Repite: El mundo está en paz y yo también.

domingo, 10 de julio de 2011

UNA FOTOGRAFÍA. EL RECUERDO MÁS PERDURABLE

EL PASO DEL TIEMPO DEBE SER UNA CONQUISTA Y NO UNA PÉRDIDA.
(Si visitáis esta entrada, es posible que tengáis que esperar a que las fotos se vayan cargando)
Es la vida en fotografía, en ellas aparece la indumentaria típica aragonesa, el atuendo de los labriegos, el color negro como vestido de novia, los trajes de Primera Comunión y los peinados de la época.  Pertenecen a mi familia.  Son tan mías como auténticas, sin retoques y sin manipular. 


Nota:  Antes de comenzar con esta entrada me gustaría aclarar que todas  son de mi propiedad, lo que me propongo es que quien venga hasta aquí las vea, como se las mostraría a un amigo sentada cómodamente en el sofá de casa.  Serán retiradas si algún descendiente de los que aquí aparecen desea que lo haga. No es la primera vez que algún directorio de blogs se apropia de una foto mía, incluso se ha hecho algún power point que me dejó desagradablemente sorprendida.  Ni me he puesto en contacto ni he dado queja alguna por no haberme mencionado o por atribuirse una autoría incorrecta pero en este caso, se PROHÍBE su utilización.
  
Dicho esto hoy vengo con un homenaje a la memoria aunque como ya saben no soy una entendida en fotografía, eso sí, creo que deben conservarse y la verdad es que al verlas siento que todos ellos no han envejecido.  Desconozco cómo sería el laboratorio y el equipo en aquella época.  
Hace unos 25 años se perdieron casi un centenar de mis fotos familiares por línea paterna, hecho que me dejó conmocionada ya que ni el objeto de mayor valor es comparable ni tan importante para mi como ese pedacito de cartón.

Verán el abandono de la mayoría de fotos que hoy presento, la calidad en su día fue buena y aunque quise hacer correcciones no mejoraban demasiado, el caso es que no se guardaron adecuadamente y el resultado como podéis ver son las manchas y grietas que aparecen después de un siglo.  
Lo dijo María Zambrano: 
".... por qué no sonreír al universo, al día que avanza y aceptar el tiempo como un regalo espléndido...."

Merece la pena echar una mirada, en cierto modo, mirada costumbrista en blanco y negro o en sepia, a veces con falsos decorados. Desde niña me llamaban mucho la atención y preguntaba quienes eran.  Faltan algunas que por andar con el tiempo escaso no he podido incluir aquí, entre ellas la de mi tío abuelo Julián, estudiaba en Escolapios y en un día frío fue a ver a su novia, que era maestra, aquella bronquitis lo mató, su novia hizo una reproducción de gran tamaño que hoy guardamos en casa.  De algunos tengo pocos detalles de su vida, otros son muy cercanos.  Está mi abuelo en Melilla en 1925 cuando hizo el servicio militar.  Está mi bisabuela Guillerma que falleció muy joven  a consecuencia de una pulmonía.  Hay otra de mi bisabuelo Lucas, agricultor y ganadero, con estudios. En otra podemos ver a su hermano Manuel deseando una feliz Navidad en una dedicatoria del reverso: "Os acompañan en este día, hermanos y primos" y lo hace desde Igualada donde se estableció en el negocio del curtido de pieles. 

Vemos también  al hermano y a las cuatro hermanas de mi abuela Dolores, todos ellos muy longevos.  Los niños de todos los tiempos eran sujetados por sus padres, motivo por el cual aparece una mano por detrás.  Veo que el estudio del fotógrafo tenía la misma decoración para todas las fotos, nada variaba, butaca para los caballeros y abanicos y flores para las señoritas.



La foto del centro la hizo V. Villas, en Don Jaime I, 44.  La de la derecha es mi tía María Manuela con sus  preciosos ojos verdes.  La hizo Ángel, el cual tenía dos estudios uno era Foto Goya en Mercado- Zaragoza y la otra en Cruz Cubierta, 59, en Barcelona.  También hubo un estudio artístico en la calle Cerdán, 50, era el del Constantino J. Gracia.


El fotógrafo Enrique Beltrán tenia su estudio en Mendez Nuñez, 14

La foto de la derecha es de J. Coyne, el fotógrafo de S.S. M.M. tenía la Galería en Calle San Miguel 5, entresuelo.  Más recientemente tengo fotos que me hicieron en Coyne, las dos últimas generaciones de fotógrafos, padre e hijo eran de una gran profesionalidad.  Lo que más recuerdo de ellos era su seriedad, la tarima del suelo del estudio que crujía al andar y la foto del Rey en su juventud, presidiendo el vestíbulo.
La foto de la izquierda la hizo Gracia, se ubicaba en Coso, 9

La foto de la izquierda es de Foto del Carmen, en la calle Capitán Portolés, anteriormente llamada Soberanía Nacional supongo que ese nombre es mucho anterior a mi nacimiento porque yo ni lo había oído.
En la foto de la izquierda hay una dedicatoria que dice así:  "Abuelita, le dedico este pequeño recuerdo en prueba del cariño que le profesa su nieta, le deseo un feliz día de su santo y siento mucho no poder estar a su lado para darle un abrazo.".  Juana.".  La foto la hizo Esplugas, un fotógrafo de la calle San Miguel, 5

30 comentarios:

  1. Hola Loli; pues mira tu por donde ayer en el trabajo estuve hablando con un compañero de fotos mencionando imagenes antiguas de todo tipo, es decir; que me encantan esas fotos antiguas dde pueblos que hoy en dia estan abandonados, o de la evolucion a la que han sido sometidos como destruir casas que hoy en dia estarian derruidas y transformadas en un moderno bloque de viviendas (por asi decirlo) en fin; cosas de esas, y en cuanto a estas tuyas pues lo mismo Loli gente que posiblemente ya no existe o son muy mayores, en definitiva; hay tienes esas fotos sin PS ni nada y con una calidad que en su dia fueron una maravilla, en fin; no me enrrollo mas Loli, gracias por mostrarnos estas bellas tomas, cuidalas porque merecen la pena, unfuerte abrazo desde Reinosa.

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas noches Loli,eres una persona estupenda,nos muestras fotografias que pertenecen a tus seres queridos para compartirlas con todos nosotros ¡ Gracias !
    Me han parecido muy bellas las palabras de Maria Zambrano.....y muy triste lo que le ocurrió a tu tio abuelo julián.

    Un fuerte abrazo.
    Isabel

    ResponderEliminar
  3. Hola seva, efectivamente no te equivocas, sólo viven dos de los retratados y ya son octogenarios.
    No todos damos el mismo valor a las cosas antiguas pero mi intención es conservarlas. Recuerdo que en otros tiempos las reproducciones se hacían fotografiando el original y la verdad, los resultados para mi gusto eran un desastre.

    Qué bien se tiene que estar en esta fecha en Reinosa, aquí demasiado calor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Isabel, muy agradecida con tu visita. Como dice la canción, las obras quedan las gentes se van. Ese regalo espléndido del que habla María Zambrano refiriéndose al tiempo lo aprecian más los que han estado enfermos de gravedad.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Los recuerdos quedan en estas magníficas fotos. Efectivamente, EL PASO DEL TIEMPO DEBE SER UNA CONQUISTA Y NO UNA PÉRDIDA. Los recuerdos son una conquista.

    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  6. Así es Francesc, el tiempo se nos escapa de las manos, es el único que nos mata, por eso hay que aprovecharlo porque no es renovable.
    Salud, amigo.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Loli:

    Seguramente estarás muy feliz conservando tan bellos tesoros, felicitaciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Rafael, no dejo de pensar en las que se perdieron. Recuerdos que habrá que archivarlos en la memoria.
    Los poemas que escribes son una maravilla, también dignos de ser conservados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Maravillosa exposición fotográfica. Recuerdos e historia en imágenes que llegan al alma Siempre hay que felicitarte por tus entradas. pero con esta te has superado. Enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Preciosa la muestra de fotografías, Loli. Precisamente ayer recuperé algunas tomas de mi padre y sus hermanos, del año 1933. Y de mi abuelo recién desembarcado de Tetuán, que en los 20 era protectorado español. El llegó desde allí a la Argentina. No sé cómo ni por qué, pero esas fotos del ayer siempre hablan de uno, aunque sean ajenas y pretéritas. Hay en ellas un sí no sí de memoria colectiva, de línea invisible que cruza mares y eras y me envuelven en un lenguaje que comprendo sin haber aprendido. Ha de ser como dices, el paso de tiempo es una conquista... Como siempre, llegué en busca de un momento profundo y amable y lo encontré; abrazo desde Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  11. Loli, muy bien descrito, me gusta, Un abrzo desde Murcia. Espero que te guste algo el mio, un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Qué fotos tan bonitas que nos has mostrado, y como siempre muy bien documentadas. Cada vez que iba a mi pueblos a ver a mis padres, después de comer, mi madre solía sacar una caja con todas las fotos de la familia. Se convirtió en una tradición que muchas veces nos hacía mucha gracia y hasta nos reíamos, pero siempre disfrutábamos de ese momento
    Cuando yo tenía unos 5 años un fotografo de Valencia me hizo unas fotos para ponerlas en su escaparate, mi madre se quedó con una de ellas, era grande y estaba enmarcada. Estando yo viviendo en Lima, insistió mucho en que me la llevase, junto con las de mi primera comunión, y por desgracia, en el vuelo de Manises a Madrid las olvidé en el avión y nunca las recuperé y eso que moví cielo y tierra. Nunca se lo dije a mi madre pues sé que se hubiese disgustado, más de lo que yo me disgusté.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Apreciado Osvaldo, tarde vengo a darte respuesta ya que estoy de vacaciones, aquí es verano.
    Me alegro que te haya gustado esta pequeña muestra de fotos familiares. En ellas está mi bisabuelo, que fue asesinado en la guerra civil cuando contaba 62 años, llamaron a la puerta diciendo: "venimos en son de paz" y cuando abrió pudo comprobar que no era cierto.
    También está una hermana de mi madre, hace dos años, por Navidad, le llené los bolsillos del abrigo con mazapanes, era algo que yo solía hacer cada vez que venía a casa, fue la última vez que la vi con vida.
    Cada uno tiene su historia. Los hay guapos y feos, buenos y menos buenos, ricos y pobres, más o menos inteligentes, de todo, como en todas las familias.
    Como curiosidad si nos fijamos veremos que era costumbre pintarse los labios con forma de corazón, ya lo decía una antigua canción:

    "las mujeres son bonitas,
    pero qué malitas son,
    se pintan en la boquita,
    la forma de un corazón
    y del pecho se lo quitan".

    Gracias amigo por acercarte hasta aquí. Como siempre mi abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Hola alp, no conocía tu blog, te agradezco la visita y comentario. Buenos recuerdos me trae tu tierra de mis vacaciones en Águilas.
    Un saludo desde Zaragoza.

    ResponderEliminar
  15. Querida Loli, vaya lujo de entrada, es toda una matrícula de honor, y porque no hay nota más alta... es poder mirar en el viejo y amarillento papel de las fotografias, la vida que habitaba en la persona en el momento en que fueron hechas. Me han encantado todas.

    Un abrazo desde muy cerquita de donde vivió y murió el poeta José María Gabriel y Galán, el poeta extremeño que sé te gusta. Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Querida Paca, yo también las guardo en cajas de hojalata y me gusta volver a verlas de vez en cuando.
    Fue una pena que perdieras tus fotos que más que nada tienen un valor sentimental. Me encanta ver la moda, la pose, las tradiciones familiares, los recuerdos del colegio, es volver atrás en el tiempo y ver que todo ha cambiado.
    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  17. Amigo disancor, poco puedo decir a un fotógrafo como tú, a quien seguramente este papel viejo le parece una joya.
    Ya hemos hablado alguna vez de este tema, del tiempo y de los recuerdos que tan cuidadosamente has ido acumulando en los muchos años de profesión.
    Un fuerte abrazo amigo. Gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  18. Mi estimada Nines, siempre tan amable conmigo. Así es, sin cámara digital y sin color, las fotos antiguas tienen su encanto. Por ellas ha pasado la vida, en los oficios, los deportes, los sucesos, los lugares donde todo quedó detenido en un instante, tras la mirada de un fotógrafo.
    Y ya que me recuerdas a mi poeta, vayan estas palabras suyas que hoy te dedico:

    "....que soy también un baturro
    de castellano lugar.
    que en esta patria inmortal
    vivir con aragoneses
    es vivir con lealtad."
    Buenas noches y un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Emotivo post mi querida Loli , un homenaje a tus raíces y a tus seres queridos mediante este post de imágenes antiguas para la posteridad.

    En tu blog y en tu corazón lucen con luz de almas vivas.

    Besos de MA y mil gracias mil por tu huella bloguera.

    ResponderEliminar
  20. Querida MA, la palabra posteridad me ha hecho pensar en muchas cosas, sobre todo en el apego y la nostalgia que los ancianos sienten por las fotos como recuerdo de la vida pasada. He estado en algunas residencias de ancianos y una de las terapias para la memoria consiste en recortar y pegar fotos en cartulinas.
    Besos María Ángeles y que tengas un feliz día.

    ResponderEliminar
  21. Loli Interesante entrada fotos del pasado todo una joya
    Feliz día de la “Amistad Loli“

    Unos cordiales saludos desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  22. ¡Me has emocionado, amiga mía! Por el valor sentimental e histórico familiar de tus fotografías, sino por sentarnos al lado tuyo e irnos explicando cada joyita. Más que cualquier premio, hoy nos has dado uno ¡monumental! Mil gracias por este detalle hermoso, y lamento que hayas perdido tantas fotos de tu historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Hola José Ramón, celebro que te hayan gustado y más siendo un fotógrafo con creatividad e imaginación, quizás son fotografías que pretenden ser un documento de la realidad.
    Saludos para ti también desde Zaragoza.

    ResponderEliminar
  24. Estimado Julio, como siempre es una alegría verte por aquí. Veo las fotos y pienso que son el instante humano de cada individuo con su vivencia privada, personas cuyas vidas me interesan por parentesco, la imagen de nuestro pequeño mundo, con rectitud, sueños, desánimos, creencias, sentires, ambiciones y fracasos. Por quien he tenido más interés, de tanto haber oído su historia, es por mi bisabuelo el cual había terminado la carrera de cura pero no llegó a ordenarse y se casó con mi bisabuela Guillerma, una hija única, huérfana de madre.
    Me gustan mucho los botines que calza la niña vestida de "belle epoque" y el barquito a los pies del niño marinero.
    Gracias amigo por tus bellas palabras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Hola, Loli:

    Aunque desde lejos, te doy un abrazo.

    Feliz día, amiga.

    ResponderEliminar
  26. Gracias Rafael por esa muestra de cariño y vaya para ti otro abrazo de vuelta hasta la bonita ciudad de Tunja.

    ResponderEliminar
  27. Yo creo que la reencarnación sucede en vida.
    Me parece que hay un origen que permite la secuencia de rasgos físicos y talentos, también lo opuesto, ni parecido físico ni talentos heredados pero si un punto de fuga que es común a todos. Los hijos, de los hijos, de los hijos -ad infinitum- es aquello que nos mantiene vivos a las generaciones a través del tiempo, ese que no mide el hombre ni es el del Eclesiastés.
    Acto de amor o no, del que surge una familia en un pasado y que en un hoy, origina un linaje que puebla micro y macro universos.
    Las fotos, suplen la memoria del remoto pasado y al arte mismo en un presente siempre en cambio en la vida.
    Testimonio del tenue hilo de seda que enlaza a las personas son las imágenes en las que nos reconocemos o no, son eso, un encontrarnos en ellas. Responden a preguntas como: dónde, de quién, quienes somos, cómo es la imagen de la que venimos; ofreciéndonos seguridad y sentido de pertenencia a una estirpe y aun espacio geográfico, es una herencia. Así, la historia de vida es imagen, edificación o construcción como persona que abarca finalmente a la humanidad. Con ella nos movemos en ella y heredamos un pasado gratuito diría yo, por el color, forma del cuerpo o espacio de donde surgimos.
    Las fotos son los testimonios de que tenemos un origen, una herencia y una pertenencia a un lugar. Bella tu estirpe Loli. un privilegio en este tiempo poder ver, y acercarme a ese origen que ha dado a un ser humano tan valioso como tú, mi bella amiga.
    Te dejo un abrazo en el que abarco a tu familia que también de alguna manera ciertamente es mía hermana española.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás por qué sentí perder las fotos antiguas de los míos. En casa siempre hemos hablado de nuestros antepasados, hay que transmitir a los hijos la historia familiar, es algo a lo que doy mucha importancia.
      Todas las fotos tienen un atractivo especial, un poder de seducción, las miras y reconforta saber que en ellos se alberga algo tuyo, son la posibilidad de acceder a un rostro, a una persona de la cual nos nace el sentido de pertenencia, a una mirada al pasado de aquellos a los que consideras propios, con ellos nos mantenemos involucrados en sus realidades, son definitivamente nuestros. Hay historias familiares marcadas a fuego por el momento histórico que les tocó vivir pero pasan los años sobre esas imágenes y el cariño se mantiene intacto, tal cual me lo legaron y hasta los hábitos pueden ser distintos pero nuestra naturaleza sigue siendo la misma.
      Un abrazo, amiga. Te agradezco que hayas venido a compartir esta entrada sobre la genética y la genealogía que se encierra en un álbum de fotos antiguas.

      Eliminar
    2. Gracias a ti por permitirme disfrutar de esas imágenes del álbum de tu familia.
      Una pena que pasando el tiempo, nos sucede a muchos que se pierden las fotos en el seno de las familias. No sé porqué. Sobre todo, las preciosas hasta las "fijas" sobre madera y recortadas siguiendo el contorno. A nosotros se nos perdieron muchas guardadas en un baúl antiguo de piel. Se fue una parte vital de nuestra historia familiar. Una gran tristeza y las añoramos hasta hoy. Un gran abrazo Loli.

      Eliminar