ERES LO QUE ESCRIBES

sábado, 6 de julio de 2013

SABOREANDO ZARAGOZA

La Casa Montal es un palacio de los siglos XV y XVI.  Alberga un restaurante selecto y una tienda de alimentación Gourmet.
Escudo Montal-Montesa

Apetitosa degustación al mediodía.

Saborea Zaragoza es el nombre de una ruta gastronómica que se lleva a cabo en sábado y que nos permite probar algunos platos de la cocina aragonesa, así descubrimos los lugares más emblemáticos de la ciudad.  Aprovechando que me visitaba mi amiga Teresa de Almansa (Albacete) nos decidimos a participar en esta visita guiada para que ella pudiera degustar algunos de nuestros productos y conocer un poco de arte e historia.  Fuimos paseando para conocer el origen de los principales productos de la gastronomía zaragozana, la primera parada fue en el Taller de alimentación de la Calle indiscreta, visitamos el Museo de la Torre Nueva, detalles sorprendentes en el Mercado Central de nuestra capital y degustamos el aperitivo en dos lugares con solera: Casa Montal y Bodegas Almau.  Una ruta que recomiendo a los zaragozanos y a los que nos visitan, no se realiza todas las semanas, por lo que no siempre puede hacerse si no coincide con los días establecidos.

Depósito para servir cerveza
Uno de los comedores de la tienda-restaurante
 Comedor de la planta superior de Casa Montal

Migas con uvas

Antigua caja registradora

Ahora bajamos al sótano para ver el pequeño museo sobre la desaparecida Torre Nueva y conocer qué ocurrió con ella.
La guía y su explicación

Guitarra de pino y abeto fabricada por Basilio Marín Ferrer con el segundo tramo de escaleras de la torre.  Por venderse se vendieron hasta los ladrillos de la torre para la edificación de inmuebles próximos.
La tienda de la cual les hablo fue fundada en 1919

Bodega de Casa Montal en cuyo sótano se encuentra el Museo

Decoración con antiguos relojes de bolsillo






Salmueras con aceitunas y Morcilla con pimientos de Bodegas Almau

 Una antigua bodega que ha pasado por tres generaciones.  Nos atendieron y explicaron cómo se inició este negocio. Recuerdo que cuando era niña y pasábamos por la estrecha callejuela del llamado "Tubo", era un local con toda clase de vinos.  Hoy tiene terraza y los jueves, conciertos gratuitos.

Estos sellos nos recuerdan lo que se vende en cada puesto del Mercado Central: aves,carnes, frutas y verduras, pescado, etc.  Los vemos como alegoría para cada tipo de producto.  Como todos los mercados antiguos, anterior a su edificación el comercio se realizaba en la plaza con soportales y al aire libre.
Mercado Central o de Lanuza, remodelado por última vez en 1986, fue diseñado por el arquitecto aragonés Félix Navarro en 1895

Capitel (cesta). Pueden verse en la decoración las palmas, las hojas de acanto y los racimos de frutas. Mercado Central.  Puerta de entrada.



Ahora vamos a repasar un poco de historia de La Torre Nueva, esta preciosa torre mudéjar fue un alminar que formó parte de una mezquita zagrí y se levantó en la que hoy es Plaza de San Felipe de Zaragoza, se le llamó la torre inclinada  o la torre del reloj, medía un poco más de 81 m. de altura y desapareció hace aproximadamente un siglo cuando alguien decidió que había que derribarla y la decisión tomada por el ayuntamiento también fue a causa de la presión ejercida por otras personalidades influyentes y no por esa desviación de casi 3 metros que dicen tenía.  La guía nos fue explicando cómo se opusieron los intelectuales contra este crimen artístico y cómo se alegó un peligro de ruina inexistente.

La escultura 
El escultor


En la actualidad lo que hemos recuperado es su memoria y encontramos en ese lugar la escultura de un muchacho sentado en el suelo, mirando hacia arriba como si la torre estuviera todavía.  Su figura, en bronce y a tamaño real lleva implícito un mensaje y un recuerdo permanente a la obra desaparecida.  Esta escultura hiperrealista es obra del escultor zaragozano Santiago Gimeno.

Nota: Intentos ha habido de deteriorar voluntariamente este monumento, como casi todos de la ciudad, siempre hay quien se dedica a dejar las huellas de su incultura y sin más razón que la destrucción como diversión.  Cuándo aprenderemos que el arte público es para todos los ciudadanos y  debería ser nuestro orgullo.

La torre dibujada y pintada por diversos artistas

En un azulejo pudimos leer la siguiente dedicatoria a la Torre Nueva:
Tú, Torre Nueva, que fuiste famosa, grande, hermosa y erguida cual mástil marinero.
Tus lamentos tan sólo se escucharán en la oscuridad del firmamento, no valdrán tus gemidos porque tu sentencia está escrita.
Tu historia y tu gracia mudéjar no serán argumentos suficientes para mantenerte en pie, la necedad y el abuso se encargarán de borrar tu pasado.
Tus balcones ya no sabrán de epopeyas insignes, sus ventanas abiertas al espacio nos dejarán paso a la ola de la modernidad.
Tu techo desprovisto de su armónico chapitel ya no albergará a esa juventud deseosa de conocerte y de admirar desde lo alto tu lugar de nacimiento.
Tus llaves, de dientes afilados pero corroídos por los años, no abrirán ni cerrarán con facilidad el candado de la cultura, los errores, fruto de los ineptos difícilmente pueden corregirse.
Tu reloj, mudo para la inconsciencia de muchos, ya no contará las horas, señalar los minutos sería pretender lo imposible.
Tu precio por visita ya no será la perra gorda de antaño, el futuro se sentirá ciego e incapaz de pagar con moneda alguna, porque ya no existirán billetes ni compradores.
Tu muerte apresurada nos sirva para mantener en pie y con ilusión el camino del progreso; tu serás en adelante la semilla, juez y árbitro de los destinos del Pueblo que te dio la vida.



Reloj de la desaparecida Torre Nueva de Zaragoza

Llave de la puerta principal.  Réplica

Vean a mi amiga Mª Teresa en el trance de sujetar su vestido, venida de otras tierras ignoraba por completo la fuerza con la que sopla el cierzo en Zaragoza, no tuve otra que cantarle esta jota de Cándido Loscertales que podría aplicarse a las faldas de una mujer:


"Al pasar el Puente Piedra
sujeta bien el sombrero,
si no quieres que se vaya
a dar un bañico al Ebro"

12 comentarios:

  1. Loli,gracias por esta visita guiada por lo menos he salido un poquito de mí monotonía.Aun nos queda toda la semana que viene(...)ya queda menos.

    Estos programas culturales tienen mucho éxito la gente esta ávida de saber más de sus raices.

    Que picaronas son las letras de la jota y que voces es que parece que absorven todo el aire del cierzo.

    Un abrazo feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bertha, cierto es que han aparecido muchas rutas turísticas por la ciudad que antes no existían y están muy bien, voy probando y me gustan inclusive las nocturnas. Cuando llegas a una ciudad no siempre tienes claro qué puede ser lo más interesante, hay detalles en nuestra propia casa que no hemos sabido apreciar e historias que no conocemos.
      No hay un sentido figurado en esa jota sino literal, habla de la indumentaria que nos cubre la cabeza y del violento viento del norte, por eso los de Huesca nos llaman “cheposos”, si bien no nos faltan jotas pícaras o picantes y de picadillo, todas ellas llevan su graciosa malicia.

      Un abrazo y una excelente semana.

      Eliminar
  2. Como puedes imaginar me ha encantado este bonito recorrido, ya sabes que me encanta esta acogedora ciudad y lo bien que me siento siempre que la visito..............................esas migas están para chuparse los dedos!!!
    Gracias amiga por este reportaje.
    Un fuerte abrazo
    Isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel, parece mentira que con el pan seco y desmenuzado, aceite, ajos y poco más pueda hacerse un plato tan sabroso. Y qué decir del jamón de Teruel, el primer jamón de España con denominación de origen.
      Te dejo esta jota:

      Pa que estén güenas las migas
      hace falta preparar
      un buen cacho de chorizo
      las uvas y las tajás

      Repetiré esa ruta gastronómica cada vez que alguien me visite, ya lo sabes.....

      Un beso muy grande y que pases buen día.

      Eliminar
  3. Qué delicioso paseo por Zaragoza, Loli. Ha sido un placer seguir tus pasos, degustar los platos típicos, sentir el cierzo y escuchar la "jotica".
    Me gustó mucho Zaragoza, cuando lo visité hace ya un año, precisamente en el "Tubo", probamos el famoso ternasco... Es muy muy interesante todo lo que nos cuentas. Te mando un fuerte abrazo y feliz verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julie, fue un fin de semana estupendo, coincidió con las "noches en blanco", tuvimos espectáculos diversos gratuitos y nosotras elegimos un musical en el teatro romano, un marco idóneo, escuchamos buenas voces, buena música al piano, humor y baile. Salimos muy contentas. Hoy el Tubo tiene mucho más que el típico bocata de calamares. En cuanto a la jota siempre me ha emocionado pero sentir el cierzo es algo muy violento, a lo que no me acostumbro. En Zaragoza pretender ir bien peinada es imposible, ja, ja.

      Con todo el cariño, te deseo también un feliz verano.

      Eliminar
  4. Loli, me parece que el Ayuntamiento tiene una joya a la vista, una verdadera promotora apasionada de su terruño, tú Loli. Muy invitador todo lo que nos escribes y muestras, dan ganas de ir a Zaragoza y probar esa ciudad en todos los sentidos.
    Cuando tengo la oportunidad de visitar un espacio nuevo para mi, siempre gradezco a Dios la oportunidad de ese regalo. Tan difícil que es ir y volver a esas impensables distancias atravesando océanos y cordilleras , grandes ciudades y ¡entre las nubes!, además de la situaciones que deben darse para ir y volver sin problema; realmente lo considero un milagro-sueño. Espero que Zaragoza sea uno de ellos en mis próximos años de vida. Soy una mujer mayor y el tiempo cobra su cuota, no hay remedio, pero espero darte un regalo cuando este por allá. Ojalá. Oh Alá. Dios lo permita Loli.
    Besososo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Leticia, no habrá mayor regalo que conocerte. A todos nos gusta saber de la cultura y el encanto de las ciudades, ver sus cascos antiguos, informarse sobre épocas y sucesos o simplemente quedarse mirando un buen rato las luces y colores de la noche, una pinacoteca y sus tesoros es importante pero también el ambiente de la calle y por supuesto, la exquisitez de sus platos.
      Que el tiempo fluye a gran velocidad es algo irreversible, además somos seres de relaciones y estamos con el mundo, no sólo en el mundo. A mi también me maravilla lo que significa salir de casa, acortar distancias, ubicarse en otro espacio y creo que el peor de los viajes es la huida.
      Verás como Dios lo permite, eso es fe.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Feliz fin de semana, amigo Diego.
      Gracias por tu presencia constante y tu compañía.
      Un beso

      Eliminar
  6. Bueno pues, querida Loli: Hemos completado el itinerario entre mágico y sorprendente de mi Zaragoza de mis amores. Y ahí, plantados al pie de la mítica Torre Nueva, seguimos vigía estrechándole el cerco a esas suculentas tentaciones gastronómicas, si acaso con unos vinicos de Valdejalón, imprescindibles.
    Muchas gracias por tanto y tan bueno como nos das a compartir.
    Abrazo enorme

    ResponderEliminar
  7. Loli: No consigo introducir el comentario. Ya siento, porque intentaba felicitarte por tan espectacular itinerario, Torre Nueva pretexto, para degustar de nuevo los placeres culinarios y los arquitectónicos de mi Zaragoza querida.

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar