Repite: El mundo está en paz y yo también.

domingo, 11 de septiembre de 2011

UN LIBRO: POEMAS AFRICANOS DE JAVIER REVERTE

                                                                                    
Acabo de seleccionar un poema del libro que estoy leyendo, es del escritor Javier Reverte y se titula “Poemas Africanos”, este periodista, filósofo y viajero con espíritu de vagabundo solitario dice que en su peregrinar por el mundo es él quien decide libremente con quién y de qué hablar, cree que viajamos, unos para conocer, otros para huir de la rutina diaria o del miedo al futuro, en cualquier caso para no estancarnos y para acabar con los dogmas que arrastramos durante años; es casi seguro que se siente vehículo en los medios y que por su sencillez no desea ser noticia ya que ha conseguido el mejor de los premios, hacer realidad sus viajes infantiles, los que lo preparaban para ser mochilero, cronista de guerra y corresponsal.  Aunque conoce los despachos, no es para nada de los que hace tiempo perdieron el contacto con el mundo.
Verso a verso ha salido un precioso poemario, es la manera de devolverle a África el amor que ella le ha dado, afortunadamente su  talento no se lo llevó aquella malaria que casi lo quita de en medio. Es una de esas  personas que sabe en qué orilla se encuentra la luz del sol más rubia o cuánto se parecen el hielo y el fuego.


LAS FALDAS DE MI TIENDA

He de añorar, hasta la hora de mi muerte,
una manta en el suelo,
en soledad, bajo la falda de mi tienda,
soñando una mujer que, tendida a mi lado,
pinte una risa alegre entre sus labios
y admire, como las madres justas y burlonas,
la torpeza infantil de mis hazañas.
Y que luego me abrace y me divierta
como saben hacerlo las hembras descaradas.

Más allá de mi tienda, quiero sentir el pulso
de la montaña vieja que guarda mis espaldas
y notar en mi vientre el viento silbador
que levanta las faldas de mi tienda.

Y escuchar el quejido del búho
y la tos del chacal
los pasos tenebrosos de la noche
donde no somos nada o quizás somos todo.

Pues la noche es angustias,
recuerdo de tus muertos, dolor de tus fracasos.
Pero es ansia también de orgullos necesarios,
la altivez de tu casta y el trono del valor.

Anhelo ese instante íntimo del miedo,
en soledad,
cuando busco coraje donde sólo hay abismo,
donde me crezco hombre
mientras aúlla el viento bajo el cielo de piedra
y levanta las faldas de mi tienda.
Noches al fin y al cabo,
noches que nos dominan, las noches victoriosas,
noches que se detienen desde el final del tiempo,
noches que nunca engañan,
noches en duermevela en las que a nadie debes
y nadie, al mismo tiempo, a ti te deba nada.

Y gime el ”haboob”1, lúbrico:
trae lamentos lascivos,
susurros sin palabras
que levantan las faldas pudorosas de mi tienda
y me dejan desnudo bajo la noche brava.

(Wadi Halfa, Sudán, 2000)

1Viento del desierto que arrastra arena.

18 comentarios:

  1. Hola Loli,, de vuelta ya de las vacaciones he visitado tu espacio, y me encuentro con este maravilloso poema que anega el alma en sentimientos desbordados. No conocía este libro de Pérez Reverte, pero le buscaré, porque me ha impresionado la poética realidad con que teje sus maravillosos versos.
    Gracias Loli, eres una de esas personas que se cruzan en el sendero de la vida, como un faro de luz, me alegro infinito haberte encontrado aunque sólo sea por este medio.

    Un fuerte abrazo, y siempre mi cariño.

    ResponderEliminar
  2. Querida amiga Ángeles, veo que hay algo de confusión con respecto al autor pues no se trata de Arturo Pérez Reverte,(murciano) al que tú te refieres sino de Javier Reverte,(madrileño), se le conoce por su segundo apellido ya que el primero es Martínez aunque por ambos podrás localizarlo en la red. Quería aclarártelo por si no dabas con él. Es un apasionado de la aventura cuya producción literaria es muy extensa.
    Yo también te debo las gracias por un blog que expresa humanidad y por ser como eres, tu poesía es un buen instrumento para concienciarnos a todos y para defender a quien lo necesita.
    Te deseo un bellísimo día.

    ResponderEliminar
  3. Hola Loli; pues la verdad que fue un fin de semana muy divertido donde hubo disfraces de todo tipo, eso es solo una pequeña muestra de ello y como yo tengo bastante morro, jejeje pues con tal de conseguir sacar buenas fotos me meto donde haga falta, me alegro que te haya gustado amiga, en cuanto a esta entrada tuya he de decir que son frases con un gran sentimiento de un escritor que yo tampoco le conocia, porque tu lo has aclarado sino me pasaria igual que a la compañera, un saludo muy cordial desde Reinosa estimada amiga.

    ResponderEliminar
  4. Me parece definitiva la frse :
    "...saber en qué orilla se encuentra la luz del sol más rubia o cuánto se parecen el hielo y el fuego..."
    ¿Y si fueran, dos a dos, la misma realidad?

    Yo tampoco conocía a Javier Mtz.Reverte. Procuraré hacerle un hueco en mis lecturas. Merecerá la pena.
    Muchas gracias por tu comentario en mi blog.

    ResponderEliminar
  5. Hola seva, llevas razón, un buen fotógrafo no puede ser tímido. En muchas ocasiones una foto la encontramos no la buscamos y yo soy de las que pide permiso.
    Volviendo al tema, si te interesa Javier Reverte tiene unos artículos muy buenos en la revista "Viajar", creo que no hay lugar del mundo que no conozca.
    Buenas noches amigo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Mª Pilar. En este libro hay muchas horas de soledad y misterio, como todo el que va por el mundo a lugares a los que pocos llegan, no le faltan inquietudes y curiosidad, además dan para mucho los 20 años de anotaciones en un cuaderno que podríamos llamar diario de campo. Es cierto que contagia las ganas de leer y la verdad es que su faceta de poeta me ha sorprendido.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por tu amable comentario, Loli.
    La labor que haces en tu blog de difusión de la poesía de diversos autores es formidable. Y muy generosa.
    Un cálido saludo desde Madrid.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Loli:

    Un poema que brota de las entrañas y se desborda de amor por aquella tierra, gracias por compartirlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. me gusto el poema africano, se siente universal.

    ResponderEliminar
  10. Un poema magnífico. Anuncia un libro de una poesía de experiencia. Entran ganas de leerlo.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  11. Javier Reverte, gran escritor y excelente corresponsal......Gran poema el que hoy nos ofreces.
    Un gran abrazo amiga.
    Isabel

    ResponderEliminar
  12. Mil gracias a ti por tus bellas palabras. En un ratito leeré tu post y comentqaré. Un placer!!!

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  13. Loli me agrada su visita ya hacía tiempo que no pasaba por aquí pues nos muestra un excelente poema.

    Saludos José Ramón desde
    Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

    ResponderEliminar
  14. Antonio, buenas noches.
    Creo que la elección de lo que debe leerse ha de saltar por encima de la crítica especializada, tenemos que fiarnos de nuestro propio gusto.
    Un abrazo.

    Rafael, ¿cómo estás?. Ya puedes ver, un libro escrito al hilo de los recuerdos e impresiones más inmediatas, palabras que un día quedaron escritas hasta ver la luz y además sobre un continente del que ignoramos casi todo.
    Espero que te vayas recuperando. Un abrazo.

    David, aunque la temática de este libro es variada, como todo lo que escribe Reverte, tiene un hondo contenido social. Un abrazo.

    Francesc, en lugares tan inmensos y en situaciones de riesgo, un poema puede desentrañar secretos y muchos arrebatos de sinceridad, tiene que haber momentos en los que uno se sienta infinitamente pequeño y otros con fuerza y coraje. Un abrazo.

    Isabel, te dejo una frase de Robert Graves que dice así: "No hay dinero en la poesía pero tampoco hay poesía en el dinero". Me parece una buena frase. Un abrazo.

    Andri, dicen que se puede ser poeta si antes fuiste narrador y hasta sobran palabras porque la poesía dice mucho con menos, eso sí, hay que pensar. Un abrazo.

    José Ramón, ya me gustaría que la poesía sirviera para hacernos cautos y prudentes, ayudara a las personas a convivir y a los pueblos a entenderse. Un abrazo.

    GRACIAS A TODOS

    ResponderEliminar
  15. Hermoso poema de Javier Reverte el que nos traes hoy.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Gracias disan, me alegra verte por aquí. Hermosos poemas tiene el libro con expresiones muy bonitas: océanos de hambre, secas tierras sin alma, sed de siglos, tambores que celebran la vida. No es extraño que el poeta al regresar a Europa escriba:
    "desnudo vine al mundo.
    Y regreso a la nada
    cargado de disfraces"
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. ¿Realidad y sueño a un tiempo? Así debe ser un poema...Me ha gustado mucho tu elección. El Reverte madrileño es un escritor menos..."cinematográfico", valga el calificativo, que el murciano y académico...
    Abrazos cómplices, querida Loli.

    ResponderEliminar
  18. Manuel, aquí va un sueño a mediodía (el del escritor)
    ".... dormida en un lecho de sedas,
    el dátil de sus labios todavía en los míos."

    No sé si lo mejor de todo es despertar habría que preguntárselo a Reverte, si lo afirmó Machado no me atrevo a enmendar.
    Abrazos como oasis, querido Manuel.

    ResponderEliminar