ERES LO QUE ESCRIBES

domingo, 22 de marzo de 2009

HOY 22 DE MARZO. DÍA MUNDIAL DEL AGUA


DIJO EL POETA SAMUEL TAYLOR EN “RITMO MARINERO ANTIGUO”: ¡AGUA! AGUA POR TODAS PARTES Y SIN UNA GOTA PARA BEBER”
Sólo se valora lo que cuesta y sólo se cuida aquello que valoramos

El agua fue elemento central del 2008, en la Exposición Internacional de Zaragoza.
Sin agua no hay vida, es vital para el ser vivo y su supervivencia pero estamos agotando las fuentes de agua dulce del planeta en nuestra ansia demente por apropiarnos de este recurso, donde antes hubo agua ya no la hay, en los desiertos no llueve y sacar agua de los acuíferos no es la solución. Desiertos los hay porque están a lo largo de los trópicos y se deben a la rotación de la Tierra. Hoy el Polo Norte se calienta mucho en verano y no se enfría lo suficiente, las sequías son persistentes y los meandros fuertes provocan grandes inundaciones. Las lluvias que cargaban de agua los suelos son cada vez más escasas, la deforestación deja de aportar el vapor de agua necesario por metro cúbico que necesita el aire para llover. El clima está marcado por la escasez de precipitaciones, la nieve también es escasa. Hacia la mitad de este siglo, 7 billones de personas sufrirá escasez de agua.
El agua también causa enfermedades como el tifus, malaria, dengue, cólera..., los pronósticos son: que en este siglo el agua será lo que el petróleo fue en el siglo XX, con la diferencia de que el agua no se puede sustituir.
Nestlé es propietaria de 68 compañías de agua embotellada, saca agua del Lago Michigan en los Estados Unidos. Se exporta agua de los glaciares de Alaska a Arabia Saudi; la primera guerra del agua tuvo lugar en Bolivia, en Cochabamba después de que la utilidad pública del agua se vendiera a Bechtel, una poderosa corporación americana, las protestas fueron de tal calibre que llegaron a una huelga general y la empresa fue obligada a dejar el país; también hace una década una compañía canadiense obtuvo permiso para transportar agua del Lago Superior y venderla en Asia, afortunadamente la propuesta fue rechazada, a causa del escándalo.

El año 2003 se proclamó en la Asamblea General de las Naciones Unidas como el Año Internacional del agua dulce, para llamar la atención del mundo hacia la crisis que rodea a este precioso recurso; algunos dicen que se debe a la creciente población, otros creen que depende de la distribución, despilfarro y falta de aprecio por ella en esta sociedad consumista, los hay que opinan que se debe a la privatización de servicios de suministro. Por el agua crecen las cosechas, se crían los animales y sobrevive la gente. El hombre necesita 2 litros diarios.
El agua es barata, de alta importancia y de inmenso valor. El problema es muy grave y necesitamos urgentemente ese cambio que significa ahorrar recursos, disfrutar de la vida en vez de destruirla y entender el medio ambiente. No exige sacrificios, tenemos la solución en nuestras manos y es espléndida para todos nosotros porque como ya hemos oído muchas veces, en la naturaleza la mejor huella es no dejar huella.
El agua no potable es la que está contaminada, la que no es apta para beber o para el consumo doméstico, la que no pueden beber los animales, en la que los peces no pueden vivir, la que perjudica tu salud cuando te bañas en ella, la que contiene impurezas que no permiten su uso recreativo, la que no es apta para usos agrícolas o industriales. Con todo esto, el agua contaminada no sirve para todo aquello para lo que se destinaría en su estado natural. Si el agua que bebes no procede de la red de abastecimiento (pozos, manantiales, acequias, aljibes, fuentes) asegúrate de que es POTABLE. En Zaragoza puedes acudir al Instituto Municipal de Higiene (C/ Domingo Miral, s/n, Facultad de Medicina) y solicita un análisis de potabilidad.
No riegues tu huerto con aguas residuales que pueden contaminar los alimentos ni utilices el río como vertedero. Algunas localidades próximas a Zaragoza sufren en tiempo estival la aguda carencia de agua y tienen que ser abastecidas desde esta ciudad mediante camiones-cisternas por los bomberos. El agua que bebemos en Zaragoza, proviene de la planta potabilizadora del Barrio de Casablanca, la toma del Canal Imperial, y éste a su vez, la toma del río Ebro a su paso por Tudela. Es tratada, filtrada y clorada para destruir bacterias y virus orgánicos.


En esta foto vemos el agua en el Pirineo aragonés, ella se despeña rompiendo su tranquilidad para dar un servicio a la tierra sedienta del valle, tierra que reclama agua para darnos frutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario