Repite: El mundo está en paz y yo también.

sábado, 1 de mayo de 2010

DÍA DEL TRABAJO Y EL TRABAJADOR



Refrán: EL TRABAJO BIEN HECHO DA ALEGRÍA EN EL PECHO.

Nos decía Manolo Escobar allá por sus años mozos que con el corazón se puede cantar mientras con amor se va trabajando, asegurando que puesto que trabajar es algo ineludible, mejor hacerlo cantando y nos hablaba de dos recompensas que no son sino un beso de adiós y otro beso cuando vuelves a casa. Por si no recuerdan la canción, un himno a la amistad y al compañerismo que con el paso de los años, tal como va la vida hoy nos parece pasado de moda en lo que a relaciones laborales se refiere:

“...No me cansa mi trabajo,
entre tantos compañeros,
que conmigo colaboran,
entrañables y sinceros..."

Mientras unos dicen que el 1 de Mayo es el día del parado, se sale a la calle a pedir un futuro de progreso y bienestar por nuestro bien, el de los hijos y el de los pueblos; otros se quejan de que ganan poco, los que no tienen nada se echan al robo y alguno en tono jocoso, cuya gracia no veo, propone que al parado número 100.000 le regalen un viaje a la playa.
Un profesor que tuve nos decía que los garbanzos no van solos a la cuchara, que no había que ser zángano de colmena al tiempo que nos hablaba de la fábula de Samaniego: “la cigarra y la hormiga”, y es que el trabajo nunca llama a tu puerta, hay que salir a buscarlo.
Se trabaja por dinero ya que hay que subsistir y muchos se lamentan que durante sus prácticas invierten bastantes horas sin remuneración. Hay encuestas que preguntan el orden de preferencia de trabajar duro o durar en el trabajo y eso depende del enfoque de cada cual. Opiniones las hay para todos los gustos, desde que hace falta una reforma laboral completa, incentivando la creación de empleo, hasta algunos comentarios que se oyen de que un país con estas cifras es una Casa del Terror.
El paro es una auténtica desgracia familiar pero también hay quien cobra en dinero negro pequeños trabajos que realiza, estas personas no cotizan pero cobran el subsidio, cosas que se deberían investigar y sancionar. Hace unos años era algo extraordinario tener un conocido en el paro, ahora lamentablemente todos convivimos con alguien cercano, vecinos o familiares que lo sufren.
También hay muchos profesionales cobrando honorarios injustos, abogados que perjudican al cliente o mejor dicho, a sus bienes o médicos que se enriquecen sabiendo que una familia tendrá que arruinarse para curar una enfermedad sin solución porque en “mal de muerte, no hay médico que acierte”. En este caso el trabajo será limpio y honesto y el capital bien ganado si se hace bajo unas impecables y escrupulosas normas éticas.
"El derecho del obrero no puede ser nunca el odio al capital; es la armonía, la conciliación, el acercamiento común de uno y del otro." Lo dijo José Martí, a mi juicio esta es una frase inteligente del líder de la revolución cubana, el cual se doctoró en Derecho y Filosofía y Letras por nuestra Universidad de Zaragoza. Se equivoca quien considera esta frase como sumisa y quien cree que Martí tiene algo que ver con Fidel, pues no es lo mismo ser comunista que social demócrata.
No sé si el trabajo es salud pero no me gusta la frase: “el trabajo nos hace libres” si ella fue la que sirvió de lema de los campos de exterminio con una falsa promesa en la que además de trabajar hasta la extenuación no hubo tal libertad.
A Mario Benedetti corresponde la autoría de: "Acá hay tres clases de gente: las que se matan trabajando, las que deberían trabajar y las que tendrían que matarse."
Por lo que dijo Benedetti hay un sector de la población que se acoge a la frase: “trabajadores del mundo, descansad” porque también los hay que utilizan la ley del mínimo esfuerzo.
Volvamos al tema de la canción los que todavía podemos y tenemos motivos para cantar a nuestra buena estrella sin olvidar a los que la suerte desde hace tiempo no les acompaña. Vean la película “En busca de la felicidad” y los intentos sobrehumanos y desesperados de un padre de familia por conseguir un empleo. Tomen el ejemplo de seguir adelante, no se conformen. Aunque no todos podemos ocupar los mismos cargos, es imprescindible que la clase obrera no sea explotada, tenga una existencia más humana, un salario digno con todos sus derechos no como le ocurre a buena parte de la humanidad.
“..............Trabajando en una fábrica
se oye el ritmo de las máquinas,
lo mismo que por el campo
se oye el ritmo del arado.

Es la canción y el trabajo
la que marca ese compás,
lo mismo que en los talleres,
por el campo y por la mar....”

2 comentarios:

  1. Muy buena foto de uno oficio casi perdido.
    Un saludo,
    Richard

    ResponderEliminar
  2. Andaba buscando un afilador y encontré un limpiabotas en el centro de Valencia, allí estaba sacando brillo al sufrido calzado de sus clientes. Le pedí permiso para hacer la foto, como hago siempre pero antes quiso acicalarse para salir favorecido. Una estampa que se ha convertido en añeja aunque no lo sea en otras ciudades de España y del mundo. Tengo algunas fotos de navateros bajando con sus balsas de troncos por el río Cinca, un viejo oficio del Pirineo también en extinción.
    un abrazo.

    ResponderEliminar