ERES LO QUE ESCRIBES

domingo, 22 de septiembre de 2013

MI ENTREVISTA A LETICIA GARRIGA

          
Un lema con el que me identifico: 
El respeto al derecho ajeno es la paz.  Benito Juárez
Leticia Garriga Pérez-Tejada.  Escritora. 

Su nombre ha trascendido llegando para muchos de nosotros a través de la red, pero ella nunca se ha sentido afectada por el juego de los egos literarios.  Me detengo en sus fotos del ciclo vital y veo que con los años el cambio físico ha sido muy pequeño, considera que la entrevista va a ser un desnudo, un recabar su pasado desde el presente. 
Pregunta obligada es conocer quién es su escritor favorito y mencionará a uno, que no al único, porque además de Octavio Paz, sigue descubriendo a muchos autores de las corrientes literarias y lo hace a través de la lectura y relectura.  
Me habla con pasión de su bahía y de Playa Baladra, de las conferencias y de las muchas oportunidades que hay para todos en la Feria Internacional del Libro, en Guadalajara (México), en la que participan editoriales y se presentan libros, y en la que no falta un espacio para talleres, los que son infantiles incluyen temas de vanguardia e intenciones de fomentar  lectura, es un bello lugar que cada noviembre lo visitan miles de personas. 
"Una feria rica de esos objetos-joyas que son los libros"


Foto tomada por Leticia desde una barquita.  A poco más de dos horas de donde ella vive. 


Las fotografías que van a ver a continuación corresponden a "Rancho Pescadero" en la localidad de Todos Santos (México)
Petición al río

Una vereda de agua
encerrada entre dos vegas
se platea como luna
y la perfuma el clavel.

El cielo se asoma curioso
en el agua del sendero
¡tiene collares de luna
y flores en el pelo!.

¡Ay sendero de agua!
vísteme hoy de  negro
y  pon entre mi melena
una estrellita fugaz
y aretes de lucero.
                           L.G.

Cuando le pregunto si aún se sorprende de algo me dice que en lo negativo, se sorprende cada día por el clímax que alcanza la deshumanización del hombre, al sacrificar a sus propios hermanos en aras de detentar el poder.  En lo positivo, me relata un momento  placentero:
- "No había llovido por lo menos en un par de años con la intensidad del sábado por la mañana, al escampar miré por la ventana y descubrí una rana pequeña, quieta, mirando el paisaje -diría yo.  Muy bella, moteada y gordita, cerca de un arriete que tiene muchas plantas en el patio de mi casa.  Con tanto pavimiento ya no sucedía.  Dicen por aquí, que se entierran en la arena y salen cuando llueve.  No se escucha ya su croar, ni suelen verse quietas o saltando en las calles de arena después de la lluvia.  Por eso me ha sorprendido mucho ver a una ranita en mi jardín."



Se quiebra el sol, llora y alimenta el charco del olvido, la ansiedad consume café y el gozo se pega a las plumas de furtivos pájaros, mientras miserables y hambrientas bocas ensucian el paisaje.  Insatisfecho aleteo sale desarticulado del escrito sin memoria, la parábola del vino y el aliento del pozo juegan entre la desolación que amedrenta al seco tintero.    Leticia



Cree que la virtud más sobrevalorada es la comunicación, como cuando se mira una obra de arte, cada cual le da su interpretación y hasta le parece que generalmente convivimos como en la torre de Babel.
De las cualidades que aprecia en hombres y mujeres destaca la sinceridad, la fortaleza interior, la coherencia, la bondad, la caridad consigo y con el prójimo, el desapego, la justicia, la limpieza, el orden, la sencillez y el amor a la vida en todas sus manifestaciones.  La lista es muy larga y no quiere dejar fuera del saco a la honestidad y al respeto a los valores establecidos para convivir.

FRUTAL

Brilla mi piel como la uva
Generosa ambrosía
baña mi corazón de ciruela
Abiertas sus manos
alisan mi cabellera
con sutileza tántrica
endulza mis alvéolos
hasta volverlos grosella
Penetramos el pozo
del deseo y paladea su boca
mi sabor a higo
Escurren besos
en el juego de lenguas
ahítas
húmedas
con aroma y sabor
de nuestra noche en el viñedo




"Lo que menos me gusta del mundo es la desigualdad de oportunidades para el desarrollo humano"

Recuerda con cariño que durante la infancia, su hermano y ella participaban en los trucos que hacía su abuelo, hombre muy aficionado a los juegos de magia.
A los 17 años salió de la escuela preparatoria para entrar en la Universidad, precisamente hizo un ensayo sobre el libro La noche de Tlatelolco, crónica de un día nefasto en el que el gobierno de entonces, dio la orden de disolver la manifestación en la plaza del barrio de igual nombre, hoy Plaza de las Tres Culturas.  Muertos y violación a los derechos humanos han marcado no sólo la generación del 68, en ese lugar también hay ruinas conservadas del imperio mexica, una bellísima iglesia del tiempo de la colonia española y edificios de corte moderno.


"Me gustan muchos autores de todos los géneros literarios, sobre todo las características de su estilo y originalidad volcada en su creación, testimonio de su impacto y trascendencia que logran la universalidad.  También leo a los autores desconocidos, creo que se puede gestar en su visión y estilo de escritura, un nuevo parteaguas en la literatura"



Durante muchos años ha compaginado la escritura con su trabajo de educadora, recuerdo cuando la conocí que me hablaba del método Montessori, un modelo educativo en vigor en la mayor parte de los países del globo, por aquella época los fines de semana viajaba presentando colecciones de cada nueva estación, fue su incursión en el mundo de la moda como modelo de la marca Vanity Fair, tenía entonces 30 preciosos años, ya lo verán, toda una belleza.

"El rasgo que más me desagrada de los demás es la injusticia, a sabiendas de que se comete bajo la máscara de la impía doble moral"

Prosa 
Sueño


Salir del poderoso encierro que abriga lo aprendido, permitirnos aún sin alas, remontar el viejo camino. Recordar al paso del paisaje familiar, que la parábola de nuestro salto a la luna, fue solamente alargar los brazos y atraparla en nuestras manos...  aunque se desvanecía lánguida como nuestro juego.
Colgar el abrigo en el perchero, trasponer la puerta del  lar impregnado de todo aquello que somos hasta el momento; hoy una realidad el acontecer de lo inesperado, que logra jalonar la raíz de la rutina perfecta y nos empuja al abismo, albergue de la oscuridad, temida hermana del miedo. Entonces se hilvanan  palabras y son el único filón de oro para iluminar la profundidad de lo intangible. Las manos y sus dedos obedientes hacen trazos en el papel y enlazan un hilo negro, escriben lo pendiente de manifestar para que no lo ensarte el aire dejándolo prendido de las espinas del breñal en mi desierto. Hoy, ya sin los brazos levantados para atrapar la  luna, y asida a la diestra del único vínculo desde el abismo, el hilo negro,  es posible contarte aquel sueño




"La máxima expresión de la miseria son las enfermedades de la humanidad físicas y morales"

Me gustaría saber en qué ocasiones recurre a la mentira  y me pone el ejemplo de Los Tres Reyes Magos, no pudo evitar hacerlos presentes en casa. La mentira no va con ella, quizás la sustituye por la discreción y el silencio cuando es necesario. Aquí parafrasea a Sartre. -que todos somos culpables- aun sin proponérnoslo, sostenemos y colaboramos en una mentira, como la del ejemplo que nos da.

"Mi mayor extravagancia por el momento es mi colección de ejemplares de libros raros y libretas originales para escribir"


Su colección de libretas

Es un canario que anida en su casa, en las macetas colgantes, hace ya varias generaciones.  Me dice que en mayo está llena de cantos de los machos llamando a las hembras.




"Mi estado de ánimo actual es a la expectativa y muy consciente del transcurrir del tiempo"

Su gran miedo es el legado para las generaciones venideras, habla del caos, de los valores y de un orden que de no establecerse pudiera hacer desaparecer la vida como la concebimos hoy.
Me dice que las flores le han parecido siempre como un beso de Dios, si pudiera hacerse tal comparación.  Le gustan las que nacen en el campo, libres y que determinan el paisaje por sus características, las de los árboles frutales, las de las plantas espinosas, las buganvilias.. y precisando un poco, geranios, girasoles, violetas, lavanda, nomeolvides, azahares, gardenias, orquídeas, amapolas, lilas y las de árboles como la jacaranda, la acacia o el cerezo.


"Mi bien más preciado es la salud de mi familia"

La cocina también es una forma de aprender y de disfrutar.  Es nuestro tesoro cultural.  Leticia tiene su forma de hacer particular, lo que llamamos toque personal. Ella utiliza la frase: "nada nuevo bajo el sol" pero me he permitido colocar estas fotos que me envió para que podamos apreciar otra de sus facetas de indudable creatividad.


Al volver a casa después de un viaje, siempre piensa ¡he vivido el mejor viaje de mi vida!, espero que el próximo lo sea también. Sigue hablándome sobre la ciudad de Tenochtitlan vista desde la cúspide de la Pirámide del Sol, asegura que es inimaginable su majestuoso tamaño y el trazo de avenidas y adoratorios de la que fue una de las mayores ciudades de su época en todo el mundo, cabeza de un poderoso estado.  El florecimiento de la ciudad se realizó a costa del tributo pagado por los pueblos sometidos a su poder, por ello, cuando los españoles llegaron a Mesoamérica, numerosas naciones indígenas se aliaron con el objetivo de poner fin a su dominación.

"El talento que me gustaría poseer es el de ser directora de una Orquesta de Cámara.  Poder entender y crear en el lenguaje de la música"
Con Gustavo Sainz a quien califica de grande.  Presentando la Antología Mujeres Poetas de México.

Esta es su idea sobre la perfecta felicidad: 

"es el fluir de la vida, el poder resolver de la mejor forma posible los avatares en lo cotidiano.  La felicidad es un sentimiento oceánico, como diría Octavio Paz refiriéndose al amor, inaprensible, se alimenta de la escala de valores aprendida.  Siento esa sensación frente al paisaje, en la mirada tierna de un niño, en cosas simples o grandiosas... La asocio a la tranquilidad, al fluir del tiempo, paso a paso y en comunión con el entorno.  Y sí, en la felicidad también tiene que ver el azar.  Se ofrece, se comparte y cambia como el ser humano, es una posibilidad a buscar en el interior de nosotros aunque es arbitraria, aparece y desaparece en la intemporalidad de ayer y hoy, siendo una posibilidad en el mañana."


Lo que ella responde a mi iniciativa de entrevistarla es lo siguiente: “Gracias Loli, por brindarme la oportunidad de ver en retrospectiva y presente, mi vivir para compartirlo.  Un honor.”

"Mi pasatiempo favorito es escribir, escuchando el romper de las olas en la playa"


"Me encantó ese objeto, se lo pedí a mamá y me lo regaló".  "Son instantes exquisitos e inolvidables".

¿ALGÚN RECUERDO DE SU INFANCIA?
¡Era un tintero!.  Dos oseznos rusos comiendo moras, sentados cada uno al lado de un tronco de árbol aserrado, uno sostiene el cuenco con sus patas delanteras, el otro, sostiene en lo alto una cuchara, la cuchara cubre el vasito para poner la tinta, las raíces del tronco para colocar la pluma, un objeto que le recuerda mucho a su madre.  Ha pasado mucho tiempo y lo conserva, siempre está en su escritorio, eso y el recuerdo de un libro de cuentos de autores rusos traducido al español, que también le obsequió ese día.  Le impactó para siempre ese cuento, tenía la ilustración de un jamelgo flaco, los trazos negros sugerían el movimiento de su cola y había puntos negros sobre sus grandes llagas, justo donde le ponían el arnés.
Tenía ella diez años cuando fue a visitar con su madre la Exposición de Rusia, en la capital de México.  Había desde libros hasta objetos muy lindos.  Le llamó la atención una pieza de porcelana, el tintero estaba en un escritorio y llevaba una tapa imitando ser de madera, quedó fascinada por el colorido y la forma de la pieza.  
Pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco, en Baja California Sur, México.  Fragmento del mural de varios metros de altura.  Área protegida por el Instituto Nacional de Antropología e Historia.
"He tenido etapas muy gozosas en mi infancia y en mi hoy también, no podría escoger sólo una, ni decir cuándo y dónde fui más feliz"

 Me cuenta de cómo Octavio Paz sufrió un incendio en su biblioteca poco antes de morir y  en el cual se perdieron volúmenes que eran irreemplazables, me dice que piensa descansar el día de las fiestas patrias, el 15 de septiembre, un día muy festejado con música, bailes y fuegos artificiales, ese día ella se va a encargar de preparar para la comida familiar, el agua de Jamaica, una infusión muy popular en México, me asegura que es deliciosa y que la hará en  vitrolero de cristal, me va relatando de cómo en Santa Rosalía hay una iglesia construida por Eiffel  revestida de madera de pino, de las minas de cobre El Boleo, de las familias francesas que se quedaron a vivir allí, de un pan llamado pitahaya y me describe lo que es un cardón gigante y al que yo llamo simplemente cactus. Conversar virtualmente con ella es beber de una fuente inagotable de sabiduría y conocimientos.

"En el día a día doy las gracias por haber nacido saludable y en el seno de la familia a la que pertenezco, lo que me ha dado la oportunidad de llegar a ser mejor persona cada día y tener una educación basada en el respeto a mí misma y a todo lo que conforma el universo que me rodea".

Este Collage lo he preparado yo, en él detallo con cada número las respuestas que ha dado a mis preguntas:
1.- El libro que acaba de terminar de leer:
La despedida, de Milan Kundera (Tusquets Editores)

2.- Su obra de arte favorita:
El Guernica, de Picasso (lo ha contemplado en el Museo Reina Sofía de Madrid).  Es importante determinar que le gusta esta obra por su historia, por haberla sacado Picasso de su país y la principal razón por la que ésta volvió tras el franquismo.


3.- Las flores que más le gustan:
muchas y ...las margaritas que guardo entre las hojas de un libro

4.- Monumentos que la dejaron asombrada:
La Pirámide del Sol, la torre Eiffel y el Atomium.

5.- Le impactó conocer a:
En mi juventud a Carmen Vasconcelos, mujer de extraordinaria cultura y don de gentes.

Su padre hizo mucho por la cultura del país, permite a Diego Rivera pintar los murales en la Secretaría de Educación, en la capital.  Carmen desempeñó todos sus roles, escritora, ama de casa, políglota, administradora, con una cultura extraordinaria.  Durante su vida le acompañaron etapas violentas y de grandes cambios en México en unión a su padre y familia.  Padre e hija tuvieron siempre un vínculo muy estrecho.  Pañito, como le llamaba la familia, convivió simultáneamente en el país y en el extranjero con su hija Carmen y su familia hasta su muerte.  Ella murió a los 91 años en pleno uso de sus facultades, las que no correspondían al deterioro de su cuerpo.

José Vasconcelos, fue una persona fantástica en el desarrollo de la historia de México, de los años en que vivía el presidente Francisco y Madero (asesinado).  Vasconcelos escribió varios maravillosos libros en que retrata la época del México post colonial.  Fue candidato a la presidencia (la ganó) y a punta de pistola salió del país exiliado con su familia a París.  Filósofo.  Maestro de América lo llamaron en Colombia.  La Universidad Autónoma de México tiene un lema que reza:  Por mi raza hablará el espíritu.
Fue Secretario de Educación, creó las bibliotecas móviles, y la colección de libros clásicos  para niños con ilustraciones de pintores de la talla de Angelina Beloff (primera esposa legal de Diego Rivera), de origen ruso.  En su mesa también estuvieron a departir y a comer, la chilena Gabriela Mistral, Carlos Pellicer, Andrés Henestrosa, una pléyade de genios de la literatura internacional de aquel tiempo. 

 
La mujer de la pintura es Angelina Beloff.  Tuvo un hijo de Diego, pero falleció al año de haber nacido. Fue la primera de las cuatro esposas de Diego Rivera, después le seguirían Guadalupe Marín, Frida Khalo y Emma Hurtado.

Espera que espera, nueve lunas preñada, compañera del hombre con manos de sol. Mujer, en cuyo vientre de armiño se agitó la esperanza entre agua salobre dentro de un velo, debajo de su ombligo, eje de su cuerpo... fruto malquerido. Leticia

6.- La canción que más ha escuchado:
Recientemente "mujer divina" del músico de Veracruz, Agustín Lara, inspirada en su esposa, la actriz mexicana María Félix.

7.- Una afición:
La cerámica y pintar acuarelas
Hizo varios ajedreces con el barro de un pueblo llamado El triunfo.  Diseñó las cabezas de los animales de la fauna marina del Golfo de Cortes.  Ballena, tiburón, lobo marino, delfín y un caracol llamado Conus.  Los peones eran cabezas de atunes.  Esmaltó cada juego de treinta y dos piezas con colores contrastantes.


8.- Un lugar donde reservar mesa:
En las Islas Fidji, en un restaurante cuyo suelo transparente sobre el mar turquesa, permita ver la flora y fauna marina del arrecife coralino iluminado.

9.- Su perfume:
Cambio de aromas con las estaciones y cada día me perfumo de flores o bien mezcladas con especias, según lo que vaya a realizar.

10.- Un personaje que admire:
Frida Kahlo, una vida convertida en leyenda, especialmente por su manifestación de la algesia en su obra, dolor, dolor, dolor.  Representa un arquetipo del poder de la pasión por un arte, en su caso la pintura.

11.-  Háblenos de Elena Poniatowska:
Es una de las personalidades que he tenido el gusto de conocer en el medio literario.  Ella presentó una antología, La Mujer Rota, de autores internacionales, cuyo tema general fue la mujer y sus roles desde diversas perspectivas (en la cual hay obra de mi autoría).  Es también autora de la novela Leonora (Leonora Carrington), pintora surrealista que vivió 94 años, tuvo una historia de amor con Max Ernst, por quien enloqueció cuando fue enviado a un campo de concentración.
La conocí durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, charlé con ella y me impactó el contraste de la fuerza que tiene su discurso con su imagen. Me ha dado siempre la impresión de una pequeña hada azul.  La calidad humana de Elenita, como se le dice popularmente, la ha llevado a colaborar, sobre todo con las causas de los marginados y contra la violación de los derechos humanos.



Algunas de las publicaciones de Leticia Garriga. 


Licenciada en Lengua y Literatura por la Universidad Autónoma de Baja California Sur, su tesis obtuvo mención honorífica. Cursó Maestría en Educación, con especialidad en Docencia. Estudió en la Asociación Montessori Internacional AMI -estudios respaldados por la SEP Secretaría de Educación Pública, en México DF y se graduó como Guía Montessori para niños preescolares. Ha sido profesora en universidades y responsable de la Hemeroteca de la Universidad Autónoma del Estado. Ponente en foros nacionales e internacionales y coatura en estudios de investigación literaria.  Una selección de sus obras han sido traducidas al rumano, inglés, catalán y portugués.  Su último proyecto terminado ha sido "La tradición Oral en Baja California Sur y las Voces de siempre".  Lleva más de una década publicando en revistas y periódicos.  Se encuentra terminando dos libros de poesía y uno de cuentos.  Ha última antología en que ha sido distinguida es "Cinco Siglos de Poesía Femenina en México", publicada por la Editorial Mexiquense de Cultura, con apoyo del Gobierno Federal.  No ha participado en concursos ni ganado premios.

ENTREVISTA


Loli.- ¿Qué sentimiento tiene usted sobre los libros?


Leticia.- Son un manifiesto, un testimonio del hombre, de su alma sensible impulsada por el deseo de que el viento no se lleve las palabras.  Un objeto vulnerable cuyo cuerpo e interior delata la sociedad que lo genera.  Impulsa a la reflexión, el placer y conocimiento a  través del acto de leer y evocar entre otras fortunas.  Recuerdo aquí que en la antigüedad.  Siglo VI a. C. fue un gran problema dejar escrito lo que les parecía que debía serlo.  No existía el papel como tal y se crearon desde tabletas de barro, hasta pedazos de madera cubiertos con cera para poder borrar y reescribir con una punta afilada llamada stylo.  En ciertas partes del mundo se encontraron rollos de papiros que posteriormente se llamaron palimpsestos (grabados nuevamente), pues para no desperdiciarlos -no se podían borrar-, les pusieron una especie de estuco blanco u otros materiales de origen natural y así pudieron volver a escribir en ellos.  Así posteriormente se pudieron conocer secretos del pasado de ciertas civilizaciones.

Lo.- ¿Cree usted que es cierto afirmar que la juventud no lee?

Le.-  Pues hay de todo, los que sí creo que leen lo hacen por iniciativa propia, otros por el estímulo de la familia donde nacen y el ambiente sí tiene mucho que ver, pero creo que las bibliotecas,  la casa de los libros es una excelente solución al alcance de la mano de muchos.  La lectura en la juventud descubre, graba y asombra con sus temas cautivadores que ofrecen los libros a través de la lectura para los jóvenes.  Dejan la huella como la primera escritura, como en una página en blanco en el corazón de los jóvenes.  Si podemos ofrecerles la oportunidad y orientación para ese logro, será un gran paso para que sigan buscando ese camino.

Lo.- ¿Qué opina cuando dicen que la poesía nunca debería haberse alejado de la
calle?

Le.- De hecho en estudiantinas, grupos llamados hoy perfomance callejero, los que asaltan literalmente espacios como estaciones del metro, centros comerciales y otros lugares donde hay muchas personas y se recitan poemas, se interpreta música, se logra escenificar teatro… no creo que el arte en general, así como la poesía hayan abandonado la calle.  Los escritores sudcalifornianos nos apostamos en la esquina del mercado municipal, muy cerca de la subida y bajada de pasajeros de los transportes públicos.  Se pusieron libros en una mesa y en estantes.  Se leyeron poemas con micrófono en mano de la preferencia de cada participante.  Cada quién regaló su obra a los transeúntes que pasaban y se paraban a escuchar.  Una experiencia muy rica para todos de poesía en la calle.

Lo.- “Las paredes son la imprenta de los pueblos”, la frase es de Rodolfo Walsh.  ¿Qué le parece esta afirmación?

Le.- Pues es una generalización interesante.  Mi idea es que los muros son lienzos que se ofrecen como invitaciones para la necesidad de dejar un testimonio.  Y sí, desde las cuevas rupestres hasta el graffiti hay manifestaciones en muros de cualquier tipo e incluso en el piso, son espacios para expresarse.  Su uso me parece que llega a extremos en la actualidad y me refiero a que se crean mensajes y de pronto sólo manchas de rasgos encimados que pierden la originalidad.  Aquí recuerdo en Florencia el contemplar el trabajo de jóvenes realizando obras de arte efímeras en el piso de la calle que es usada como un lienzo, ahí dibujan imitaciones de obras de arte o creaciones propias, con gises (clarión o tiza), generalmente frente a museos o en concurridas calles.  También los muros de cárceles son testimonios del sentir humano.

Lo.- ¿Se puede aprender a escribir asistiendo a talleres literarios?

Le.-  Sí, en el sentido del buen uso de la lengua, se estimula la sintaxis, la semiótica del texto, el enriquecimiento del vocabulario y más, pero nunca se puede dar un taller para ser un escritor o escritora en el sentido tácito de la palabra.  Eso es un don inaprensible que se recrea constantemente a través de la vida del que lo tiene.  Sin talleres o con talleres en su haber.

Lo.-  Y si en ese taller hubiera un tímido y usted impartiera la clase ¿cómo resolvería la situación?

Le.- Tímido para expresarse… pues a veces son los que mejor vuelcan su talento interior en su obra.  La timidez no la veo como un obstáculo a menos que quiera ser actor dicha persona (que tampoco es un gran impedimento).  He tenido la oportunidad de tener alumnos tímidos y sí, el enfrentar a un pequeño o gran grupo les cuesta trabajo, pero no ha llegado a ser un impedimento para la realización del objetivo principal del taller.

Lo.-  ¿Es verdad que la experiencia acumulada en la vida es una herramienta importante para el escritor?

Le.-  Me parece que sí, la experiencia referida como herramienta en todos sus niveles, conforma el acervo y potencial que poseemos desde antes de nuestro nacimiento (según las teorías de la psicología de la conducta) para la observación de lo que sucede a nuestro alrededor.  Lo que podemos usar literalmente para enriquecer el tema, que deseamos desarrollar.  No es necesario –ser al que le suceden las cosas- sino parecer serlo frente al lector (a veces) lograr su credibilidad con la escritura.  Como dice el escritor portugués Fernando Pessoa, -el escritor es un fingidor-.  Por cierto su heterónimo en la obra, es un recurso literario que han usado escritores de novelas por ejemplo, lo realizó también el argentino Julio Cortázar, por mencionar algunos de ellos.

Lo.-  Háblenos de su relación con Andrei Langa.

Le.-  Andrei Langa, es filólogo, periodista y escritor rumano que vive en España con su familia, nuestro encuentro en la red es gracias a su generosidad de traducir  autores españoles y latinoamericanos a su lengua.  Mi blog me ha abierto el camino con personas extraordinarias como él.  Nos leemos y disfrutamos la obra de cada uno, espero seguirlo haciendo como hasta el momento.  Su poesía tiene la fuerza de la sensación de estar parado al filo de un acantilado, se balancea entre lo sencillo y lo profundo, entre la vida y el arcano que nos aguarda que es la muerte. 
Así, sin prisa, en un fluir tranquilo durante años, hemos reunido la suficiente producción para hacer dos poemarios traducidos al rumano.  Un gusto saber que personas tan distantes físicamente logremos comunicarnos y realizar actividades como por ejemplo: en la universidad de Bálti, en Moldova, fueran leídos durante dos horas por alumnos e invitados, poemas de nuestro libro Tambor de Agua o Tambur de Apa, y el día del libro en marzo de este año, en Sudcalifornia, en el Salón de Convenciones, presentó dicho libro uno de los mejores poetas laureados nacionalmente que vive en la entidad.
Andrei Langa en rumano, Tania Alegria en portugués, Pere Bessó en catalán, Kenny FitzGerald y Antonio Ahumada al inglés, son profesionales muy destacados con obra publicada y reconocidos no sólo en su lugar de origen, son quienes me han traducido de manera voluntaria y generosamente.  Un regalo de la vida encontrar personas así.

Lo.-  ¿Qué le pone los pies sobre la tierra?

Le.-  La salud.  Es como un reloj de arena, hay que darle vuelta para un comienzo a través del tiempo.  Ya que sin ella, no se puede lograr cabalmente ningún sueño.  Aunque hay casos abrumadores de personas especiales.  Un músico sordo como Beethoven, un escritor ciego como Borges, una bailarina con piernas tullidas como mi maestra de danza, de nacionalidad holandesa.

Lo.- De entre sus libros ¿hay alguno en el que haya aflorado todo eso que llevaba dentro?

Le.-  Es un hecho que cuando escribes lo que posteriormente sería un libro o no, aflora de tu interior con la habilidad de volver palabras tu observación y sentimientos de la naturaleza que te envuelve, belleza, muerte o cualquiera de los temas que trabajes, siendo la experiencia de otros o la propia que se conjugan, para llegar a realizar a través del estilo propio –la imitación de la vida- parafraseando la obra de Miguel de Unamuno.  Cada vez que hago algún cuento, poema, ensayo u otro, aflora lo que llevo dentro para lograr que el oficio de escribir sea corpóreo en el papel, siendo siempre placentero y azaroso.

Lo.-  Hay algo exhibicionista o impúdico en el manejo de los sentimientos personales?

Le.-  El manejo del lenguaje que expresa el deseo y la sexualidad, tiene límites muy frágiles y si sucede se vuelve grotesco y vulgar.  La impudicia me parece que es un tema magistral para escritores que logran que la sensibilidad de muchos (oculta tras un pudor obligado, generalmente por la sociedad) se identifiquen con lo que –escribe-, el vate expresa lo que quisieran decir o han vivido otros.  Alberto Ruy Sánchez, extraordinario escritor mexicano (uno de mis favoritos en esta línea), desnuda deseo y sensaciones con una visión humana fuera de toda vulgaridad y logra la sincera expresión escrita de la realidad de manera subyugadora.  Hay líneas sutiles.  En mi caso, cuando escribo acerca del deseo, el erotismo, que involucran sensualidad y sexualidad, espero seguir guardando como hasta hoy la pulcritud del lenguaje con la sugerente suavidad que recorre el tema superficial y profundamente.

Lo.-  ¿Vuelve a releer sus libros cuando ha pasado el tiempo?

Le.-  Sí, y a veces me gustan y otras no tanto.  Muchas veces no estoy conforme con lo que he realizado

Lo.-  ¿Qué respondería a quien le dijera? ¡quiero publicar mi libro!

Le.-  ¡Pues vamos a revisarlo!


Lo.- Háblenos del declive del texto impreso y del futuro del e-book

Le.- Espero que no lleguemos al grado que nos ofrece en su cuento Fahrenheit 451º, (temperatura a la que arde el papel), del escritor norteamericano Ray Bradbury.  En la obra, la sociedad considera los libros un peligro y ordena quemarlos, se prohíbe conservarlos.  Se hacen piras con ellos.  Entran a las casas a incendiarlos.  Así, una contraparte de la sociedad, toma la decisión de aprenderse el contenido de cada uno de ellos, la memoria es el bastión para la permanencia del conocimiento, manteniendo a través de ella la oportunidad del pensamiento crítico y reflexivo.
Creo que el alcance del desarrollo de la tecnología y la red o supercarretera de la información, ofrece una oportunidad de ahorrar tiempo y buscar de manera mediata respuestas en ella.  Creo que sí hay un declive del texto impreso para buscar información y sucede al paso de la competencia de las grandes empresas que ofrecen cada día mejores opciones.  Todo cambia, se transforma y esto cuando menos aparentemente satisface las necesidades que surgen en la sociedad en la que participamos.  Se ha dejado de recurrir al libro –objeto para consultar- e incluso en las bibliotecas hay computadoras para su consulta en línea, actualmente en México se han invertido recursos para proporcionar a los niños (desde primaria), computadoras gratuitas para que estén –mejor informados- y al tiempo se les ofrecen sus libros gratuitamente.  Para mí, no hay nada más agradable que sentarse cómodamente y disfrutar de la lectura de un buen libro en mi mano.

Lo.-  Elija una entre las cuatro frases:

-       * La realidad fabrica las historias.  
-       escribir es la forma más digna de desaparecer
-       la poesía es casi un milagro
-       En la poesía no hay dinero, hay vanidad.

Lo.-  Hay aislamiento cultural en poblaciones pequeñas.  ¿Es necesario combatirlo? o por el contrario ¿piensa que siempre habrá asociaciones, bares o bibliotecas para llegar a ellas?

Le.-  No sé realmente cómo tratar este tema.  No soy antropóloga social pero tengo mi opinión.  Me parece que en esas comunidades se guarda la costumbre, raíz del pasado en el presente.  Creo que debemos aprender de esas comunidades y no influir en el tiempo que se ha detenido en ellas.  Y de hacerlo, solamente cuando lo que ocurra en ellas pueda llevarlos a desaparecer por necesitar alguna de las armas que les podemos ofrecer.

Lo.-  ¿Qué es lo más maravilloso de la comunicación humana?

Le.-  El reflejo en el otro de la imagen que queremos ofrecer y compartirla recíprocamente.

Lo.- ¿Qué pregunta le gustaría que le hiciera que no le haya hecho?

Le.-  *La siguiente: ¿Nos podría ofrecer una breve reflexión acerca de la poesía?
Le.-  La poesía extiende en el lienzo del sentimiento su inaprensible sustancia, asciende del claroscuro espíritu del vate acompañada por trazos infinitos de lenguajes, poblando la concepción del universo intemporal como soplo divino, aliento del poeta

Lo.-  Le gustaría terminar con una poesía leída en voz alta?

Le.-  Tengo un poema recitado por la comunicadora sevillana Beatriz Salas, está en mi blog.  Me gusta, se llama Soy Color, es uno de los primeros que me fue publicado en mi país en revistas locales e internacionales en blogs, y en USA en Alba de América, revista anual que publica el Instituto Literario y Cultural Hispánico.  Del cual soy socia desde 2000

Lo.-  ¿Qué tal si lo hiciéramos con una de sus poesías eróticas? ¿Le parecería bien?

Le.-  Sutileza, mi poema en español y su traducción en portugués lo compartimos con ustedes, mi generosa amiga, la escritora brasileña que vive en Portugal, Tania Alegria (en portugués alegría no lleva acento).
 Imaginemos de fondo la languidez de un fado y el rumor del río Tajo que fluye cerca de nuestra ventana.



A la izquierda el poema sutileza de Leticia Garriga.  A la derecha el mismo poema traducido al portugués por la escritora Tania Alegria.
Esta tarde somos dos amigas que han quedado a la hora de la merienda para recitar versos, he tentado a Leticia a sabiendas de que no podría resistirse al cerdo alimentado con bellotas, según ella, un privilegio degustarlo.




Lo acompañaremos con el vino "Gourmet con causa", de la sexta campaña de vino solidario, cuyos beneficios se destinan a la comunicación, expresión, lectura y escritura de la Fundación Síndrome de Down de Zaragoza.



Hay un mensaje en la botella, en ella podemos leer este poema escrito por una persona con discapacidad intelectual que se llama Elena Huerta, palabras que tienen mucho mérito dadas las circunstancias y limitaciones.  En México se utiliza el término "personas con capacidades diferentes"



Junto al plato y la botella, tenemos apilados un buen número de libros y revistas de Leticia, "La mala mujer" es una revista de literatura que hizo con tres colegas, por iniciativa propia, cuenta que de lo que se vendía volvían a hacer el siguiente número... 
La reunión toca  a su fin, Leticia se pone en pie y comienza a declamar para esta ocasión su precioso Poema al vino

Alquimia


Transcurre inclinado el sol abatiendo los surcos
y va por el camino  empedrado de uvas

Al entonar el gallo
la mano siega los racimos y el aliento de la viña
rezonga un  siseo desde  los cestos

Un fluido púrpura
se  destila  lentamente en toneles abrigados en la sombra
ahí se decanta  un amorío  añejo

La geografía onomástica bautiza a sus herederos
Beaujolais, Rioja,  Chianti…antojan los sentidos
 
                                                            El placer abre los  labios de
su absoluto amante

La sensualidad   recorre las  venas
y se exaltan sus anhelos

Afuera los sarmientos crecen
bajo la   génesis  del sol
en el viejo ritual de la creación del vino

El cristal presta su canto y chocan las copas

¡Salud!

 ¡Por la vida!

¡Bravo!  ¡Me encanta!.  Después de que suene mi aplauso le agradezco el gesto de confianza al haber depositado todo su saber en mi inexperiencia. Al beber el sorbo de la despedida, nos abrazamos con fuerza y con el sabor del vino en la boca, me adueño de sus palabras para repetir aquellas que usa con más frecuencia: "cuídate mucho y te quiero"


sábado, 7 de septiembre de 2013

HAY TANTOS CAMINOS POR ANDAR....

  
Yo soy una parte de todo aquello que he encontrado en mi camino.  Tennyson.  Poeta inglés.

Antes de que suene la alarma, a eso de las cinco de la madrugada ya se escucha algún movimiento, no digo que me gustaría seguir durmiendo pero vamos a aprovechar media hora más, nos daremos la vuelta en la cama para volver a acomodarnos porque no tenemos prisa ni destino que apremie, por la noche los "wasap" y sus sonidos para alertas tardaron en cesar, hace una década eso no ocurría, también se oye alguna respiración profunda muy cercana al ronquido, me digo que hasta en vacaciones llevo el mismo horario. Cuando dan las seis es el momento en que la mayoría se despereza, cada uno con su linterna va doblando el saco de dormir, dentro de la habitación nos movemos en un relativo silencio tratando de respetar el descanso de los menos madrugadores. Vamos guardando las prendas, recogiendo cables, buscando el calzado, toca curar los pies, llenar las cantimploras, abrigarse, tomar un desayuno y dar una última mirada a la litera para ver que no nos dejamos el botiquín, la bolsa de aseo o las gafas de sol.

"La Moncloa de San Lázaro" en Cacabelos.
Me intereso por una entrevista realizada a John Rutherford, se trata de un recorte de prensa de hace 15 días que el dueño de una tienda ha colocado en el escaparate, me detengo para leer lo siguiente: “El Camino parece una carrera por conseguir cama”. "Hay muchos falsos peregrinos que recorren el Camino como unas vacaciones baratas".
El hispanista presentó en Astorga, en la casa de los Panero, su libro “las flechas de oro”, una novela basada en sus experiencias en la ruta jacobea después de haberla recorrido en cinco ocasiones.  Opina que “el Camino engancha” y que “se siente un gozo profundo”. No es autobiográfica pero sí está inspirada en él, incluye experiencias vividas en su primer recorrido. “El peregrinaje debe ser justo lo contrario, un intento de vivir en otro mundo, que no es el de la competencia brutal de los seres humanos”.  Yo añadiría alguna otra cosa a la competencia como la tristeza, la prisa, la insatisfacción, el consumo, la intolerancia y el ego.
Portada del libro
En tiempos no muy lejanos las gentes de los pueblos por los que pasabas, te ofrecían agua y comida y hasta descansar en su casa, yo misma puedo corroborar que lo he vivido  pero la gente del pueblo está harta de ver riadas de peregrinos atravesando las aldeas.  En su primera experiencia dice haber sufrido terriblemente tanto física como psicológicamente.  Para él fue una experiencia espiritual, un liberarse de la presión de lo material, una manera de escapar de este vivir absurdo.
Las flechas de oro son las flechas amarillas orientadoras y tranquilizadoras que están presentes en cada encrucijada y en cada bifurcación. 
El escritor está casado con una gallega, es doctor Honoris Causa por la Universidad de La Coruña, muy vinculado a Ribadeo, localidad de la que es su esposa.

UNA VIDA SIN BÚSQUEDA NO ES DIGNA DE SER VIVIDA (SÓCRATES)


Antes de seguir quisiera recomendar el blog de Juan Carlos Menéndez Gijón, a quien leo desde hace tiempo por tener un espacio de lo mejor sobre el Camino, se titula "Recuerdos de un peregrino".  Si les interesa el tema les gustará y aprenderán de su enfoque histórico y artístico.

Fuente en Astorga
 
Catedral de Astorga

Palacio Episcopal de Astorga, obra de Gaudí

El camino refuerza los vínculos, predispone a lo trascendente, a lo verdadero, al espíritu humano, y para eso hay que estar lejos de la comodidad, la seguridad y la ambición, es la fraternidad compartida incluso con desconocidos, el grupo te permite expresarte, es importante que no esperemos nada a cambio, que nos limitemos a disfrutar de esa vivencia y compañía temporal deseando un buen camino a los que nos adelantan o a los que dejamos atrás.

Ventana de las emparedadas

Una vez en Astorga visito la iglesia de Santa Marta y hago una foto a esta pequeña ventana situada al lado de la Catedral, impresiona la celda penitencial de las “emparedadas” que en la Edad Media albergaba a las mujeres pecadoras o arrepentidas de su vida mundana, allí vivían encerradas, es una pequeña habitación y el único contacto con el exterior era esta ventana con rejas que da a la calle y por la cual los peregrinos que iban a la catedral les introducían algún alimento para que subsistieran.

Llegando a Rabanal y ..... aún me sobran fuerzas.
Ver un girasol y sacar mi cámara de fotos, es todo uno.


Monumento a Aquilino Pastor.  Tamborilero de la Maragatería.  Además de músico autodidacta y de familia de músicos fue sastre, por eso se confeccionaba sus trajes regionales, era frecuente ver la bombilla encendida de su casa de Santa Catalina de Somoza cuando cosía a máquina. Falleció a los 102 años y celebró su centenario comiendo un cocido maragato.
Este es Don Elías.  Autor de una tesis en la Universidad de Salamanca sobre el Camino en su aspecto histórico y jurídico.  El que fuera párroco de O Cebreiro, recorría el norte de la península pintando las flechas en su Citroën GS con el maletero rebosando de botes de pintura amarilla.

No se sabe si es cierto pero en una ocasión estando en Los Pirineos, la Guardia Civil se extraña por la presencia de un cura pintando unas llamativas flechas amarillas en un paso fronterizo usado por los miembros de la banda terrorista ETA, cuando le preguntan por aquella  supuesta "extravagancia" le respondió a la Benemérita: "Estoy preparando una gran invasión".  No se equivocaba.

Se dice que Miguel de la Cuadra Salcedo y la marca de tabaco Camel colaboraron con Don Elías. Le facilitaron los materiales y personas para mantener el camino y repintar las marcas.
Mi tierra le rinde este homenaje

Este es Julián Campo "Chelán".  La muerte le sorprendió junto a otras seis personas la tarde del 21 de Agosto cuando viajaban en tren a Palencia.  Lo había abandonado todo por ayudar a los pobres de Calcuta.  El cuerpo esquelético, la barba profética y la cruz de madera en el pecho delataban una sonrisa solidaria entre las Hermanas de la Caridad.  Con 43 años renunció a todos los negocios personales que eran muchos.  "No quiero reprocharme haber abusado de la vida cuando la muerte y la pobreza abusan de los demás". 



En menos de una hora preparé la ruta que pretendía realizar en vacaciones, sobre todo en lo referente a distancia en kilómetros, quería comodidad y además tengo la experiencia de saber dosificar, ya son un buen número de años en el Camino en los que he aprendido la lección, aunque conocerlo no significa que no nos vaya a deparar sorpresas.
En estas etapas que me planteo se habla de la Cruz de Hierro como punto “duro” y también de la puerta de Galicia, hay subidas pero debo decir que mucho más me inquietan las bajadas, le temo a Molinaseca y Ponferrada, me matan tanto el asfalto, obligatorio las menos veces, como los empinados caminos de piedra suelta.  Ahora ya sé controlar el peso y manejarme con soltura, sin intentar llevar a cabo los imposibles.
No recomiendo subir de Piedrafita a OCebreiro a pie y por carretera, ni de noche ni de madrugada, son 4 km sin arcén y las curvas peligrosas incluso con chaleco reflectante,  mejor por la montaña, después de un buen descanso nocturno, rico almuerzo y con el fresco amanecer, la temperatura también cuenta además de las condiciones aeróbicas personales.
Mi intención era llegar al mítico y misterioso Cebrero, recorrer la Maragatería, los Montes de León, los pasos de montaña entre valles y eso significa pasar por  El Acebo, donde hice noche tratando de situarme para averiguar cuán lejos o cerca se encuentran Los Ancares y Las Médulas. 



Conjuro de la queimada (en gallego)

 Hay momentos en los que el agua del río concede la armonía entre agricultura y naturaleza, y es mucho lo que he podido ver, escuchar y oler, pero no puedo llevarme todo esto a mi casa y guardarlo en caso de necesidad de sol, de mañanas húmedas, de aire limpio y de libertad.  La soledad sólo la interrumpen los núcleos urbanos pero no es una soledad real sino impregnada de aromas, colores y otros sonidos. 

Acebo
El paso del tiempo no desvanece los recuerdos si bien es cierto que muchas cosas siguen igual, otras me resultan distintas, mayoritariamente hay zonas en las que recuerdo haber pasado por allí y hasta tropiezo en la misma piedra, me estoy refiriendo a que han vuelto a desviar el camino en un intento de promocionar una aldea que nada tiene que ver con el itinerario original, el negocio llama y yo me rebelo.  Los que hemos caído en la "emboscada" por segunda vez -dígase que sólo los burros no tropiezan en la misma piedra-, sabemos de qué estoy hablando, de nada sirve caminar 4 km. de más para llegar a un pueblo sin servicios como Valtuilla de Arriba, mi sugerencia es que todo pueblo que desea turismo y por ende ganancias lo que debe hacer es ofrecer algo muy interesante como para que compense caminar agotados, no importa hacerlo si podemos ver algo digno de excepción, todo hay que decir, la aldea ha mejorado mucho en los últimos cuatro años pero es un deber abstenerse de atrapar al peregrino con malas artes, el Camino tiene una ruta inalterable y colocar flechas amarillas en mi pueblo, sería confundir a la gente de manera lamentable. Prometí que haría crítica de esto y de otras cosas pero suerte tienen algunos de que sea tan comedida, siempre evito dar evaluaciones negativas de algunos sucesos que sólo me atrevería a contaros a título personal, os ibais a quedar alucinados.
Portada del Perdón, en la Iglesia de Santiago en Villafranca, de estilo románico lombardo.  Hubo indulgencias para los peregrinos enfermos que pasaban por esta puerta.  El Cluny fundó un priorato en lo que es la Colegiata de Santa María y los marqueses de Villafranca construyeron un castillo que hoy es propiedad privada del compositor y director de orquesta Cristóbal Halffter.

Cuando consigo llegar  a la finca “Viña Femita”, en Villafranca del Bierzo me encuentro con un lugar abandonado que fue arrasado en un incendio, no consigo recabar más datos de las personas que allí vivían de quienes guardo su bondad de corazón, me gustaría saber qué fue de ellos, indago en la red y leo en la prensa digital un titular que dice: “cien años en las cenizas”, me da angustia pensar en aquellas cenas a los pies de la glicinia con sus flores en racimos que hoy ya no existen. Contaba este lugar con ducha de hidromasaje, la mejor de todo el Camino, no es que busquemos precisamente eso pero llama la atención cuando no te lo esperas, lo incomparable era el servicio abnegado del personal incluido el propietario, las horas invertidas en el trabajo atendiendo con esmero y el modo de ser complaciente de todos ellos....., bellos momentos que el fuego se llevó una noche de febrero, por allí pasaron romeros de medio mundo, ahora nos alojamos en un antiguo colegio religioso, hoy modernizado como albergue- hospedería, se llama San Nicolás el Real, y está en otra parte del pueblo también céntrica.

Restaurante Venta celta

Cruzo huertas y bosques de ribera, basta con mirar para apreciar la variedad cromática cuando las subidas y las piedras quedan compensadas por la belleza del paisaje.

coles y tomates

La provincia de León es una gran despensa de morcillas, chorizos y buen vino, no podríamos elegir el de mejor calidad porque son muchos y muy buenos, los productos del cerdo saben saciar nuestra gula más ibérica en honor a San Martín y.... Galicia, siempre Galicia, tierra que me apasiona, donde comer es mucho más que llevarse a la boca un alimento.

La mesa está preparada

 
gastronomía y unas cervezas muy frías.
Pruebo a la hora de comer el caldo gallego con verduras, patatas y alubias, la costilla de cerdo con guisantes y el queso con miel, el sopor que me produce el vino me hace prolongar la siesta en un profundo sueño.


Por un momento creo que no puede ser o se trata de un error visual, veo a un conocido que se encuentra a la entrada del pueblo de Santa Catalina de Somoza, una localidad muy próxima a Castrillo de los Polvazares, es el Sr. Merino, quien hace ya unos años trabajaba tallando bordones a la vera del camino, hoy es una sorpresa verle de nuevo, le recuerdo que hace unos años le tomé una foto con camisa azul oscuro, sonríe cuando le digo que quiso que adivinara su nombre y si lo acertaba me regalaba el bastón.  Lo encuentro con el brazo dolorido por una tendinitis y unos dedos inflamados que el médico al mirarlos le dijo, eran de no trabajar, tengo la misma sensación que el médico de que esas manos no han parado un minuto.  Hacia la Hospedería San Blas nos dirigimos, es su hijo Rubén el propietario de este albergue privado.  “En este pueblo hay dos albergues, nada más entrar vas a ver uno a la derecha y más adelante otro a la izquierda que lo lleva mi hijo, los dos son buenos”, me sorprende que no haga publicidad en un acto muy honesto y nos deje libertad de elección.  Rubén nos da la bienvenida y pedimos que nos acomode, pasamos el día en la calle, visitamos el pueblo, hacemos amistad con los niños y charlamos de mil cosas con los ancianos que hay sentados en las puertas de sus casas, siempre tan ávidos de conversación.  No me choca pensar que  esos que llaman iluminados se hayan decidido a abandonar las ciudades en busca de otra vida, algo más que un capricho, ruinas bien aprovechadas se han convertido en viviendas, el espesor de los muros me recuerdan a mi casa del pueblo, paso la tarde viendo los aleros, los paneles solares, las pérgolas con vegetación y las fachadas de piedra.  Me intereso por estas remodelaciones tan acertadas, son señoriales y sencillas al mismo tiempo, seguro que el estrés no sabe que existen estas casas.  Un vecino nos dice que alguien del pueblo, quien goza de buena posición económica, viviendo por su trabajo fuera de la localidad ha pensado costear la comida de las fiestas y está invitado todo el que desee acercarse a celebrarlas, voy leyendo el programa de lo que dentro de unos días acontecerá por aquí.

Imagen tomada en Valtuilla de Arriba.

día de lluvia
“Camynos” http://www.camynos.es/ es una casa rural junto a la carretera, un lugar muy acogedor entre Ambasmestas y Vega de Valcarce, nuestra andada transcurrió buen trecho siguiendo el cauce del río también llamado Valcarce.  Gerardo Serantes, uno de los propietarios me dijo haber puesto mucha ilusión en este nuevo negocio, junto a su compañero y socio Javier Maderuelo, excelente cocinero, mientras yo le pedía mi tostada de pan con aceite y escuchaba la música.  Por estos lares hay que oír a Carlos Nuñez y Luar na Lubre.  Me basta con mi preferida “O bruxo da montaña” una pieza de Milladoiro en la que me recreo unos minutos durante un alto en el camino.  Les deseo mucha suerte, el trato es inmejorable y el lugar también, emprender un negocio de estas características y en estos tiempos entraña un doble riesgo.  Espero que pronto puedan disponer de Internet, tan necesario por no decir imprescindible cuando se vive del turismo.
 
Teresa, abrazando al castaño. 
Rabanal es otro pueblo de transición entre el páramo y la montaña, cualquier estancia en un día frío es calidez en tonos y materiales,  lo que se llama calor de hogar o amor del fuego.  Conozco la historia del lugar mientras converso con Wladimiro, recalca que se escribe con W, el buen hombre es un soltero ya mayor que conoce como nadie historias de primera mano, es muy querido por todos, además de haber sido durante muchos años el enterrador del pueblo, así nos va desvelando sucesos y anécdotas, en tono nada confidencial, sentados junto a una rústica mesa de madera del Mesón llamado “El Refugio”, parece mentira que ese lugar haya sido en otros tiempos pajar y establo, allí reservo para probar por vez primera el famoso botillo berciano, un plato típico que consiste en una bola de carne de cerdo embuchada en la tripa, acompañada de verdura, patata y chorizo, tan necesario para subir al día siguiente a pie y con fuerza hasta Foncebadón  y el puerto del Monte Irago.  No estoy soñando, es un pueblo con identidad propia y estilo muy personal, transmite buenas sensaciones cuando se llega como yo de la intemperie.  Mi equipaje es pequeño pero soy amante de los pequeños-grandes placeres de la vida y en ellos encuentro todo el atractivo, la amabilidad de un anfitrión, un paseo o la cordialidad de un vecino, hace que los sentidos comiencen a relajarse, a sentir bonanza, a hechizar a quien se aventura en este camino al que deseo volver a cualquier hora.  Los peregrinos hemos ido dando trajín a una vida que fluye para ellos a veces demasiado tranquila.


Sigo el camino sin entrar en Manjarín, encomienda templaria,  pero veo desde la carretera que Tomás continúa en su línea.

  • Aunque hubiera recorrido todos los caminos, cruzado montañas y valles desde Oriente hasta Occidente, si no he descubierto la libertad de ser yo mismo, no he llegado a ningún sitio.
crucero

Esperamos bajo el castaño abrazándolo con fuerza, sabemos puede servirnos para transmitir su energía, estamos frente el "Gaucelmo", su nombre viene del Abad que en el siglo XI fundó la alberguería de Foncebadón, en ese Monasterio Benedictino de San Salvador se hace comunidad, allí celebraremos las vísperas y completas al caer la tarde del martes hablando de vida y de esperanza. .… Esperamos sombra en el calor, albergue en la marcha, guía en las encrucijadas, aliento en el cansancio, defensa en la oscuridad, consuelo en el desaliento, firmeza en los propósitos… y una vuelta a casa llenos de alegría, con riqueza emocional y la mente despejada.
Rafael a las puertas del Refugio Gaucelmo. 
Paul atiende a los peregrinos a la hora del té

Me resulta difícil el canto gregoriano a pesar que querer seguir la entonación y de tener la partitura en las manos, a petición de mi amigo irlandés, hospitalero en Rabanal y compañero de camino en “La Vía de la Plata”,  represento a los hispanos con una breve oración mientras un francés, un inglés y un italiano van haciendo la suya en su idioma, nos encontramos junto a los monjes, sentados en las sillas talladas del coro, el resto lo hacen en los bancos de la iglesia. A la noche hay bendición de peregrinos y el agua bendita se esparce desde el hisopo hasta mi rostro, cabello y vestimenta. Es una liturgia muy solemne. El Himno, de autor desconocido, compuesto durante los siglos VII u VIII contiene una petición de auxilio al avecinarse la noche, sabemos que desde el principio de los tiempos existe un orden establecido de trabajar durante el día claro y descansar tras el crepúsculo.  La Salmodia son oraciones tomadas el antiguo Israel y el Magnificat es una acción de gracias, una plegaria que condensa los sentimientos de gratitud por lo que hemos recibido.

A lo largo de estos días he visto detalles que me hacen pensar en la arrogancia que nos sobra y en la humildad que nos falta y es una miseria ser así, me he dado cuenta también de que la vida para algunos está llena de agudas tensiones permanentes, hay personas rendidas y atrapadas que no ven la salida, he visto dormir con ayuda de fármacos, he conocido a gente con afán de generar ingresos a costa de no deleitarse en familia, unos porque no comprenden el valor del tiempo, un tiempo que nos roba la vida y algunos cometen el error de escuchar y juzgar al mismo tiempo, personas que responsabilizan a los otros de sus pérdidas, miedos y fracasos, que se comunican de manera poco clara, etc, etc.
Vean un ejemplo en estas fotos de cuántas cosas recibimos del exterior de las personas con las que nos relacionamos, les muestro el hábito peligroso de tantas redes sociales, no es extraño que nos falte tiempo para el diálogo cara a cara si no somos capaces de desconectar cuando estamos reunidos.

Disponibilidad interior cero.  La pantalla invade nuestra vida.  Contaminación psíquica.

Estado de escucha nulo.  Se dice que los directivos de Facebook, Yahoo y Apple  llevan a sus hijos a "escuelas sin pantallas", es cinismo vender tus productos al mundo entero y proteger de ellos a tus propios hijos....

Alienación y dependencia.  La humanidad conectada es una importante fuente de beneficios económicos por eso se quiere alimentar el mito del "humano 2.0"
Mi mensaje es:  Si tu móvil vibra mientras estás con alguien,  ¿a quién priorizas: al humano que tienes delante de ti o al que está detrás de la máquina?.  Nunca me he perdido sin GPS, prefiero respirar hondo, meditar ¡y vivir! o incluso perderme, que desandar es razonablemente humano.  De los protagonistas de las tres fotos sólo el último pensó: "responderé más tarde que estas vistas hay que contemplarlas".


Yo les invitaría a que no pasen por la vida como el rayo, todos tenemos que hacer buen uso de ella. Y después del Camino, es mi consejo para que sirva de algo no aferrarse a una excesiva posesión de las cosas, lo mejor es dedicarse a hacer los cambios que sean precisos para no quedar anclados al conformismo, el primero de esos cambios consiste en retirar la máscara social, de eso hay mucho.  ¡Amigos, cómo está el patio!.


La otra cara trata de ir a lo esencial, nos muestra el gusto interno por esta senda, una forma de encontrarse uno mismo, de afrontar el regreso a casa con más serenidad, de hacer un alto en la vida ordinaria porque a la par que los pies caminan también nos adentramos en un emocionante itinerario en el que poder descansar, meditar, conversar, leer o guardar silencio.  Sentir todo esto puede sobrepasarnos porque no podemos abarcarlo, nuestra dimensión espiritual nos pide que renunciemos a comprender porque cada cual es diferente, que bajemos el control porque no tenemos ningún derecho sobre nadie y que nos olvidemos de tener la razón porque no siempre es el otro el equivocado, me disgusta que esa razón se defienda con la voz en alto y el gesto airado.

Creo que esta foto la hice a la salida de Astorga.  Es una talla de madera

Fragmentos de un poema titulado: A mi bastón peregrino, escrito por Miro Villamor.
...  Tú me vas marcando el ritmo                              
de aquellas bellas canciones
que compuse en ocasiones
sentado frente al abismo
o caminando despacio
o deprisa, cuesta abajo
ayudas pues, al trabajo
de ponerle son al ripio.
Me acuerdo aquella ocasión
que me asustaron los perros
cerca de la Cruz de Ferro
pasando Foncebadón
saliste en mi defensa
levantádote al instante
y los canes sonriendo
parece que iban diciendo
¡Buen camino! y buen viaje.
Cuántas veces te abracé
creyendo que eras guitarra
y las musas van y amarran
tus cuerdas al corazón....
......
Por eso guitarra mía
digo bastón o cayado
no te alejes de mi lado
y acompáñame en la vida
vaya a Roma o a Santiago
por la costa o al Rocío
haga calor o haga frío
sea invierno o sea verano.
Por eso siempre diré,
pedacito de madera
yo te quiero a mi manera
te quiero bastón amigo.

A las 5 de la tarde en el Gaucelmo se toma el té con galletas Mary, las María de toda la vida.  Hoy el día ha sido duro, he visto a Paul afrontar la situación con celeridad y resolución, a última hora también lo he visto llorar en la cocina mientras unos ponían velas y alguien tocaba el violín, se teme por la vida de Iván que ha sufrido un desafortunado y  terrible accidente, el niño tiene 11 años y se ha fracturado el cráneo, no quiero entrar en más detalles. Gilbert, también perteneciente a la Confraternity de St. James ha lavado las ropas empapadas de sangre y todos hemos ayudado en lo que la situación permitía, no puedo olvidar que acaricié sus piernas, que sostuve la toalla para trasladarlo y que mi voz hizo cuanto pudo por calmar sus gritos de dolor.  Esa noche me costó conciliar el sueño. Recuerdo la angustia de sus padres y las palabras de Paul solicitando: ¡gente madura! y ni qué decir que estábamos sin cobertura para llamar al 112, los móviles no respondían, afortunadamente tuvimos con nosotros un joven cardiólogo italiano y aquellos que no pudieron soportar la escena no se aproximaron, hay momentos en los que se necesita entereza y sobran los curiosos.  Allí estaba Loli, aguantando el tipo en una escena muy dura.
Hace un par de días recibí con mucha alegría una foto del muchacho sentado en el interior del coche de su padre, era el día en que le dieron el alta, con la cabeza vendada y el pulgar de su mano derecha levantado, no camina todavía y se ha visto algo afectada la memoria pero se recuperará, estoy segura.



Podemos leer: Peregrinos Identes.
La palabra "Idente" es un neologismo español formado con el imperativo id del verbo ir y la desinencia ente del principio latino ens, entis y tiene el significado de caminar.  El espíritu familiar y los elementos centrales del humanismo idente es el de pasar por la vida haciendo bien a todos. 
 
  • Aunque hubiera cargado mi mochila de principio a fin y esperado por cada peregrino necesitado de ánimo, o cedido mi cama a quien llegó después, y regalado mi botellín de agua a cambio de nada, hubiera tenido comida  y disfrutado de techo y ducha todas las noches, o hubiera sido bien atendido de mis heridas, si de regreso a mi casa y mi trabajo no soy capaz de crear fraternidad y poner alegría, paz y unidad, no he llegado a ningún sitio.
Foncebadón es cuna de arrieros, monjes y peregrinos. El favor real sobre estas tierras fue tal que sus pobladores se hallaban exentos del pago de tributos por el servicio que rendían.  Tuvo albergue y se llamó “Fonsabatón”, hoy al ver los tejados en mal estado, las casas abandonadas y los techos de hojalata, nadie podría creer que fue necesario en el pasado, nombrar administradores de bienes y recaudadores de diezmos.  Vuelvo a esa casa donde se practica reiki y yoga, se toca el djembé, se vive naturista y se come vegetariano, quien lo atiende me prepara un zumo de naranja natural y me vende una cestita de cerezas.  Comienza a llover y así seguirá la mañana hasta pasada la Cruz de Hierro, un poste de 5 m. de altura, fierro en leonés y ferro en gallego, es tradición lanzar una piedra de espaldas a la cruz, una réplica de la original que intentaron robar. Ahí donde lo vemos es lugar de mitos ancestrales y leyendas, la emigración ha sumido a este pueblo en la ruina pero sigue siendo un punto importante nacido en el Camino y para el Camino, transitar por la Calle Real es recorrer un trecho con largos siglos de historia dormidos entre los restos de su empedrado original.  La necesidad acució a los vecinos y tuvieron éstos que pedir a Carlos IV el privilegio de los beneficios fiscales, hoy apenas quedan unos pocos de los más de 200 habitantes que tuvo en 1900.

Piedrafita de Ocebreiro.  Vistas desde nuestro alojamiento.  Ojo de buey.
Estuvimos de paso en Cacabelos, después de atravesar su vasta extensión de viñedos.  "La Moncloa de San Lázaro" es un lugar muy bello, decorado al estilo tradicional berciano. Antiguamente fue un hospital lazareto. http://www.moncloadesanlazaro.com/restaurante/
Nos sentamos en su preciosa terraza en sombra a media mañana y todos coincidimos en que es un momento delicioso para reponer fuerzas, escuchar con curiosidad y conversar. 
Este pueblo de León habla gallego, en él abunda el agua, las flores derrochan vida, me gusta su molino, están plenas las hortensias y los jazmines se descuelgan balcón abajo, frescos y olorosos entre macetas, cestos de mimbre y ristras de ajos.
En la tienda de productos típicos y recuerdos del Camino nos ofrecen a los peregrinos gratuitamente un vino y una ración de empanada, agradecemos infinitamente ese gesto que tanto nos ha sorprendido.


Los ajos en el tejado
Ropa de los peregrinos tendidas al sol


Conocí el Albergue-Mesón "El Acebo", atendido por Alicia en el pueblo del mismo nombre, era un día de espesas brumas y humedad, bajando desde arriba lo primero en divisar son los tejados de pizarra y me dije que algún día volvería para quedarme, así lo he hecho en esta ocasión en la que luce el sol, por alguna razón la niebla le daba entonces un encanto particular, las señales ya advierten a los ciclistas de la inclinación y desnivel, un monumento al ciclista fallecido corrobora que son frecuentes los accidentes, yo misma presencié hace 4 años uno gravísimo en bicicleta.  Hay una fuente romana a la que llaman "la fuente de la trucha" en la que nunca faltó la trucha para depurar el agua pero así somos, el vandalismo ha hecho que al final todo se estropee.  Veo la escuela y la iglesia que aunque cerrada, sabemos que está dedicada a San Miguel, arcángel protector, basta con volcar las campanas que hay en la espadaña para que el pueblo no corra ningún peligro en las tormentas.
Este pueblo fue cuna de anacoretas ya en el siglo V, siglos después se daba posada al peregrino y atención cuando la necesitaba y hasta los vecinos del lugar acompañaban a los peregrinos hasta el puente, tocaban las campanas en días de nieve para que no se extraviaran y señalizaban con palos el camino.



Albergue nuevo y muy funcional, buenos baños y espaciosa cocina, con sala común, lavadora, tendedero, etc.  A este lado se depositan las botas y las bicicletas, las habitaciones tienen vistas al valle.

Aquí se espera turno de entrada, no antes del mediodía.

 El poblado de Cebreiro tuvo Mesón-Hospital y contó con protección real, en él vivieron los monjes franceses unidos al Cluny.  El árabe Idrisi le llama "Munt Febrayr", el Códice Calixtino le llama "Mons Frebruary", y en otros documentos recibe el nombre de Zeberrium y Zebruaril.


  • Aunque hubiera compartido todos mis bienes con gente de otra lengua y cultura, hecho amistad con peregrinos de mil senderos o compartido albergue con santos y príncipes, si no soy capaz de perdonar mañana a mi vecino, no he llegado a ningún sitio.


No faltan ciclistas en el albergue
Cuando entro en el albergue encuentro como bienvenida un poema de José Emilio Pacheco sobre el fondo verde de la pared, ha sido extraído de su libro "Los elementos de la noche", elementos que son los mismos que hacen el mundo: agua, aire, tierra y sobre todo fuego.  Bajo el signo del fuego, esta poesía se define por su incesante lucha de contrarios.  El principio y el fin, la luz y la oscuridad, el pasado y el porvenir, el sueño y la vigilia.  La noche es el fin de todo lo que contuvo el día que no volverá, pero es también la prueba de que la vida nunca se detiene y siempre hay otro amanecer.

El poema se titula LUZ Y SILENCIO.

TODO LO QUE HAS PERDIDO, ME DIJERON, ES TUYO.
Y NINGUNA MEMORIA RECORDABA QUE ES CIERTO.

TODO LO QUE DESTRUYES, AFIRMARON, TE HIERE.
TRAZA UNA CICATRIZ QUE NO LAVA EL OLVIDO.

TODO LO QUE HAS AMADO, SENTENCIARON, HA MUERTO.
PORQUE EN LA SOMBRA HAY ALGO QUE ACABÓ PARA SIEMPRE.

TODO LO QUE CREÍSTE, REPITIERON ES FALSO.
CAYERON LAS PALABRAS CON QUE EMPEZÓ TU TIEMPO.

TODO LO QUE HAS PERDIDO, CONCLUYERON, ES TUYO.
UNA LUZ FUGITIVA ANEGARÁ EL SILENCIO.

Puesta de sol en O Cebreiro, bien habla de ella el escritor brasileño Paulo Coelho, quien rodó una película aquí y escribió el libro "El peregrino de Compostela", fue un año después de hacer el Camino.
La foto muestra un momento de sosiego interior para disfrutar de la belleza natural, una dimensión luminosa que transforma.
Fundador de los frailes franciscanos.  Peregrinó a Santiago en 1214

Francisco de Asís, abandonó sus riquezas a los 21 años, un día de primavera.  Y vendió ropas, joyas y hasta el caballo para ayudar a los pobres, restauró la iglesias arruinadas de su ciudad.  Contaron los suyos que nunca necesitó nada más para ser feliz.  Hijo de Pietro y de Madonna Pica, de profesión comerciante y aspirante a caballero.  Según su madre, educado, inteligente y de carácter abierto y según su padre, trabajador, vanidoso, hábil y derrochador.

En adelante su casa sería el ancho mundo, con leprosos y mendigos como amigos, le acompañó el calor del sol y la luz de la luna, comió por los caminos igual que los espigadores y las alondras.  Tomó un sayal para vestir, la madre tierra para vivir, el amplio cielo para dormir y toda criatura por hermano.



Peregrino en Cacabelos viajando a Roma, en realidad los que van a Roma se les llama romeros, los peregrinos van a Santiago y los que van a Jerusalén reciben el nombre de palmeros.


el alalá.  En cinco idiomas.


Esta imagen representa a la siguiente historia:  Cuentan que un peregrino alemán extraviado por los parajes del río Valcarce, envuelto en densas nieblas se para y escucha a lo lejos, en lo alto, el son de una gaita.  Era un “alalá” que en ese lugar tañía un pastor, quien con sus notas sonoras le atrajo hasta el Santo Grial.
Alalá (los nietos de los celtas) es una película española de 1933, el alalá es un cantar caracterizado por sus estribillos onomatopéyicos, esta melodía la entonan los montañeses del noroeste de La Coruña, se supone de origen oriental y forma parte del folklore de Galicia, considerada también como reliquia de una lengua primitiva.

Santa María la Real

Esta es la talla de la Virgen, buena pieza románica, del siglo XII, fue restaurada en el 1971, se le llama la Virgen del Cebreiro, la Patrona de la Montaña, Santa Mª la Real o la del Santo Milagro.  Un milagro que hace referencia al monje de Aurillac cuando celebraba misa en la capilla y un paisano de Barxamaior asciende el monte con gran tempestad para oír la misa, el monje celebrante, de poca fe, menosprecia el sacrificio del campesino.....
Esta tarde de verano también veo subir el Cebreiro a personas bajo el sol ardiente, apoyadas con esfuerzo sobre un bordón.


Cuántos secretos divulga este camino en el que un día más es un día menos.  El arte generoso se descubre, tiene algo caprichoso que enamora, cuántas manos sabias colocaron estas piedras que nos hablan con mensajes eternos.
Este es el templo prerrománico, llegamos antes de que amaneciera, sólo alumbraban los cirios encendidos de ambos lados de la fachada, está a 1300 ms. de altitud, desde Las Herrerías ya todo es subida.  Podemos imaginar las fuertes tempestades, las grandes nevadas, recuerdo a alguien tocando el cuerno la última vez que pasé por aquí a la par que me ofrecía una ramita de romero.  Este templo tuvo dos grandes incendios y fue restaurado y sacado de la ruina en 1962, todavía queda el color rosáceo del fuego en los muros interiores.


Aquí tenemos el altar de la derecha, donde se encuentra el cáliz, el que preside el escudo de Galicia y el relicario y la patena más afamadas de esta zona, forman parte del catálogo de arte europeo e incluye la leyenda del Santo Grial gallego la cual influyó en la obra parsifalesca de Wagner.  Hoy se encuentran expuestos en caja fuerte.

En términos alquímicos, los realizadores de la Gran Obra, trabajaban en el Caldero Mágico y si la obra estaba bien hecha se realizaba una "Estrella".  El Camino actual es un libro abierto, en él están marcados los puntos donde emanan las energías telúricas, hay una escritura encriptada que sólo saben descifrar los expertos.  Podemos ver las marcas y claves fundamentales del colectivo de iniciados constructores, estamos en una ruta sagrada, la de todos los tiempos, es la Calle Mayor de Europa y coincide con total perfección con el Paralelo 42.

Pila bautismal realizada en granito de una sola pieza.

Este es el Baptisterio, es la segunda vez que vengo a verlo, se accede por la izquierda y está separado del templo, la pila en la que hace unos años posé mis manos, pila carente de monedas de turistas, ha servido para el bautismo por inmersión, modalidad usada hasta el siglo XIII.
Cuando salgo veo la Hospedería, hoy abierta como un alojamiento más, desde estas montañas se divisa un paisaje extraordinario, un año he de volver el 8 de septiembre, cuando se juntan aquí 30.000 romeros de Galicia y León. ¡Oh! mañana será el 8 de septiembre.
Provincia de Lugo
  • Aunque hubiera visto todos los monumentos y contemplado las mejores puestas de sol,  hubiera aprendido un saludo en cada idioma, o probado el agua limpia de todas las fuentes, si no he descubierto quién es autor de tanta belleza gratuita y de tanta paz no he llegado a ningún sitio.
Fuente de la salud

San Benito.  Fundador de la orden Benedictina.

Esta es la Capilla de San Benito, dedicada a este santo, los monjes de Aurillac llamados por Alfonso VI tuvieron que marcharse, los Reyes Católicos decidieron que serían los de San Benito el Real de Valladolid los que se harían cargo en adelante, era el deseo de independizar a España de todo influjo extranjero ya que eran franceses, de todos modos con la Desamortización de Mendizábal, también los de Valladolid tuvieron que abandonarlo.  Hoy me fijo detenidamente en un fraile que está con un grupo de niños que le siguen divertidos las explicaciones.

Horizontes
Amanecer.  Fotografía a la que he aplicado un filtro de relieve.

Las nieblas matutinas cubren el valle y en pocos minutos el sol asoma por las montañas.  Un grupo de jóvenes escucha con atención a un adulto de barba blanca, lo que yo me atreví a llamar, por su alto timbre de voz “el sermón de la montaña”, el reloj  de la torre sigue dando las medias horas.  Una suave brisa mueve las copas y ramas más altas de los árboles, las urracas van y vienen con envidiable agilidad sobre un tapiz verde intenso, es tal la emoción que en estos momentos siempre paso del llanto al canto o viceversa, es mi forma de manifestar mi bien sentir.  Entro en un restaurante coqueto para desayunar y que no falte el pan de hogaza mientras contemplo el paisaje desde mi mesa y a través de la ventana, cuyo alféizar está cubierto de flores que se dejan ver entre unos visillos levemente abiertos.

Casa tradicional de la alta montaña en Galicia.  Vivienda aún en uso en pueblos de los Ancares y Cebreiro. Mitad para las personas y mitad para el ganado.  Vivienda prerromana utilizada como museo o como refugio de peregrinos.
El pozo con las conchas y el símbolo celta-irlandés llamado triskel

Me dirijo después a la tienda donde hace unos años me ofrecieron pernoctar en la planta superior, con la intención de que nada detenga mi propósito de quedarme esta noche en  Cebreiro, pregunto al muchacho joven que me atiende en la típica palloza por el dueño del local, me dice que está completo pero nada consigue restar la armonía que llevo dentro, al observar mi afición a escribir me regala un bolígrafo, un marca páginas con un pensamiento escrito: “no son las experiencias las que te impregnan, sino lo que tú hagas de ellas", también me regala una flecha amarilla que coloco en mi mochila.  Llama Rafael y me dice: "hay que dirigirse al altar de la derecha, es un sitio especial".  Veo un grupo de Biblias en casi todos los idiomas del mundo, llama mi atención una en Braille, tomamos al azar la escrita en castellano, abriendo una página precisamente en el Salmo de David:  “El Señor es mi pastor, nada me falta, en prados de hierba fresca me hace reposar, me conduce junto a aguas tranquilas y repone mis fuerzas…. El texto no puede ser más  acorde con el lugar y el sentimiento peregrino, pero nunca sabremos por qué salió ese texto y no otro y por qué el de cada uno fue distinto.  Al volver la vista me encuentro con nuestro amigo mexicano a quien en su lento caminar siempre adelanto.




Al caer la tarde escucho decir: "vosotros los peregrinos, dais vida a esta aldea".
Todos juntos nos reunimos para observar a un sol que se oculta en Ocebreiro y a mediados de Agosto, a las 9:34 horas de la noche.
Es todo un espectáculo..... y yo tan sólo con un pantalón, unas sandalias y un par de camisetas que lavaba cada noche.


Ventanilla de tren.  Foto desde el andén. 

Gracias a todos vosotros que me leéis y a quienes han compartido, el agua fresca, la sal y el vino, a cuantos han vivido este "viaje" conmigo bajo el mismo techo, en la misma mesa, durante el mismo trazado.  A mis pies que han resistido, entre grillos que cantan, praderas o ruiseñores, a la esencia que ha hecho que me inunde la paz interior más absoluta en medio de un marco físico tan hermoso.  Han sido días de diálogo abierto, ha habido momentos de acogidas, siempre con libertad, de dudas para unos, de cosas profundas para otros y de risas que se echaron a volar.
Mi recuerdo para los que siguen en la búsqueda, un desafío a la propia identidad, a los que van tratando de no perderse en el laberinto, a los que se sienten como un árbol en invierno, son los que algún día convertirán su conflicto interno en una oportunidad  para resurgir.  A todo el que empieza a respirar la serena inquietud cuando se acerca a  la meta y especialmente a los que no caminan mirando al suelo por temor a tropezar sino que, optan como yo, por tener la barbilla levantada al cielo.

De vuelta al hogar.  Queridos amigos, gracias.