Repite: El mundo está en paz y yo también.

martes, 24 de octubre de 2017

ZARAGOZA NO TIRA COMIDA


Zaragoza no tira comida


Por todos es sabido que el hambre no es algo que sucede en los confines más remotos.  El problema acuciante, es a veces silencioso y a veces grito desgarrado, lo mismo que es un deber de todos, no tanto ganar adeptos a esta causa que equipara a Zaragoza con Nueva York, París y Londres, sino de concienciar a políticos, consumidores, agricultores, granjeros, gerentes de industrias, de la elevada cantidad de alimentos que acaban en la basura, cuyos contenedores son rastreados minuciosamente cada noche, por los que desesperadamente buscan encontrar algo aprovechable.
Cocinando pisto entre calor y vapores


Partiendo tomates

Cortando acelgas

Durante una intensa semana ha habido más de 150 voluntarios recogiendo y almacenando en óptimas condiciones, alimentos que se habrían desechado y es que en este mes de Octubre, el día 16 se celebró el día mundial de la alimentación.

Trabajando para que la comida pueda servirse a su hora

Si hace 5 años fueron 1000 personas las que pudieron comer gratis en esta iniciativa, el domingo pasado fueron 5000 personas las que comieron productos en perfecto estado y lo hicieron en la Plaza del Pilar, convertida en un comedor al aire libre, cual merienda campestre, multitudinaria y animada por actividades para adultos y niños, con un total de 6300 platos servidos en bandejas de usar y tirar.

Cebolla, puerros y tomate, se dan la mano
Panes, barras, chapatas u hogazas.

 En el menú figuraban cuatro platos, todos ellos acompañados de verduras, garbanzos, macarrones y arroz, además del pisto, cuyos ingredientes son las hortalizas (patatas, cebollas, calabazas, acelgas, pimientos, aceite de oliva y especias)

El Alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, conversando con dos cocineras voluntarias

Cortando la coliflor


Preparando el fuego antes de cocinar
Se desperdician alimentos en mercados y tiendas, en colegios, en hospitales, en restaurantes y en las casas de cada uno, alta es la cifra por persona y familia, se habla de fechas de caducidad y de bares que donan las tapas que les sobran, algunos dirán en este caso, que lo hacen para darse publicidad, sin embargo, debemos saber que los españoles somos tan generosos con el banco de alimentos como amigos del derroche.

Carteles divulgativos
En la pancarta puede leerse:  "Si desperdicias, la pifias"
Personalmente me inclino por modificar esa Ley de Seguridad Alimentaria que obliga a tirar a la basura toneladas de alimentos sin que las familias necesitadas puedan llevarse algo a la boca.  ¿Por qué se dice que es por razones higiénicas? ¿acaso no hay menos higiene en un cubo de basura?. No usar los excedentes es antisocial y un mal ejemplo para los niños.

Cocina de campaña del Ejército

No es que diga no a los controles del Mº de Sanidad, pero estoy segura de que con hipocresía se llega a decir que quien ofrece productos excedentes incita a la mendicidad.  Con la crisis que hay, es inadmisible que una ley no obligue a donar los excedentes a la caridad, tal como se hace en Francia.

Las mesas preparadas antes del evento

Los comensales a la hora del almuerzo

Sería partidaria de revisar la normativa para canalizar la ayuda al necesitado, hay que aprender a elaborar nuevos platos con las sobras y hay que inculcar a los más pequeños que la comida no se tira, que hay que comérselo todo, que si no tienes apetito, no se deja el bocadillo en la papelera sino que se lleva a casa para comerlo en otro momento y hay que decirles también, que hay personas en el mundo que no pueden comer.

Juegos para niños sobre los alimentos
Madres e hijos escuchan con atención las explicaciones

Las fotografías que ilustran este post han sido cedidas por Julio Marín Álvarez a quien agradezco su colaboración.


18 comentarios:

  1. Esa ley de seguridad alimentaria tendría que puntualizarse un poco más, con la fruta en mal estado, por ejemplo, va otra que sólo tiene una mínima parte demasiado madura y, aunque carece de presentación para venderla, sí es apta para aprovecharla en compotas o mermeladas.
    Otro tanto ocurre con los demás alimentos ¡cuánta gente se podría beneficiar con todo lo que se tira a la basura!
    A mí me da pena ver, desde mi ventana, pues tengo los contenedores muy cerca, la gente que se dedica a rebuscar entre todo lo que se desecha. Habrá que despertar conciencias para que se den cuenta de que existe mucha gente que pasa privaciones.
    Gracias por tus letras.
    Cariños en abrazos, puedes compartirlos con el artista fotógrafo que te ha decido tan bonitas fotografías.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasioles, lo has dicho muy bien, reconozco que hay que cumplir unos principios básicos de seguridad con aquello que comemos, y es lógico que un producto caducado, que puede entrañar un riesgo para la salud, no pueda donarse ni venderse, pero hay que diferenciar entre esos productos que no entran por la vista porque tienen mal aspecto y sin embargo tienen calidad.
      Sabemos que cuando se ha hecho la recolección de un producto en el campo, si queda algo en los árboles, cualquiera puede recogerlo, porque el propietario ya ha finalizado la campaña.
      Creo que queda mucho por hacer pero esta iniciativa del domingo pasado en Zaragoza, seguro que sensibilizó a la población.
      En nombre de Julio y en el mío, gracias por tu opinión y muchos besos

      Eliminar
  2. Es una campaña que ha tenido mucho éxito en Zaragoza el pasado fin de semana, y desde luego hay concienciación. Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso parece, Pepe. A todos nos molesta ver las barras de pan enteras tiradas en el suelo, pero tal vez tengamos que mejorar. Hay países que se lo están tomando en serio como Portugal, Italia y Estados Unidos, los cuales aspiran al "despilfarro cero".

      Un abrazo y feliz comienzo de semana.

      Eliminar
  3. Qué hermosa obra la que nos comunicas, Loli. Un ejemplo que debieran seguir en otros lugares para concienciar y dar ejemplo. Queda todo por hacer en este sentido. Las fotos hablan por sí solas. Gracias Loli por mostrarnos estos actos celebrados en Zaragoza. Mi felicitación y mi abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Julie, tengo pendiente escribirte pero no me ha sido posible. Me encantó tu último poema y quisiera comentarte.
      En verdad que las fotos lo dicen todo, en ellas hay trabajo, buena voluntad y justicia, podrían ser la antesala de un mundo diferente.
      Gracias por venir y un cariñoso abrazo

      Eliminar
  4. Cuanta razón en tus letras, conciencia de lo que ocurre cuando se siente hambre y no hay un pedazo de pan que llevarse a la boca, y sobre todo a los niños que como bien dices tiran los bocadillos a la basura.
    Mis nietos piden una manzana, le dan dos bocados por el centro y ya la dejan o la tiran, así que ahora se les corto en gajos y se les pongo en un plato, asi se la comen mejor.
    Las fotos hablan por si solas, es bueno compartir, beneficia a quien recibe y a quien da.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Ámbar, siempre decimos que mientras unos esperan algo de comer, otros padecen trastorno de la conducta alimentaria, por no hablar de los conflictos que se crean cuando los niños no quieren probar la fruta y la verdura, ese sería otro tema a tratar.
      En México se considera un crimen tirar los alimentos mientras haya millones de pobres y si en otros países subdesarrollados hay motivos para que se estropeen los alimentos, en Europa no podemos decir que se debe al transporte, a la cadena de frío, a las carreteras, porque no falta maquinaria, ni lugares de almacenamiento, ni lucha contra las plagas, quizás se compra más de lo que necesitamos, en mi caso, me gusta planificar las compras y no tiro a la basura ningún comestible. Tiene que ser horrible la incertidumbre de no saber si mañana se va a poder comer, y esa es la causa de todos los males.
      Un beso muy grande, van por delante mi amistad y mi afecto.

      Eliminar
  5. Leyendo tu crónica, uno infiere que eso de preferir botar los alimentos de excedentes, o como ocurre acá de arrojarlos ante el fenómeno de reducción de la demanda, es universal. Un acto que desdice del espíritu humanitario, pues estos excedentes no es que estén en mal estado, sino por eventos económicos, ante la carencia de mercado, se prefiere desecharlos. Aqui, cuando se estrecha el mercado lácteo, son ríos de leche los corren por los ríos (ah insensatos), o laderas o botaderos de basura; que los mismo pasa con la papa, y otros vegetales. Mientras mieles de personas sufren hambrunas, mueren los niños de la Guajira por desnutrición, y el hambre se inserta en las listas de mortalidad de manera pasmosa.

    Apreciada, Loli, un abrazo dersde Colombia. carlos

    ResponderEliminar
  6. Carlos, este tema no parece tener fin, es una lacra escandalosa que no tratemos los alimentos de manera responsable, en Cataluña por Navidad, con las sobras de carnes es tradición hacer canelones. En Cantabria, también han corrido ríos de leche ladera abajo, debido al excedente, y eso no puede ser mientras haya tanta necesidad alrededor. El próximo sábado, en la Cruz Roja de Zaragoza los voluntarios clasificarán alimentos donados para su posterior distribución, y ayer mismo, en un supermercado había una verdura limpia, cortada y de calidad extra, con un descuento sobre el precio marcado del 50%, y sólo por próxima caducidad.
    Estamos viendo que hay situaciones que requieren medidas ¡ya!, no hay que irse muy lejos para saber que hay personas que se acuestan sin cenar y otras que comiendo de los contenedores de basura, se exponen a enfermedades.

    Amigo, te agradezco la visita. Desde Zaragoza, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Por desgracia, el pan nuestro de cada día, es ver a personas rebuscando en contenedores de basura, para poder alimentar a los suyos, con el consiguiente peligro que esto conlleva, por el lugar donde se encuentran.
    Por esto mismo, hay que remover conciencias, y este grupo de voluntarios lo consigue de forma altruista, y con el único deseo de poder ayudar, a los más necesitados. Labor encomiable que se debería repetir por toda España.
    Gracias por darlo a conocer.
    Un beso, Loli.

    ResponderEliminar
  8. Sí, hablas del peligro que conlleva, y creo recordar que hace un tiempo falleció una familia.
    A partir de las 9 de la noche, ya hay fila de gente esperando en los contenedores de los supermercados, a esa hora tiran lo sobrante a la basura, y no lo dan en mano sino que lo depositan en el contenedor y de allí lo tienen que sacar los que están esperando.
    Claro que todavía hay personas que a esta actividad llamada "Zaragoza no tira comida", la calificaron de noticia sensacionalista, regodeo en la miseria y exageración. Es verdad y yo lo he comprobado, que los mendigos de la calle, muchos no saben que existen programas a los que acogerse ni la ubicación de los comedores a los que poder acudir.
    Hay cosas que duelen a la vista y más adentro y por desgracia va a más.
    Un abrazo, Manuel, me alegra tu paso por aquí.

    ResponderEliminar
  9. desede luego genial....un saludo desde Murcia...y que se repita en muchos sitios...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola alp, ¡cuánto tiempo!.
      Lo importante es canalizar que lo sobrante lo aprovechen los que no tienen nada, y que a la basura sólo vayan los desperdicios y no los alimentos.

      Un abrazo, para esa tierra murciana y para ti.

      Eliminar
  10. Apreciada Loli
    En verdad existe un sinnúmero de personas que sufren hambre a diario, mientras en muchos otros hay personas que desperdician porque siempre han estado inmersos en la abundancia y en su mente no caben los vocablos generosidad y misericordia.
    Sé que existen supermercados que a diario donan víveres, muchas veces con un tiempo cercano a su caducidad; está bien que no los arrojen, pero la sensibilidad debe ir más allá de librarse de algo que en poco tiempo será basura.
    Estruendoso aplauso para Zaragoza y para todas aquellas personas que voluntariamente colaboran en tan altruista obra. Hace un par de años leí una noticia acerca de McDonald's Francia el cual tuvo que presentar disculpas tras la difusión en Twitter de una nota interna en la que se prohibía a los empleados de uno de sus restaurantes en la Costa Azul dar comida a mendigos so pena de despido; sería estupendo que se logre modificar la Ley de Seguridad alimentaria.
    Siempre es gusto leerte. Deseo que pases días maravillosos, colmados de buena salud, bienestar y alegría
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Rud, no conocía la noticia de esa cadena de hamburgueserías, así somos en este que llamamos "primer mundo".
      Hay que agradecer a quienes organizan y participan en iniciativas como la de Zaragoza, que con su gran influencia causan furor, y de las que se esperan mágicos beneficios, el mayor de todos, el actuar con responsabilidad.
      Deberíamos tener la costumbre de pedir en los restaurantes lo que nos ha sobrado, en algunos sitios ya te lo ofrecen por si lo quieres llevar a casa, de esta manera no se tira nada y además, tirar comida es tirar dinero.
      Esperemos que se sigan llevando a cabo muchos proyectos solidarios a través de la comida, y con el fin de cambiar las cosas, pues no cabe duda de que la alimentación es lo más importante de una sociedad.

      Gracias por tu aportación, visita y cariño, que tengas una buena semana.
      Un beso

      Eliminar
  11. Por aquí vuelvo mi querida Loli.
    Paso a disfrutar de tus fotos y tus certeras letras para este tiempo presente, en que lo que unos tiran, otros lo necesitan.
    Espero que todo esté bien en tu entorno y consigas tener un poco más de descanso y tiempo para disfrutar de la vida.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga:
      Me acuerdo mucho de ti, de lo significativa que es para mi tu amistad.
      Lo mismo te deseo, que todo esté bien a tu alrededor, y que sigas con esa paz interna, que es la manera más sana de vivir.
      Un beso. Nos hablamos cualquier noche.

      Eliminar