Repite: El mundo está en paz y yo también.

domingo, 5 de febrero de 2017

UN LIBRO SOLIDARIO

"SE DEBE PEDIR A CADA CUAL, LO QUE ESTÁ A SU ALCANCE REALIZAR"

El libro se titula: "La carrera de la vida" y hoy vengo a presentaros el caso de Jaime, un niño de Zaragoza que ha sobrevivido después de ser gran prematuro, quien diría que nació con problemas diversos, hubo que centrarse en la visión, el habla, el oído, la movilidad, el equilibrio, y sin embargo, atento a los sentidos, es en el tacto, el oído y en la vista donde el niño busca información.
El libro fue editado en diciembre de 2015 y ha sido escrito por su madre, Isabel, una madre coraje, guía amorosa y acompañante en esta carrera tortuosa, salpicada de victorias y de retrocesos, quedan secuelas irrecuperables y sufrimiento pero también hay vida, sin dejar de mencionar a Jaime, que es como se llama el padre y al hermanito Hugo, los cuatro son la familia al completo.


En su día, todo el que quiso pudo colaborar con la compra del libro para que esta familia pudiera conseguir su objetivo, que no es la curación del niño, ellos lo saben, sino la adquisición de una máquina que podía lograr importantes avances en su desarrollo.  No podían imaginar que el niño algún día sería feliz, sobre todo cuando el médico les anunció que todo estaba perdido, que el niño se iba a ir al cielo. Tuvieron que pasar más de trece meses de ingreso permanente, de tubos, de aparatos, de incubadora, de complicaciones y la verdad es que una persona no sabe de lo que es capaz hasta que la vida te pone en esa situación.  Quien ha dicho:  "Yo no podría aguantar"....
En las páginas de este libro hay mucho más que penas, hay preciosas fotos, amor y sonrisas.  Los padres lo llevan de excursión, de cumpleaños, a la piscina, al colegio, a los carnavales, a fisio, a musicoterapia, juega con su hermano, disfruta de las Navidades y ayudado por sus padres participa en alguna carrera consiguiendo llegar a la meta, que no es sino el símbolo de un esfuerzo... En este libro hay opiniones médicas de gran valor para quienes viven situaciones similares, y sobre todo, ilusión por ese hijo, las ganas de salir del hospital en las primeras etapas y volver a casa, la lucha desesperada por apartar a ese niño del dolor.
Ninguna mujer en estado sueña con otra cosa que no sea un embarazo sano, una esperanza buena y nueva, una tripa grande y un bebé rechoncho y llorón, después la experiencia puede ser muy diferente al resto.  Y cuando el bebé está conectado a una vida artificial, lo miran y siguen viendo al niño más guapo del mundo y esperan llevarlo al hogar, para mostrarle la casa donde vivirá, la familia que le espera, y su propia habitación.
En la enseñanza, hay objetivos en proceso, otros conseguidos y algunos logrados sólo a veces.  La verdad es que viendo las fotos el niño es precioso, y así me lo aseguran quienes lo conocen en persona, el caso es que sin tanta dedicación es casi seguro que no se hubieran conseguido tan buenos resultados, puede que para él seguir viviendo sea una carrera, pero para el resto es toda una lección.  Gracias


WWW.EDITORIALCOMUNITER.ES