Repite: El mundo está en paz y yo también.

lunes, 5 de octubre de 2009

MANIFESTACIÓN ANTITAURINA EN ZARAGOZA

EL MARTIRIO, EN SOMBRA Y A LAS CINCO EN PUNTO DE LA TARDE EN TODOS LOS RELOJES.

EL ANIMAL SIENTE. NO NOS REGOCIJEMOS EN EL DOLOR, NO HAGAMOS APOLOGÍA DE LA TORTURA, NO APLAUDAMOS EL MALTRATO, NO FESTEJEMOS LA SANGRE, EL SUFRIMIENTO Y LA AGONIA.

Por no ser una experta en tauromaquia, un entendido me diría: “resérvese la opinión, estudie el tema de la lidia y luego hable”. No sé mucho más, excepto que el mapa de este país, representa a una piel de toro extendida.
Coloco esta entrada en el blog para los quieran y puedan acercarse el domingo a la manifestación antitaurina convocada en Zaragoza. Por poner el ejemplo de dos personajes ya desaparecidos que detestaban la fiesta nacional, Unamuno y Félix Rodríguez de la Fuente.
El toro aparece en las pinturas rupestres, en el Guernica de Picasso, en el cuadro de Julián Alcaraz y en la escultura de Benlliure, el poeta Alberti diseñó trajes de luces y fue torero de ocasión. Hemingway fue un apasionado taurino y Miguel Hernández concluiría: "Sálvate, denso toro de emoción y de España. Sálvate".
La hora de la manifestación será a las 16:30 en la plaza del Portillo, como en años anteriores se espera que sea muy numerosa, con personas de toda la geografía y diversos colectivos de Aragón, asociaciones de todo el país y también del resto de Europa.
Y se manifestarán por el sin sentido de las antiguas y crueles tradiciones en las que la diversión es a costa de un animal que es maltratado, como el salto de la cabra desde un campanario y fíjense, la gente dice que no es tan divertido si la cabra es disecada, que la prefieren vivita y coleando. Yo creo que la prohibición y supresión de este tipo de fiestas, en especial la del toro, no llegará nunca por dos razones: la primera por orgullo nacional y la segunda por intereses económicos ya que es mucha la gente que vive de ello, todo un mundo en torno a este animal, una industria que pone de manifiesto la “cultura o incultura” de los pueblos y lo mismo daría un toro de fuego que una pelea de gallos. En este caso según el sociólogo Amando de Miguel, la grandeza de la lucha estriba en que el toro es un animal herbívoro que ataca al hombre y que a diferencia de los carnívoros no mata para comer sino para hacer daño. Ya ven, contamos con todo tipo de opiniones.

Una reciente fotografía que hice este verano a la Plaza de toros de León.


La suerte de matar, esa que llaman “suerte suprema” es en la que dos seres se miden de igual a igual en fuerza y en inteligencia, porque la incógnita es que nunca se sabe quien clavará a quien. Dicen los defensores del espectáculo que el toro bravo tiene un alucinante destino, que nace para morir así, a ellos les basta con buscar los siguientes argumentos: el toro se cría en los mejores parajes y su muerte es todo un rito estético, una portentosa ceremonia que se remonta a la mitología.
Las cifras nos hablan de 70.000 animales sacrificados en fiestas populares porque los animales en contra de su naturaleza se les obliga a pasar por aros de fuego, han de saltar, bailar, pedir limosna e incluso han de llevar vestidos como los humanos en nombre del arte y el arraigo popular y folklórico.

Los firmantes del manifiesto son el poeta Ángel Padilla, la escritora Patricia Esteban Erlés, el dibujante Carlos Azagra, el ilustrador Chema Lera, el músico Pepín Banzo, el músico Jesús Cifuentes, la escritora Luisa Miñana, el poeta Antonio Orihuela, el escritor y cineasa Oscar Sipán, el poeta Enrique Falcón, la periodista Pilar Róala, el poeta David Fernández Rivera, el grupo de hip hop “violadores del verso”, el poeta Jorge Riechmann, el escritor Víctor Juan Borroy, músicos “Grupo Nadie”, la escritora Marta Navarro, el escritor y crítico de ficción Alberto García Teresa, el dibujante Juan Kalvellido y la atleta olímpica Mayte Martínez.

Todos ellos y muchos más de los que no figuran en esta lista desean que el respeto a los animales sea motivo de identidad. Protestan por el derroche de dinero que supone regalar entradas a los municipios de la provincia cuando ese dinero sería mejor utilizarlo en otros fines. Rechazan que nos represente fuera de nuestras fronteras una imagen exportada nada acorde con el sentir de la mayoría.
Sea suficiente lo dicho. La muerte vendrá cuando tenga que venir sin que tengamos que acabar de este modo con la vida del llamado animal “irracional”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario