Repite: El mundo está en paz y yo también.

sábado, 2 de enero de 2010

DÍA DE REYES Y NOCHE DE LA ILUSIÓN




Hoy Día de Reyes es día de juegos, un derecho reconocido en el artículo 31 por Naciones Unidas, derecho del que algunos no disfrutan.

Casi seguro que este niño no ha vivido la noche de la ilusión. Algunos niños, lejos de ser "ñoños" viven en otro mundo y no sueñan con una consola ni dejan su imaginación volar porque ni siquiera piensan que existe otra vida mejor. Imaginemos lo que sería para este niño recibir una caja de pinturas.


La Cabalgata en Zaragoza siempre ha sido multicultural, una expresión artística y de fantasía, este año el séquito de 300 personas ha desfilado procedente de cualquier parte del mundo por las calles de nuestra ciudad. Melchor representa a Asia, Gaspar a Europa y Baltasar a África. Vivimos en la única ciudad de España a la que llegan los reyes con pajes, ayudantes y toda su corte. Siento no poder mostrar fotografías ya que el trabajo me lo impidió pero podéis ver lo que aconteció por aquí en el blog de Julio Marín. Pinchad en Cabalgata 2010

http://www.juliomarin.magix.net/

también en el blog de Alfredo Armada

http://fredarca2009.blogspot.com/2010/01/rostros-cabalgata-de-reyes.html

No sabía bajo qué aspecto enfocar la entrada de hoy si en el educativo, en el gastronómico, en el nostálgico o un poco de todo. Vean las imágenes, ellas nos vienen a demostrar que la calle también es una escuela y la pregunta determinante es, a qué se va a jugar, con qué y con quien.

Estos niños cogen cangrejos, cazan mariposas, capturan animalitos y los guardan en cajas de cartón, hacen máscaras y las pintan, juegan en los columpios, con pomperos de jabón, se suben a los árboles, juegan con el balón, con la peonza, al escondite, al veo veo, la gallina ciega, adivinanzas, el pañuelo.... Se trata de un testimonio vivo del juego en el medio rural.




En otros tiempos los niños jugaban con cualquier cosa, cuestión de echarle fantasía, realizaban sus propios juguetes y no cogían rabietas en ninguna tienda para chantajear emocionalmente a sus progenitores; el más pequeño e insignificante objeto servía para guardarlo en la memoria durante toda la vida, no existían juguetes fuera de uso ni cajas acumuladas y olvidadas en el armario, esa sobredosis de juguetes genera derroche y destructividad, tampoco se inculcaba el consumismo irresponsable, anuncios publicitarios siempre interesados en el lucro y al margen de los sentimientos infantiles. La propuesta de "Imaginarium" se basa en productos que contribuyan a despertar valores humanos, sociales, educativos, intelectuales y medioambientales en los pequeños de la casa.

En este enlace se pueden leer algunas cartas de los niños a los Reyes.









No es fácil aprender a desarrollar un mensaje publicitario, el niño debe sentirse con algunos juguetes como el adulto que ha visto una fotografía de un apartamento entre palmeras y cuando llega comprueba decepcionado que se trata de un erial, hay cosas que no se corresponden con la descripción ofrecida por eso desde algunos sectores se recomienda cautela, devolución del producto engañoso y moderación en el gasto cuando se trata de pago con tarjetas.


Hay que cuidar lo que compramos, no adquirir a última hora, deprisa y corriendo, poner freno a las peticiones absurdas de los niños y valorar oportunamente el obsequio que es útil o necesario a la hora de regalar.


En una sociedad como la que vivimos que valora desmesuradamente los bienes materiales, hay poca creatividad en la diversión y casi siempre va asociada al dinero.




Los mayores hablan de aquellos zancos hechos con cuerdas y un par de botes de hojalata, juego que no era violento ni aburrido ni sexista, tampoco era clasista, racista e individualista sino simplemente un invento barato, los ancianos cuentan que las pelotas eran de goma pero de muy mala calidad, las muñecas de las niñas de cartón barnizado, tener una bicicleta era un privilegio de unos pocos cuando el yo-yó, la comba, las tabas y las chapas eran para la mayoría. Se utilizaban las manos y el pensamiento para aprovechar, reparar y construir. Más tarde nos hemos dado cuenta de que las cosas más complicadas no despiertan más entretenimiento que las que no lo son.





Se jugaba en la calle sin tensiones, se intercambiaban cromos con la pandilla del barrio, había discrepancias como es lógico pero los padres no cedían a los caprichos momentáneos, entre otras cosas porque la economía no lo permitía; la calle no representaba el peligro de hoy día, es bueno jugar en casa pero más sano lo es al aire libre, a esto hay que sumarle esa tendencia errónea a creer que el niño sufre traumas y frustración ante una negativa. Los niños en el pasado eran felices con poco, no tenian sobreprotección, bastaba con tener muchas ganas de pasarlo bien.



Sin duda hay que pensarlo dos veces cuando al pequeño le llame algo la atención y reclame con una frase tan común en todos los niños como la de: “Papá Cómprame.....”, porque la abundancia en este caso no favorece y la conducta no debe controlarse por medio de regalos.

Para entender los anuncios hay un DVD editado por el Gobierno de Aragón y titulado “Análisis de la publicidad”
http://otal.aragob.es/cgi-bin/refc2/BOLETIN?CMD=VERDOC&BASE=REFC&DOCN=000006793

También hay un manual formativo acerca de ropa y complementos: “Somos los que vestimos”
http://www.educaragon.org/files/Programa_Consumo_08_09.pdf


Para los que se han portado bien vaya este carbón, el castigo más dulce. Para los malos, que han sido muchos, ni eso.


FELIZ ROSCÓN DE REYES.


He aquí el roscón de Reyes,
tradición de un gran banquete
en el cual hay dos sorpresas
para los que tengan suerte.

En él hay muy bien ocultas,
un haba y una figura;
el que lo vaya a cortar
hágalo sin travesura.

Quien en la boca se encuentre
una cosa un tanto dura,
a lo peor es el haba
o a lo mejor la figura

Si es el haba lo encontrado
este postre pagarás,
más si ello es la figura,
coronado y Rey serás.

Os dejo un dibujo que nunca mejor dicho, viene que ni pintado, fue coloreado por Loli Salvador que entonces era una niña de 7 años.

Lo acompañamos de este poema de Luis Rosales muy apropiado para un 6 de Enero.

Los Magos, como son magos,
vieron la estrella al nacer;
los hombres como son hombres,
la miran y no la ven.

Pasan años y los hombres
siguen padeciendo sed,
la estrella sigue en el cielo,
sólo muy pocos la ven.

3 comentarios:

  1. Niños que seguramente no habrán tenido montones de regalos,que no habrán fruncido el ceño por tener un regalo u otro porque sólo hay que ver sus permanentes sonrisas; éso, a pesar de la carencia de bienes materiales, es felicidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. La ilusión por la magia de este día es para todos los niños, sean de aquí o de allá, y la ilusión tanto para unos como para otros, seguramente disfrutarán más sus regalos quienes menos medios tengan.
    Eso es precioso, que los niños no entiendan de desigualdades.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Vivimos inmersos en dos valores en alza que son el consumo y las sensaciones, dominados por influencias a las que no somos capaces de renunciar de forma seria, aunque sólo sea por principios. Aceptamos que los medios nos digan lo que debemos comprar, escuchar, vestir, consumir y comer, esa es una de mis críticas, el otro mensaje se centra en el popular dicho de que “no es más rico quien más tiene sino quien menos necesita”, estos niños son generosos dentro de sus carencias, cualquier cosa que te ofrecen es un pequeño detalle de gran valor y yo he sido testigo.
    Besos a ambos

    ResponderEliminar