Repite: El mundo está en paz y yo también.

domingo, 3 de marzo de 2013

TESTIGOS DEL OLVIDO


Esta exposición es un viaje a ocho crisis humanitarias olvidadas, narradas en lengua española por ocho grandes escritores, ellos han sido testigos del trabajo de Médicos sin Fronteras.  Estos escritores denuncian las historias de los pueblos afectados, retratados magistralmente por la cámara de Juan Carlos Tomasi como recuerdo de los que no tienen consuelo y dan testimonio de los mayores horrores de la humanidad.  Gracias al Instituto Cervantes, esta muestra se ha exhibido anteriormente en Madrid, Atenas, Roma, Marrakech, Tetuán y Casablanca

John Carlin (Londres, 1956)
Ha trotado por el mundo como cronista para varios medios de comunicación.  De padre escocés y madre española ha desarrollado su carrera como periodista entre dos lenguas y varias pasiones: los conflictos, el deporte, América Latina, África.  Comenzó como periodista en el Buenos Aires Herald y ha sido corresponsal para la BBC, The Times y  The Independent en México, El Salvador, Sudáfrica y Estados Unidos.  Su libro El factor humano, publicado en 15 países, ha sido llevado al cine por Clint Easwood en la película Invictus.
                                                      
EL PUEBLO MÁS TRISTE DEL MUNDO

 EN LAS FOTOS PUEDE VERSE:
Mujeres rohinga que se mueven por las apestosas aguas del mercado de pescados de Cox,s Bazar, en Bangladesh, pidiendo un poco de restos de pescado para su hijo.
Niños en la escuela de Penang en Malasia, que no podrán acabar ningún ciclo escolar oficial ya que no pueden acceder a cursos superiores.
Mohammed Zabair rezando en una pequeña mezquita de un suburbio.
Transporte de pesadas cargas, en condiciones de semiesclavitud.
 Mujer que ha vendido a su hijo y vive en una pequeña choza.
Es muy normal ver a mujeres trabajando porque los hombres intentan emigrar o embarcarse en barcos de pesca tailandeses.
No existe un lugar para las abluciones.  La puerta de la mezquita es un gigantesco charco.

Bangladesh y Malasia, septiembre de 2009
Esta minoría musulmana de Birmania se ve discriminada porque son musulmanes en un país budista, porque suelen tener la piel más oscura que la mayoría de los birmanos ( un alto diplomático birmano los calificó recientemente en público como “marrones oscuros” y “tan feos como ogros”) y por una compleja historia de resistencia, en la II Guerra Mundial se aliaron con los británicos en vez de con los japoneses, de quienes eran partidarios en su mayoría los birmanos, son unos presos sin Estado propio en el país en el que han nacido.  No pueden trasladarse de un pueblo a otro sin permiso de las autoridades militares locales; no pueden casarse ni tener hijos sin permiso; no tienen la potestad de resistirse cuando les confiscan sus tierras poco a poco para dárselas a colonos budistas llegados de las ciudades; no tienen la fuerza para resistir la obligación de trabajar la tierra, que les han robado, sin cobrar nada a cambio, ni pueden oponerse también a hacer todas las tareas serviles que les exigen los militares, desde construir carreteras hasta cargar arroz, cortar hierba.. y no pueden practicar su religión libremente.


Juan José Millás (Valencia, 1946).  Excepcional reportero, articulista, novelista y cuentista que ha conquistado terrenos en la novela y el periodismo de gran introspección psicológica.  Sus series de Sombras o Al límite, actualmente en desarrollo, han sido publicadas en El País Semanal.  Traducido a 23 idiomas, ha conseguido los premios de periodismo Mariano de Cavia, Francisco Cerecedo, Don Quijote y Miguel Delibes.

Cachemira (India) septiembre 2009
En cada casa una carpeta desgastada guarda papeles de un secuestro, una tortura, una desaparición, la locura se respira en el estado indio de Cachemira, disputado con Pakistán desde hace 60 años, una guerra eterna en uno de los paisajes más bellos de la Tierra.

INFIERNO EN TIERRA DE DIOSES

EN LAS FOTOS PUEDE VERSE:
En Cachemira un día la policía para a un hombre por la calle, horas antes hubo en las cercanías una manifestación.  Le confundieron.  Un culatazo le cambió la cara y la vida.
Padres que buscan a sus hijos desaparecidos sin dejar rastro.
El lago Dal, uno de los lugares más bellos del planeta.  Un marco idílico sumido en la violencia.
Mujeres en el psiquiátrico de Srinagar donde unas pacientes del programa de salud mental de Médicos sin Fronteras dibujan sobre una mesa.


La carcasa de mi bolígrafo, fabricado en Tailandia, era transparente.  Su depósito parecía un vaso sanguíneo, de modo que a medida que escribía con él acerca de la existencia cotidiana de los cachemires, daba la impresión de desangrarse más que de consumirse.  Todo aquí estaba escrito con sangre, no había una sola familia que no hubiera sido víctima, directa o indirectamente, del conflicto.  Quien no había perdido a un hijo, a un padre o a una hermana, había perdido a un primo, a un vecino, a un amigo.  La ceremonia, en todas las casas en las que entrábamos, era semejante: dejábamos los zapatos en el patio, penetrábamos en la intimidad familiar, nos sentábamos en el suelo de la cocina o de una sala, nos servían un té o un zumo y comenzaba la relación de atrocidades.  Cada relato solía ilustrarse con documentos y fotografías.  Éste era mi hijo o mi marido; aquí están las denuncias que hemos puesto, aquí los partes médicos, aquí las facturas de cuando viajamos a tal o cual prisión en su busca…

Laura Restrepo (Bogotá, 1950) ha labrado varias carreras en su vida.  En el periodismo, en la Política y en la Literatura académica, como profesora en la universidad del Rosario.  Fue miembro de la comisión negociadora de paz entre el Gobierno colombiano y el M-19, una experiencia que narró en Historia de un entusiasmo, su primer libro.  Le siguieron otras narrativas, ensayos y cuentos para niños entre los que destacan: La isla de la pasión,  Leopardo al sol, En qué momento se jodió Medellín, Delirio, Dulce compañía, La novia oscura…

Yemen.  Mayo 2009


LAS REINAS DE SABA


Vienen subiendo y son miles.  Mujeres con sus hijos.  Saben que muchas morirán por el camino o que tendrán que dejar enterrados a sus hijos.  Pero la decisión está tomada y no pararán hasta encontrar un lugar donde la vida les abra las puertas.  Si te paras aquí, en la costa sur de Yemen vas  a verlas venir:  El cuerno de África entero parece estar subiendo, en pateras, por el desierto a pie, mendigando a través de las antiguas ciudades.  Me dice Habila, somalí, comadrona graduada y querida amiga mía- que cuando escucha la palabra refugiados no piensa en hombres.  Cierra los ojos y ve mujeres con niños.
-Habila- le pregunto-, ¿no serás tú la reina de Saba?
- What?!
EN LAS FOTOS PUEDE VERSE:
Dos prostitutas que se toman de la mano en una casa del barrio de Al-Basatín en Edén.
Aparte de sufrir la mutilación genital, las niñas en Somalia son también cosidas para no tener relaciones sexuales.
A los refugiados de Kharaz se les provee de una tienda por familia, colchones, mantas y comida.  Muchos se quedan ahí durante años.


Laura Esquivel (México, 1950).  Su vida cambió después del éxito de su best seller Como agua para chocolate, que ha sido traducido a 30 idiomas.  Era su primera novela.  Antes había escrito guiones para la televisión, obras de teatro para niños y dirigido el Centro de Invención permanente, dedicado a la creatividad infantil en las artes.  Entre sus obras destaca: Íntimas suculencias, Estrellita marinera, El libro de las emociones, Tan veloz como el deseo y Malinche.

Guatemala, noviembre 2009.  Guatemala significa “lugar de muchos árboles”, pero entre el follaje se esconden asesinos, violadores y delincuentes.  Este país, conocido por la dulzura de sus habitantes, es refugio de hienas.  Contabiliza 15 asesinatos al día y las violaciones se multiplican.

EL PARAÍSO DE LOS CANALLAS
EN LAS FOTOS PUEDE VERSE:
El día que cobró el salario, Juan se dejó el sueldo de una semana en el bar.  Tiene tres hijos.
En el 2009 se denunciaron 2700 casos de violencia sexual y tan sólo 140 de ellos se llevaron a juicio; un porcentaje muy pequeño llegó a tener sentencia condenatoria, el móvil es muy variado: venganzas personales, delincuencia, temas pasionales, robo, etc.
En Guatemala existen dos maras tristemente famosas: la Salvatrucha y la 13, que controlan parte de la ciudad.
El contrabando de seres humanos para la comercialización del sexo, es un negocio que mueve 17.000 millones de dólares al año.

Organizaciones van y organizaciones vienen.  Profetas van y profetas vienen y aún no hemos podido evitar los ataques y los asesinatos porque creer es crear y mientras sigamos creyendo en la violencia como manera de solucionar nuestros problemas seguiremos creando violencia.  Y la violencia provoca miedo, y el miedo, desconexión, y la desconexión, deseo de no pertenencia a un grupo social.  Desde mi punto de vista, el cáncer que ataca a Guatemala y a México no va a desaparecer con leyes sino con una nueva manera de mirar la realidad que nos regrese al concepto del Inlakesh: lo que te hago a ti me lo estoy haciendo a mí mismo porque somos uno.  Lo que quiero para mí es lo que a ti te doy.  Recuperar esa sabia manera de concebir el mundo que los mayas tenían seguramente nos ayudaría a vivir de manera pacífica

Leila Guerrero.  Argentina (1967). Vive en Buenos Aires y es periodista desde 1991.  Ha publicado en diversos medios de su país y el extranjero.  En 2005 publicó su primer libro: Los suicidas del fin del mundo.  La ha seguido Frutos extraños, crónicas reunidas

Zimbabwe.  Este país ha pasado de ser un modelo de desarrollo en África a convertirse en el país de los corazones rotos, el régimen de Mugabe y la tasa de incidencia del VIH está dejando una tierra baldía, con gente sin nada que hacer ni que vivir.


UN PAÍS QUE SE DESANGRA
EN LAS FOTOS PUEDE VERSE:
Orfanatos que malviven de las ayudas internacionales
Arrabales donde se concentran el mayor número de niños huérfanos de toda la ciudad.
Abuelos que viven con sus nietos enfermos
Personas que no saben qué comerán mañana.

Cuando el segundo de sus hijos murió MaNgwengya, lloró mucho pero pensó que esas cosas pasan en las vidas duras y lo enterró a pocos metros de sus casa, bajo el monte de espinos y eucaliptos, bajo la tierra, bajo un túmulo de piedras que los vecinos la ayudaron a acarrear.  Cuando el tercero de sus hijos murió, lloró mucho y lo enterró…. Cuando la cuarta de sus hijas murió dijo que no tenía nada que perder porque todos los nacidos de su vientre estaban muertos.  Pero después supo que la única sobreviviente a esa masacre, su nieta Nkaniyso, de 17 años, portaba el mismo mal que había aniquilado a su simiente: un virus del género virus que mata, en su país, a 2500 personas al mes.

Manuel Vicent. Villavieja, Castellón, (1936). La columna de los domingos en la última página de El País, es un espacio mítico ocupado por él.  Fue cronista parlamentario en los primeros años de la transición.  Trabajó en Triunfo y Hermano Lobo y ha publicado novelas, teatro, biografías, libros de viajes y una serie memorialística que comenzó con Contra paraíso, siguió en Tranvía a la Malvarrosa y concluyó con Jardín de Villa Valeria.  Su gran daguerrotipo del Duque de Alba, Aguirre, el magnífico es una obra maestra del género.


FUEGO CRUZADO EN COLOMBIA


Esta comunidad de desplazados la dirige Manuel Bibicus, un awa muy afable, presidente de la UNIPA, que recibe al equipo de Médicos sin Fronteras al son de la marimba, con el que bailan los espíritus de la naturaleza.  Son gentes sencillas, de mucha alma, que la guerrilla y los paramilitares han llenado de pánico.  Si les hablas de venganza responden: no podemos ser enemigos de nadie, sólo queremos vivir tranquilos en nuestra tierra.  En medio de la selva un campesino awa puede encontrarse con un grupo armado.  Ante cualquiera de sus preguntas se siente perdido ¿Has visto por aquí a los guerrilleros? ¿Has visto por aquí a los paracos? Tampoco le sirve el silencio.  De ambas partes recibirá la misma descarga de plomo.  Su territorio lo necesitan la guerrilla, los colonos, los petroleros, los paramilitares, los capos de la droga.  Pero ellos defienden el espíritu de sus mayores y luchan por no desaparecer.

EN LAS FOTOS SE PUEDE VER: carta de extorsión realizada con recortes de periódicos.  Los narcotraficantes que compran la hoja de coca a un precio entre 4 y 6 dólares.  No hace mucho un kg. de pasta de coca de alto grado se vendía en Europa a 100 dólares.  En caso de escasez, como sucedió en el 2008, el precio en Nueva York se disparó a 200 dólares el gramo.  El año pasado fueron destruidas a mano 62.000 hectáreas del arbusto en los cocales.  En la selva colombiana se escuchan escalofriantes historias de familias desplazadas por el conflicto.
Flora Esmila tiene 72 años.  Un día mataron a su hija por no querer ser la amante de un violento.  Tuvo que huir llevándose a su nieta.  Malviven en una insalubre y maloliente cabaña.
Muchos jóvenes desempleados desaparecieron de sus lugares de residencia para luego aparecer muertos en combates y ser señalados de pertenecer a grupos guerrilleros, son los falsos positivos.

Mario Vargas Llosa.  Arequipa (Perú, 1936).  Premio Nobel de Literatura nunca ha abandonado el periodismo.  En los años 50 escribió para el Mercurio peruano y El Comercio, desde entonces no ha dejado de estar presente en los periódicos.  ¿Su oficio?  Escribidor: de novela, ensayo, memoria personal, teatro.  ¿Su perfil? Activo e incansable.  Además del Nobel ha conseguido el Premio Cervantes, el Príncipe de Asturias de las Letras y otras distinciones literarias y académicas en todo el mundo.



VIAJE AL CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS

En Bulango, Hewa Bora y en Minova, la actitud más frecuente es pasar las horas en la tierra, sin moverse, por debilidad y desesperanza, es la apatía, la pérdida del instinto vital, ya no esperan nada, vegetan, repitiendo de manera mecánica sus quejas, plásticos, medicinas, aguas, escuelas, cuando llegan visitantes, sabiendo que eso no servirá para nada.  Muchísimos de ellos están más muertos que vivos, y lo peor, lo saben.  Están condenados a una existencia atroz, parásita, que los desmoraliza y anula.  Y éste es quizás el más terrible espectáculo que ofrece el Congo oriental: el de decenas de miles de hombres y mujeres a los que la violencia y miseria han reducido poco menos que a la condición de zombies.


EN LAS FOTOS SE PUEDE VER:  A lo largo del río Congo, se han desarrollado la mayoría de las masacres de un conflicto que asola este país desde 1996.
Epidemias como el cólera.
Grupos armados que se componen en parte de niños.
Civiles que huyen con unos pocos pertrechos (material de cocina y recipientes para recoger agua).

Sergio Ramírez.  Mesetepe.  Nicaragua (1942).  Ha navegado entre su vocación de servicio público volcado toda su vida en la política y la literatura.  Publicó sus primeros cuentos con 21 años.  Estudió Derecho y ocupó el cargo de vicepresidente del Gobierno en 1984.  Autor de relatos, novelas y ensayos, consiguió el primer Premio Alfaguara por Margarita, está linda la mar.  Este escritor retrata Haití antes de que quedara sepultada por el terremoto.

LA PIEDRA BAJO EL SOL

 EN LAS FOTOS SE PUEDE VER:
Tropas patrullando los barrios acomodados.
Peleas entre miembros de diferentes bandas.
Agua putrefacta y contaminada para lavar
Los mercados del puerto son los únicos lugares donde se puede abastecer con productos frescos los habitantes humildes de Puerto Príncipe.
Hospitales dirigidos y financiados por organizaciones humanitarias.

El crecimiento desmesurado de las ciudades, la deforestación, las maquilas, los huracanes, el Tratado de Libre Comercio con EEUU, que acabó con lo que quedaba de agricultura han provocado los desplazamientos.  En La Saline o en Maratissant más que la pobreza es la normalidad con la que la gente aparenta vivir entre las montañas de basura, que se van aposentando año tras año y nadie recoge, las marismas rebosantes de desechos, la vida cotidiana al lado de las corrientes de aguas negras, la falta absoluta de letrinas que vuelve algo natural defecar en los pantanos que luego bate la marea.

De nuevo una entrada excesivamente larga. La próxima vez prometo abreviar.
Mi agradecimiento al Centro Joaquín Roncal por su buena disposición, a Médicos sin Fronteras por su gran labor, al fotógrafo del reportaje y a los ocho grandes escritores por documentarlo.  
Es contar la realidad, por dura que sea, para que los dramas no caigan en el limbo del olvido.


38 comentarios:

  1. Hola Loli.

    Terrible realidad. Todo esto en pleno siglo XXI, el siglo de la prolongación de las verguenza del ser humano, cada día más deshumanizado. Hice un seguimiento sobre el Congo, la verdad es que me parecía que ,bueno.

    Has hecho una crónica, mejor un barrido por la otra cara del mundo civilizado, que me ha dejado el corazón encogido. Es bueno que tengamos presentes las cosas buenas que nos suceden, porque, puestos a comparar... nunca podremos hacerlo.

    Demasiado sufrimiento gratuito en este mundo tan desigual, movido por tantos intereses que ya no alcanzamos a distinguir , si son tragedias o es que interesa que todo suceda tal y como lo vemos.

    Gracias Loli, por traer este magnífico reportaje. Muchas gracias; has hecho un trabajo excelente.

    Un fuerte abrazo, amiga.

    Moon.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Moon, en países lejanos hay otros escenarios donde existe un denominador común: la tragedia. La vida de la gente no es la misma que en otros lugares, lo vemos en estos relatos: los que viven con parientes, los que no tienen un abrigo que ponerse. Son historias que se repiten cientos de veces y aunque a las pocas horas de producirse las tragedias, las organizaciones inician su labor de protección, vemos que no es suficiente disponer de una tienda y una manta o una camiseta que viene grande, hay cosas irreemplazables y casi siempre hace falta apoyo psicológico.
      Gracias a ti por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. El mundo sigue siendo un infierno en muchos sitios y para muchas personas. Todavía nos acordamos menos de ellos ahora que somos nosotros los que tenemos graves problemas, pero los nuestros, siendo muy importantes, nada tienen que ver con esa realidad tan deshumanizada y cruel. El mundo sigue siendo una porquería en muchísimos rincones, un fracaso para la humanidad y una vergüenza para todos.

    Una abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Zavala, yo creo que los desastres son mayores de lo que puede valorarse en principio, en esta muestra parecen desastres perpetuos. Cuando la desgracia se instala y acomoda con el paso de los años, cuando no dejan que sobrevivan las familias, cuando los dirigentes tienen a su pueblo en un puño, hacen falta muchas más cosas que un refugio temporal, nutrición y atención médica, ciertamente es mucho para los que tienen poco o nada. Iba leyendo para conocer el despliegue de los únicos que velan por la gente en estas situaciones y la verdad es que hay quitarse el sombrero, por ejemplo: equipos de radio con mensajes en distintos dialectos para que se beneficie toda la población con normas de higiene, manejo de alimentos y basura, prevención de enfermedades, etc, pero para eso las autoridades tienen que querer y colaborar. En estas historias vemos que muchos gobiernos no lo hacen sino que dificultan las tareas.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Nunca mejor dicho que no caigamos en limbo del olvido...Que tambien nos puede pasar y sino se pone remedio esto es una lacra.Estas tierras baldías con gente que se quedan sin nada para vivir y que nada tienen para poder escapar a esta opresión.La miseria es dura e igual en todos los sitios pero: lo mas tríste, es la miseria moral y sobre todo siempre son los mísmos los que pagan los más débiles, mujeres,niños,ancianos.Las guerras no sirven para nada y todo lo que supone lucrarse a cuenta de dejar a los demas en la miseria mas absoluta.Maldito dinero que es, la lacra que hoy esta insensibilizando al ser humano.Y en el caso de Médicos sin Frontera y otras organizaciones y ONG´s,pero no hay suficiente porqué se nos esta escapando de la mano:hay demasiada corruptela y muy poca gente que denuncia cómo en el caso de estos periodistas escritores:que nos recuerdan en sus escritos que hay demasiadas personas olvidadas.

    Una entrada magnífica: para reflexionar y darnos cuenta que aun nos podemos considerar unos privilegiados.Pero...hay que pararles los pies a estos botarates,cicateros,ambiciosos,que no tienen paragón.

    Besos Loli feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bertha, es de agradecer esa comunidad de donantes, que ayudan cuando y donde hace falta pero yo veo las fotos de los niños y me dan unas ganas de abrazarlos, son tan inocentes.
      Hoy hablo de Médicos sin Fronteras pero cualquier día lo hago de Unicef y me entero de la cantidad de toneladas que reparte de UNIMIX, unos cereales fáciles de digerir por los niños malnutridos.
      Muchas veces los problemas caen en oídos sordos, por más que las imágenes den la vuelta al mundo.

      Besos y buen día.

      Eliminar
  4. Es terrible y brutal que en nuestro mundo ocurran estás cosas. Es cierto que hemos descifrado el átomo... pero hemos olvidado el sermón de la montaña.

    Ante esta exposición deberíamos avergonzarnos como hombres, porque otros hombres viven asi. Niños, mujeres... un mundo donde la luz ha huído y se violan las normas más elementales que como personas tenemos. Y todo, todo por el cochino y asqueroso amor al dinero y al poder. Medicos sin fronteras, está haciendo una labor titánica con estos pueblos... pero no es lo suficiente.
    La vida de muchas personas es un verdadero infierno, y esta cruel realidad es imparable, porque la AMBICIÓN está por encima de los débiles, de los oprimidos, de aquellos que silencian su voz, porque han olvidado hasta como se habla, porque nunca han sido escuchados.

    Un abrazo grande, Loli, y gracias por dar a conocer esta realidad que hace sangrar el alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángeles, lo cierto es que pensaba en las mujeres que tienen anemia y en las que mueren en el parto en estos tiempos y son sucesos que se convierten en algo normal en mucha zonas por falta de medios pero de ahí, a que se cause la muerte o se entre en violencia contra el pueblo y se produzca el terror entre los ciudadanos, eso es inadmisible e inaguantable. Y todo como bien dices, por el código del egoísmo.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Madres pidiendo un poco de pescado maloliente para sus hijos.
    Morir o dejar enterrados a sus hijos.
    No poder casarse ni tener hijos sin permiso.
    Madres que tienen que vender a sus hijos.
    Personas que no saben si comerán mañana ….........la vida es muy dura, pero para muchas otras es extremadamente dura.............vergonzoso !!!
    Un fuerte abrazo amiga.
    Isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel, creo que lo fundamental no debe cambiar, hay que seguir con buen espíritu, de otro modo, nada se puede conseguir. Con esta entrada conocemos la labor de Médicos y debemos ver la utilidad de que ese grito llegue por este medio a todos nosotros. A veces ignoramos que estas cosas estén sucediendo. Mientras veía la exposición pensaba que lo que aquí aparece es tocar fondo de la inhumanidad.

      Un abrazo y buen "finde"

      Eliminar
  6. Da vergüenza todo esto...

    ¡Un post para guardar en favoritos!, felicidades.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Towanda, ya hemos visto cómo desde siempre los países bien situados han podido lograr sus objetivos aunque hayan tenido que aumentar sus esfuerzos, ahora no parece tener cabida la palabra progreso en medio de tantas hostilidades, de conflictos nuevos y gobernantes sin escrúpulos.
      Gracias por venir. Un beso.

      Eliminar
  7. Tanto amor como derramas en tus posts debería ser suficiente para que nombraran tu blog como uno de los más interesantes, más solidarios y mejor documentados de la blogosfera. Gracias por tus mensajes de ánimo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Campanilla, hay muchos blogs solidarios de personas que trabajan en otras latitudes y nos muestran su vida entre los más desprotegidos lo que creo es que limitan bastante sus relaciones, si yo lo hiciera me perdería la ocasión de conoceros a vosotros, que además de tener buen corazón os interesan estos temas tan reales como de sabor amargo, por eso de vez en cuando cambio de tercio y hago entradas más halagüeñas.

      Te agradezco tu paso por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola, Loli:

    Tu crónica es muy buena. Gracias a Dios existen personas que con su pluma y su cámara hacen que estos aberrantes casos no caigan en el olvido y sirvan de ejemplo para que se haga posible por no volver a repetirlos jamás.

    Casualmente por estos días estoy volviendo a leer "Colombia Amarga" de Germán Castro Caicedo, este libro contiene diez reportajes sobre la violencia en mi patria querida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafael, no conozco el libro que indicas pero trataré de conseguirlo, viniendo de ti la recomendación siento curiosidad por su contenido.
      Antes de publicar este post me dije que tal vez se me iban a enfadar los amigos de otros países por dar a conocer la cara oculta, el lado negro y las miserias que tenemos en cada lugar, en mayor o menor medida.
      Si hacemos lo imposible por mejorar la supervivencia en el mundo, que al menos esa vida sea digna de ser vivida.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hola Loli, buenas noches,
    no creo que sea una frase más,
    y aquí calza perfectamente,
    "la realidad supera a toda ficción",

    Duele leer cada uno de estos fragmentos y mustra de sus obras, son mas que contundentes,
    las imagenes, solo acentúan las palabras.

    Felicitaciones por ésta gran entrada, la crudeza no empaña el gran labor que has hecho.

    Los años pasan y en lugar de erradicar la pobreza y la injusticia se acrecientan...
    cómo se explica esto?

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ariel, así es, duele leer estos pequeños fragmentos de crueles historias y duele saber que la reconstrucción de otro mundo no cobra impulso o si lo cobra, no se dejan ver los resultados, las promesas se quedan en discursos inaugurales y la meta queda lejos todavía. Para el que lo sufre, el tiempo puede parecer una eternidad y sin ninguna oportunidad.

      Gracias, buenas noches y un abrazo.

      Eliminar
  10. Loli,gracias por tu presencia,amiga.
    Nos dejas un buenísimo resumen de este libro escrito por 8 grandes escritores...Impresionantes imágenes y letras,que claman,gritan y nos llevan por delante en una desesperación infinita...
    Un libro,que denuncia el olvido,la indiferencia,la injusticia y el desamor de la humanidad...Qué pena de vida...¿hacia dónde caminamos?Sólo nos queda la esperanza, la entrega y solidaridad...Ojalá que entre todos con nuestras letras logremos mover conciencias y cambios internos del espíritu humano.
    Mi felicitación por este completo y profundo post,compañera de letras.
    Mi abrazo grande y mi gratitud por ser como eres.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Jesús, esta exposición que podemos visitar en Zaragoza nos acerca a una devastadora emergencia y a la gravedad de los hechos y hay que evitar que la situación empeore porque sale una noticia a la luz y a continuación vemos que se desencadenan situaciones similares en algunas zonas de los países vecinos.
      Si hubiera que elegir entre estos ocho fragmentos, no sabríamos identificar qué área es la de riesgo más inmediato, cualquiera de ellas espera reacción de la comunidad internacional.

      Gracias y un cariñoso abrazo.

      Eliminar
  11. Todos los que están y ayudan a médicos sin fronteras son lo mejor de este mundo. Eso es ser persona y lo demás son tonterías. Una buena entrada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola lobezna, los Médicos sin Fronteras comenzando por la infancia ofrecen a los niños un mejor comienzo en la vida y ayudan a las madres a tomar las mejores decisiones sobre el desarrollo de sus hijos. Sus intervenciones en salud previenen males mayores.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Impactante. Admirable la dedicación que pones en estas líneas para expresar lo que significan esas fotos.
    Saludos.
    David
    Pd: He escrito un cuento en mi antiguo blog Cine para usar el Cerebro, se llama "Todos podemos ser gerentes".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, sólo espero que una vez obtenida la información podamos reflexionar y debatir sobre estas cuestiones, mientras tomaba las fotos y leía cada caso me iba dando mucha pena, son cosas que deben preocuparnos aunque sucedan lejos.
      Leí tu relato y me gustó, en tu blog dejé el comentario que supongo ya has visto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Qué magnifico reportaje y que bien documentado. Perfecto como nos explicas las fotos y nos acercas a la cruda realidad.Gracias y te felicito.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángela, el reportaje es prácticamente íntegro y está en una sala de exposiciones de mucha actividad en la ciudad. Es duro hablar, casi no se puede contar que hay condiciones de vida terribles y personas que tratan de afrontarlas.

      Otro besazo.

      Eliminar
  14. Ola Loli,Te parabenizo pela excelente reportagem e fotos,que nos mostra esta muito triste realidade.Adorei tua visitinha no meu espaço,e espero que mantenhamos mais contato neste 2013.Uma boa noite e meu maior abraço.SU.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Suzane, muito obrigado pela tua visita. Triste realidade onde de alguma maneira gente se sente excluída, con pouquíssimas exceçoes nao conseguiram assimilar e compreender.

      Beijos no coraçao

      Eliminar
  15. Una depresión terrible me causa el conjunto de todas estas historias que no creo que haya adjetivo para calificarlas exactamente.
    De la mexicana Laura Esquivel, tengo la versión que la editorial ha sacado en años recientes, viene en una caja y en grupos de hojas en conjuntos, forma en que ella se la fue dando a dicha editorial para su publicación, por entregas, como se pubicaban hace muchos años, las hoy llamadas novelas. Me parece que es la más - rosa- del conjunto, por llamarla de algún modo. Loli gracias por tu dedicación a conmover para lograr hacer conciencia en los lectores y lograr ayudar a los seres más necesitados. Te abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Leticia, hay que resaltar nuestra incapacidad para encontrar soluciones justas, los altos estamentos aprovechan su fuerza para defender a los más poderosos y a los que no respetan las resoluciones tampoco les obligamos a su cumplimiento, en tales circunstancias deberíamos sentirnos responsables del sufrimiento de muchos pueblos por no saber jugar el papel que nos corresponde.
      Todo son disputas de poder y un celo ideológico desproporcionado cuando lo que se necesita es un buen administrador que transforme el sistema, un soñador con ganas de hacer cosas, alguien que concilie posiciones, hoy en día tan ásperas.
      Yo también te abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  16. Mi querida Loli, un post muy bien documentado que nos hace vulnerables al dolor de nuestros hermanos.Hay mucha gente que anonimamente ayuda a muchos y entre todos intentamos paliar tanto sufrimiento.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sor Cecilia, esta entrada nos obliga a preguntarnos cuál es el sentido último, seguro que nos equivocamos si nos fijamos en una sola parte del problema, parte que puede no ser la esencial. Ya vemos cómo más de uno intenta pescar en este río revuelto, por eso será mejor ser sujeto activo que limitarse a padecer. No sé si estaré en un error con esta equivalencia, pero a mayor empobrecimiento, más explosiones sociales y sistemas políticos más rígidos.
      Hay mucha gente que ayuda, fuerte, de los que se lo "curran".

      Un abrazo

      Eliminar
  17. LOLI, HOY LLEGO CON MUCHO CARIÑO Y GRAN EMOCION A REITERARTE MI CARIÑO Y ADMIRACIÓN POR LO QUE HAS HECHO CON TU VIDA. PELOS DE ELOTE ENCANTADORA JEJEJE. UN GRAN ABRAZO Y UN BESO EN CADA MEJILLA. UN HONOR COMPARTIR CONTIGO ESTE TIEMPO DE MI VIDA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Leticia, si el pasado está muerto y el futuro no ha nacido, en nosotros está el crear las condiciones necesarias para que llegue a ser.
      Hacía tiempo que no me acordaba del elote ni de la palabra choclo, sus pelos son todo beneficios, como decimos por aquí, mano de santo.

      Doble el aprecio, mutua la amistad y un beso

      Eliminar
  18. Hola Loli, Lei un comentario tuyo en un blog y me envolvio la curiosidad por saber de quien se trataba, Un placer inmenso conocerte y conocer tu blog. Muy interesante todo lo que pones, Me tomara un tiempito ponerme al dia; pero ya estoy por aca para empezar. Saludos desde Puerto Rico. Bendiciones. Jackie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jackie, te agradezco el comentario, tu visita y la adhesión a este espacio desde esa isla maravillosa, no recomiendo ninguna etiqueta, pincha en aquello que más te interese. Verás que aparecen entradas como la de hoy, basadas en la buena voluntad de quien las transmitió para que las podamos conocer, sólo la influencia de procesos culturales puede llevarnos al cambio de mentalidad, procesos que son muy lentos.
      En estas fotos se muestran hombres, mujeres y niños con daños emocionales y dirigentes que no se molestan en buscar soluciones, cuando no, en muchos casos, ejerciendo la degradación.

      Bendiciones para ti también.

      Eliminar
  19. Triste realidad. En un mundo donde se malgasta sin control viendo a gente morir de hambre.
    Seguirá a sí porque los poderosos lo quieren.
    Buen domingo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura, disculpa que no te haya respondido con más celeridad, acabo de darme cuenta.
      Una entrada fundamentada en la consideración realista de muchos problemas, que por lejanos nos parecen ajenos. Ninguno de estos casos se sostienen por sí mismo. Habría que actuar.
      Un abrazo.

      Eliminar