ERES LO QUE ESCRIBES

domingo, 15 de mayo de 2011

ECOZINE (FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE Y MEDIO AMBIENTE CIUDAD DE ZARAGOZA

En estos momentos se está celebrando la IV edición, como todos los años por el mes de mayo. En esta ocasión van a ser 80 películas de 30 países con debates y actividades paralelas.
El protagonismo lo tienen aquellos que con su voz y su mirada nos muestran algo del planeta que nos ayude a pensar sobre el lugar que estamos y hacia donde vamos. Hay que sumarse a las personas que reclaman cada día y en cualquier lugar un cambio por la sostenibilidad y bien que sea pronunciada esta palabra cuando se busca la relación entre el hombre y la naturaleza esta vez a través del cine con mensaje, por eso se nos anuncia como un festival de todos en un mundo en movimiento, con su revolución ambiental y mental, como espectadores y como transmisores de acciones y decisiones, siempre con el deseo de que este período de crisis sea el inicio como bien dice el slogan, de una gran ola de cambio que nos proporcione la posibilidad de ser felices. He buscado entre mis fotos y encontré niños del sur y niños del norte. Diferentes rasgos físicos y diferentes modos de vida. La de arriba son mis niños de América Latina. La foto de abajo ya se sabe ubicar, zuecos, tulipanes y niños rubios.

Una de las más internacionales de nuestro periodismo, Rosa Mª Calaf es la embajadora en la sección "cine y agua", ella mejor que nadie habiendo vivido en todos los continentes puede afirmar que en nuestro mundo hay otros muchos mundos porque ni se cuida el bien preciado del agua en todos los lugares de la misma manera, ni llueve por igual en todas las regiones y nos dice haber visto ese chorrito débil de agua tan deseado que sale en una esquina cualquiera de una calle de Manila y de la sorpresa que se llevará cualquier australiano cuando sepa que en España se usa agua potable para todo (cisterna del baño, riego de plantas o para cocinar).

"Aguas bravas". Lagos artificiales en Zaragoza para practicar rafting. Esta foto la hice en el 2008.



España presenta la película "Agua de boca" en la que los mayores e inmigrantes nos hablan de la importancia del agua, también presenta "montañas de agua", una reflexión sobre lo que está pasando con los ibones. Veremos un film de cómo a Senegal se le "come el desierto"; India nos presentará una de sus luchas, el acceso al agua y México nos traerá "Y el río sigue corriendo" cuyo tema es una presa hidroeléctrica que inundaría varias comunidades del sur de Acapulco.
He buscado fotografías con el tema del agua y entre las muchas encontré una en la que estoy bebiendo un agua según dicen milagrosa, una fuente en una plaza y un niño jugando con el grifo.


Para los más jóvenes hay un documental donde la ternera, manipulada por la engañosa publicidad anhela convertirse en suculenta hamburguesa. Un drama vacuno con momentos épicos. A menudo los cuentos de los niños son alegres, con bosques hermosos donde los animales viven en paz pero en el documental aparece la habitación de un niño en la que sus juguetes cobran vida y cuentan al niño la verdad que se esconde tras las bellas imágenes de los animales hoy en día.


Argentina presenta un film sin diálogos, esta vez ha volcado el espejo hacia adentro y exhumado las imágenes para llevarlas a la superficie, ¿suele ser la palabra más clarificadora o todo lo contrario?, tengo mis dudas, quizás ellos han sabido ver que el lenguaje en este caso no nos hace pensadores sino que nos influye hasta el punto de hacernos ver el mundo por piezas separadas, la creatividad argentina lanza viejas mantas y revistas agitadas al viento y un ratón con toda la civilización corriendo hacia su inevitable destino, la contaminación ya es tan grande que no se libran ni las más lejanas playas. España para no ser menos, presenta en clave de ciencia ficción a una humanidad diezmada hasta tal punto que llega a dividir el hogar con líneas pintadas en el suelo, sus moradores dividen también sus espacios y sus corazones, quiero pensar que sólo es una alegoría de las muchas que tenemos como símbolo del frío mundo en el que vivimos, me horrorizaría que pudiera hacerse realidad.


Muchos conflictos podrían resolverse entre pueblos y personas con buena dosis de auténtica voluntad, así lo demuestra la película que trata de una asistenta social del único centro de salud mental de Gaza, habla de las enfermedades, de la escasez de medicación imprescindible para sus pacientes y de la complicada labor que lleva a cabo como puede. Repasando la sinopsis de estas películas encontraremos los daños de la extracción del petróleo en Ecuador, el cine nativo producido por indígenas, cine que con el mito del "indio" ha contribuído a la incomprensión de los pueblos del mundo, una lucha por las tierras para ellos sagradas. Estudiantes de Armenia presentan una declaración en contra del tratamiento que se da a los perros callejeros y el orgullo con que se ensalza el patrimonio cultural de una ciudad mientras muchos de sus habitantes viven entre ruinas. En España hay una empresa australiana que quiere extraer uranio en Castilla y León, motivo suficiente para hacer una película, también lo son las reservas en Tanzania, el negocio del oro en Guatemala, las huertas que existieron en Almería (España), las tierras fumigadas de Paraguay, el buceo en la basura de los supermercados americanos para rescatar miles de dólares en alimentos, la privatización del espacio público en Puerto Rico, el desastre ecológico de los pantanos en Irán, la cultura musical guaraní, la visión particular de César Manrique y su combinado de naturaleza y arquitectura o el edificio que en 1986 se construyó a las afueras de Milán, un conjunto habitacional conocido como Le White llamado así porque blanco es el color del amianto que cubre completamente las casas.



Foto: No es bueno hacer comparaciones pero estas dos diferencias urbanísticas no se deben a la falta de recursos naturales ni a que la naturaleza haya sido cruel o a la antigüedad, tampoco lo está en la raza ni en la inteligencia de sus gentes, se debe a no cumplir las premisas básicas del funcionamiento de una sociedad.

8 comentarios:

  1. Tú sensibilidad sale en todo lo que haces. Buenos textos y mejores imágenes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo disan, lo tomo en serio viniendo de un experto.
    Pocos tendrán un archivo histórico y fotográfico de tanto valor, ampliado con esos textos en los que te expresas con sencillez y de manera tan llana para los amigos.
    Espero que te encuentres bien y que pases un buen fin de semana, el tiempo acompaña.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Estimada Loli:
    Un excelente y bien documentado post.Si tuviésemos conciencia de la importancia de cuidar el agua ,no habría tanta escasez, pero hay intereses creados a nivel de multinacionales para usar el agua para ganar dinero.
    No se si te has enterado de lo de la presa de Chile, la destruirán y anegaran tierras y pueblos, más de 5000 hectáreas.
    En fin...mundo loco.
    Te dejo mi ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  4. Querida Sor Cecilia, me alegra su visita a este post de contrastes. Inundar tantas hectáreas de cultivo es una pena con la falta que hace la tierra para el ganado y el alimento de la población. Así están las gentes afectadas, con un desgaste psicológico tremendo.
    Tiempos complejos poco aptos para el optimismo donde se dice no a los valores y sí a los intereses.
    Buenas noches y un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Loli:

    Una entrada muy bien elaborada en la cual se mezclan la cultura y los mensajes sociales que nos hacen reflexionar sobre las cosas importantes para la vida y el futuro del planeta.

    Gracias por visitarme,

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Rafael, efectivamente todas las películas que se presentan en este festival dan un repaso a los problemas más acuciantes del mundo. Con todas esas experiencias se busca una luz que esclarezca nuestra realidad.

    Hasta hoy no me había dado cuenta de tu maravillosa galería de arte, en la que se demuestra tu buen gusto.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Cuánta falta hacen artículos como el tuyo, Loli, crónicas que nos muestren -y hagan reflexionar- la responsabilidad que tenemos en nuestra casa, y que por bien que nos acomode en la satisfacción pensemos un poquito en nuestros niños y juventudes.
    Un abrazo y gracias por la entrada.

    ResponderEliminar
  8. Nosotros, los de esta parte del mundo, tenemos mucha suerte, y no lo sabemos.
    Yo lo se por experiencia, cuando fuí a Lima, en el 94, y de eso no hace mucho, tuve que sufrir cortes de agua,no poder ducharme cuando quería, tener que bajar a la calle a coger agua y carrearla hasta casa.
    De todas formas, me sentía privilegiada, ya que habían otros peores, que no podían bajar a la calle a coger agua,pues no tenían ninguna fuente cerca.

    ResponderEliminar