Repite: El mundo está en paz y yo también.

jueves, 24 de septiembre de 2009

DÍA DEL AJEDREZ EN LA CALLE


Cada fin de semana Zaragoza es una fiesta y hasta la fecha el tiempo está siendo de cinco estrellas. Este es el séptimo año dedicado al ajedrez y en esta ocasión serán: 250 tableros, 3 horas de juego, 14 maestros, 600 participantes y no hay requisito de edad ni es preciso estar federado.
No está muy claro que el ajedrez tenga su origen en China pero sí que se trata de juego de mesa entre ciencia y deporte que guarda relación con tácticas de guerra. Ha sido practicado en todo el mundo y también prohibido por todas las religiones monoteístas. Los templarios tuvieron esa prohibición así como judíos, cristianos y musulmanes, países como Rusia, Francia Alemania o Irán. La Inquisición organizaba partidas entre ciegos como forma de castigo, (la ejecución), en la India al perdedor se le amputaba un dedo, en Egipto fueron quemados los tableros, en otros países quien se atreviera a jugar estaba condenado a dieta a base de pan y agua. Lo han jugado Califas, Papas, Obispos y Arzobispos, lo han prohibido Rabinos y Mormones y hasta ha habido Zares que azotaban a sus súbditos por practicarlo.
Este juego considerado diabólico no es el causante de los males y plagas que padecen las naciones, no daña la memoria, no causa problemas cerebrales, no crea mentalidad de mercenarios de guerra, no es pecado sino un juego mental, un pasatiempo de alto nivel y una diversión que siempre fue propia de Caballeros. Hoy los grandes maestros y campeones de España han salido a la calle, han llenado el paseo y han convertido esta jornada en un día en el que el espíritu de este juego milenario ha trascendido más allá de una partida doméstica, eso sin contar que tanto los deportes como los juegos de mesa son un buen instrumento para fomentar la cohesión, el compañerismo, la aceptación de normas y la eliminación del individualismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario