ERES LO QUE ESCRIBES

jueves, 24 de marzo de 2011

MANIFESTACIÓN: NUCLEARES NO

Esta noche se ha desarrollado la manifestación en la Pza. de España en la que se anima a la población aragonesa a participar el domingo en la Marcha por el cierre de Garoña, una central próxima a Miranda de Ebro (población de 40.000 habitantes). Quienes deseen inscribirse o informarse aquí les dejo el teléfono: 629 139 680

Os remito a un artículo de Ecologistas en Acción sobre la energía nuclear y sus riesgos.

http://www.ecologistasenaccion.org/article20143.html

"Los verdes" de Aragón también estuvieron presentes en esta concentración en solidaridad con Japón y por el cierre programado de las centrales en todo el mundo, como dicen ellos es el camino más acertado del principio de precaución, además la minería de uranio es una actividad muy contaminante y potencialmente muy peligrosa; sería buena idea plantear el cierre de las minas situadas en los países ricos y en los pobres.

Personalmente creo que no necesitamos más ejemplos que los que ya tenemos en la historia, los cuales han sido de consecuencias irreparables, hemos visto poblaciones sumidas en estado de conmoción, personas que sufren un profundo cambio de vida, la incertidumbre que plantea el futuro, se pierden hogares y personas queridas, los trabajadores pierden sus puestos de trabajo y no hay nada más que destrucción, depresión económica y grandes epidemias, se lucha contra los incendios, se asiste a los heridos, se entierra a las víctimas si se puede y las operaciones de búsqueda y rescate son complicadas. Todo esto y mucho más es un desastre nuclear, un tema nada agradable e ignorarlo no lo hará desaparecer. Nada en la experiencia humana puede compararse a un conflicto nuclear a gran escala, claro que, podemos negarnos a predecir los detalles de una catástrofe de estas características y no hablar de abrasión, veneno, asfixia, pánico y desorden. El tiempo disponible en estos casos no se conoce, pasa a ser crítico, nadie puede anticipar nada.
Estamos haciendo un mundo en ruinas, nuestra manera de actuar se volverá contra la humanidad. De nosotros depende que no llegue el día en que las enfermedades y muertes sean en número muy elevado con respecto a lo normal en tiempos de paz.

2 comentarios:

  1. Hola Loli, muchas gracias por tus visitas a mi blog.
    Respecto a tu post, todas la iniciativas que hagamos serán pocas para convencer a los gobiernos que la energía nuclear no es una sana alternativa y hay que destinar más presupuestos para la investigación de mejores energías.
    A ver si de una vez escarmentamos y nos damos cuenta de la destrucción que estamos haciendo a nuestro planeta.
    Gracias por tu espacio
    Con una gran ternura
    te dejo un beso
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  2. Querida Cecilia, soy yo quien debe agradecerte las visitas. Sobre este tema son muchas las conversaciones que han fracasado, las discusiones se limitaban a los profesionales y a los funcionarios de los gobiernos pero la tensión se ha intensificado y hoy el ciudadano medio exige una participación en las decisiones. Es importante que conozcamos las consecuencias.
    No hago nada más que pensar en los que no podrán vender el arroz que cultivaban, en los bebés con el yodo radiactivo en sus biberones, en los ancianos que recogen la comida que les ofrecen con una reverencia de agradecimiento a los voluntarios y en el esfuerzo de los trabajadores de los reactores.
    La armonía se quiebra bruscamente, muchos hechos nos dicen que "algo no marcha".
    Buenas noches, buen descanso y mi cariño.

    ResponderEliminar