ERES LO QUE ESCRIBES

miércoles, 19 de agosto de 2009

LOS YACIMIENTOS DE ATAPUERCA





En la Sierra burgalesa he podido conocer todas las etapas de la historia de nuestros ancestros. A quien no le gusta saber quiénes fueron los primeros seres humanos, cómo eran, dónde vivían, si eran feroces o no, carnívoros o vegetarianos y si vivían en los árboles o en el suelo.
Es mucho lo que se conoce pero de año en año, nuevos descubrimientos obligan a los expertos a nuevos enfoques e interpretaciones.


No es la primera vez que escribo aquí sobre antropología y es por eso que voy a mostrar las fotos que hice en los yacimientos, en el parque arqueológico y en la exposición permanente.




Primero he de decir que estamos hablando de restos del prehomínido más antiguo de Europa, con 1.200.000 años de antigüedad.



Estos yacimientos han sido declarados patrimonio de la humanidad y son un sitio imprescindible si se pretende estudiar la evolución humana.

En la foto superior podemos ver la reconstrucción para invidentes de la cabeza del "homo heildebergensis".

Vimos los enterramientos y las ofrendas, también las pinturas rupestres, los objetos de uso cotidiano, la talla de instrumentos, los ajuares y averiguamos cosas sobre el simbolismo, el canibalismo, el mundo de la mente, las creencias, etc.





Aquel hombre primitivo era un carroñero más, como cualquier otro carnívoro. Un dato que llamó la atención es que una niña con malformaciones fuera atendida por sus congéneres hasta que falleció, lo cual parece revelar el aspecto más humano del hombre primitivo.









También nos gustaría saber por qué creció con tanta lentitud el cerebro del Homo erectus, si cazaba animales grandes, si tenía desarrolladas las facultades del lenguaje, si fueron los primeros en poseer creencias religiosas, dónde se originó el Homo sapiens moderno ¿en África? o tal vez en varias regiones diferentes más o menos al mismo tiempo, ¿se mezclaron con los neandertelensis? o quizás utilizaron sus aptitudes más evolucionadas de lenguaje y cultura para borrar todas las huellas de los tipos anteriores.

El objetivo de las visitas guiadas es aportar al profano en la materia, información científicamente válida sobre la evolución de la naturaleza y las culturas humanas desde el pasado remoto hasta el presente. Busca dar respuesta a las preguntas más importantes acerca de la existencia humana, de dónde viene nuestra especie o cómo era su vida social en el pasado.


Nos enfrentamos a un mundo en el que la comprensión de las diferencias sexuales, raciales, étnicas, lingüísticas y culturales se vuelve indispensable, no sólo para el bienestar de las naciones, sino también para la supervivencia de nuestra especie.


En Atapuerca nos enseñaron a hacer fuego, disparar flechas y preparar las mezclas de colores para pintar en las paredes tal como hicieran nuestros antepasados. Por eso Atapuerca es algo más que huesos, fósiles y vasijas.
Hablar del pasado es hablar de ti, de mí, de nuestros parientes y amigos y de nuestra propia forma de vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario