ERES LO QUE ESCRIBES

sábado, 5 de marzo de 2011

UN LIBRO: EL PADRE PATERA

Foto: Contraportada del libro. Pincha para ampliar y leer comentarios.

"Vosotros, los que poseéis corazón, contáis con algo que os guía". El Mago de Oz

"El ave canta aunque la rama cruja porque conoce la fuerza de sus alas" Álvaro Junqueiro"

"En la mesa de San Francisco, donde comen cuatro, comen cinco"

Hoy vengo con un libro de más de 400 páginas escrito por Susana Herrera, una maestra gaditana que trabaja en los medios de comunicación de Andalucía. El libro se titula: "Padre Patera, un corazón sin frontera". Esta joven mujer es Máster en Comunicación Cristiana por la Universidad Pontificia de Salamanca. Es colaboradora con iniciativas de índole social, desde la defensa de la mujer a los transplantados de órganos. Premio Periodista Solidaria en 2005.

El libro habla de Isidoro Macías, Hermano de la Cruz Blanca. Tanto en Tánger como en Algeciras todos los días ha tendido la mano de la caridad, la ayuda, la acogida y el abrazo al necesitado con todos los problemas que hoy acucian al hombre, tratando de unir a cristianos, musulmanes y judíos, haciéndoles sentir la obligación de ayudar al débil, de compartir la fraternidad universal, sentimiento que no sabe de distinciones. Es por eso que dijo en una ocasión: "quien se acerca a mí, se involucra y no echa una mano, echa las dos".

Comparte su faceta religiosa con las jornadas de trabajo y es héroe europeo para la revista Time.

Los beneficios obtenidos de la venta de este libro irán destinados a la Casa Familiar Virgen de la Palma en Algeciras donde reside el protagonista de esta historia.

2 comentarios:

  1. Ya tenía referencias del libro de Susana Herrera, "Padre Patera, un corazón sin frontera". Estaré pendiente para comprarlo
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo disancor, me alegro de tu paso por aquí, si no me ves por tu blog no creas que te he olvidado.
    Hoy quise divulgar el heroísmo de personas como Isidoro que silenciosamente alivian tantas penas. Con su hábito descolorido y su cesto de anea conduce su furgoneta hasta la plaza para regatear pescado y fruta, a veces se la regalan y siempre ha encontrado la manera de preparar un plato, yo digo que bien se podría decir que ha sido cocinero antes que fraile.
    Cuenta que si alguien no tiene dinero y le dice:
    "Padre, le mando estos cinco euros y rezo por usted", él se alegra y piensa: "por lo menos hoy tenemos para el pan".

    Un abrazo y que sigas bien.

    ResponderEliminar