ERES LO QUE ESCRIBES

domingo, 1 de julio de 2012

UN LIBRO: UNA MAESTRA EN KATMANDÚ



Este invierno se proyectó en las salas de cine españolas la película Katmandú, un espejo en el cielo,  la cual no pude ver pero sí vengo a comentar el libro en el que está basada.

Un libro con peripecias reales, corrupción política, miseria y desigualdad.  En esta historia femenina, de la cual me he quedado con cosas importantes, hay exotismo, espiritualidad y un viaje interior, el de una mujer luchadora en un país de altas montañas, es Nepal país tan fascinante como pobre. 


Dejando al margen la historia personal y sentimental que ella describe con total realismo, la esencia de lo que después ha sido la película según la directora de cine Iciar Bollaín es que además de que uno puede hallarse a sí mismo en la lejanía, la gente sin educación es más manejable.
Espero que os gusten mis fotos, no encontré otras de un tema educativo, nunca mejor dicho, son las que tenía más a mano.


Póster con hábitos de higiene

Con respecto a la reflexión religiosa puede leerse en una página lo siguiente:  "...... Si la religión no puede servir a los hombres para estar más cerca de sus semejantes, a ser más conscientes de esta gran alma universal que somos todos ¿para qué sirve la práctica?. Si en nombre de la religión ponemos barreras en lugar de destruirlas ¿para qué sirve ser religioso?...desde el momento en que empezamos a atribuirnos nombres, etiquetas y nos declaramos pertenecientes a algo en exclusiva, estamos ejerciendo la doctrina del yo pertenezco y tú no, sin tener en cuenta que Dios no tiene semejante división.
El verdadero encuentro y la verdadera unión es tener sentimientos de afecto, el corazón no sabe de religiones ni de partidos.  Los cristianos no deben olvidar lo que predicaba Jesucristo: la práctica del humanitarismo, el amor incondicional, la humildad, la compasión hacia el prójimo y el acercamiento entre seres humanos.
Las religiones deben investigar cómo hacer más felices a los que tenemos a nuestro lado, cómo tener la capacidad de hacernos la vida más agradable los unos a los otros en lugar de distanciarnos."


Los niños en fila para lavarse las manos antes de comer, por eso dije que eran las fotos que tenía más a mano

Con respecto al voluntariado podemos leer algo muy interesante: "La ayuda pasa no sólo por apadrinar un niño y mandarlo a la escuela sino que tiene una extensión más amplia, llega de la mano de las donaciones de gente de países ricos que mandan cantidades exageradas de ropa, de comida o de otros productos sin pararse a pensar si los necesitan o no, generalmente son cosas que sobran, vestidos que se han quedado viejos, pequeños o pasados de moda, medicinas caducadas, libros de texto de años anteriores, juguetes rotos, lo que aquí solemos llamar “estorbos”, aquello que decidimos tirar cuando hacemos limpieza de los armarios, no hay espacio en casa para almacenarlo y si alguna institución de las benéficas viene a casa a recogerlo creemos que estamos haciendo caridad, un gran acto hacia los pobres, la intención es buena pero la palabra cooperación se queda en nada y el vínculo es negativo entre el que da y el que recibe. Hay que analizar lo que el otro necesita, es él quien debe verbalizar cómo quiere ser ayudado. La mejor ayuda es formarlo para que un día pueda prescindir de nosotros.  No le mandes vestidos, mejor es que estudie, trabaje y cuando gane un sueldo, se compre la ropa que le haga falta.  Los pobres se pasan la vida esperando la ayuda y los otros se sienten generosos y los héroes de la película.  Lo que Freire llama en la pedagogía del oprimido “falsa caridad”, el nivel de dignidad viene dado por el tipo de educación que recibimos, la información que nos rodea, los medios a nuestro alcance, la diversidad de opciones, las oportunidades y opiniones, a las que nos han sometido, el apoyo político, administrativo y social de nuestro país, etc. vemos que todo esto no lo hemos elegido sino que nos viene dado desde el nacimiento.  La principal discriminación es la del que se cree superior cuando está ayudando".



"Por mucho que uno se prepare desde aquí, siempre hay un abismo a la hora de sintonizar con las costumbres y con la gente, lo cual es un obstáculo continuo.
Por muy preparado que uno crea estar para ir al Tercer Mundo, en ocasiones  hay gente con mucha voluntad pero poca preparación.  La experiencia enseña que tener voluntad para hacer algo no significa tener los conocimientos o capacidades necesarias para llevarlo a cabo.  Primero es el choque cultural que supone aterrizar en un país lejano, hay que adaptarse al contexto del país para poder entender algo de la mentalidad y pautas de conducta, ese proceso necesita tiempo y es un recorrido personal, que varía según el sujeto, la experiencia demuestra que los voluntarios comienzan a comprender la esencia de su trabajo cuando sobrepasan unos meses. Para un europeo no acostumbrado a una realidad social tan distinta a la suya, le es difícil dejar de lado una actitud paternalista y disimular una posición de cierta superioridad.  Algunos no entienden que un cooperante debe tener la suficiente humildad como para responder a las necesidades reales y las demandas del país receptor de la ayuda, olvidando sus propios esquemas sobre lo que debería ser desde la perspectiva. A menudo no coinciden las expectativas y necesidades reales de los destinatarios con lo que nosotros creemos que necesitan. 
Por eso muchas instituciones buscan que los voluntarios tengan el perfil necesario en experiencia, conocimiento del idioma, capacidad de adaptación.
En este libro divide en dos grupos a los voluntarios, los que son capaces de darse cuenta de sus deficiencias y los que no perciben ese desequilibrio, estos últimos, no sólo no son una ayuda, sino que representan una carga adicional.  Como no identifican la raíz de su problema proyectan malestar hacia el exterior y adoptan una actitud hipercrítica, cargada de negatividad contra el proyecto y quienes lo dirigen.  La única tarea útil y saludable es ponerse generosamente a disposición de la dirección.  El único concilio que ha venido a realizar el hombre a esta tierra es el reencuentro con el propio ser, ser coherente con uno mismo es lo único que importa.   La vida no se equivoca somos nosotros los que cometemos errores al elegir y de ellos se deriva la frustración.
La vida es una continua renuncia del terreno de uno para ir cediendo el paso al sentir y al ser de los otros. Cuanto más se quiere imponer el propio ego, más solo está uno." 

Estas son las reflexiones de Vicki Sherpa, una maestra catalana en Nepal que luchó duro cuando quiso abrir una escuela para los niños pobres del país y no es otra que Victoria Subirana, la autora y protagonista de este libro que  he terminado de leer hace muy poco, ella nos muestra el sentido de la trascendencia, de que lo que haces sirva para algo.

 “ALLÁ DONDE VAS TÚ, DECIDES QUIÉN ERES”

32 comentarios:

  1. La principal manera de manejar al otro es la ignorancia.
    Es tal cual lo dices.
    Gracias por esta entrada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola querida Alicia, este es un libro muy ameno de leer y su autora no podía haber dicho tantas verdades juntas ni más claras ni mejor. Hay medio mundo sufriendo las causas del analfabetismo y hay que apartar esa escuela que enaltece el triunfo, el dinero y el egoísmo.
    Amiga, aquí tienes mi abrazo y que pases un buen día.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan tus denuncias contra una sociedad inmersa en un capitalismo amnésico, que ha olvidado que existen otros seres humanos desvalidos y sin los más elementales recursos para poder sobrevivir.

    Es una denuncia social que debería perforar el estómago de los que tienen las riendas del poder... además tambíen te admiro, Loli, por lo bien documentada que estás en lo que escribes, y como presentas la verdad sin tapujos ni dobleces de ningún género.

    Mis felicitaciones por tu inmensa labor, levantando tu voz, contra los que silenciaron la suya. No conozco el libro que mencionas, pero voy a buscarle para leerle.

    Un abrazo, con estrellas de esperanza y luz.

    ResponderEliminar
  4. Querida Ángeles, quise extraer esas dos partes que me parecieron importantes entre las muchas del libro que también lo son. Es admirable que Vicki haya luchado en medio de tantos obstáculos por una educación básica y sin contar con apoyos, cualquier otra persona con menos fuerza interior hubiera abandonado un proyecto de esa envergadura.
    Sigue habiendo niños en el mundo que no asisten a la escuela primaria, de modo que la coeducación y la igualdad de género son metas que quedan muy lejos. Lamentablemente hay otros principios que rigen el mundo de hoy.

    Un beso y mi cariño para ti en este lunes de julio.

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante entrada amiga, no he leído el libro pero lo haré, complicado el tema de las religiones y las políticas, de acuerdo en todo lo que escribes, lo suscribo totalmente.Besitos y buena semana.

    ResponderEliminar
  6. Hola Loli, nos presentas un libro que parece ser interesante por el contenido social y la denuncia que tiene hacia esta sociedad en la que una mínima parte vive lucrandose del "negocio del hambre". Como tu bien dices, no se ayuda a los necesitados con ropas viejas y medicinas caducadas sino aportandoles los medios para que ellos mismos consigan lo necesario para su desarrollo como persona primero,y, como pueblo después.

    Un abrazo muy grande y gracias por tus palabras en mi blog.

    María Eva.

    ResponderEliminar
  7. Casualmente ayer terminé de leer el libro que llevaba entre "manos" desde hace un tiempo y la verdad es que no me ha gustado nada. Al finalizarlo me dije. Cuál podría leer ahora, y hoy tú en tu entrada me has dado el título. Gracias por aconsejarnos este libro, seguro que me gustará.
    Últimamente los sábados al medio día estoy siguiendo un programa en la 2 sobre el voluntariado, jovenes españoles que van a otros paises para ayudar en todo lo que puede, y la verdad es que los admiro.
    Un abrazo
    Paca

    ResponderEliminar
  8. Amiga Mª Carmen, creo que las religiones potencian la solidaridad pero también incrementan la conflictividad intergrupal.
    Sorprenden los logros de equipos formados por pocas personas pero siempre animosos, sabemos que estamos aquí de paso y la alegría es un plus fundamental cuando se trabaja en profesiones de servicio. Como decía Kavafis en su poema Itaca:"... camino largo, lleno de experiencias y aventuras, que dure muchos años. Mejor atracar, viejo ya, enriquecido de cuanto ganaste en el camino..."
    Yo también te envío un beso y el deseo de una preciosa semana.

    ResponderEliminar
  9. Amiga María Eva, verás entre las páginas y te harás una idea de la incomprensión de los compañeros, de la reticencia de las familias y de la cerrazón de los organismos oficiales y también verás que la autora acumula un bagaje de experiencias increíble, ella sabe muy bien que trabajar conjuntamente significa conocernos en lo cotidiano, detectar las dificultades y aportar soluciones, también permite la pluralidad de visiones y se hacen más poderosas nuestras denuncias.

    Te doy las gracias por tu comentario, un abrazo y buenas noches.

    ResponderEliminar
  10. Querida Paca, en mis estudios se ha hablado muchas veces del Informe Delors: aprender, conocer, ser y convivir y de que sólo de esta forma podemos decir que la "educación encierra un tesoro" pero hay que contar con la participación de la familia, cuando las aulas se abren debe entrar el alumno con su familia, intereses y afectos, no puede dejar su vida fuera.

    Un abrazo amiga y que descanses.
    Este verano voy de voluntaria a Cuba

    ResponderEliminar
  11. Muy alentador saber que hay personas dedicadas a entregar el correr de su tiempo a colaborar en la sociedad, cualesquiera que esta sea.
    Me recuerda a la inspiradora vida de María Montessori, fundadora del método que lleva su nombre. "Déjame hacerlo a mi mismo" , piedra angular de la independencia por medio del trabajo. Un placer leerte Loli Salvador, eres una persona al igual que tus amigas , que irradia luz e ilumina a quién tiene la oportunidad de acercarse a tu obra o a ti.
    Un abrazo grande y fuerte.

    ResponderEliminar
  12. Querida Leticia, María Montessori ocupará siempre un lugar destacado por su método pedagógico. Hoy sus principios se siguen llevando a cabo en muchos lugares del mundo inclusive en Zaragoza. En unas décadas hemos presenciado numerosos ejemplos de buenas prácticas educativas.
    Todas las personas tenemos la ocasión de echar una mano o al menos de intentarlo y más si con esa ayuda descubrimos las cosas que más nos conmueven.
    Un abrazo con todo mi afecto.

    ResponderEliminar
  13. Has elegido para comentar un libro, y su película, muy interesante con un tema muy humano.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Querido disan, este libro me hizo pensar en los que no tienen donde reclinar su cabeza mientras los zorros tienen madrigueras y las aves nidos. Hay un mensaje profundo, el compartir todo y el saber que para crearnos abrigo no necesitamos cuatro paredes. En cuanto al voluntariado, no quiero ni pensar en las relaciones de poder camufladas, entre quienes tienen la posición de donantes frente a sus receptores y en un mundo que tiene ya todos los mapas trazados. Mejor me quedo con la acción viva y eficaz, más cortante que la espada de doble filo.
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  15. El tema de la educación es importantísimo hoy en día, es la única forma para que el mundo salga de la crisis de valores en que se encuentra y se sienten las bases de un mejor futuro. Por supuesto se requiere el apoyo de todos los miembros de la sociedad, en especial de la familia.
    Saludos
    David

    ResponderEliminar
  16. Hola David, trabajar en educación es un encuentro colectivo, un tejido integrador en el que todos podemos decir muchas cosas, veo que coincidimos en que hay que resaltar lo que tiene que ver con proyectos de vida, más que con fracasos, esta sería la visión cerrada y negativa en la que no podemos detenernos mientras haya niños y jóvenes ávidos de saber, ellos tienen que preguntar y nosotros tenemos que responder oyendo sus preguntas. Me uno a tu alta confianza en el futuro y a nuevos proyectos que avancen sin prisas, como se hacen las cosas que necesitan maduración, la escuela no puede ser ni materialista ni individual, bastante promueve el mundo los antivalores (arrogancia, falta de responsabilidad,envidia...)

    Saludos amigo y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  17. ¿Por qué he de pasar un día
    de agonía
    sin un beso de amor?

    Es mi recuerdillo/desde mi blog de bolsillo...
    Abrazos,
    MTR

    ResponderEliminar
  18. Manuel, the answer my friend is blowing in the wind.....
    En cada amor hay por lo menos, dos seres, y cada uno de ellos es la incógnita de la ecuación del otro. No diría yo que en esta ciberconexión diaria no hubiera alguien que tuviera la contraseña de tu alma y fuera la usuaria de tus sueños.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  19. Hola Loli. A veces sin embargo el hacer obras, sólo pensando en sus resultados, hace que nos desanimemos. Por lo menos a mí me pasa.

    Un saludo desde Navarra.

    ResponderEliminar
  20. Izara, es cierto lo que dices, yo misma tengo a veces esa sensación de insuficiencia y no se debe a no haber alcanzado una acción exitosa, sino a que el resultado conseguido ha sido nada más que un pequeño progreso. Es importante conocer el territorio en el que se va a intervenir y evitar acciones "estándar" que en ocasiones están muy alejadas de la realidad concreta.
    Me alegra mucho tu participación en mi blog desde esa tierra hermana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Gracias disan, ya entramos en la segunda quincena y yo tengo algo importante que hacer o al menos para mi lo es, así que hoy dejo mi blog dormido y me tomo un descanso. Para cuando retome la actividad, os guardo una sorpresa.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  22. Hola, Loli:

    Hacer el bien y dejar huella en este mundo, es la mejor manera de no pasar desapercibidos por la vida. Por suerte existen personas que practican la caridad y el amor al prójimo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Hola Loli!. El tema del viaje hacia un lugar lejano y distinto como una forma de buscarse a si mismo y evolucionar es tópico en la literatura y en el cine. Y lo es, siento, porque trae a la luz aspectos fundamentales de la vida individual y de la vida de la humanidad tal y como bien se expresa en este post. Más aún si la experiencia además es testimonial como en este caso.
    Lamentablemente las instituciones que en definitiva conducen las religiones, a poco andar se olvidan para siempre del verdadero sentido que el impulso hacia lo sagrado posee al interior de hombres y mujeres desde el orígen. Comparto plenamente lo que la autora dice referido a la caridad. Es solidaridad y fraternidad lo que el planeta requiere con urgencia y ello es una actitud constante, una forma del SER, no un evento aislado, no una forma del TENER.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  24. Hola Rafael, perdona mi demora en responder a tu comentario. Acabo de llegar de mi voluntariado en Cuba y no me es posible atender tantos correos, ni siquiera agradecer a los nuevos seguidores y comentaristas.
    Efectivamente, el bien que hayas hecho al pasar por la vida es lo que queda, pues nunca faltarán graves peligros y muchos oídos sordos.
    Gracias. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  25. Realidad y Ficción:
    Mi experiencia en otros países ha sido una oportunidad de aprender, un regalo, un contacto con gente la mayoría humilde y cuando tienes que irte se te queda una espina clavada porque sabes que no hubieras podido asistir tan de cerca a los aconteceres de personas a las que has conocido de manera directa. Desgraciadamente son muchas las veces que encontramos una serie absurda de requisitos burocráticos. Hoy en día se está generalizando la cultura de la corrupción en la que no hay ni dirigentes honestos ni buen sistema de control. En cualquier caso somos nosotros quiénes debemos buscar el sentido a nuestra tarea, sin perder la relación cercana.

    Te agradezco la opinión profunda y personal y te dejo mi abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Amigo disan: Ha sido un buen fin de semana, bueno el viaje y buena la llegada al hogar dulce hogar. Gracias y un beso.

    ResponderEliminar
  27. Feliz mes de agosto y feliz fin de semana.
    Um abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Gracias disan, aunque ya estoy trabajando mi mente sigue estando lejos, me cuesta volver, ¿será el síndrome postvacional?. Tengo cosas que contaros en el blog la semana que viene, pero antes debo ponerme en orden y al día. Traigo muchas fotos.
    Espero que te encuentres bien y pases buenos días. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Estoy leyendo el libro, y me está gustando mucho. Gracias
    Paca

    ResponderEliminar
  30. Hola Paca, me alegro que te guste. Una mujer fuerte que cumplió la realización de un proyecto, ese que cada uno se traza y que se considera, de manera genérica, lo que le hace feliz y le da sentido a la existencia.
    Gracias a ti por estar a mi lado más allá del blog.

    ResponderEliminar