ERES LO QUE ESCRIBES

viernes, 5 de febrero de 2010

LOS NIÑOS DEL HOLOCAUSTO


click en la imagen superior para leer el texto de introducción

La Asociación Cultural Sefarad Aragón inauguró la semana pasada la exposición “Los niños que vivieron y dibujaron el Holocausto”, la entrada ha sido libre hasta hoy, fecha de clausura, en la casa de Las Culturas de la calle Palafox. También se proyectó un documental titulado “los niños escondidos” relatando la historia de los niños supervivientes.

Muy bien dibujados por niños y jóvenes que sufrieron aunque no comprendieron las trágicas circunstancias por las que atravesaba su vida, pocos consiguieron volver a su hogar pero sí nos dejaron con su lápiz, un testimonio de cuanto sucedía delante de sus ojos. Dibujos que sirvieron como prueba en el juicio de Nuremberg y que pueden verse en el museo judío de Praga. Es un deber moral hablar de esos momentos tan críticos de la historia, con unos testimonios que han llegado a convertir en duda hasta las pruebas más irrefutables.
Una de las niñas es Helga Weissova, de 13 años, una de las pocas supervivientes. Yehuda Bacon, de 16 años dibujó a su padre gaseado y cremado, un retrato que sobrecoge por el rostro demacrado que sale del humo de una chimenea. Una caja de pinturas y un cuaderno para plasmar 100 dibujos siguiendo el consejo de su padre: "Pinta todo lo que veas". Podemos ver el reparto de la sopa o cómo el perro de los oficiales tiene preferencia para beber antes que los presos. He leído que los perros con pedigree tenian derecho, bajo el nazismo, a una cartilla de racionamiento bastante aceptable.....



Terezín fue el campo de concentración instalado por los nazis a las afueras de Praga. La llamada "Sala de espera del infierno" fue parada sin fonda de 150.000 Judíos y de más de 15.000 niños y pre-adolescentes con destino a Auschwitz.

Con estas actividades se pretende repasar una parte de la historia, no sólo para conocerla y no olvidarla, sino para sensibilizar y desarrollar actitudes a favor de la tolerancia, el pluralismo cultural y como no, la diferencia como forma de crecimiento sin recrearse en el dolor ni generar odio.
Los dos dibujos siguientes son de una niña de 16 años, Ella Liebermann en el guetto de Bedzín. Polonia.


El 27 de enero se eligió como fecha conmemorativa ya que el ejército soviético liberó el mayor campo de exterminio nazi, en Auschwitz (Polonia).



Kofi Annan en su día nos habló de las enseñanzas universales del Holocausto, de no olvidar y de saber que los horrores dieron lugar a la creación de las Naciones Unidas.


El autor de este dibujo era Alfred Kantor, un adolescente de 17 años. En él aparece escrito: "Tocar la alambrada significaba la muerte instantánea. Aún así, la gente compartía pan, una sonrisa, una lágrima..."

3 comentarios:

  1. Y aún hay gente que dicen que fué todo un montaje.
    Qué horror! Por muchas películas que hayamos visto sobre el tema del Holocausto, por muchos libros que se hayan leído, oir esa palabra produce ahogo, dolor, rabia e impotencia.
    No entiendo que hayan grupos de nazis cabalgando por el universo en la actualidad.
    Indignada me voy.
    Besos, preciosa

    ResponderEliminar
  2. Un punto negro de la historia que no podremos olvidar aún no habiéndolo vivido. La historia siempre nos lo recordará.
    Esperemos que estos nuevos movimientos fascistas no lo rememoren.
    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  3. Siendo solamente unos dibujos a lápiz o pinturas de color, los trazos ya me ponen tensa, por cierto, son excelentes dada la edad de los artistas. Para un niño es difícil explicar con palabras lo que siente por eso un psicólogo lo llamaría un documento de análisis, no sé si consiguió ser una terapia pero sí fue una forma de exteriorizar la angustia interior, son dibujos que hablan de la verdad, no son una fantasía infantil, yo guardo algunos que me regalaron niños que han vivido conflictos y siempre aparecen las armas y la sangre.
    Intentaremos cear mejores horizontes de futuro. Buenas noches Emibel y Emilio.

    ResponderEliminar