Repite: El mundo está en paz y yo también.

domingo, 4 de febrero de 2018

NO AL MALTRATO ANIMAL

¿CUÁNTAS VIDAS PARA UN ABRIGO?
"Cualquiera que esté acostumbrado a menospreciar la vida de cualquier ser viviente, está en peligro de menospreciar también la vida humana"
Albert Schweitzer, premio Nobel de la Paz 1952.

Trescientos mil animales abandonados cada año en España son muchos, pero más allá de la cifra, la manifestación celebrada el domingo pasado en Zaragoza, vino a recordarnos que los animales no son para usar como vestimenta, ya no, no estamos en la Prehistoria, no vivimos en cuevas y chozas que haya que cubrir con pieles ni necesitamos ese tipo de abrigo. Maltrato y abandono es un crimen cotidiano en el que no solemos pensar, igual al de los perros atropellados en las carreteras en los meses de vacaciones y en verdad no conozco a nadie que haya estado en prisión dos años por cometer estas atrocidades.  
En tiempos recientes la preciosa piel de los animales se ha utilizado como símbolo de glamour y lujo por las más conocidas firmas de la moda internacional y por supuesto, me encanta esa piel de animal sedosa y aterciopelada al tacto, que es perfecta, tan auténtica y muy suya, no nuestra, aunque podamos pagarla con dinero y vanidad.
En Aragón las penas por maltrato alcanzan los 150.000 €, creo que es la cifra más alta en España, país en el que existen 17 leyes diferentes, cada Comunidad tiene su ley y ninguna es igual, sin embargo, aquí se permite los shows con animales y en muchos países de Europa están prohibidos. Sabemos que la relación entre el hombre y los animales siempre ha sido beneficiosa y que la crueldad es una señal de alarma.  Estoy segura de que la industria peletera puede reinventarse con maravillosas y buenas prendas de abrigo que no procedan de animales, y que los circos no deben morir porque para eso los malabaristas tienen sus habilidades y no necesitan animales a la hora de hacer un espectáculo de calidad.


Sacrificar a un animal en un refugio o protectora de animales cuando nadie lo reclama, no es protegerlo sino exterminarlo, y no entraremos en esa prohibición de alimentar a animales vagabundos, o por qué hay cazadores que piensan que cuando un podenco no sirve para cazar no debería sobrevivir, sin embargo, conozco cazadores que los cuidan hasta que mueren de viejos, porque los consideran uno más en la familia, y puede que el animal no salga a cazar pero sigue siendo compañero fiel.  
No es extraño que muchos animales tengan miedo al contacto con el ser humano después de haber sufrido, aun considerándonos una especie de inteligencia superior.  Se envenena a los gatos, se sepultan vivos a los cachorros y se colocan cepos a los caballos, la psicopatía no tiene límites, esto nos permite medir el nivel del país y llegar a la conclusión de que hay prácticas que se llevan dentro. A los animales no se les castiga con crueles disciplinas para controlar su conducta, si les enseñamos con paciencia ellos aprenderán.


Son maltratados en el negocio de las granjas de peletería, los armiños, los visones, las chinchillas, los zorros, los mapaches, etc.

Hago desde aquí mi particular contribución y denuncia a toda esa comunidad  que se regocija en el dolor que causan, gente sin sentido común, salvaje, energúmenos con cero de moral, más bestias que otra cosa, pero los que observamos y no hacemos nada estamos tolerando y además, siempre se hace contra los más débiles, y es que para que haya un cambio, primero hace falta tomar conciencia.
No ignoro que la naturaleza nos dicta que hay que matar para comer, pero no para vestir, no me siento frente al ordenador con ganas de que paren con la industria, es que tenemos una naturaleza cansada de no encontrar un lugar cálido sobre la faz de la Tierra.
Hay personas que abandonan a cachorros enfermos por no poder costear el tratamiento veterinario, tal vez no siendo conscientes de que un animal necesita alimento, revisiones, vacunas y tratamientos cuando enferma, y antes de adquirirlo se debe saber si se puede o no asumir esos gastos, para otros es más sencillo abandonar a su mascota en el monte, antes que hacer gestiones para regalar, vender o buscarle un lugar seguro.

LAS PIELES SON CRUELES


Al maltratador hay que perseguirlo y castigarlo, porque sabemos que los hay que causan la muerte del animal o le producen lesiones graves y hasta los dejan morir por inanición, por lo que estaremos de acuerdo en que la violencia y la crueldad es fruto de personas mal desarrolladas.


ELLOS NECESITAN SU PIEL, TÚ NO.

Hoy solo quiero hablar de un asunto moral que no tomamos en serio porque las víctimas tienen cuatro patas, y de paso, aplaudir a los movimientos por el respeto a la vida animal, estos grupos defensores de los animales, que tantas veces han sido amenazados y que tienen por objetivos:
  • Ensalzar la empatía hacia los animales
  • Que la muerte no sea una cultura y diversión
  • Ayudar a los sin voz
  • Luchar porque los maltratadores no queden impunes ante la justicia.

Parece incomprensible que todo un pueblo justifique a un señor que decide matar a palos a un perro porque  asustaba a las gallinas, y resulta que sus convecinos aseguran que es una buena persona y un buen vecino, tan bueno como el que acabó con la vida de su mujer pero era un padre ejemplar y un buen amigo.  No queda aquí el suceso, porque los veterinarios que pusieron la denuncia por estos terribles hechos fueron agredidos. En este país y en otros muchos tenemos un problema muy serio, una vergonzante sociedad en la que no avanzamos y cargamos contra aquellos que no pueden defenderse.
Afortunadamente hay millones de personas en el mundo que aman a sus mascotas y conocen su afecto incondicional, animales que nos enseñan más que nadie y es mucho lo que nos brindan, por eso es nuestro deber enseñar a los más jóvenes un valor tan básico.

(las fotografías han sido cedidas por mi amigo, el fotógrafo Julio Marín, a quien agradezco como siempre su colaboración)

18 comentarios:

  1. Como siempre excelente texto , y encantado de colaborar contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Julio, por ofrecerme esas fotos que hablan por sí mismas.
      Sería muy extenso mencionar cuestiones como el perchero fabricado con cuernos, el marfil de los colmillos, el uso de calzado de cuero, el veganismo, el sacrificio de una ternera y sus hamburguesas, la caza furtiva con trampas, lazos y cepos de afilados dientes, la repoblación del conejo de monte, la extinción de algunas especies que ya no podrán recuperarse, o la visita al zoológico y al circo, ningún debate quiero de si comemos jamón y tomamos leche para subsistir, pero si es cierto, que en el maltrato interviene el placer y en el negocio, el lucro y la ostentación, y es verdad que la caza nos ha servido para alimentarnos, era la única forma de sobrevivir para la gente más humilde del medio rural, lo mismo que los animales de corral, también hemos hecho la matacía del cerdo en los pueblos, lo cual proporcionaba suculentos bocados durante todo el año y de alguna manera tenía que morir el cerdo, pero esto nada tiene que ver con destrozar a una foca a golpes, teniendo como arma un bate de béisbol, se hacen verdaderas masacres y de manera despiadada, casi dos siglos de exterminio constante, que nada tiene que ver con aprovechar la piel de un animal que ha sido con anterioridad destinado al consumo.

      Un beso. Espero verte pronto.

      Eliminar
  2. Espantoso el maltrato a cualquier animal, sea con intención de hacerlo sufrir o para su uso y abuso que represente dinero. Un problema que me lleva a pensar en las personas que son vegetarianas o veganas de cualquier nivel. Recuerdo una película para niños, Pollitos en Fuga, la que hace conciencia desde el punto de vista de estas gallináceas el porqué de su crianza, la que finalmente es para servirlas emplatadas en una mesa. Para meditar todo esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto me alegra tu visita, querida Leticia.
      Es posible que a los que pensamos de otra manera nos llamen sentimentales o sensibleros cuando digamos que hay grabaciones con cámaras ocultas que desvelan sacrificios, o cuando hablemos de la dura vida de algunos animales, de las razones para convocar manifestaciones como esta, de las granjas de peleterías y su sangriento negocio, conste que también somos sensibles a los seres humanos que sufren horrores ante nuestra indiferencia.
      Ya que comentas sobre el mensaje que debemos enviar a niños y jóvenes, podríamos entrar en el tema de que los abusados suelen o pueden ser abusadores, ya que cuando veo imágenes de chicos violentos con los animales, creo que no me equivoco al pensar que estos jóvenes han sido maltratados y descargan su odio contra la sociedad de esta manera, sin tener en cuenta que todo ser vivo es sensible al dolor.

      Eliminar
  3. Abrazo con todo mi cariño querida Loli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo y que sigas encontrando siempre tareas de valor.

      Eliminar
  4. Es una vergüenza que todavía sucedan estas cosas, por eso mismo valoro mucho esta entrada-denuncia, porque hay que remover conciencias, y tu los consigues, con tu texto y con las fotos de Julio.
    Por la zona donde vivo hace poco más de una década, que es tierra de cazadores, aparecían, aunque ahora menos, ahorcados de los arboles, galgos, que no se si por viejos o porque ya no les servían para cazar, lo sacrificaban de esta cruel forma. Vi en una ocasión uno, y jamás se me olvidará.
    Un fuerte abrazo, Loli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Manuel.
      Resulta que ante estos temas que planteamos hay quien dice: “soy cazador, no ecologista”, entendiendo por esto que estamos ante dos posturas encontradas e incluso hay quien atribuye una opción política distinta a cada una de las partes. No vamos a entrar en eso pero sí que hay que amar a la naturaleza y tratar a los animales con respeto.
      Dicen que los ahorcan y los dejan con las dos patas traseras apoyadas en el suelo para mayor sufrimiento, algo que no soy capaz de entender aunque me llamen compasiva.
      A nivel doméstico, si lo que queremos es un animal pequeño y bonito, que no haya que cuidarlo, sacarlo a pasear, no ensucie la casa de pelos, no manche con sus patas, y además no nos reste libertad, entonces será mejor que compremos un peluche, que ese sí podemos tratarlo como un objeto y un juguete.
      Es verdad que muchos animales en cautividad, con lesiones y sin asistencia médica padecen un sufrimiento extremo, y es exactamente igual al que sentiría un humano.

      Gracias por aportar tu opinión y un abrazo grande.

      Eliminar
  5. Mi muy apreciada Loli
    En algunos países está penalizado el maltrato animal y existen regulaciones para la adopción, compra y trato de animales callejeros. En España, la Ley de Protección de Animales de Compañía prohibe a los refugios sacrificar animales; sin embargo anualmente son abandonados miles de perros. Eso me parece muy doloroso para el pobre animal que brinda afecto y lealtad, se acostumbra a sus “amos”, los acepta como jefes de manada y dependen de ellos.
    Reino Unido fue el primer país en tipificar el maltrato animal como delito, a comienzos del siglo XX. Actualmente su legislación reconoce cinco necesidades básicas de los animales: garantizar su alimentación, bienestar, comodidad, y salud. Y la ley británica de Protección de Mamíferos Salvajes de 1996 castiga el maltrato animal con pena de multa y hasta seis meses de prisión.
    Otros países que penalizan el maltrato animal son: Alemania, Australia, Colombia, EU, Egipto, Francia, México, Perú, Suiza y Uruguay.
    Respecto de la industria peletera, no creo que sea necesario el sacrificio de martas, armiños, visones y otros puesto que actualmente existen imitaciones tan suaves y abrigadoras como las pieles de los pobres animalitos.
    Para que los animales domésticos o mascotas no se reproduzcan indeseadamente se les hace castrar luego de que ya tengan cierta descendencia. Con todo esto, viene a mi mente una pregunta: ¿Y las corridas de todos? ¿No son una especie de tortura para los toros?
    Ha sido un gusto leer tu estupenda campaña contra el maltrato animal, como siempre bien informada excelente material gráfico y enorme sensibilidad.
    Un fuerte abrazo colmado de esperanza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada amiga:
      No es la primera vez que escribo sobre este tema tan polémico y con el mismo título, sabiendo que podemos expresarnos, aunque haya situaciones que no podremos evitar con protestas, soy escéptica en la lucha contra fuerzas poderosas.
      Si hablamos de la fiesta nacional, se abre un debate de enorme dimensión. Todos hemos oído el resuello de una res que agoniza y es cierto que ningún entusiasta acude a una plaza a sufrir por el animal, ni a cerrar los ojos cuando entran a matar. También podemos incluir en el maltrato a los animales de laboratorio, los monos en nombre de la ciencia, son objeto de pruebas muy dolorosas, en este caso reconozco mi ignorancia sobre alternativas en los experimentos y la investigación, ya que sin ellos no habría avance.
      Si te interesa, hay artículos muy buenos que tiene la escritora Rosa Montero, en el diario El País. De momento dejemos un mensaje de amor y defensa.
      Gracias por los datos que has expuesto para conocimiento de todos.
      Que tengas un día tranquilo.
      Un beso

      Eliminar
  6. Totalmente de acuerdo contigoc Loli. Además quien maltrata a un animal, maltrata con la misma ligeresa a un ser humano. Una cosa está relacionada con la otra. Aprender a venerar y respetar a la Naturaleza y a todastsus criaturas nos eleva como humanos, en el sentido de que nuestro humanismo nosndnaltscd, nos eleva en la escala espiritual.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra tu visita y comentario y la afinidad a ese culto a la naturaleza que San Francisco de Asís nos hablaba en su "Cántico a las criaturas". Si no miramos a los animales como un gran regalo, no parece posible que todo lo demás esté integrado con el hombre, que es quien recibe de los animales tantas muestras de amor y protección.
      Un abrazo, Myriam, y buena semana

      Eliminar
  7. La mejor manera de estimular en los niños el amor y el respeto por el otro, es enseñarles a querer a los animales. Es pedagógico. Sin embargo, ocurre con frecuencia, que los padres les compran a sus niños mascotas, y no les enseñan a cuidarlas, menos a tratarlas con querencia, y éstos actúan agresivamente, en una especie de deleite sádico con el maltrato al animal.
    El peor de los casos es el abandono de los animales, cuando se cansan de ellos. Ni siquiera se toman la molestia de llevarlos a lugares de resguardo públicos o comunitarios.
    El maltrato a los animales es generalizado. Hay una cultura de menosprecio por el animal. Las riñas de gallos, de perros y el toreo son formas crueles de tratar a los animales, que aún instancias judiciales garantizan por considerarlas culturales.
    Todas a una como en Fuenteovejuna, asume uno de tu crónica de solidaridad con los animales en maltrato. Ahí se observa tu espíritu humano, y ese corazón de respeto por el otro, que caracteriza tu personalidad, apreciada, Loli.
    Desde Colombia, mi abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Carlos, por tradición y antigüedad, hay determinadas fiestas que utilizan a los animales para dañarlos, es algo lamentablemente habitual, lo mismo que quien atribuyéndose la propiedad del animal se siente con derecho de marcharse un fin de semana y dejar al perro atado sin agua ni comida, por no mencionar a los que cortan las cuerdas vocales al animal para evitar los molestos ladridos.
      Sin embargo, no olvidemos cuando un perro sirve de guía, de terapia o de rescate, entonces la asistencia que ofrecen es de gran importancia. Y ya que hablas de gallos, yo he visto gallos de pelea en España y en América pero sería incapaz de presenciar uno de esos horribles espectáculos. A esto hay que añadir no sólo que los animales fueron utilizados para las duras tareas del campo, también en la minería y hasta con fines bélicos. Habrá que imitar a los países más adelantados en esta cuestión, como es Holanda, donde ya no existen animales de compañía deambulando por las calles.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  8. Todo animal debería estar protegido en este mundo que también debiera ser un paraíso y no en lo que se está convirtiendo. Aquí todos los años nos dejan los cazadores galgos abandonados. Por no hablarte de cómo se trata a los gatos callejeros que hasta envenenan. Cada vez está más generalizado este maltrato animal, de ahí que desparecen de nuestro entorno, como las urracas, aquí ya no hay, los grajos, las golondrinas, los mismos gorriones... hasta las lombrices que antes irrigaban la tierra y no han dejado una vida los herbicidas... Todo esto lo tendremos que pagar muy caro, Loli. Creo que ya empezamos a pagarlo. Excelente tu xposición, tus palabras. Gracias, amiga por tu sensibilidad hacia los animales que comparto plenamente. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga, recuerdo como en Costa Rica se enseñaba a los niños el respeto a las ardillas de los parques, esa es una enseñanza en la amabilidad del mundo, una educación en la felicidad.
      De momento seguiremos engordando el hígado de los patos, cortaremos a tirón el cuello de los pollos y seguiremos tirando cabras desde el campanario, porque no queremos suprimir tradiciones ancestrales y porque el disfrute es mayor si el animal está vivo, ese es el perfil psicológico perverso. Hay sacrificios religiosos en algunas partes del mundo donde la multitud acuchilla a cientos de animales en búsqueda de salud y prosperidad.
      Hablemos de la utilización del glifosato en los campos, que es cancerígeno, o la desaparición de las abejas, que está siendo un tema de alarma mundial. Al fin, lo bueno y lo malo es obra del hombre y no falta gente cuya hostilidad hacia animales y personas es semejante.
      Como bien dices, si no tenemos cuidado, demos tiempo al tiempo que esto sólo es el principio del fin en la desaparición de especies.
      Un cariñoso abrazo, querida Julie

      Eliminar