ERES LO QUE ESCRIBES

domingo, 19 de septiembre de 2010

EXPOSICIÓN INTERNACIONAL FELINA EN ZARAGOZA

"CON EL GATO EL HOMBRE TIENE EL PLACER DE JUGAR CON EL TIGRE".
Frank Finn
Esta es la cuarta entrada que hago bajo la etiqueta "protección de animales" y en todas las ocasiones he pensado en aquellos que luchan contra el abandono y el maltrato. Se dice que los gatos son temidos por las amas de casa en la despensa pero eso si no están bien alimentados, sin embargo cuando tienen hambre lo piden a sus dueños, pueden ser camaradas de los perros aunque se piense que no, son muy aseados y juguetones pero no se les debe de tratar como a un juguete sino de manera responsable, algo que hay que hacerles ver a los niños, excelente compañía para ancianos y enfermos, escurridizos unas veces y zalameros otras; maullan, gruñen, ronronean y no tienen siete vidas, la mía vivió una sola de doce años y murió por enfermedad.



Cuantas veces hemos oído ese refrán: “lavarse como el gato” cuando se teme al agua, o “dar gato por libre” cuando te engañan o “llevarse el gato al agua”, “buscar tres pies al gato”, “gato con guantes no caza ratones”, “gato escaldado del agua fría huye”, “cuando no está el gato los ratones bailan”, “ponerle el cascabel al gato”, “de noche, todos los gatos son pardos”.
El gato, compañero de literatos y artistas finge dormitar con los ojos cerrados y aunque no lo parece no pierde de vista a su amo, bien enterado de cuanto éste hace.



Edgar Allan Poe escribió “El gato negro”, Jardiel Poncela “Las siete vidas del gato”, Carlos Arniches “La chica del gato”, Tennesee Williams “La gata sobre el tejado de zinc caliente”, Bécquer, “La venta de los gatos”, Stuart Palmer, “El gato persa”. Hay una zarzuela que se llama “La gatita blanca” y un pasodoble “El gato montés”.



La primera exposición felina se celebró en Inglaterra nada menos que en 1598 aunque seguramente no tuviera nada en común con las actuales exposiciones. Sobre las supersticiones en la Europa Medieval mejor no hablaré ya que se trata de sufrimiento para los animales especialmente los de pelo negro y sus poseedores. Sin embargo en Egipto matar un gato suponía la pena capital, no podían exportarse y se les momificaba como a las personas, muy queridos porque salvaban las cosechas de las ratas. Las legiones romanas los llevaban como símbolo de victoria.

Hoy los amantes de los gatos hemos acudido a La Exposición Internacional Felina que comenzó ayer en la sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza.
Fueron 194 gatos de más de 30 razas los que se exhibieron al público siendo evaluados por los jueces durante todo el día. Los barrotes de las jaulas han sido mi obsesión ya que me han impedido sacar fotos medianamente aceptables.
Los animales han posado desde sus amplias jaulas con su habitual estética y expresividad y al parecer están acostumbrados a los flashes de las cámaras de fotos a juzgar por la dilatación de las pupilas; los hemos visto de abundante pelaje hasta los que carecen de pelo. Cuidados y mimados por sus amos no les ha faltado agua y comida además de lazos, cortinas, cojines muchos de ellos realizados por los propietarios para reproducir una “cómoda vivienda” a sus mascotas.
De Rusia procede el gato color azul plateado, de ojos verdes y de tacto aterciopelado y sedoso. De todo se aprende y yo que creía que no existía el gato azul excepto el que estaba triste en aquella canción de amor de Roberto Carlos.

8 comentarios:

  1. Me gustan los gatos porque son animales muy limpios, orgullosos y elegantes. Son protagonista de refranes y relatos- Creo que es el animal domestico más interesante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Porque sera que todos los autenticos refranes son ciertos jeje, un buen documento hacia este bello animal Loli, un fuerte abrazo desde Reinosa.

    ResponderEliminar
  3. Amigo disancor, los gatos son inpendientes, es cierto, podría contar mil anecdotas de la mía y le gustaba ir al pueblo porque podía saltar por las terrazas en busca de amoríos.
    Un gato no es como un perro dispuesto a servir al hombre sin recompensa alguna.
    Se dice que es receloso, desconfiado, ladrón, arisco, hostil, individualista... sin que la humanidad se haya dado cuenta de que estos defectos son los inherentes precisamente a la raza humana.
    un beso y gracias por estar siempre aquí.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Seva, en el listado me olvídé mencionar el musical "Cats" y otros refranes como: "el oficio del gato, matar el rato", "la curiosidad mató al gato", "cara de beato y uñas de gato", ni gato en un palomar ni cabra en un olivar", ja, ja,. Para contrarrestar la mala prensa de que son objeto hay en la psicología gatuna cualidades que no se encuentran en otro animal doméstico.
    Me alegra verte de nuevo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Loli muy interesante esta entrada.
    Gracias por su amable comentario que pase una buena semana
    Saludos de José Ramón

    ResponderEliminar
  6. Gracias José Ramón aun a sabiendas de que tu interés se centra en los caballos a los que también dediqué un post, los gatos han sido compañía para personajes ilustres: Petrarca, Torcuato Tasso, Jean Baptiste Colbert o el cardenal Richelieu; algunos permitieron que retozaran entre sus piernas mientras despachaban asuntos de estado, escribiesen o pintasen obras inmortales, no sé yo si un fotógrafo lo permitiría, dada la precisión necesaria para una buena toma.
    Deseos recíprocos de una feliz semana.

    ResponderEliminar
  7. Un bellísimo primer plano buen color. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. José eres muy amable pero no hice los primeros planos que me hubiera gustado, con esas jaulas es imposible, ni un profesional hubiera podido sacar partido a esta exposición.. o quizás sí.
    Los gatos son muy elegantes como todos sus familiares de mayor tamaño y estos en concreto con pedigree.
    Un millón de gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar