ERES LO QUE ESCRIBES

domingo, 22 de enero de 2012

UN LIBRO: ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA



NUESTRA HORA

Es tarde
pero es nuestra hora.

Es tarde
pero es todo el tiempo
que tenemos a mano
para hacer futuro.

Es tarde
pero somos nosotros
esta hora tardía.

Es tarde
pero es madrugada
si insistimos un poco.

Pedro Casaldáliga



               Hola a todos, como podéis ver sigo sin acercarme a vuestros espacios, ya me gustaría pero me es imposible dada la cantidad de tarea que tengo sobre mi escritorio, el caso es que me tienta pero no debo dejar lo que estoy haciendo, soy de las que se distraen fácilmente y ahora necesito concentración. 
Ayer entré en algunos blogs y me fui sin decir nada, tan sólo  quise ver las bonitas entradas que me esperan para ese comentario que os haré más adelante.  De momento sigo publicando y voy con el tema de hoy, un libro que aglutina a gente estupenda apostando por la unidad.  Estaba recién publicado cuando abrí su primera página y después de terminarlo preparé esta entrada que ha estado guardada hasta este momento.  Pensé incluir algunas de mis fotografías y así lo hice, escogiendo las que me parecieron más apropiadas para esta lectura, las cuales acompañaré de una breve explicación.
Hay dos formas de subir al Cristo de la Concordia, una de ellas es ésta.  Son 1399 escalones.

Se lo prometí en cuanto lo supe, esperaría a verlo en las librerías y después de leerlo le comentaría, así lo dije en su blog cuyo  título es el mismo que el de este libro y el cual suelo visitar con asiduidad.  Se trata de Cristóbal Cervantes, un hombre con mucha energía, un escritor y conferenciante que ha reunido en esta obra a un buen número de personalidades, entre otras cosas, para conocer sus opiniones, para que nos hagan un análisis de las situaciones, un enfoque distinto y las directrices de lo que es o lo que debería ser la política, esa ciencia social que no ha de ser desmembrada de su parte espiritual, por eso dice su contraportada, hay que unir de manera armónica y práctica el arte de vivir (espiritualidad) y el arte de convivir (política), que no son dos conceptos antagónicos pues vivimos en sociedad y como seres somos sociales.

Templo de San Ildefonso o de Urcupiña  en Quillacollo

Encontraremos en sus páginas, la crisis de valores, el servicio a la comunidad, nuestra relación con el dinero, ya ven, son temas interesantes y la opinión de quien nos habla, a tener en cuenta, les va a gustar sobre todo si son de los que piensan que hoy en día una persona despierta se hace cargo de muchas cuestiones, del hambre en el mundo, de la insatisfacción generalizada, de las consecuencias de nuestros actos y de cómo mejorarlos. Es uno de esos libros en los que he cogido un lápiz para subrayar y hacer anotaciones al margen, cuando hago eso en un libro se puede traducir como lectura satisfactoria (párrafos que me atrapan o ideas que me surgen como un torrente sobre las que deseo saber más).

Un mandamiento nuevo grabado en esta gigantesca Biblia de bronce.

Sus autores son 20 personas, la mayoría activistas en la red a través de sus blogs, todos ellos han sido estudiosos destacados y de excelentes méritos, de procedencia y residencia muy distinta y ahora nos ofrecen su visión personal de temas que nos afectan a todos. En este libro nada es tajante, todo es flexibilidad.
 Ellos son:
Federico Mayor Zaragoza, Jordi Pigem, María Corbí, Antoni Gutiérrez-Rubí, Ervin Laszlo, Leonardo Boff, Benjamín Forcano, Ken Wilber, Raquel Torrent, Joan Melé, Pablo de la Iglesia, Koldo Aldai, Dokusho Villalba, Mª Elena Ferrer, Miguel Aguado, Vicente Merlo, Ángeles Román, Andrés Schuschny, Tariq Ramadan y Francisco Traver.


Nevada de agosto en el Monte Tunari.  Detrás están Los Andes.

Y digo al hombre o mujer que me escucha:

"Que se eleve tu alma tranquila y sosegada ante un millón de mundos."

Walt Whitman

Me ha llamado la atención que la editorial sea Kairós y he recordado que se trata de un término derivado del griego que significa "El tiempo de Dios", ilimitado y eterno, contrario al tiempo del hombre, cronológico, efímero y finito, regido por el marcar del reloj.

Cristo de la Concordia realizado por los escultores y arquitectos Hnos. Terrazas Pardo.  Se realizó por iniciativa del dirigente obrero Lucio López.  Lleva los brazos extendidos símbolo de la hospitalidad.  Los agujeros de los brazos sirven de ventanas desde las que se puede ver la ciudad lujosa y residencial y las zonas más pobres, además de la laguna Alalay.  En mis paseos nocturnos lo vi cambiar de colores.  Se encuentra en la cima del Cerro de San Pedro y hasta allí subí para ver esta estatua colosal que supera los 40 ms. de altura, con la corona y el pedestal 51 ms. aunque ya no lleva la corona original. La altitud es de casi 2800 ms, de modo que lo de menos es si supera  o no al de Río de Janeiro.  La imagen de la derecha es una pequeña reproducción.
Sin pretenderlo, con el sol en lo alto y dando una perpectiva de poderosa y superior majestad, me salió lo que los fotógrafos denominan ángulo en contrapicado. 


Este libro cuenta con capítulos sobre las tradiciones de la vida, la fraternidad, la moralidad, lo sagrado y lo profano, la intuición, la economía y los males de la historia.  Me ha gustado encontrar entre sus páginas un poema de Casaldáliga que no es el que yo he colocado al inicio de la entrada.


Ya que estamos enfrentados a la realidad de un mundo cambiante, se trata de dar al mensaje original toda su fuerza, adaptándolo a las circunstancias actuales.
Todos han hecho su particular observación, sabedores de que se nos presenta una oportunidad única y hay que saberla aprovechar, descubrir ese hombre interior con alma y corazón que hay al fondo del hombre biológico formado por el cuerpo y su ropaje.
Y ahora como dice Cristóbal Cervantes al comienzo de su lectura: "estás invitado a entrar".


Nota: Poco a poco iré leyendo a todos aquellos que me habéis recomendado un libro o a los que sois autores de alguno de ellos.  Todos irán apareciendo aquí en una lista ordenada por tiempo de espera y sobre todo después de haberlos leído. Gracias y paciencia. Que tengáis una buena semana.

16 comentarios:

  1. Muchas gracias por este magnífico comentario sobre el libro que modestamente he coordinado, saludos fraternos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Cristóbal. Gracias a ti.

    El libro me ha hecho ver los fenómenos y sus causas, entender la crítica y la parte de responsabilidad que nos toca. Se hace mala política pero se practica la caridad en su sentido más tradicional.
    Si nos examinamos a nosotros mismos, encontraremos una contradicción, sentimos la necesidad de vivir unidos pero a veces realmente estamos separados, es el misterio de Babel, ya no nos entendemos en este afán de ganancia y de dominio.
    Sólo nos queda ver que algún día, los pequeños alcances particulares lleguen a formar la comunión del conjunto.

    Desde Zaragoza un fuerte abrazo y mi felicitación por tan buen trabajo.

    ResponderEliminar
  3. Hola amiga paso a saludarte y a desearte un feliz fín de semana.Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Amigo disan:
    He visto las muchas entradas que llevo de retraso en tu blog. Hay varias en las que comentaré más adelante, especialmente la que se titula "los nombres".
    Creo en el origen y el significado aunque tener o no encanto personal no dependa de un nombre. Por si sirve, el mío viene del latín sufrir. Aciertan cuando dicen que soy de naturaleza protectora, de vida hogareña, de relaciones humanas, de amistad recíproca, exigente, misteriosa, de buen criterio y con expresión original en la intimidad, nada dicen de otras cosas que no serán buenas seguramente. ¡Ah! y Dolores rima muy bien con amores.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Querida Mari Carmen:
    Me espera un fin de semana entre libros y estudio. Quiero que sepas que me ha gustado el poema al indigente que con tanto acierto has compuesto, así como la foto no sé si es tuya pero es muy buena.
    He visto también a tu nieta Carlota y está preciosa, una muñeca, muy expresiva y sonriente.
    Que tengas un feliz y familiar fin de semana. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Loli, aquí de nuevo para disfrutar de tus cosas. Desde Zaragoza también, un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Hola Loli, ya veo que no tienes tiempo, vamos a la par.
    Creo que la añoranza es mutua.
    Te dejo un beso de mi ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  8. Hola Campanilla, tomo nota de tu entrada para releerla nuevamente cuando pueda. Veo que hablas de un tema interesante, yo creo en los beneficios del silencio cuando la situación es hostil, con él disminuye la ira, en esos momentos la palabra sólo puede generar dolor.
    Feliz puente amiga, que aquí el lunes es nuestro patrono San Valero y se presenta frío y ventoso.

    ResponderEliminar
  9. Querida Sor Cecilia:
    Pienso en el poco tiempo que la hemos tenido por estas tierras pero guardo el recuerdo de haber escuchado en persona el poema que hoy nos regala. Sin duda es muy inspirador pisar el suelo castellano, sus paisajes dan una plenitud que puede ser muy reparadora.
    Besos. Seguiremos en contacto.

    ResponderEliminar
  10. Yo no sé donde cantan los pájaros que cantan...¡Cantaste al fin!

    ResponderEliminar
  11. Hola, Loli: Bastante tiempo sin visitarte, has de disculparme: Los altibajos de salud...
    Conozco a F.Mayor Zaragoza. No conocía a Cristóbal Cervantes. Haré lo posible por acercarme a la publicación.

    Un abrazo, al filo del mes de Enero, que se va, se va y trae hielos.

    ResponderEliminar
  12. Cuando llegues a la ermita después de subir tanta escalera estarás muerta de cansancio.Eso si que es una promesa.UN saludo

    ResponderEliminar
  13. Manuel, ¿cantar yo?, te habrá parecido, el día que yo emita mis sonidos me oirás, será bel canto, ja,ja.

    ResponderEliminar
  14. Querida Pili, nada de disculpas, yo también tengo poco tiempo pero deseo que te vayas recuperando poco a poco.
    En lo referente al libro, lo dice muy claro, el deterioro es inequívoco, carecemos de los dos puntos básicos que decía Gandhi, de compromiso del deber y observancia de la ética. Todos somos parte de la totalidad y ninguno una isla.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  15. lurdes, en tu alusión a las escaleras no he querido colocar la foto que dice así: "Peligro, evite ser víctima de los delincuentes. No baje por las gradas".
    No recuerdo el precio del teleférico pero suelen subir las familias al completo para pasar el domingo. Si te apetece leer quien sube allí a tocar el acordeón puedes ir a la etiqueta de discapacidades y buscas una que he titulado "Año internacional del Braille".
    Gracias por venir. Besos

    ResponderEliminar