ERES LO QUE ESCRIBES

domingo, 7 de junio de 2015

EL CALOR DEL SURCO



Hoy vengo con fotos de los últimos fines de semana.  

Nuestra manera de ver el mundo es lo que determina la naturaleza de nuestras sensaciones

Esta es la fuerza que da forma a los árboles, brotando con toda su belleza, con color intenso y de sabor refinado, se sabe que con esta fruta, la salud te da la mano, y al degustarlas, es pasión y deleite.

Pero.... 

¿Quién preside esto?  ¿Quién mantiene esto? ¿Quién sin actuar, empuja y hace funcionar esto?.   


Las raíces ancladas en la tierra, absorbiendo y en contacto con las energías que emanan del subsuelo terrestre, mientras las ramas y follaje se abren y expanden, absorbiendo las energías cósmicas y la luz.


Aquí tenemos dos imágenes de lo que yo llamo, huerto salvaje experimental.  
Bisaltos y habas con el agua justa para que desarrollen, no aspiramos a que sean grandes sino sabrosos y ecológicos, sin abonos. 

No existe verdadera abundancia sin perfección moral.  


De vez en cuando descubrimos un nido, como en la foto superior.



"Con una sola mirada debemos ver el jardín cósmico en su totalidad:
con una sola respiración, sentirlo;
con una única escucha, oírlo;
con un solo bocado, saborearlo;
y, con sólo nuestro cuerpo, tocarlo."

Ahuyentador sónico que reproduce el sonido de aves depredadoras


Hemos visto un espantapájaros aunque lo cierto es que todo el día estuvo conectado el ahuyentador de animales, se trata de un cañón propulsado a gas butano que emite detonaciones con el fin de espantar a cualquier animal que pueda perjudicar la plantación, especialmente las aves, que suelen picotear las cerezas más dulces.



La hoja forma un todo con las demás hojas, la rama, el tronco y las raíces del árbol, con las nubes, el río, la tierra, el cielo y la luz del sol.  Si faltara uno de estos elementos, la hoja no podría existir.



Hay muchas sutilezas que todavía se nos escapan. 


"En el corazón de todos los inviernos
vive una primavera palpitante,
y detrás de cada noche,
viene una aurora sonriente".

Khalil Gibran


El grado de felicidad del que goces depende del grado de libertad que tengas en tu corazón


En estos fines de semana, el campo se nos presentó como un espacio lleno de vida.  Allí, en plena naturaleza, nuestra mano recogió su generosa cosecha en su punto más delicioso. 
Alguien dijo que para el que sabe hacer buen uso del ocio, un día dura mil años.


En grupos, con animada cháchara, y hasta los niños ayudaban, unos cantando, otros contando chistes, y en algún momento se me ocurre decir: "ya me van entrando los whatsapp" y alguien, que no se ha colocado los audífonos me responde: "Sí, esta noche juega el Barça".....


Abajo, el mantel con las iniciales de mi madre.


Cuando los esfuerzos de los hombres tienden hacia un fin común, sus mismos soplos armonizan



Observamos como todo prospera en las condiciones de clima, suelo, calor y agua que le son propicias.

Hoy con esta entrada quiero hacer grande lo pequeño y hacer de lo poco, mucho.