ERES LO QUE ESCRIBES

viernes, 29 de abril de 2011

CANCIONES PARA JAPÓN



Bajo el título "Song for Japan" se han editado 38 canciones como buena manera de seguir apoyando a las víctimas del terremoto, con el tiempo el impacto de los primeros días pierde fuerza, se aminora el dolor y desde lejos se tiende a olvidar. Ahora es un momento difícil para muchos de los supervivientes y en este esfuerzo han decidido colaborar varias discográficas y renombradas estrellas musicales como Bruce Springsteen, U2, Bob Dylan, John Lennon, Sting, Queen, Beyonce, Elton John, Ribanna o Bon Jovi entre otros. Los compradores de los 2 CDs deben saber que el dinero recaudado irá destinado a la Cruz Roja Japonesa. Al parecer las ventas están sobrepasando cualquier expectativa.

Demos un aplauso a esos músicos que son los primeros en salir a ayudar cuando suceden desastres como este.

viernes, 22 de abril de 2011

UN LIBRO: ¡INDIGNAOS!


STÉPHANE HESSEL


"Chicos, cuidado, hemos luchado por conseguir lo que tenéis, ahora os toca a vosotros defenderlo, mantenerlo y mejorarlo, no permitáis que os lo arrebaten" José Luis Sampedro.


Indignaos es un libro de Stéphane Hessel con prólogo de José Luis Sampedro, algo tienen en común estos dos literatos a quienes se les califica de adolescentes de 93 años, ambos animan a la juventud de nuestro tiempo y saben por edad y experiencia de lo que están hablando. Los dos han vivido guerras y soportado dictaduras. Sabedores de que en todos los conflictos hay injusticias en ambos lados este libro mira hacia adelante con fortaleza de ánimo y sosiego.
Algunos de cierta edad me dicen que es un libro muy básico pero creo que no lo es para los muy jóvenes, que en definitiva son los destinatarios.

En su portada nos indica que se trata de una llamada a no bajar la guardia, un alegato contra la indiferencia y a favor de la insurrección pacífica, una invitación a desperezarse, a rebelarse, a tomar el relevo porque la peor actitud es la insensibilidad, la anestesia afectiva y la frialdad.
Nos habla del consumismo, de la dictadura de mercado, de los recortes, de un sector financiero que vive sin grandes pérdidas, de la indefensión, de la falta de interés por el bienestar general, de los altos sueldos de los dirigentes, de los medios de comunicación, de los que mandan, de los que se apoderan de todo lo que es de todos. No se puede decir tanto en tan pocas páginas. Este libro diminuto lo leí la otra tarde, en un rato y de un tirón, ha sido editado en castellano, gallego, catalán y euskera al precio de 5 euros y lleva el camino de ser leído en España tanto como en Francia, más de un millón y medio de lectores en muy poco tiempo, a pesar de que las razones para indignarse pertenecen a un mundo bastante distinto al de la juventud del autor, por eso nos anima a mirar alrededor para ver que motivos no faltan para indignarse.


En los últimos años este hombre con raíces judías ha viajado a Gaza para denunciar la situación de la franja, un pueblo cuya paciencia es heróica, tampoco estuvo a favor de la invasión de Irak a la que califica de bárbara. Fue miembro de la resistencia francesa, superviviente de un campo de concentración alemán del cual escapó intercambiando su identidad por la de un fallecido, militante a favor de la independencia argelina, defensor de la causa palestina, eterno luchador, diplomático y embajador de Francia ante la ONU y algo más, es el único redactor aún vivo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.


Le dejo tres frases que me parecen alentadoras:


"Mi optimismo natural quiere que todo aquello que sea deseable, sea posible"

"Las sociedades modernas tienen que lograr superar conflictos con mutua comprensión y paciencia"

"La confianza en la no violencia es el camino que debemos aprender a seguir"

LA PEDRADA, UN POEMA EN SEMANA SANTA

AMPLIAR LA IMAGEN INFERIOR PARA LEER


EL TRANVÍA DE ZARAGOZA

Estos días en Zaragoza hemos podido viajar en nuestro modernísimo tranvía y aprender su utilización, ha sido un mes antes de su entrada en servicio. Yo como otras muchas personas he viajado de "polizón" en los días de prueba. Recuerdo que hasta el mismísimo Rafael Alberti le hizo unos versos al billete de tranvía de otros tiempos.

Las obras han sido muy controvertidas en esta ciudad, al fin ya tenemos un transporte público, urbano y colectivo con capacidad para 200 personas al que incluso tienen acceso bicicletas, por descontado los carritos de bebés y las sillas de ruedas. Los asientos son de madera extraída de bosques sostenibles controlando la tala de árboles para su reforestación, así que el otro día subí gratuitamente con la cámara de fotos para inmortalizar cualquier detalle del recorrido.

Un voluntario amablemente me explicó en la marquesina el uso de la expendedora, las paradas que hace durante el trayecto y cuantas dudas tuve.

Como reflejan algunas encuestas no se trata de que el ciudadano valore si es bonito o feo porque realmente bonito es, pero necesitamos saber si será lo que esperamos en el día a día cuando haya que hacer transbordos y esperas.

Aunque el tranvía ha sido un proyecto promovido por el Ayuntamiento de Zaragoza y apoyado por la mayoría de los grupos políticos, nos encontramos con partidarios y detractores y para que no se diga que no hay imparcialidad vamos a conocer lo que cada parte expone:

En contra:

Se argumenta que tiene un coste excesivo (alrededor de 2000 euros por familia)

Afecta al tráfico en un eje principal pero de escasa anchura ( 2 ó 3 carriles por sentido a 1 en algunas zonas)

Impacto e las obras en el pequeño comercio (más de 2000 tiedas y 15000 empleos)

Otros aspectos (impacto estético de las catenarias)

A favor:

Se argumenta que el tranvía es un transporte rápido (21 Km/h de media y con prioridad semafórica en su recorrido)

Es accesible ( está en superficie y al nivel de la acera ) lo cual proporciona seguridad a los viajeros.

Es silencioso (tracción eléctrica y materiales ligeros)

Es positivo para el entorno urbano (elimina el tráfico rodado y trae consigo reformas urbanas)

Es ecológico (al generar menor CO 2 que otros medios de tracción por combustión)

Quizás sea pronto para analizarlo, hay que acostumbrarse a convivir con él, de momento daremos tiempo a que lo usen aquellos que lo consideran innecesario, seguramente porque no es su trayecto habitual. Para unos y otros supone un antes y un después en el transporte de esta ciudad porque el tranvía formó parte de Zaragoza, luego desapareció y hoy vuelve a ser un hecho, ahora nos queda "Parar, Mirar y Pasar" sin sustos ni bocinazos ni a toque de campanilla, sonido que en estos tiempos nos resulta ajeno y desconocido.
Terminemos con un poco de humor.


Unos dicen: "Espere señora, ¿no ve que está en rojo y va a pasar un tranvía?, otros dicen: "el tranvía servirá para las manifestaciones, la liaremos sólo con ponernos delante", los hay que hacen versos y riman tranvía con porquería, yo digo que mejor sería rimar tranvía con ciudadanía y es que en Zaragoza somos ingobernables y eso ya lo sabíamos mucho antes de rebautizar a la vía principal, la calle de Fernando el Católico, con el nombre de Fernando el Caótico.

martes, 12 de abril de 2011

NACIDA EL 14 DE ABRIL

En el día de mi cumpleaños dedico esta entrada a mis amigos seguidores, es una deuda que creo tener pendiente con ellos, quiero que me acompañen hoy y también agradecer esa amistad que con algunos de vosotros trasciende más allá del blog y que sin apenas notarse está ahí, en llamadas y en correos privados, en auténtica y afectuosa relación, en una comunicación sincera desde el día en que nos presentamos.


En este día es inevitable hablar de nacimiento. Cuando nace un niño piensas: que todo el mal con el que te encuentres en la vida no sea capaz de desorientarte a lo largo de tus días, una vez en la edad adulta se ve la existencia con sus gozos, angustias y sinsabores y en más de una ocasión la desesperanza como fenómeno de cansancio y de vejez, no siempre física.

De niños quedamos satisfechos con las respuestas inmediatas que nos dan los "mayores", después tratamos de comprender los motivos del actuar de las personas, más tarde intentamos abrirnos camino en la vida y luego las prisas y sus claroscuros nos hacen casi involuntariamente "jugar a vivir".

Cuando nacemos venimos marcados con dos sentimientos profundos, el uno de grandeza, por lo que se puede llegar a alcanzar, el otro de pequeñez, por lo limitados que nos sentimos. Los dos hacen que nazca un tercero, de confianza, que nos anima a cogernos de la mano de todos aquellos que trabajan por un mundo mejor, en situaciones serias y verdaderamente comprometidas.




Nací el día de San Tiburcio, mártir romano. No he indagado sobre el planeta que reinaría aquel 14 de abril pero sé que fue el año de Mafalda, se dieron a conocer al mundo los Beatles, comenzaron a circular los SEAT seiscientos y un americano ganó el Nobel de la Paz por luchar contra las pruebas nucleares.

Suelo decir que tengo los años muy bien llevados por cuestión genética y que vi la luz a babor, por aquello de que en el lado izquierdo se sitúa el corazón y con él los sentimientos.

Sigo viviendo aquí en la que llamo "la ciudad del cierzo", cuyo clima riguroso nos curva la columna y nos arruga el entrecejo. Era un día espantosamente frío para llegar al mundo pero la casa estaba caliente por la cocina de carbón, la estufa de leña y el brasero de erraj, el hueso prensado de la aceituna.
Mis padres me pusieron por nombre Mª Dolores. Todo el mundo me conoce por Loli a excepción de mi padre que siempre usó el diminutivo de Lolita. Como decía, me alumbraron en una Semana Santa, precisamente un viernes. No es pura coincidencia que tal fecha influyera en mis padres para darme ese nombre, mi abuela materna ya fallecida, se llamaba así y se le rindió de esta manera un pequeño homenaje. Nací en la Cuarta Avenida, que nada tiene que ver con Nueva York, muy cerca de donde aún resido; mi primer vagido fue una madrugada, a las 2 horas, en el primer piso del inmueble que existe todavía, cuyo número 2 era la entrada de nuestra vivienda, sus actuales propietarios la pintaron con los colores del arco iris.
Mi madre dio a luz en casa, influenciada por mi abuela paterna que sostenía la teoría de que en la clínica podían darles el niño cambiado. Ella me asegura y la creo, que aquellos caldos de gallina, al uso de la época, no ayudaban a las parturientas a recuperarse de la debilidad.Vine al mundo sobre una cama de nogal, en un ambiente íntimo y familiar, sin nada de protocolos, sin curiosos ni excéntricas asepsias; nadie supo hasta ese momento cual sería mi sexo. Fue Doña Pilar Eixarch de Pastor quien asistió el parto, una matrona, diplomada en Sanidad que vivía en la calle Delicias nº 23 y que ante mi inminente nacimiento dejó recado de que se encontraría en el cine aquella noche y efectivamente hasta allí tuvo que ir a buscarla mi padre al atardecer y fácil fue localizarla entre las butacas por un acomodador que ya estaba con previo aviso.

Pesé en mi nacimiento 3 Kg 300 grs. y mi joven madre que entonces contaba con 23 años cuenta que parecía haber tenido niños toda la vida.Yo era una niña tremendamente nerviosa e inquieta, tanto, que mi padre solía decir: "tu prima tiene el "baile de San Vito" pero tú, te mueves más que un garbanzo en la boca de un viejo".
En los comienzos de mi vida era una niña gordita a quien tardó bastante en salir el pelo, era tan glotona que cuando comía lloraba y como no daba tiempo entre una cuchara y otra tenían que colocarme el chupete para calmarme.


Don Jesús fue el párroco que me bautizó con el agua bendita procedente del Canal Imperial de Aragón, cuentan que era un cura muy campechano, que se remangaba la sotana para jugar al fútbol con los chavales, a él se debe el inicio de las obras de la iglesia que en un principio, por falta de recursos se comenzó a edificar de adobe.

Me han dicho que no dejaban acercarse a mi cuna a nuestro perro "Chiri", quien más frecuentemente vigilaba mi sueño además de aceptar mi llegada con agrado y soportar mi llanto. Me dormían con los acordes musicales del Tenor Miguel Fleta de la gramola que teníamos en casa y poco a poco en mis primeros años fui rompiendo la colección de discos que al caer al suelo se partían. Quizás por haber nacido en primavera me detengo al sentir los primeros fríos en un letargo que me duerme hasta que vuelve el mes de abril. Coincidiendo con mi cumpleaños, comienzo a sentirme como el árbol, con los brotes en las ramas. Es por eso que salgo hoy de la madriguera en busca de la luz, en mi calle anidan las urracas, el balcón de mi habitación se abre cada noche al olor de las flores y toda la ciudad pone en el aire una canción mientras yo le pongo las ganas de vivir.

sábado, 9 de abril de 2011

Y COMIERON FELICES


Un niño "acaparando provisiones" en el mercado de campesinos. Si lo tomo en brazos no respondo, me lo como a besos. Lo observé mientras gateaba desde las coles a los pimientos y de allí a los boniatos.


El viernes día 8 cuando Zaragoza sufrió un pequeño movimiento sísmico en alguna de sus localidades pensé en las fuerzas poderosas que el hombre no puede controlar, en la posibilidad tangible de una amenaza cercana y en la forma en que se puede desencadenar la destrucción en un abrir y cerrar de ojos, escuché las noticias y llamé a mi padre que se encontraba en nuestra casa, en el campo y efectivamente dijo que un 4 en la escala es un temblor que hace un ruido similar al de un avión al atravesar la barrera del sonido, al parecer 10 kms de profundidad no es nada, trataba de hacerme una idea de la distancia ya que son los kms que separan mi pueblo con el pueblo vecino. Hoy les invito a ver estas fotos que guardo con tanto cariño como semilla de eternidad, viéndolas no se piensa en que la tierra retiembla, que los cimientos se tambalean y que existe un "certificado de defunción" para nuestro mundo, un planeta que es un granito de arena perdido en la inmensidad del espacio.


Ayer me despedí de la ludoteca a la que he estado vinculada en los fines de semana de estos dos años, de repente una avalancha de niños se agolpó sobre mi, había una carta de tres chiquillas que coloco aquí para que la lean. Mi satisfacción fue inmensa cuando sentí sus abrazos sinceros, cien miradas limpias y amplias sonrisas. Curiosamente no he sido consciente de haber sido tan buena y divertida como ellos dicen. Abajo, mis vecinas de la calle. Durante mi estancia yo viví en la casa de al lado. Observen que la más pequeña no llevaba ropa interior, he cubierto esa zona con un círculo amarillo, por si acaso, ya me entienden, hay que proteger a los niños de las ilegalidades que se pueden presentar mientras navegamos por la red con buen fin....


Todas las mañanas salíamos a barrer la acera, cada uno con su rastrillo, la pequeña sin peinar y la mayor con las botas viejas de su madre. Abajo tienen a la que llamo "la niña de los panes", su madre improvisaba una cuna en la cocina mientras cocía los panecillos que debían estar listos para que al mediodía se sentaran a la mesa unos 900 niños.

Muchas veces la encontré dormida dentro de barreños y palanganas de plástico, que lo mismo servían para lavar la ropa, para transportarla o para bañar a la peque. Era una delicia verla dormir en una estancia con olor a bollitos recién salidos del horno. Estas son "las niñas de las naranjas", a media tarde las monjas de Santa Ana procuraban que en la merienda hubiera vitaminas, en este caso la vitamina C que como no puede almacenarse ha de tomarse a diario, tan indispensable para aumentar sus defensas. No se alarmen, la causa es desconocida, no está llorando de dolor ni de hambre a Dios gracias, de apetito quizás o tal vez de soledad e incomodidad física. Vean en su boca los dos incisivos centrales inferiores y en su rostro una película de lágrimas, mocos y babas. El llanto de los niños suele ser una melodía diaria, pauta normal de los bebés. A los cinco segundos las sonrisa la heredó de mi pero los ojos inconfundiblemente son de su madre. La fotogenia de los niños es increible, miren al "niño de la sandía". De nuevo las monjitas de Santa Ana variando la dieta una tarde más. Esta vez vitaminas, fibra y potasio.

Contratábamos el precio antes de cargar las sandias pero luego nos las daban tan pequeñas que no pude callarme: "Hermana Montse, creo que nos están engañando..." , otras veces le decía: "Hermana Montse tiene que estar atenta, nos dan billetes falsos ¿qué vamos a hacer ahora? y ella respondía, "no podemos dárselo a otro, eso no está bien, pobre gente" y yo insistía: "Sí, Hermana,, pobres de nosotras, nos los cuelan con mucha facilidad y perdemos buen dinero".

Hasta aquí quería llegar con las dos fotos siguientes para hablar de la desnutrición, guardé para esta ocasión una publicidad que me llegó por correo ordinario de MSF


Así de delgado es el brazo de un niño desnutrido.


Se preguntarán sobre esta tira de papel que se mide en cms., ahora vamos a imaginar que la vamos cerrando, conforme cambiamos de un color a otro veremos desde una desnutrición leve, pasando por la moderada hasta la más severa, si hacemos la prueba son 3,6 cm. de brazo, es decir, queda un espacio un poco mayor del dedo pulgar de un varón adulto.

La desnutrición leve no es muy evidente. Las familias no se dan cuenta de que sus hijos la padecen. El niño está delgado, triste y poco activo.


La desnutrición moderada es ya evidente con la pérdida considerable de peso, se detiene el crecimiento.


La desnutrición aguda severa se manifiesta cuando no se han atendido las anteriores, aparece con otras enfermedades y si se agrava puede causar la muerte.


Los alimentos terapeúticos preparados los reciben sólo un 3%. Con voluntad política se podría hacer mucho más sobre esta realidad tan inaceptable. Por eso las fotos de estos niños me animan a creer que todo camina hacia adelante, por supuesto somos algo más que parte del paisaje, que cada individuo representa una posibilidad vital e inédita de la naturaleza humana, que cada uno es una llamada distinta al espíritu, con su comportamiento y sus reacciones y que todos somos respuesta irrepetible con nuestra interpretación de la vida y su mensaje.


En la nada sin nombre, cuando nada existía, como el temblor posible, de un venidero día, existía el Amor...


Y amor se puso a herrar, con su mano encendida, el desbocado potro de la vida...

Se casaban el gozo y las querellas y la razón y la locura. La pasión se casaba con la idea.

La nada peleaba con el soplo creador. ¡Y de aquella pelea nacía más Amor! José María Pemán

viernes, 8 de abril de 2011

"LA FAROLA", PRENSA SOCIAL

El otro día me preguntaba por qué han caído las ventas de algunas revistas como La farola, un periódico de la calle, como dice en su cabecera, el periódico que da pan y techo y que sirve de instrumento de reinserción social a los parados. Estas iniciativas son un producto digno que evita la pobreza porque vender no es pedir limosna. No siempre la gestión es adecuada, lo deseable sería que no se trataran de multinacionales de la mendicidad, tampoco es incompatible que cumpla labor social desde la iniciativa privada de una empresa, algunas han sido financiadas exclusivamente a través de las ventas, tampoco debe ser fácil sacar adelante estos proyectos cuyos ingresos en estos momentos son bastante modestos. La parte positiva de este tipo de prensa es la de ayudar desde la esperanza y la urgencia para eso es concebida, el objetivo prioritario es cumplir con una labor social, lo que parece injusto es que se le exija a cada persona un número de venta diario a 5 ejemplares, cantidad que no siempre pueden lograr. Los inmigrantes saben que no hay de momento otra opción, si se les pregunta no saben decir quien hay detrás de ella y piensan que mejor es algo que nada.

Como prensa social se han publicado: "La calle", "La luz sin techo" y "También contamos", en cuanto a "La Farola" en un principio las tiradas debieron ser importantes ya que está a la venta desde el año 1994 en la que se vendían millones de ejemplares en una semana, fueron sus días de mayor auge. La semana pasada compré el número 312 y se vende al precio de 2 euros. Atrás quedaron los premios recibidos, la acogida con entusiasmo por parte de los ciudadanos y los medios de comunicación cuando ya había quedado demostrada su eficacia en Estados Unidos y otros países de Europa, por eso cuando llegó a nuestro país fue el medio de subsistencia de miles de personas en muchas ciudades españolas.

Creo que el interés del lector se puede mover con un poco de todo: anuncios, publicidad, crítica de libros o películas y artículos cuyos autores sean estudiosos y conocedores de los temas que se exponen, sólo así se comprará y se leerá cuando encontremos, como me ocurrió a la puerta del supermercado, a una persona salida de la marginalidad que la vende y sólo así, con publicaciones de fácil comprensión aunque sean de humilde factura y con una difusión enfocada correctamente, los promotores tendrán asegurado el éxito ya que a cada lado de la balanza están: el comprador, una persona integrada que se siente movida por impulso de beneficencia y el vendedor, una persona sin recursos que necesita procurarse su sustento.


"LA UTOPÍA ESTÁ EN EL HORIZONTE. CAMINO DOS PASOS, ELLA SE ALEJA DOS PASOS Y EL HORIZONTE CORRE DIEZ PASOS MÁS ALLÁ. ¿ENTONCES PARA QUÉ SIRVE LA UTOPÍA? PARA ESO, SIRVE PARA CAMINAR". Galeano

domingo, 3 de abril de 2011

EL MUSEO DEL ACEITE

Olivo bonsai de 1300 años.
¿Qué es un olivo? Un olivo es un viejo, viejo, viejo, y es un niño con una rama en la frente, y colgado en la cintura un saquito todo lleno de aceitunas. ALBERTI Olivares Dios os dé, los eneros de aguaceros, los agostos de agua al pie, los vientos primaverales, vuestras flores racimadas y las lluvias otoñales, vuestras olivas moradas. MACHADO La niña del bello rostro, está cogiendo aceituna, el viento, galán de torres, la prende por la cintura. GARCÍA LORCA

El olivo, longevo, sagrado e inmortal es uno de los árboles más viejos en el mundo y da su fruto a fuerza de palos desde hace 6000 años. Importante para fenicios, egipcios, romanos y griegos, judíos, árabes y cristianos, símbolo de misticismo, fertilidad, matrimonio, santidad, paz, honor y vida. De tronco nudoso, de madera muy apreciada y de profundas raíces, se les confieren propiedades telúricas y también de connotación religiosa.

La recogida de la aceituna se representa en las ánforas, en la Odisea, en la mitología, en las leyendas, las ramas se vinculan a los juegos olímpicos y en la literatura. El aceite ha sido útil para la cosmética, para conservar otros alimentos, para el alumbrado y como alimento junto con el pan, vino y miel.

En nuestra península los árabes tuvieron magníficos olivares y técnicas de cultivo. Hoy se colocan sus ramas a las puertas de los hogares como protección, infundiendo paz al hogar y ahuyentando el mal.

Tomo del libro del Museo del aceite de La Muela, algunos refranes populares, son dichos y acertijos que reflejan las realidades cotidianas, el cultivo, su ciclo vital, los condicionantes, la buena o mala cosecha, las cualidades de sus frutos, el proceso de extracción del oro fino, las bondades y virtudes del preciado líquido y sus utilidades en la vida diaria. Veamos una selección de frases extendidas por nuestra geografía española y aragonesa en particular.
Mi agradecimiento desde aquí a D. Valentín Valiente por su recibimiento y sus enseñanzas.


"Ni gato en el palomar ni cabra en el olivar".

"Quien tiene olivares y viñas, bien casa a sus niñas".

"Casa de padre, viña de abuelo y olivar de bisabuelo"

"Olivo, vino y amigo, el mejor el más antiguo"

"Aceituna por San Juan y ciento en Navidad"

"La verdad como el aceite queda encima siempre".

UN PARQUE DE RECREO: AVIAPARK


El tucán, simpático, sociable y juguetón es una de mis aves favoritas por sus movimientos, chillidos, piruetas y sobre todo por sus llamativos colores, su nombre deriva de tucano de los indios tupí de Brasil.


Otra de mis favoritas es el colibrí, al que nunca pude fotografiar a pesar de que acudía por las mañanas a la barandilla del porche, no hubo forma dado su constante movimiento, a mi me parecía una joya con alas, como brillante mariposa; allí donde hay gotas de rocío está él.


En la localidad de La Muela, a 23 Km. de Zaragoza nos encontramos con este parque de recreo que visité ayer. Hoy con la intención de cambiar de tercio a las noticias negativas instaladas últimamente en el blog, veamos algo distinto, una naturaleza que no deja de sorprendernos por tener especies extraordinariamente bellas y delicadas.


Las plantas proporcionan al entorno el abigarrado e insólito aspecto que lo transforma en un paisaje raro y sobrecogedor.


Son muchas las veces que comentamos la dificultad que tienen los niños de la gran ciudad para reconocer los animales próximos a la vida doméstica rural. Esta carencia ha sido suplantada por las granjas escuelas.

Este aviario inicia su recorrido en un granja y el sendero te conduce a las aves en jaulas o en total libertad. Desgraciadamente aquello que ha sido respetado por otras civilizaciones pronto ha sido víctima de la ciega rapacidad de la especie humana. Leyendas hay muchas entre las cuales se cuenta que si alguna de estas aves es capturada muere de pena por un fallo de corazón.


La cámara de fotos fue imprescindible para fotografiar pavos reales, faisanes, periquitos, guacamayos, cotorras, aves exóticas y plantas tropicales.

Según las crónicas de Indias, una de las cosas que más pasmó cuando se puso pie en el nuevo mundo fue el brillante y variado colorido de las aves que los indios ofrecían como presentes. Y no se engañaban los cronistas al resaltar la belleza de los pájaros, porque en ningún otro continente el mundo de las aves resulta tan rico como en América.
Picos afilados y crestas como abanicos, vistosos penachos del color del fuego sobre fondo verde, llamativas plumas en el dorso, sueltas, suaves y sedosas, de tal forma que el pájaro parece envuelto en alguna mantilla que vibra con la brisa; algunos poéticos naturalistas han designado a estas aves con adjetivos como brillantes llamaradas o cometas fulgurantes.
Los nobles aztecas llevaban en sus atuendos largas plumas de color esmeralda, las plumas del quetzal, ave mitológica llamada también serpiente de plumas, ave que aparece en el escudo de Guatemala.


Sin la intervención de algunas de estas aves responsables de la polinización de las plantas y árboles del continente americano, la selva Amazónica se vería en peligro.

Deseo que les haya gustado, todo es cuestión de imaginar un rapidísimo movimiento de alas que alcance tal velocidad que una larga nota sea el sonido armonioso que nos recuerde al violín.