando nuestra finalidad en la vida y buscando a Dios en una mirada, una estrella, una vasija de barro, una mariposa o en los cerezos en flor. Necesitamos mirar a los ojos, saber que la gente no cambia, aprender a ceder, gastar menos, disfrutar más, porque problemas los habrá y serán agujeros negros, embestidas que desgastarán nuestra mejor voluntad.

El nido vacío será la espera de una llamada previa a la visita, serán unos padres preparando la casa para hacerla más acogedora, será hacer la comida preferida, la cama por si quiere acostarse un rato, la bonita mesa y las bellas flores pero tal vez al acercarse la hora el hijo les llame avisando que otro plan se cruzó en su camino y que hoy no podrá acudir, y en esa decepción no hay ingratitud porque los hijos saben que haces mucho por ellos pero tienen que hacer su vida.

En cada página encontraremos referencias sobre el dinero, la literatura, el amor no correspondido, la libertad, la familia, la nostalgia, el silencio, sobre uno mismo, sobre la soledad, la entrega, la sonrisa, la mentira, las pesadillas, la bondad, la inteligencia, la infancia, el tiempo, la generosidad, la justicia universal, la gente maravillosa y también de saber que Dios debe andar por ahí, cuya ausencia es uno de los abandonos más difíciles de afrontar desde que llegamos al mundo berreando, ese Dios por el que juntamos las manitas desde niños a la hora de rezar, está en todas partes, nos protege, qué gran apoyo creer que hay algo detrás, que el libro no termina en la última página, todos ellos son temas con sobresaliente en la escuela del vivir.  Al fin, las pérdidas son las carencias y privaciones de aquel o aquello que se tenía, lo mismo que abandono es renuncia y olvido.


Un poema magnífico de Pedro Salinas "No quiero que te vayas" nos sobrecoge de tan hermoso, pero pasamos página para encontrarnos una poesía, esta vez de Benedetti "No te salves".  Fernando Pessoa nos viene a decir que todos tenemos dos vidas y nos habla del momento de la travesía.  Encontraremos frases, de Woody Allen, de Graham Greene y de Ernest Hemingway, textos maravillosos de Khalil Gibran sobre los hijos, algunas sentencias de Platón,  algún fragmento de una obra de Kafka, y una parte del monólogo de María Magdalena en Fuegos, escrito por Marguerite Yourcenar.


Este libro no es cualquier cosa, en él se escuchan los latidos, ha sido escrito como forma de identificar lo que te pasa en un momento importante, todo lo que contiene está en cercanía con uno mismo, es un libro bonito, intenso, íntimo y sincero, en el que no prevalece la amargura sino la gratitud por lo vivido, se ha puesto en él tanta alma, que esa es la parte esencial, el sentido de toda obra, la emoción, tal vez no fue escrito para que fueran palabras de aliento, porque despedirse para siempre, no tiene ayuda ni terapia, es la voz de la autora que sale de su interior para conectar con el corazón, allá donde la cabeza no alcanza a entender.  Cuando se escribe así, es así como se llega a expandir un pensamiento.  No es un libro de duelo propiamente, sino de reflexión y aprendizaje, hay un dolor que impulsa a crecer, tampoco es de autoayuda, aunque se plasma el sentir de otros muchos que lo vivirán de igual manera, esa concordancia de saber que todos sentimos parecido y pasamos por lo mismo, ayuda mucho a enfrentarse con la rabia de porqué el destino puede deparar momentos tan crueles, como una larga enfermedad, es un proceso que no admite censura a la hora de expresarse ni la sociedad debe poner corsé a dicha expresión, es más, tiene que haber y hasta cierto punto es bueno, tristeza por la pérdida de un ser valioso que se te escapa, con el que hubo complicidad, convivencia, vínculo e intimidad mucho antes de encarar la ausencia, de aceptar lo irreversible, de asumir el tránsito, serán momentos en los que se presentará un estado anímico determinado y variable en cada persona, aparecerá nuestra forma de ver el mundo y de estar en él, porque también está ese otro abandono de entregarte a alguien y ofrecerle toda tu vida y no recibir nada, sabes que eres buena persona, que ayudas, eres amable, das explicaciones, te adaptas, no discutes ni te enfadas te hagan lo que te hagan y como ella misma dice al final, después de la impotencia y la desesperación, un día vuelves a ser tú pero no a ser la misma, te llevas la escucha que ofreciste, la sonrisa que regalaste, el amor con que llenaste tu alma, te llevas lo que dejas y sabes que el viaje siempre merece la pena sobre todo porque al final, todos aprendemos a vivir tras las pérdidas, tras los desamores, tras los naufragios, tras los nidos vacíos, esos son los abandonos, las heridas con las que aprendemos a convivir mientras la vida sigue su curso, son separación, alejamiento, partida, experiencias que en un principio parecen confusas y el tiempo va esclareciendo, de modo que vamos a vislumbrar las cosas importantes de la vida y a separarlas de todo lo que no nos sirve para nada.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Con la recomendación lectora de este buen libro, al que he querido dar espacio, me despido por vacaciones de todos los que pasáis por aquí con paciencia a leer lo que escribo de manera tan esporádica, intentaré responder a vuestros comentarios. Os lo agradezco mucho y espero que perdonéis mi poca intervención en vuestros blogs.  Que tengáis un verano estupendo, de descanso y con las actividades que más os agraden, que sean para todos unas felices vacaciones en las que nutrirse y conectar con el presente.

24 comentarios:

  1. Desde luego tiene buena pinta... feliz verano... un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y nos habla del peregrinaje que es la vida, lleno de momentos difíciles, etapas que se viven como si fueran una fatalidad, y todos nuestros valores no suelen ser suficientes para afrontar la nueva situación.
      No siempre encontramos libros que nos hablen de cómo vive los abandonos una mujer siendo esposa, madre, hija y amiga, que aun siendo adulta, en algunos momentos puede sentirse indefensa.

      Feliz verano para ti también.

      Eliminar
  2. Una reseña magnífica querida Loli. Muy felices vacaciones.

    Y con respecto a tu comentario en casa que tanto te agradezco, sí, recuerdo muy bien tus entradas sobre Rusia. ¡Qué lindo que pudieras ver tantos íconos in situ!.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Myriam, la autora del libro tiene un espíritu crítico y una lucidez que me gusta mucho, asegura que perder la inocencia es una faena para todo individuo, por eso estoy de acuerdo con ella en que perdemos momentos de felicidad conforme nos hacemos conscientes de las cosas de la vida, esa felicidad que tienen los niños que no conocen todavía nada.

      Con respecto a mi próximo viaje será para conocer la cultura del antiguo pueblo nabateo, las actuales tribus beduinas, y otros muchos encantos.

      Seguiremos en contacto. Un beso

      Eliminar
  3. que lujo el leerte y sentirte
    tus palabras llenan el alma del que te lee
    Un abrazo lleno de magia para vos este verano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida Mucha,
      Gracias por venir a leer esta reseña literaria que nos invita a pararnos y reflexionar. Ante los abandonos, parece como si la sociedad exigiera la cura inmediata, el olvido rápido, un pasar página sin dar tiempo a analizar la realidad, un proceso individual e interno en el que cada persona va a necesitar su tiempo.
      Recibo la magia que me envías, con el calor de este verano y de tu abrazo.
      Pásalo bien y sé feliz

      Eliminar
  4. Gracias Loli, por esta extensa, maravillosa y bien detallada introducción al libro que parece ser bien interesante, ya que en sus páginas se expone la vida misma en todas sus formas.
    He seleccionado este trocito, pero todo entero es interesante.
    Necesitamos mirar a los ojos, saber que la gente no cambia, aprender a ceder, gastar menos, disfrutar más, porque problemas los habrá y serán agujeros negros, embestidas que desgastarán nuestra mejor voluntad.
    Espero que podamos hablar un día de estos.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Ámbar, estamos ante un libro que es un diálogo interno, quien lo escribe sabe que hablar con alguien y ser escuchado produce gran alivio, al fin, comunicarse es salir de un laberinto. Cualquiera sabe que el ejercicio, la naturaleza, la meditación, trabajar la aceptación y dejar pasar el tiempo es lo que mitiga la ira, la pena o el vacío de los abandonos.
      Me he retrasado en responderte, el ordenador me está fallando.
      Un beso. Hablaremos en cualquier momento.

      Eliminar
  5. cuando te leo , me parece escucharte , y mis ojos ven tus gestos con los que te comunicas tu prosa es excelente
    NO SOMOS DE CHARLAS¡VERDAD?
    ES TODO VISUALIZAR Y SER CAPACES DE BEBER EN LAS LETRAS PARA QUE SU CONTENIDO RIEGUE EL ALMA ADOLORIDA EN OCASIONES Y EN OTRAS A SALTOS COMO LAS CABRILLAS LOCAS
    QUE SEAS SIEMPRE MODERADAMENTE FELIZ . DESEAR MÁS , SERÍA VICIO
    CON EL AÚPA SIEMPRE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola querida, gracias por todo lo que me enseñas cada día con tu amistad y tu ejemplo, no faltan situaciones serias, secas y definitivas, que ciertamente son adoloridas, pero.... nos acompaña lo que hicieron por nosotros, lo que nos han enseñado, lo que han representado algunas personas en nuestra vida, el legado de su bien y su belleza como seres humanos, eso va con nosotros, inalterable, es una riqueza. Tomaremos como referencia a la autora del libro y su deseo de no abandonar nunca las ganas de vivir o el sentido de seguir adelante pase lo que pase.
      Con el aúpa siempre. Un beso grande.

      Eliminar
  6. El estar al lado del teatro y sus entresijos, como esta mujer que escribe un libro desde sus adentros, para hablar de la vida, del amor del dolor, del arte y la literatura ya dice de la grandeza del texto de Cayetana Guillén. UN enorme gusto poder leerlo, pero las distancias, y quizás el sistema de su circulación no lo permitan. Pero tu reseña y comentario, ya habla del valor de un texto integral. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Carlos, un libro que habla de las desilusiones, de los sueños rotos, de las personas que van llegando a tu vida, de que cada persona tiene una perspectiva ante el mismo problema, de que las situaciones límites te ponen a prueba de lo que tú eres, de la inteligencia emocional de algunos médicos ante un paciente y su enfermedad, en sí, todo el libro toca temas tan diversos como vitales.
      Como tú, la autora sabe lo suyo de cine y de teatro por tradición familiar, son dos artes que ha mamado desde la cuna.
      Como veo que tienes alguna dificultad en conseguir el libro, si lo deseas con mucho gusto puedo enviártelo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Un libro mu realista sobre la vida y la muerte, es cierto, desaparecemos en pocas décadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Boris, por asuntos familiares me encuentro alejada del blog, pero me alegra tu paso por aquí.
      No es que en el libro vayamos a encontrar soluciones ante las pruebas que nos pone la vida, pero sí nos enseña a no proyectar sombras y a buscar el rumbo y el aliento.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Hola Loli, es lindo el resumen que haces del libro, es tan real como la vida misma, con sus luces y sus sombras, vamos acumulando vivencias que nos dejan estrellas de luz o heridas sangrantes. Y yo me pregunto ¿para qué? Si como final, está la muerte física. No sé si existe o no la reencarnación, sí no recordamos nada de esa otra vida y podemos cometer los mismos errores. No sé si hay otra vida después de esta, pero lo que sí sé Loli, es que mientras medio mundo se muere de hambre, el otro no come para no engordar. Y cada vez es peor para los que nada tienen.

    Mi cariño siempre Loli.
    Ángeles

    ResponderEliminar



  9. شركة التميز المثالي للخدمات المنزلية وتنظيف المنازل والشقق والفلل بالدمام والخبر والقطيف والجبيل
    قسم خاص لتسليك المجاري بالضغط ومكافحة الحشرات وتنظيف للمجالس والسجاد والموكيت وتنظيف الخزانات
    نقدم افضل الخدمات المنزلية بالمنطق الشرقية 0551844053

    شركة تسليك مجاري بالدمام
    شركة تنظيف منازل بالدمام
    شركة مكافحة حشرات بالدمام
    شركة تنظيف منازل بالجبيل
    شركة مكافحة حشرات بالجبيل
    شركة تنظيف سجاد بالجبيل
    شركة تسليك مجاري بالخبر
    شركة تنظيف منازل بالخبر
    شركة تركيب وصيانة الكهرباء بالدمام والخبر
    شركة المثالية للتنظيف بالجبيل

    ResponderEliminar
  10. Excelente reseña que no había leído. Hoy vine a buscarte porque extrañaba leerte. Y me encontré que hace algunos meses no escribes. De todas formas me ha gustado lo que nos cuentas de este magnífico libro, que, me encantaría leer. Deseo que estés bien. Que todo vaya bien contigo. Que Dios te bendiga siempre. No te olvido y quiero.

    ResponderEliminar
  11. Hace mucho que no sabía nada de ti, hoy he tratado de buscarte y me he dado cuenta que hace mucho que no publicas, seguramente por eso me imagino que no te habrás enterado de lo relacionado con nuestra querida amiga Ámbar, ya no la tenemos con nosotros D.E.P.
    Te dejo un fuerte abrazo con mis cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar